Category: Religion

PC, a poem by David Garyan, published in Interlitq


(DISS)INFORMATION

“PC” was first published in Volume 7 of The American Journal of Poetry (July 1st, 2019). The poem subsequently appeared in (DISSINFORMATION), published by Main Street Rag.

Please click here read the story behind the initiative to republish all my work lost with the disappearance of The American Journal of Poetry.


 

PC

Those who remember too much history are doomed not to make the same mistake twice.
—Ozka Wild

This is the jolt generation.
The surge in a crowd without reason,
powered by mental shock—
videos of riots, planes bombing buildings
played over and over again.
We must tolerate more.
We must find a cure for empathy.
The suspect jolted when he saw the police;
witnesses were shocked when they saw him gunned down.
“Officer, I’m unarmed,” were his last
recorded words; they’re about to go viral.
Quickly, 120 volts. Social media shock therapy
to cure the insanity.
We need an outlet for our anger.
We must find a cure for reason.
Hashtag the polarity;
it’s us and them—
us against them.
Yes or no? Do or die! Do or die? Right or wrong? Black or white?
We must cure the gray matter in our brain.
Practice improves reaction time due to changes in white matter.
White. White. White.
Practice reacting; do it now; do it fast.
We must find a cure for patience.
Like. Post. Share. Tweet.
The sudden shock of the terrorist attacks
has jolted us into action.
Jolt with unity.
Put French flags all over profile photos.
Raise the shock factor until it stuns us.
Tears—vestigial fluids of the new electric age.
Don’t cry—your eyes have evolved.
You can’t help a person bleeding on the screen.
You don’t have the empathy for 1,000,000 headlines.
What you see is real and not real.
Put your hands in the air.
Put your hands behind your back.
If you’re innocent, pick up the phone and shoot—
images of dead bodies, videos of planes hitting buildings.
“Officer, I’m unarmed.”
Numerous witnesses reported that the suspect
jolted right when he saw the police.
This is the jolt generation;
we need an outlet for our anger.

*

Bag and tag the bodies;
send them to the news.
Leave followers at their graves.
Send followers to their families.
We’ll do nothing about guns.
The Constitution has over 325,000,000 followers,
and it follows no one.
The 2nd Amendment has gone viral.
We must carry guns because we can carry guns.
We must load our guns because we’re free to carry them.
According to Founding Father, Anton Chekhov,
we must remove all that has no relevance to the Constitution.
If the 2nd Amendment says people have a right to bear arms,
then the arms must go off;
if they’re not going to be fired, they shouldn’t be in the 2nd Amendment.
According to Smith and Wesson’s razor,
the simplest solution to a problem is a gun.
We’re the jolt generation;
we get things done the easy way.
We repealed the 18th Amendment
because we needed to sell booze.
We can’t repeal the 2nd Amendment
because we need to sell guns.
The Constitution isn’t worth the money it’s printed on.
Mr. President, unfollow this Constitution.
We want to like something new.

*

This is the jolt generation.
We’re the new electric newspaper.
We’re in constant shock.
We don’t think—therefore, we’re not.
Not my president; not my country;
not my body; not my child;
not my problem; not my concern.
Make way for the jolt generation;
we need an outlet for our anger.

*

What’s on your mind, David?
Did you forget the password to your brain?
Someone is talking about you.
Someone is saying good things.
Someone is saying bad things.
Someone you know may know you.
Someone you don’t know knows what you did.
Someone you know has seen you.
Someone you don’t know recorded you.
Aren’t you curious who did it?
You exist in places you don’t know about.
Don’t you want to know where?
You’re someone’s friend.
You only have 100 friends.
Isn’t it time for new friends?
You know someone who doesn’t know you.
Someone you don’t know knows you.
Someone is checking you out and you don’t know it.
It’s time to check your account.
You’re checking someone out and they don’t know it.
It’s time to let them know.
Open your account; do it now. Hurry up before you miss something.
The cure for curiosity would drive us out of business.
Where are you now?
You can be in 10,000 places at the same time.
You’ve been seen, read, liked, tagged,
shared, friended, unfriended, googled, ogled, and spied on.
You’ve been undressed in 10,000 places at the same time.
You must react quickly.
You must make way for the jolt generation.
You must tell people what’s going on,
or you’ll surely go insane.
You must connect right now.
You need 120 volts.
You need social media shock therapy.
You need an outlet for your anger.

*

We want to recognize faces.
We want to know where everyone is.
We want to know where everyone is
but we don’t want everyone to know
that we know where they are.
The bank robber was described
as a black male
in his thirties who forgot
to turn off his phone,
or, at least, disable location services.
Everyone jolted when the suspect entered the bank.
The suspect jolted at the sight of police.
We need everyone to see this quickly.
We need everyone to react before they know what happened.
Everyone must jolt at the same time.
#Jolt.
Breaking News: “The suspect has gotten away
without stealing anything, but the suspect is black.”
The suspect is dangerous because he’s black.
Black. Black. Black.
KTLA wants every citizen
to make videos of the chase—
including black people, and send them to us
with the hashtag, “#YourChase,”
courtesy of Chase Bank, “Chase What Matters.”
Cut to commercial.
“Coors. Whatever your mountain, climb on.”
Back to KTLA.
We have reports that the black suspect
is hiding in the Santa Monica Mountains.
We want to remind viewers not to approach
the suspect and instead shoot him from a distance.
Now is the time to buy a new smartphone
with the 25,000 megapixel camera.
We need every picture—every picture counts,
but no selfies with the suspect in the background.
Send your pictures with the hashtag, #ClimbOn.”
Use filters, if possible, to make the suspect
appear darker than he is.
We’ll post them on the Coors page.
Get a free beer (Coors Light only) if the police
uses your post to catch the suspect.
Make way for the electric police.
Make way for the jolt generation;
we need an outlet for our anger.
Jolt with fear if the suspect approaches you.
Don’t lie down and play dead;
this isn’t a black bear.
If you’re still alive,
remember to capture the moment—
you may decide to relive
the near-death experience later.
Share with your loved ones.
LAPD will tag the bastard soon.

*

Amanda, we haven’t seen you in a while.
Do you want us to know where you are?
Do you want us to recommend good restaurants?
Do you like Italian food?
There are 5 Italian restaurants in the neighborhood.
Are you Italian?
Have you ever been Italian?
Our data tells us you must like ravioli.
We know where you’ve been.
We know what you like.
We know you didn’t like the Asian place in Hollywood.
We know you’re not a fan of fortune cookies,
but you must enable cookies.
We know what you’ll do before you do it.
Add a bio. Tell us where you live.
Find friends you don’t have.
Go on vacation just to spice up your profile.
Go on vacation to spice up your profile
and make people jealous.
Make yourself jealous.
Go to an Italian restaurant in Italy.
Take a picture of the exterior.
Walk inside. Take a picture of the interior.
Sit down. Take a picture of the table.
Call the waiter. Take a selfie with the waiter.
Get the menu. Take a picture of the menu.
Call the waiter. Point to the ravioli.
Take a picture of yourself pointing at the ravioli.
Wait for the ravioli—this is terror;
there are no more pictures to take.
The ravioli arrives.
You’re hungry for people’s jealousy.
Take a picture of the food and post it immediately.
You must react now.
You must think what other people will think.
Your body is jolting with hunger.
You must not think what other people will think.
You shall not pick up the fork until you get 100 likes.
No, you shall never pick up the fork.
You shall always be afraid of what other people think.
You’ve learned the art of discipline.
You’ve learned to be like everyone else.
You’re the master of Zen Instagram.
You must find a cure for inner peace.
You shall not eat a thing lest you get too fat
for other people’s jealousy.
Only skinny people can make others feel bad.
No more Italian restaurants, especially in Italy.
You must think what other people will think.
Carbs are good for social media,
but not for your body.
Call the waiter. Tell them there’s hair in the food—
you won’t be eating here again.
Congratulations. You’ve made free memories
and lost weight in the process.
You must not think what other people will think.
Your friends are utterly shocked—
you can eat ravioli without getting fat.
Make way for the jolt generation;
we need an outlet for our anger.

*

We need more—
more check-ins, more stories,
more action, more events,
more excuses not do what we should do.
We’re the new electric activism.
We’re louder and more trivial than ever.
We get things done the easy way.
The codes for nuclear reaction lie at our fingertips.
The meltdown is a mouse click away.
We prefer to drop hashtags all over Syria—
we would’ve done the same in Hiroshima and Nagasaki.
Grassroots movements are so floppy disk
we don’t know where to put them.
We have abolished the CD players of Sony and Yamaha—
2D printers are the next to go.
Our outrage is environmentally friendly;
we reduce, reuse, recycle, repost, and retweet.
We let no hate go to waste.
We’re close to finding a cure for apologies.
We hold on to every single love.
Not everyone deserves our love.
We forget nothing.
Our goal is to cure the world’s amnesia with endless hashtags.
We won’t forget you even if you forget us.
We’ll never leave you alone, even if you want us to.
We’ll always be there for you.
We must prevent people from getting amnesia so we don’t have to cure it.
We’re the new electric activism;
we prefer to do things the easy way.

*

Make way for the jolt generation;
we need an outlet for our anger.
We don’t need to cure inner peace
if millions of people can see it
and feel jealous.
The private life is dead.
The private life is dead.
The private life is dead.

 

About David Garyan

David Garyan has published three chapbooks with Main Street Rag, along with (DISS)INFORMATION, a full collection with the same publisher. He holds an MA and MFA from Cal State Long Beach, where he associated himself with the Stand Up Poets. He received a master’s degree in International Cooperation on Human Rights and Intercultural Heritage from the University of Bologna. He lives in Trento.

 

Artículos de Arzobispo Eric Escala, Editor de Asuntos Cristianos de Interlitq

Arzobispo Eric Escala

17/03/2023

Los Limites de la bioetica

 

Cuando hablamos de la ciencia, muchos campos entran en nuestra mente, desde la Filosofia madre de toda la ciencia, las nuevas teorias multiversales y la ayuda para eliminar el hambre en el mundo, pero tambien entra en escena la Bioetica.

¿De que trata la misma?

La Bioética es el estudio sistemático de la conducta humana en los campos de las ciencias biológicas y de la atención de la salud, en la medida en que esta conducta se analiza a la luz de los principios y valores morales.

Nace por la conciencia de la necesidad de reflexión crítica sobre los conflictos éticos provocados por los avances de la ciencia de la vida y la medicina.

Esta ciencia busca crear leyes que limiten los campos de estudio y muchas veces los cientificos en su afan de ir mas alla ponen en peligro la humanidad y los principios universales.

Hace un par de años se quiso replicar la particula de Dios o el llamado Boson de higgs, un estudio que ponia en riesgo la vida en todo el planeta, todo en pos de la ciencia.

Ahora hay una propuesta que nos parece increible e inverosimil desde el punto de vista de la fe, pero a la ciencia se le ocurre como algo viable.

La ciencia está buscando la clonación de Jesucristo.

Pero para hablar de la posibilidad de la clonación del Mesías  primero hay que rastrear su ADN.

El profesor George Busby, de la Universidad de Oxford (Reino Unido), escribió en un artículo publicado en The Conversation que en 2010 Kasimir Popkonstantinov descubrió lo que él cree que podrían ser los huesos de Juan el Bautista, primo de Jesús.

“El hallazgo es sumamente importante, en parte porque Juan fue discípulo de Jesús y su primo, lo que significa que compartirían ADN”, explicaba Busby, aunque todavía no está claro si los restos encontrados son del Bautista.

¿Podría ser el verdadero ADN?

El científico también menciona otros restos arqueológicos que podrían contener el ADN de Jesucristo, como, por ejemplo, la Sábana de Turín y el osario con huesos de Santiago o Jacobo el Justo, hermano de Jesucristo.

No obstante, los científicos señalan que la probabilidad de extraer el ADN real del Mesías de los artefactos mencionados es mínima, debido a la contaminación. Dado que cualquier individuo que tocara los restos durante estos casi 2.000 años podía dejar sus huellas en ellos, las muestras pueden ser confundidas con el ADN necesario.

Ahora cuales son las implicaciones morales de un acto asi, primero que estariamos restando la autoridad a la figura del salvador, ya que al buscar clonar al hijo de Dios el hombre intenta ser mas que Dios, tambien no seria el su escencia no esta alli, ademas de muchas otros problemas teologicos.

Solo una persona incredula se le ocurre una idea semejante, pero recordemos que muchos hombres de ciencia no son creyentes, ya habiamos mencionado a Ectolife y su proyecto de granjas de clones.

Es por ello que la bioetica tiene en sus manos la dificil tarea de mostrar al mundo cientifico que es lo moralmente correcto y que no, con la esperanza que acepten estos limites.

Es necesario concientizar a la humanidad sobre lo que es moralmente correcto y lo que no lo es.

Busquemos sabiduria la cual solo nos puede venir de Dios.

OH Dios Omnipotente, y Padre misericordioso, que tienes compasion de todos los hombres, y nada aborreces de cuanto tú has hecho; que no quieres la muerte del pecador, sino que se convierta de su pecado, y sea salvo; Perdónanos misericordiosamente nuestras culpas; recíbenos y consuela á los que estamos gravados y cansados con la carga de nuestros pecados. Tu propiedad es siempre tener misericordia; solo á tí pertenece el perdonar los pecados. Perdónanos por tanto, buen Señor, perdona á tu pueblo que tú has redimido; no entres en juicio con tus siervos, que son vil tierra y miserables peca· dores; mas aparta tu enojo de nosotros, los que conocemos humildemente nuestra vileza, y nos arrepentimos verdaderamente de nuestras faltas; y dándote priesa á ayudarnos en este mundo, haz vivamos contigo siempre en el venidero; mediante Jesu-Cristo nuestro Señor. Amen.



Dios Padre

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

17/02/2023

 

Nadie va al Padre, sino es a traves del hijo (Juan 14,6)

La teologia Cristiana desde siempre nos ha presentado a Dios como nuestro Padre, quien nos cuida, espera, protege y acompaña.

Es la primera figura de la Santisima Trinidad, cuando iniciamos nuestras oraciones; siempre empezamos en su nombre y al terminar el servicio liturgico lo hacemos invocando su bendicion.

Algunos ejemplos de su figura paterna en la biblia:

(Efesios 4,6) un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.

(Mateo 23,9) Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.

(Efesios 1,3) Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.

(Salmo 68,5) Padre de huérfanos y defensor de viudas Es Dios en su santa morada.

(1Pedro 1,3) Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos.

Tenemos ciertas bases fundamentales en nuestra fe, que Jesus vino al mundo murio y resucito, la muerte no tiene peso en el, que Dios envio el espiritu santo sobre los apostoles y que Dios es nuestro padre.

Todos hemos leido, escuchado o relatado el texto de (Lucas 15,11-32) La Parabola del hijo prodigo o tambien llamada del Padre amoroso, Hay tres figuras fundamentales alli El Padre que perdona a su hijo, el hermano mayor siempre junto a su padre que parece intransigente y el hijo prodigo que comete errores pero es perdonado.

Nuestra fe se basa en Dios Padre, Padre de misericodia, (2Corintios 1,3-4)Bendito sea el Dios y Padre de nuestro, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.

Pues bien, algunas iglesias cristianas desean cambiar esto, dicen que Dios no es el sino ello; haciendole mas inclusivo; tambien que es una correccion en el lenguaje.

¿Cual es el sentido de eliminar a Dios como figura paterna?

¿Porque el Padre?

¿Si eliminamos a Dios como figura paterna en que nos afecta?

Dios es Dios, a el no le afecta esto, a nosotros nos afecta esto, las personas nos movemos socialmente a traves de ideas estas cambian la perpectiva de todo, en el pentateuco para los cristianos, la tora תּוֹרָה  para el pueblo judio y  Al-Tawrat توراة  para los musulmanes se presenta a Dios como Dios, no es hasta la buena nueva, las predicaciones de Jesus que lo reconocemos como nuestro padre.

Hace un par de años en varios paises como francia se presento un proyecto en el cual se eliminaban los terminos Padre y Madre, cambiandoles por el termino progenitor.

Luego se nos presenta el proyecto llamado ectolife, para la proxima generacion, donde los bebes sean diseñados tal cual los deseamos.

¿En que mundo estoy viviendo?

¿A que realidad me acerco?

No estamos para servir al hombre sino a Dios, tambien tenemos que ser concientes que nuestras palabras y actos afectan a muchas personas.

A veces lo politicamente correcto afecta mi humanidad y mi fe, creer que mi intelecto supera el de Dios es algo triste, Dios no esta bajo las leyes de la filosofia; cuando pretendemos abarcar el todo el conocimiento, nos damos cuenta que no sabemos nada.

Si bien las iglesias buscan acercar la divinidad a la humanidad, hay una linea muy delgada entre la sana doctrina y el error.

Es buen momento para reflexionar:

¿Cuanto me afecta dejar de ver a Dios como mi padre?

¿Cuanto puede afectar a mis hijos?

Dentro de algun tiempo ya no podremos llamar hijos a nuestros familiares cercanos descendientes sera el termino correcto, eliminando del todo la familia, la base de la sociedad.

Te invito a evaluar y reevaluar tu relacion con Dios.

Dios todopoderoso a ti sea la gloria y honra! Mi Dios del cielo vengo a ti por medio de mi Señor Jesucristo dándote gracias por tu gran amor y misericordia. Padre, te pido que tomes el control de mi vida, la de mi familia, de mis metas y mis proyectos. Dame la sabiduría y en el entendimiento para administrar correctamente lo que me has entregado y poder continuar adelante sin desmayar, sino ser fuerte y valiente. Tú dices en tu palabra: «Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación». Dios y Padre, gracias por tu provisión porque no me has dejado ni desamparado y has suplido todo lo que me ha hecho falta, gracias porque tú cumples tus promesas. Bendito Dios y Padre a ti sea toda la gloria y la honra. En el nombre de Jesús. ¡Amén!



La Eutanasia: Una de los problemas de la Bioetica

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

07/02/2023

 

Algunos tal vez no se encuentren familiarizados con el término eutanasia (εὐθανασία), deriva de los vocablos griegos “eu” cuyo significado es bueno y de “thanatos” que significa muerte, por consiguiente su significado etimológico es “buena muerte”.

La tradición bíblica es taxativa al respecto. En la Biblia la muerte es equivalente a lejanía y ausencia de Dios. Yavé vive (Dt 5, 26; Sal 18, 47), es “la fuente de la vida” (Sal 36, 10) y el que sostiene en ella (Sal 104, 29 s). La muerte, en cambio, es algo radicalmente ajeno a Dios: no ha sido creada por Él (Sab 1, 13); por el contrario, Dios creó al hombre como “ser vivo”, a la sombra del “árbol de la vida” (Gén 2, 7-9).

Uno de los temas principales que tratamos es el derecho a una muerte digna o sin dolor, algunos lo definen como irse en sus propios terminos, aqui surge la pregunta.

¿tenemos el derecho a quitarle la vida a otra persona?

Pues en el mundo actual la respuesta aceptada seria un si, existen varias leyes que hacen posible esto, algunas iglesias hasta apoyan esta decision, nos dicen que va junto a la dignidad de la persona y es politicamente correcto.

Hace un par de años algunos representantes de iglesias cristianas lanzaron una campaña a favor de la interrupcion del embarazo, porque era un derecho, entre los que estuvieron a favor estan La iglesia Evangelica del Rio de la Plata (Luterana), La iglesia antigua de las Americas, La iglesia Metodista, La iglesia Valdense en Argentina, Tambien hablo un representante de los derechos humanos y la iglesia Evangelica unida.

Que sea ley no lo hace justo, existen infinidad de leyes que no son justas y no por esto estamos a favor de su implementacion.

El Tema del Aborto es un ejemplo claro de como se impone un pensamiento “progresista” ante la sociedad y es aceptado.

Podemos comparar el este tema con la matanza de inocentes, ¿Cuantas veces hemos leido con tristeza que tal o cual sociedad asesinaba niños por encontrarles algun defecto o diferencia, acaso no es lo mismo?

(Deuteronomio 5:17) (Exodo 20:13) ambos nos dicen “No Mataras”.

La comparacion clara entre Eutanasia y Aborto es que el feto no puede decidir, en algunos paises ambas son leyes, esta aceptado socialmente que podamos interrumpir la vida.

Existen casos claros en los que se puede interrumpir el embarazo sobre todo cuando hay riesgo de vida para la madre, pero ese es otro debate.

¿Acaso no decimos siempre, la vida es un regalo de Dios?

No podemos ser jurado, las realidades humanas no son blanco y negro, como dice el dicho popular cada casa es un mundo y cada persona una historia distinta.

Utilicemos nuestra vida como ejemplo, no es igual a la de ningun otro familiar, amigo o conocido; tiene sus matices, pero aun asi es un obsequio.

Entonces, ¿Porque buscamos una ley para asesinar?

En realidad lo que se busca es eliminar el dolor, como dijimos cada vida es distinta y como todo existen casos extremos, donde la calidad de vida no existe, es en estos casos donde se busca dar una muerte digna.

Este articulo no busca dar una respuesta a una dificil pregunta, lo que buscamos es sembrar la duda sobre:

¿Que es lo correcto y que no en estos casos?

Tal vez lo correcto no sea lo etico y lo etico no sea lo correcto.

¿Que haria en caso de tener un familiar en estado vegetativo?

¿Que hacer cuando la calidad de vida no existe?

Estas son preguntas que no nos gustaria hacernos pero lamentablemente muchas familias se hacen.

¿Aceptaria un aborto en mi familia?

Porque no, porque si…

Tal vez lo que debemos es tratar de comprender al hombre, para poder comprender a Dios, asi lograremos acercar lo divino a lo humano.

Demos gracias a Dios por el don de la vida, no nos pertenece es un regalo al igual que nuestra familia y el tiempo que vivimos.

Escucha nuestra voz, Eterno, Dios nuestro, ten caridad y piedad de nosotros y recibe nuestra plegaria con piedad y voluntad, pues tú eres el Eterno, que oyes las plegarias y las súplicas; y no nos hagas volver con las manos vacías delante de tu faz, Rey nuestro, pues escuchas con piedad las plegarias de tu pueblo,  Bendito seas, Eterno, Dios nuestro y de nuestros padres, desde siempre y por la eternidad; que eres creador de nuestra vida y escudo de nuestra liberación, de generaciones en generaciones. Gracias te damos y referiremos tu alabanza, por nuestras vidas, puestas entre tus manos, y por nuestras almas, en ti depositadas, y por tus milagros que cada día son con nosotros, y por tus hazañas y tus beneficios, que haces tú en todo tiempo, por la mañana y a mediodia, por la tarde y por la noche. Amen.



Los problemas de la Bioética en la actualidad

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

07/01/2023

 

En este nuevo mundo vivimos realidades que escapan a nuestra imaginación, muchas veces no somos conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor; por ejemplo la escases de agua es tan alto el problema que ya cotiza en la bolsa, esto quiere decir que pronto será difícil  el poder tenerla, esto traerá consigo conflictos como en el pasado, esperemos que esto no vuelva a ocurrir.

También  la basura crece de maneras alarmante, todos contribuimos a esto, se hace necesario crear formas de reciclar la misma, de echo existen pero para todo hay un comercio y esta no está exenta, debemos educar a las personas y concientizar que no tenemos otro hábitat hay que cuidar nuestro entorno.

Pues bien definamos el término del cual hablaremos:

¿Qué es la Bioética?

La bioética es la rama de la ética dedicada a promover los principios para la conducta más apropiada del ser humano con respecto a la vida, tanto de la vida humana como del resto de seres vivos, así como al ambiente en el que pueden darse condiciones aceptables para la misma.

Para llevarle a la sociedad se crean comités y demás, en la práctica poco se ha realizado, lo digo como parte de un comité de bioética.

¿Qué problemas afronta la bioética en este momento?

Uno de sus principales problemas es la moral, esta depende de quién trate el problema y el entorno en el cual se discute una solución.

No todos estamos de acuerdo en las conclusiones y tampoco compartimos los mismos valores.

Los temas más recurrentes en este campo son el aborto, Trasplante de órganos, transfusión de sangre, manipulación genética, entre otros.

Realidades muy distintas se presentan en cada caso, se debe debatir entre que es lo correcto y como llevarlo a cabo.

Hace poco se presentó a la luz pública el proyecto de Ectolife, lo que sería la siguiente evolución a la técnica de fertilización in vitro, poder crear una vida fuera del útero de la madre.

Aquí se puede abrir el debate, si es correcto o no, sus defensores alegan que es una forma de poder tener hijos, podríamos decir ¿Qué tal si adoptas? Existen muchos niños sin hogar o el cariño de padres amorosos, pero existen tantas trabas burocráticas que es casi imposible hacerlo.

Entonces, ¿Es ético crear una vida artificial para poder tener familia? ¿Acaso no estamos jugando a ser dioses? He allí el dilema si es correcto o no.

Ya existen vientres de alquiler, es conocido por todos, quienes pueden viajan a países con leyes ambiguas y contratan estos servicios, también existe el tráfico y venta de seres humanos.

En Gen 16 está el relato de Abraham, quien al no poder tener un hijo con su esposa Sara, tiene relaciones con su sierva Agar; esto ha sido la raíz de incontables problemas entre pueblos y creencias monoteístas.

Pues bien existen otros dilemas que debe tratar la bioética, en la actualidad muchas personas se sienten disconformes con el sexo en el cual han sido educados o el cual nacieron, hay un amplio panorama de condiciones, recientemente la iglesia anglicana de Inglaterra  ordeno una persona  no binaria, algunos han levantado la voz en contra de esto, ya en el pasado  la iglesia de Estados Unidos, había consagrado obispos homosexuales y también transgenero; abriendo aún más las diferencias entre los liberales y conservadores.

Pues bien existen dos posturas al respecto:

  • La postura conservadora dice que esto no se debe aceptar pues Dios creo un hombre y una mujer, ese fue el diseño original, el cual se debe respetar.
  • Hay que adaptarse a los tiempos, además todos somos hijos de Dios.

Estemos de acuerdo o no con alguna de las anteriores, debemos recordar que las iglesias son grupos de personas que se unen para caminar en comunidad, si yo acepto y comparto su forma de pensar entonces puedo ser parte de la misma, estamos en un continente donde la libertad de conciencia está permitida, yo puedo estar o no dentro de una religión x, en otro lugar esto sería penado con cárcel o pena de muerte.

A esto se le llama actualmente políticamente correcto.

Otro claro ejemplo de cómo nuestras creencias pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte es la transfusión de sangre, algunas iglesias de corte evangélica neo pentecostal y también los testigos de Jehová prohíben la transfusión de sangre, en este caso al programar la operación debe hacerse un tratamiento con eritropoyetina, la cual estimula al cuerpo para la producción de células sanguíneas.

¿Qué pasa en caso de un accidente?

Cuando está en riesgo la vida del paciente el medico está en la obligación de hacer todo lo posible por salvar su vida, pero al romper con la libertad religiosa del mismo puede acarrear graves problemas legales, es por ello que la bioética debe dictar leyes que ayuden a preservar la vida de los afectados sin traer molestias a los encargados de la salud.

En fin existen aún muchas brechas que saldar para esta nueva especialidad, como en toda ciencia hay mucho por conocer y sus especialistas aún les queda mucho  descubrir ya que no todo está dicho y cada día hay algo nuevo, como en la filosofía no existen paradigmas para la misma.

Les invito en este nuevo inicio de año en conocer sus prácticas religiosas y las normas que las rigen para que conscientemente puedan aceptarlas y la religión deje de ser algo que sigo porque si o porque era la religión de mi familia.

En esta fiesta de la Epifanía le pedimos al Señor que también se manifieste en nuestras vidas como lo hizo a la humanidad a través de los magos de oriente, Amen.



Los retos de la Filosofía en el Siglo XXI

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

07/12/2022

 

La filosofía es la búsqueda de la verdad a través de la razón, su motor inmóvil es el conocimiento.

Ahora que la humanidad ha evolucionado hacia niveles más tecnológicos, sus intereses no son los mismos que en las etapas anteriores de la historia.

¿Cuáles son las ideas relevantes que motivan a los filósofos actuales?

¿Qué filósofos son relevantes en la actualidad?

Como es evidente los autores clásicos son reemplazados por los nuevos aunque siempre recurrimos a ellos, pero existen nuevas caras dentro de la filosofía, presentemos algunos de ellos.

Byung-Chul Han nos habla de la sociedad del cansancio, entre sus múltiples obras, dice que el propio hombre es su amo y esclavo dentro de una sociedad de consumismo, algo de razón tiene cuando vemos a personas con escasos recursos para vivir pero preocupados por vestir bien o la última tecnología más que por salir de esa situación, donde la educación ya no es una opción, podemos ganar dinero y posición de otros modos sin tener que estudiar, podemos agregar que se hace referencia a la filosofía clásica en especial a Platon.

Este es un autor bastante actual entre sus obras tenemos la sociedad del cansancio, psicopolitica, la sociedad de la transparencia, infocracia, la desaparición de los rituales, entre otras.

Slavoj Zizek nos habla en última instancia de la legitimación de poder a través de las relaciones interpersonales y la importancia del lenguaje, bastante parecido a los enunciados de Marxs.

Obras conocidas El sublime objeto de la Ideologia, Pandemia, Bienvenido a lo real, Menos que nada entre otros.

Renata Salecl esta autora presenta una tesis en contra de los libros de psicoanálisis, estos no son más que placebos y no tratan realmente nuestros problemas, solo los enmascaran, nuevamente vemos la influencia de la filosofía griega.

Entre sus obras La pasión por la ignorancia, sobre la ansiedad, el placer de la transgresión, por nombrar algunos.

Alain Badiou Filósofo francés que busca presentar el pensamiento filosófico como algo siempre actual, el cual debe ser presentado a los jóvenes para que ellos se preocupen por tomas un rol activo, deja de lado la sociedad para centrarse en la persona, nos habla del vacío al igual que Sartre nos habló de la nada.

Algunas de sus obras Elogio del amor, lógica de los mundos, la inmanencia de la verdad, entre otras.

Roberto Esposito este autor nos introduce al termino Biopolitica, tratándonos a todos dentro de un solo cuerpo el cual se ve afectado por los acontecimientos externos, nos presenta la idea de paradigma inmunitario como una toma de conciencia sobre los acontecimientos actuales, en nuestro ensayo sobre la psicofilosofia tratamos este tema fuera de lo político y dentro de nuestros estados de animo.

Categoría de lo político, comunidad-inmunidad y biopolitica, son algunas de sus obras.

Podemos mencionar algunos latinoamericanos también quienes tal vez no tengan aun tanta relevancia pero su exposición mediática les puede ayudar

Darío Sztajnszrajber es un profesor y comunicador que busca hacer accesible el pensamiento filosófico a las personas que se encuentran fuera del ámbito intelectual.

Obras conocidas filosofía a martillazos, filosofía en once frases, entre otras.

Podemos seguir presentando autores ya que la filosofía es una ciencia especulativa es decir que está abierta al debate, siempre estamos buscando nuevos retos.

La sociedad actual está siendo absorbida por la tecnología, cada vez más nos vemos afectados por ella y son los jóvenes quienes primero lo absorben.

No estamos diciendo que toda la tecnología sea mala, pero todo en exceso es malo, nuestros jóvenes y niños están siendo abducidos a una realidad alterna donde no todo es lo que parece.

Nuevas enfermedades están surgiendo a causa del exceso en el tiempo del uso del teléfono celular.

Es por ello que los filósofos se plantean estos retos y la búsqueda de sus soluciones, recordemos que la filosofía es la madre de la ciencia y por ello siempre estará al cuidado de la sociedad.

Podemos investigar sobre los nuevos autores si esto nos interesa y tal vez nos sorprendamos en leer que tenemos ideas parecidas sobre los acontecimientos actuales, ya que en el fondo todos tenemos nuestra propia filosofía solo que en algunos casos no ha sido publicada aun.

Como recomendación les invito a investigar sobre los autores clásicos antes de leer los actuales y verán que siempre recurrimos a los autores clásicos.

Y recordemos todos tenemos una filosofía muy personal, esta nos da la personalidad que tenemos es nuestra marca, nos hace ser quienes somos, no dejemos que la sociedad o el consumismo nos quite eso.



Diálogo Interreligioso: Parte 3

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

01/11/2022

 

En artículos anteriores hemos sentado las bases de lo que trata el diálogo.

“Debe existir respeto para que se dé el dialogo”

En Argentina tenemos la posibilidad de convivir con algunas tradiciones religiosas en armonía, debemos aclarar que si bien es cierto existe el dialogo religioso y cultural, muchas veces no es posible.

Muchas iglesias no ven con buenos ojos este fenómeno, para ellos no es algo posible y atacan a quienes participan del mismo, esto se da sobre todo con las iglesias cristianas de corte evangélico donde el fundamentalismo es la base de su creencia.

Recuerdo muchas veces que me toco tratar pastores, una de las constantes era la falta de estudios filosóficos y teológicos, alguno me intento predicar y cuando le intente explicar lo que había estudiado sobre el pasaje bíblico que estaba usando me replico que la tinta mata la fe, diciendo con esto que como yo había estudiado no podía entender la palabra.

Otro recuerdo que tengo es el de escuchar a una maestra predicarle a los estudiantes sobre la misericordia, justo yo estaba presente en ese devocional y le pregunto a la profesora de lengua (Español) que significaba esto, a lo cual dicha docente le indico que era ver la miseria del otro, cuando es el amor de Dios que va más allá de la razón del hombre, de ser lo contrario no diríamos Señor muéstranos tu misericordia y danos tu salvación.

También recuerdo cuando iniciamos en este tipo de dialogo yo estaba en participando del consejo pastoral de la zona donde resido y la mayoría eran pastores evangélicos, a muchos les incomodaba que usara clerigman o pectoral; cuando lanzamos la mesa de diálogo interreligioso les invite a venir a el evento y me insultaron por lo cual decidí no seguir participando en su grupo.

Pues bien, en este momento existen muchas mesas de diálogo interreligioso en argentina, de iglesias tradicionales, interdenominacionales y demás.

¿Cuál es la base del dialogo?

Como hemos dicho el respeto, poder sentarme hablar con un hermano que se relaciona con Dios de forma diferente.

La Fe es el lenguaje por medio del cual me relaciono con mi padre, en este mundo tan globalizado soy yo quien decide en que idioma hablo con mi creador, en que tradición quiero caminar y luego de esto proseguir.

El estudio y la convivencia fortalecen este vínculo, no puedo hablar de algo que no conozco, muchas veces basamos nuestro conocimiento de algo en alguien quien pensamos es docto en la materia y ciertamente nos equivocamos.

Muchos de mis profesores cuando hablaban de alguna tradición religiosa lo hacían de tal manera que pensaba que estaban en lo cierto y ahora pudiendo preguntar, convivir, estudiar y caminar junto a líderes religiosos de diversos credos aquello que me explicaron no es cierto, ni por aproximación.

Para poder hablar de una tradición religiosa no solo es necesario saber de qué se trata es necesario conocer su historia, culto, vestimenta, etc  antes de emitir un juicio

Ante todo el conocimiento desde el respeto sin demeritar su creencia, toda fe es una forma de hablar con Dios.

Existen muchas iglesias y aun existido muchas creencias algunas han dejado de ser practicadas, pero no por ello carecen de importancia, todas nos dan una visión de la teología.

Al igual que el respeto la vivencia o convivencia interreligiosa nos da una visión de aquello que queremos conocer, los libros pueden dar una visión pero no es hasta el momento en que tengo esa experiencia en primera persona cuando realmente conozco esa tradición.

Bendiciones y les invito a prepararnos para el adviento, la espera al nacimiento del mesías.



Visitando la casa de Prabhupada

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

24/09/2022

 

Este pasado domingo tuve la oportunidad de visitar el templo de ISKON en Buenos Aires, de por más decir que fue una muy linda experiencia.

Había leído muchos libros sobre Su Divina Gracia Abhay Charanaravinda Bhaktivedanta Swami Prabhupāda “El hombre que construyo una casa para viviera toda la humanidad”, debo decir que es muy cierto.

Aunque solo éramos unos visitantes fuimos recibidos con todo el cariño y aprecio por parte de la comunidad, Su Gracia Baladevadas con quien comparto diálogo interreligioso nos había invitado, este venia de Mendoza a visitar a los hermanos de Buenos Aires y aprovechamos esta ocasión para vernos.

Cuando pase por la puerta fui transportado a la mística India, los colores y el olor a incienso bañaban el lugar, había devotos de la conciencia de Krishna en la entrada quienes te recibían con mucha alegría, transmitían paz.

Se escuchaban los cantos y muchas voces en el aire, también pude apreciar los libros que tenían en la entrada con muchas enseñanzas,  sus portadas invitaban abrirlos.

Un devoto me llevo amablemente al templo donde luego de dejar mis zapatos afuera ingresamos, no pude notar la presencia de Prabhupada era una imagen que llama la atención era como si estuviese allí el Swami en cuerpo y alma; después vi algunos de los miembros de ACeI (ACCION CULTURAL e INTERRELIGIOSA) su coordinadora Judith Juan, Esteban Tribisi, Inderver Kaur, Jorge Stein y Ruben Hazan Zubi, quienes también habían sido invitados.

Los cantos llamaban a la meditación pero no como estamos acostumbrados de forma personal y en silencio sino de tomar conciencia de todo a nuestro alrededor, seres vivos, plantas, el universo en una sola conexión.

Su Gracia Baladevadas nos presentó y hablo un poco en su clase sobre el diálogo interreligioso, nos permitió también hablar con los hermanos en un espíritu de aprendizaje mutuo, realmente muy acogedor.

Una cosa que me llamo mucho la atención del templo eran sus cuadros, sus ventanas y el altar, era como volver a mi juventud, a mis años de filosofía cuando visitábamos el templo hindú, al entrar sacábamos nuestros zapatos y hacíamos sonar una campana mientras te paras en el centro del templo y saludas a los cuatro puntos cardinales, miras arriba y está escrita en sanscrito el nombre de Dios, hay columnas con diversas deidades pero en el altar principal están los dioses vestidos según la ocasión, al ver el altar me transporto a estos años.

Pude aprender una hermosa oración que habla del respeto y amor por el otro, un hermano de otra casa.

“Aquí se rinde culto a mi adorable Entidad Suprema (Dios en una forma distinta a la que yo adoro). Debido a que yo practico de forma distinta, no puedo entender completamente el sistema que ellos siguen, pero al verlo, siento todavía mayor apego por mi propio sistema. Me postro y prosterno ante Su símbolo tal y como lo veo ahora en este lugar, y ofrezco mi oración al Señor, que ha adoptado este símbolo distinto, pidiéndole que pueda aumentar mi amor por El”.

Luego de la clase por fin pude abrazar a mi hermano con quien charlo todas las semanas y me brinda sus consejos, además pudimos vivir la experiencia que tienen los devotos luego de la clase, dividen el templo en dos hombres y mujeres bailan por separado mientras cantan “Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare”.

Mientras ellos bailaban y cantaban el ambiente se llenaba de un espíritu de fiesta, me hizo recordar la danza que realizan los catecúmenos luego del servicio o las comunidades judías en ocasiones especiales.

Luego de esto bajamos donde nos esperaba la mesa y el  prasadam (me falto llevarme el toper), mientras charlábamos pudimos disfrutar de la comida, en la cual se manifiesta la misericordia de Dios, para nuestra teología la misericordia es el amor de Dios que va más allá de la razón del hombre, que mejor forma de simplificar esto que a través de la comida, muy rica la última vez que comí prasadam fue en el templo de Bogotá cuando era estudiante de teología y tenía un profesor adelantado en su tiempo que nos dictaba religiones comparadas, este decía no puedes hablar de aquello que no conoces, por lo cual nos mandó a visitar diversas religiones, en esos años era impensado el diálogo interreligioso.

Lo más triste de todo fue la despedida, realmente cuando Prabhu pensó en construir una hogar para todos tuvo razón, la experiencia te invitaba a quedarte; nos despedimos muy contentos y con ganas de volver.

El lunes cuando amanecí aún tenía esa experiencia en mi mente y al recordar siento los olores, sabores y la calidez de los devotos.

Muchos detalles de la experiencia los he reservado en mi corazón y mi mente ya que son tan especiales que los quiero atesorar de forma muy especial.

Doy gracias a mi hermano Su Gracia Baladevadas por su amistad y la invitación a poder compartir con los hermanos de la conciencia de Krishna en Buenos Aires, esta enriquecedora experiencia para mí y todos los hermanos que pudimos estar presentes.

Muchas bendiciones y nuevamente gracias.



Derecho Humano Básico, un articulo por Arzobispo Eric Escala, en colaboración con Judith Juan, Encargada de negocios y relaciones diplomáticas del dialogo interreligioso.

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

24/08/2022

 

Estamos en un mundo cambiante donde las prioridades del ser humano no son las mismas, donde Dios está en un segundo plano o es inexistente.

Cuanto pensamos en los derechos, se nos viene a la mente salud, educación, casa, paz; todo aquello que contribuya a una mejor calidad de vida.

Pero las realidades entre las personas y los países son distintas, como bien sabemos cada ser humano es distinto a otro y por ende no piensa igual.

El mundo en el que vivimos necesita volver a conectarse de forma tangible, la tecnología cada vez nos va alejando del contacto con el otro y vivimos en burbujas interconectadas por el internet, tal vez se hizo presente el concepto de monadología de Leibniz.

Dentro de esta nueva normalidad se ha creado un nuevo derecho básico el derecho al internet, podría parecer que no es tan necesario pero después de dos años de pandemia ya no parece algo irracional, no tener acceso a la misma nos deja fuera de cualquier contacto.

Esta va dentro del marco de la bioética la misma abarca muchos de los apartados que estaban cesantes dentro de la ley.

Podemos decir que un derecho humano básico es el derecho a la vida, esta es un regalo de Dios al hombre, no nos pertenece.

En este nuevo mundo se han promulgado nuevas leyes como el derecho a la eutanasia, el derecho a cambiar de sexo y muchos más, estos son parte de la necesidad de un mundo en cambio es por ello que es necesario abrir las puertas a estos cambios sociales con nuevos ojos.

Hace algún tiempo se abrió el debate sobre los derechos de la mujer, de los indígenas de cualquier continente, de los negros y así sigue.

¿ACASO NO SOMOS TODOS SERES HUMANOS?

El derecho universal básico es el respeto y el amor, si todos nos viéramos como hermanos o haría falta orar por el paraíso ya estaríamos allí.

Dice el Sagrado Corán, quien lastima a una persona lo hace con todo el género humano; deberíamos aprender lo bueno de cada enseñanza.

Nos gustaría invitar al lector a buscar dentro de su corazón y ver ¿Qué derecho básico e importante necesita en su vida?

Que Dios nos acompañe en todo momento y nos colme de su misericordia. Amen.



Pentecostés Shavout, un articulo por Arzobispo Eric Escala, Editor de Asuntos Cristianos de Interlitq

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

05/06/2022

 

La fiesta de pentecostés es una de las celebraciones especiales de los cristianos, algunas iglesias sobre todo evangélicas desconocen su significado, pero es el nacimiento de la iglesia como tal y su espíritu misionero.

Los apóstoles hasta este momento no predicaban la buena nueva pero en este día Dios envía el espíritu santo, el paráclito para que le ayude y les influye ánimo y sed de evangelizar.

Pero, ¿De dónde surge esta fiesta?

Pues como muchas de nuestras celebraciones cristianas tiene origen en el pueblo Judío, ellos en estos días estaban celebrando Shavout que tiene un significado agrícola, el pueblo ofrece las primicias de la tierra a Hashem (Dios.

Esta fecha tiene tres nombres: Shavout, Jag Habikurim, Zeman Matan Toratenu, el último significa fecha de la entrega de la ley.

Si el pesaj conmemora la independencia de los judíos Shavout puede considerarse como la fecha del nacimiento del judaísmo.

Como recuerdo del carácter agrícola de esta fecha se lee el libro de Ruth, donde se demuestra hasta qué punto la ley judía contempla la ayuda a los desamparados.

Para los cristianos, esta celebración se desarrolla 50 días después de la pascua, con esta fiesta se le pone fin al tiempo pascual.

Es el nacimiento del colegio apostólico y la iglesia, πεντηκοστή.

Como cristianos debemos recodar esta fecha muy especial porque nos rememora a los tiempos del inicio de nuestra fe, en aquellos momentos ser cristiano significaba ser repudiado por la sociedad, la familia y hasta la muerte.

Demos gracias al Señor por todo lo que nos regala día a día, la vida es un don el cual pocas veces llegamos a valorar.

Ven Espíritu creador;

Visita las almas de tus fieles.

Llena de la divina gracia los corazones

Que Tú mismo has creado.

Tú eres nuestro consuelo,

Don de Dios altísimo,

Fuente viva, fuego, caridad

Y espiritual unción.

Tú derramas sobre nosotros los siete dones;

Tú el dedo de la mano de Dios,

Tú el prometido del Padre,

Pones en nuestros labios los tesoros de tu palabra.

Enciende con tu luz nuestros sentidos,

Infunde tu amor en nuestros corazones

Y con tu perpetuo auxilio,

Fortalece nuestra frágil carne.

Aleja de nosotros al enemigo,

Danos pronto tu paz,

Siendo Tú mismo nuestro guía

Evitaremos todo lo que es nocivo.

Por Ti conozcamos al Padre

Y también al Hijo y que en Ti,

Que eres el Espíritu de ambos,

Creamos en todo tiempo.

Gloria a Dios Padre

Y al Hijo que resucitó de entre los muertos,

Y al Espíritu Consolador, por los siglos de los siglos.

Amén.



La Escolástica Semita Con Aportes de Judith Juan, un articulo por Arzobispo Eric Escala, Editor de Asuntos Cristianos de Interlitq

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

31/05/2022

 

La filosofía medieval consta de tres grandes vertientes, el cristianismo, el judaísmo y la filosofía árabe, por lo general se conocen a los autores cristianos como Santo Tomas, San Agustín, San Anselmo y su prueba de la existencia de Dios.

Hoy nos gustaría hablar de la filosofía árabe y judía.

En primer lugar la filosofía árabe:

En Siria existía una vida intelectual ligada a los griegos y el cristianismo, con la llegada de la dinastía Abbasi se impulsa un pensamiento propiamente reformado en el sentido árabe; se explica la filosofía a partir del Sagrado Corán.

Uno de los primeros pensadores árabes que conocemos es Alkindi quien compone De intellectu, una obra que habla sobre el entendimiento.

Otro gran intelectual es Alfarabi tendrá gran importancia para el pensamiento cristiano ya que nos habla de la contingencia del mundo o más claramente su esencia, da nociones de conocimientos a priori y a posteriori retomados por Kant en la filosofía contemporánea, también nos habla del motor inmóvil del universo (Dios) concepto atribuido posteriormente a Santo Tomas de Aquino.

No podemos dejar de Hablar de Avicena (Ibn Sina) fue un intelectual completo además de ejercer la medicina y la educación, nos habla de diversos temas desde el universo, lo esencial, el ser, lo necesario y lo posible.

Nos dice que solo Dios es necesario, se podría hablar mucho del pensamiento de este pensador uno de los más completos dentro de la filosofía.

Algazel, es considerado discípulo de Avicena, nos habla que los filósofos están equivocados y que la verdad recae en la religión.

Abentofail, identifica el entendimiento como una capacidad del hombre, aunque no de todos.

Averroes, filósofo árabe-español, de Córdoba; es un gran comentador de Aristóteles, nos habló de la metafísica en su carácter de filosofía primera, de la existencia, también específicamente de la quididad la última esencia del ente, entre otras cosas más nos explica que no puede haber contradicción entre fe y razón.

En la escolástica hebrea nos gustaría mencionar a:

Salomon Ibn Gabirol: Judio español considerado cristiano y hasta musulmán, nos dice que todo excepto Dios está compuesto de materia y forma.

Moisés ben Maimon (Maimonides): uno de los máximos exponentes de la escolástica judía, nos dice que la filosofía no puede explicar las verdades reveladas pero nos puede dar un acercamiento.

La filosofía no puede explicar el inicio del universo y pretende dar un análisis de Dios, no es posible.

Negar el aporte del judaísmo y el islam a la filosofía seria quitarle un punto de apoyo muy importante.

Saludamos a nuestros hermanos en la fe de Abraham y pedimos al Señor nos deje entender su pensamiento.



Palabras alusivas para la festividad del Pesaj

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

23/04/2022

 

Hermanos la pascua, el pesaj  y el Ramadán nos invitan a cambiar, a dejar aquello que nos aleja de nuestra comunión con Dios, no solo el aspecto sacramental es parte de estas festividades, sino también la parte humana, todos somos hijos de Dios, todos hemos sido rescatados del pecado por su misericordia.

Cada una de estas celebraciones conlleva una preparación, La pascua inicia con el miércoles de ceniza se extiende por toda la cuaresma llegando al  triduo pascual.

Todo esto nos lleva al domingo de resurrección, celebramos la victoria de Cristo sobre la muerte.

De igual manera recordamos a nuestros hermanos mayores en la Fe, sabiendo que la religión no debe ser motivo de conflicto sino de aprendizaje, somos miembros de una sola familia y como tal hay diferencias, pero es allí donde radica la hermandad, reconocer nuestras diferencias y similitudes.

El respeto, el amor y la buena voluntad debe ser el motor que nos impulse a trabajar juntos en pos de los más necesitados sin egoísmo ni distinción, es nuestro padre quien nos invita a llevar el anuncio de la buena nueva a través de nuestros actos, mostrando la hermandad que hay entre nosotros a quienes han perdido la fe.

Pidamos al Señor que nos de la fuerza necesaria para llevar el evangelio a todos, dentro y fuera de nuestras comunidades, orando para que los seres humanos vuelvan a ser hermanos.

 

Canto para compartir

Caridad y comprensión, ¡aleluya!
y verdad en el amor, ¡aleluya!
Entusiasmo en la acción, ¡aleluya!
alegría en la unión, ¡aleluya!

Allá queremos llegar, ¡aleluya!
para más y más amar, ¡aleluya!

Nuestra entrega debe ser, ¡aleluya!
un canto del corazón, ¡aleluya!

En la entrega debe haber, ¡aleluya!
gozo, alegría y paz, ¡aleluya!



¿Dónde está la misericordia de Dios?

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

21/03/2022

 

A los ojos de Dios todos somos sus hijos, no existen diferencias para él, somos nosotros quienes le atribuimos diferencias para con la humanidad.

Estamos en un mundo donde somos selectivos con aquello que nos conmueve y lo que no, los acontecimientos presentes nos han mostrado conflictos armados en Europa, algo que triste.

¿Acaso no existen otros lugares en guerra?

De repente el mundo se ha olvidado de los conflictos en África, la situación de las mujeres en Afganistán, la crisis humanitaria por la cual pasa Haití, podríamos seguir pero no es el sentido.

Para Dios todos somos sus hijos y le mortifica como el hombre sigue llevándoles dolor y tristeza a sus hermanos.

Recuerdo una persona que hablo por televisión diciendo que le dolía ver a los niños de Ucrania ya que no eran los niños que estaban acostumbrados a ver, estos si daban dolor porque eran niños blancos.

¿Acaso no somos todos iguales?

Dios no es un titiritero que juega con la vida del hombre, este le da libertad, pero hemos cambiado esto por libertinaje.

Ahora bien donde está la misericordia de Dios, pues en el corazón del hombre, solo que no buscamos allí.

La guerra, solo trae dolor, estamos en los albores del siglo XXI han pasado infinitud de guerras, hasta algunas llamadas santas por ejemplo las cruzadas con el grito Dios lo quiere se asesinaron millones de personas, pero aún seguimos peleando por cosas materiales en vez de procurar el bienestar de todos.

En este tiempo de cuaresma sería bueno reflexionar el sentido de este tiempo litúrgico, 40 días Jesús paso en el desierto y es tentado por el diablo (adversario) pero el no solo vence la tentación sino que inicia su predicación.

Ahora es tiempo de reflexionar ¿Dónde está la misericordia de Dios? Pues bien cada uno tiene una historia que contar y cada uno tiene una respuesta que aportar.

Pedimos al Señor que nos de fe para seguir en estos tiempos tan difíciles.

Señor bendice nuestra vida y la de todos. Amen.



El Miércoles de Ceniza

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

03/03/2022

 

La Penitencia es una tradición que data desde los primeros años del cristianismo, este día precede las fiestas del carnaval; nos introducen a la cuaresma.

¿Qué es la Cuaresma?

Tiene mucho significado, 40 años pasó el pueblo judío en el desierto, 40 días estuvo Moisés en presencia de Dios, 40 días estuvo Jesús en su retiro en el desierto, 40 días duro el diluvio, tiene como significado la vida del Hombre.

Es un tiempo de meditación y algunas iglesias alientan a la penitencia y autorreflexión, se prohíbe comer carne los días viernes en algunas comunidades también los martes, en la antigüedad en este tiempo litúrgico se prohibía comer huevos, es por ello el día de pascua los pintan y esconden para hacer una búsqueda luego del servicio litúrgico.

¿Por qué se le llama miércoles de ceniza?

Pues bien la cuaresma inicia un miércoles, con el llamado a la penitencia, en algunas comunidades se realizan confesiones este día; luego de esto se llama al arrepentimiento con estas palabras “Eres polvo y en polvo te convertirás”, “Conviértete y cree en el evangelio”, luego de lo cual se marca una cruz en la frente del penitente.

Esta ceniza se obtiene de las ramas de olivo o palmas del domingo de ramos del año anterior, estas se les pone incienso y agua bendita en el momento de quemarlas, este acto se realiza la noche del martes de carnaval.

La palabra Ceniza viene del latín, Cinis que es el producto de la combustión de algo por el fuego.

No debe ser tomado como un gesto o un símbolo exterior, el penitente debe buscar realmente arrepentirse de su error y enmendar su relación con Dios.

La imposición también lleva otros símbolos externos de la iglesia, dejamos de cantar el gloria hasta el domingo de Ramos, utilizamos el color morado en nuestros ornamentos como símbolo del camino que estamos recorriendo.

Ahora veamos este tiempo cuaresmal, es muy especial venimos de dos años sin poder vivir la liturgia como pueblo de Dios, muchos se han comenzado a sentir cómodos por vivir las celebraciones desde casa y algunas iglesias han mantenido esto, pero es momento de volver a congregarnos, no podemos dejar pasar más tiempo sin buscar estar en común unión con Dios y nuestros hermanos.

El mundo necesita paz, todos siguen la guerra en Ucrania y están en nuestras oraciones pero hemos olvidado a los hermanos de Siria, Afganistán, Yemen y la República Democrática del Congo, no se escucha nada de ellos, tampoco cadenas de oración.

No nos mueve la tristeza por Haití, Burkina Faso, Sudan del Sur y Nigeria, países con crisis humanitaria, también tienen desplazados.

Si seguimos buscando veremos que hay muchos más, cerca de nosotros existen muchas personas que han perdido todo gracias al virus que aún sigue llevándose víctimas, también por conflictos internos y problemas sociales, en muchos países aún existen leyes que validan la esclavitud y nadie hace nada.

Debemos orar por un mundo mejor, para todos.

Que nuestras oraciones sean para todo el mundo pues si no veo al vecino que sufre como hermano, él tampoco lo hará.

Señor te pedimos que nos des un corazón justo para ver en el otro a mi hermano que sufre y necesita mi apoyo. Amen.



Analisis sobre el entendimiento humano

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

04/02/2022

 

Cada vez que queremos analizar el comportamiento humano nos vemos limitados, somos seres en constante cambio; evolucionamos de diversas formas y con muy diversos intereses.

Para entender nuestra forma de pensar debemos mirar como nuestras motivaciones han ido cambiando en el transcurso del tiempo.

Al inicio de la humanidad lo importante era sobrevivir, los animales y los peligros eran una constante nada aseguraba que estuviésemos vivos al terminar el día,  es algo que está latente también hoy en día pero no nos detenemos en pensar que tal vez este sea mi último día.

Luego se le dio primacía a la familia, todos trabajan por el bien común y a las familias se le unieron los clanes; grupos de familias que se unieron para defensa,  después fue al pueblo, por último el país, había que salir en defensa de nuestros países contra el enemigo, siempre viendo al otro como un enemigo.

Desde pequeños nos hemos divertido con la violencia, juegos, video juegos, cine, televisión, todo tiene en su trama conflictos, el bueno debe matar al malo.

¿Esto qué quiere decir?

Simple, nuestros intereses cambian de acuerdo con la sociedad, si comparamos las sociedades veremos esto.

No nos iremos tan lejos para no ser muy extensos

1960 Había terminado la segunda guerra mundial y estaba en conflicto de Vietnam,  existía un despertar de la sociedad hacia las drogas y demás, podemos decir que las metas son muy diversas luchar contra la discriminación racial en el Jim Crow  llamado el sur profundo, además algunos jóvenes sentían que era su deber combatir el comunismo, se implanto un pensamiento llamado guerra fría, donde Estados Unidos no se llegó a enfrentar de forma directa con U.R.S.S. pero usaron cualquier medio alterno.

1970 La sociedad busca levantar la economía se crea lo que se conoció como el sueño americano, todos iban a Estados Unidos y lograban hacerse ricos, algunos países luchan por salir del colonialismo impuesto por el norte y se logra empobrecer a los países latinoamericanos.

1980 La guerra fría se va hacia el área deportiva, se compite para ver que bloque tiene mejores deportistas,  se nos muestra que un grupo es bueno y el otro es malvado, surgen los tele evangelistas, si bien la fe esta en todo momento con la humanidad aquí el predicador llega a su hogar y a lugares apartados, mucha gente camina horas para escuchar una predica.

1990 Estados Unidos retoma la carrera espacial y el mundo vuelve a interesarse en esto, pero en el área social los problemas crecen la falta de empleo se acrecienta, las enfermedades no son combatidas de forma efectiva y en algunos países la atención privada se impone.

2000 En el nuevo siglo lo importante pasa a ser el yo, inicia el desarraigo social y las crisis existenciales vuelven a surgir, se comienza con una era de tecnología que nos separa cada vez más del ser humano.

Nos hemos convertido en autómatas.

2010 Se afianza con la crisis social, las relaciones personales pasan a un plano virtual, todo es rápido dejamos de relacionarnos con el otro solo buscamos satisfacer intereses.

Cada  vez más nos alejamos de nuestros familiares, la tecnología nos acerca en distancia pero nos aleja de las personas que nos rodean.

2022 En este tiempo de Pandemia la expectativa es volver a la normalidad.

¿Pero que es la normalidad?

Algunos les es más cómodo vivir desde sus casas y la Agorafobia ha ido en aumento.

Tal vez una solución más practica sería volver a relacionarnos entre nosotros de forma directa sin artículos electrónicos volver a ser familia.

En groso modo hemos visto algunas de las motivaciones por las cuales pasa la sociedad al transitarlas estas nosotros empatizamos y nos volvemos actores voluntarios o involuntarios.

Las llamadas redes sociales también ayudan a expresar nuestro sentir sobre una situación dada, no siempre es lo mejor ya que también puede perjudicar psíquicamente a la persona, lo que se conoce como bulling cibernético.

Debemos recordar que somos seres sociales, no podemos vivir solos y los artículos no pueden reemplazar a la persona.

También debemos tener presente a Dios en nuestras vidas, muchos gobiernos lo olvidan y imponen leyes para que orar en lugares públicos ser motivo de arresto, también ir en contra con lo establecido; a veces es necesario guiarnos por las leyes de Dios y no lo que dicen los hombres.

Solo Dios es la suprema verdad

No importa el estado en el que estemos viviendo, Dios siempre nos acompaña creamos o no, nos está esperando como un padre amoroso espera a sus hijos.

Pidamos a Dios la seguridad de la fe, para que podamos ser felices con lo que tenemos y ser agradecidos con lo que nos da.

Señor bendice nuestra vida para estar en tu servicio y mi servicio para ayudar a los demás. Amen.



¿Para qué me sirve la psico filosofía?

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

28/12/2021

 

Estamos en un mundo tecnificado donde cada vez nos vamos alejando más de nuestro entorno familiar, amigos, conocidos y seres que nos rodean; nos hemos convertido en islas vivientes.

Es preciso entrar a nuestra psique ψῡχή, “aliento, vida, alma”, como primera medida y ver que nos está ocurriendo, que nos mueve, que nos afecta para luego llegar a nuestra propia conclusión, una introspección, rara vez una persona puede hacer este ejercicio.

Cuando estaba en el seminario al cerrar el mes hacíamos esta práctica y a veces no era nada agradable, pues mi percepción sobre mi forma de actuar no era la misma que tenían mis compañeros.

Como diríamos nuestra filosofía: η φιλοσοφία είναι η αναζήτηση της αλήθειας μέσω της λογικής, la búsqueda de la verdad a través de la razón.

No todos tenemos las mismas motivaciones, ni tampoco el mismo pensar colectivo o religioso, es difícil y poco probable llegar a tener el exacto pensamiento con otra persona, tendremos similitudes pero difícilmente pensaremos lo mismo.

Es por ello que le consulte a otras personas sobre su pensar sobre la psico filosofía y estas fueron sus respuestas.

“La filosofía pensada desde la salud mental” Andrea Fernández Bevans, Miembro de la iglesia de los santos de los últimos días; es muy atinado ya que es nuestra mente quien actúa sobre nuestro cuerpo, si estamos bien o mal depende de nuestra psique, ella determina si nos sobre ponemos o no a un problema.

Y no es esto la psico filosofía, fusionar alma cuerpo, razón sobre mis decisiones, “somos la medida de todas las cosas” es decir que nos definimos por la vida que llevamos.

“Es una especulación sobre la mente racional, dar forma a lo que la mente crea, pero con una racionalidad filosófica” Inderveer Kaur, Miembro directivo de la comunidad Sikh en Argentina, nos habla desde la especulación y es muy cierto todos especulamos es una forma de pensamiento donde el supuesto es prácticamente tangible para todos, tal vez una forma de fe actual, creer en aquello que puede pasar o no.

“Llegar a la esencia humana, incluyendo el alma sin tocar el tema religioso, algo metafísico” Lic. Martin González, es muy interesante ya que los griegos trataban de eludir el tema religioso por la naturaleza de sus dioses, tal vez demasiado humanos y aquí se agrega el tema de la metafísica, para cada filosofo tiene un significado distinto para Platón era algo suprasensible dentro del mundo de las ideas, pero para Aristóteles no era más que filosofía primera es decir el surgimiento de la ciencia o el saber.

“Podría ser una filosofía del alma o el espíritu partiendo de su etimología” Gustavo Libardi, presidente de Scientology Argentina, muy cierto para entenderme primero debo mirar dentro, para saber que puedo aportar dentro de mis actitudes y aptitudes.

Como todos sabemos la mente entra en un mundo sumamente delicado desde lo personal hasta lo social, como ministro muchas veces debemos respetar las diversas formas de pensar para no romper la convivencia, esto no quiera decir que lo aceptemos, sino que estamos lo suficientemente maduros para respetar la forma de pensar del otro.

Cuando nos centramos en aquello que me impone la sociedad y el mundo se crearan vacíos existenciales en nuestra alma, los cuales trataremos de llenar con muchas cosas afectos, bienes y tantas cosas que nos ofrecen en la actualidad, pero no podrán llenarlo.

Solo Dios nos podrá ayudar a conocernos, recordemos que Dios es inmanente έμφυτος es decir que solo él nos conoce, de la misma forma en que nosotros conocemos a nuestros hijos y sus cualidades, él nos conoce más allá de nuestro entendimiento.

Entonces,  ¿para qué sirve la psico filosofía?

Sirve para entender mi relación conmigo mismo, mi forma de pensar para luego poder entender al otro, va más allá de la psicología o la filosofía es una introspección a mi alma, sanando heridas y perdonando faltas.

Para poder perdonar al otro debo perdonarme primero y es acercándome a Dios donde me encuentro con un ser nuevo.

Justamente en este tiempo de la natividad debemos volver a vernos como los niños que una vez fuimos y buscar acercarnos a nuestro padre en amor.

Que Dios nos ayude a ver dentro de nuestras almas y encontrar el don de la fe.



¿Qué celebramos en Diciembre?

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

05/12/2021

 

Gracias a la colaboración especial de Inderver Kaur.

El adviento es el primer periodo del año litúrgico cristiano, es un tiempo de preparación para el nacimiento de Jesús, el nombre completo de este periodo es adventus Redemptoris, ‘venida del Redentor’, consta de cuatro domingos, en las iglesias ortodoxas dura hasta el 6 de enero.

En este tiempo litúrgico utilizamos muestras de nuestra espera, el color litúrgico es  el morado significa que estamos atentos a lo que va pasar, un cambio, volver a empezar, también utilizamos la corona de adviento, la cual tiene 5 velas que representan los cuatro domingos del tiempo y el nacimiento de Jesús.  Cada  vela representa algo la primera el amor, la segunda  la paz, la tercera la comprensión y la cuarta la fe.

Es una preparación desde ya para la pascua, estamos esperando al salvador, su nacimiento es una manifestación de la gloria de Dios, pero debe concluir con su resurrección.

Si Cristo no resucita vana es nuestra fe.

En este tiempo se hace una especial alusión al profeta Jeremías, también a la figura de Juan el bautista, es la voz que clama en el desierto y abre el camino al Mesías; la víspera del mismo es el 24 de diciembre para significar la importancia de aquello que representa, él  es  la figura de Elías, y si este profeta no vuelve no puede llegar el Mesías.

El adviento termina con el nacimiento de Jesús, la natividad, en este día el mundo se llena de gozo por el nacimiento del salvador Emmanuel, Dios está con nosotros, nos llenamos de buenos deseos para todos y hacemos promesas, ayudamos al necesitado y nos vestimos de fiesta, el tiempo pascual se extiende hasta el 2 de febrero con la fiesta de la presentación de Jesús en el templo.

Junto con el adviento y la navidad se presenta la Epifanía, la manifestación gloriosa de Dios a los pueblos, tiene una similitud con la fiesta de pentecostés, en la primera Jesús niño de presenta como Rey de todos los pueblos el Mesías que ha nacido para salvar al hombre y en la segunda es el inicio de la predicación por parte de los apóstoles de todos estos hechos a todos los pueblos.

Existen otras tradiciones religiosas como los Sikhs, le pedimos a una de sus representantes en Argentina Inderver  Kaur nos hable un poco.

El mundo Occidental y Oriental son totalmente opuestos, pero cuando una sociedad como Argentina, que es cuna de inmigrantes, ahí vemos la maravilla del el encuentro intercultural e Interreligioso, entre Sikh, musulmanes, Hindúes, Católicos, Evangelista, que residen en la Ciudad.

Terminan adaptándose a la Navidad una festividad de nuestros hermanos cristianos.

A pesar de que  mi religión Sikh no contempla, ninguna concepción materialista. Yo provengo de una familia Católica, dónde la celebración de Navidad es la fiesta central en la familia.

Y adaptarla a seguir la ceremonia sin lastimar, solo respetando, las festividad, y la cultura de mis hermanos, manteniendo la cena principal y regalos para los niños.

Nuestra religión coinciden, en el mes lunar entre noviembre y diciembre, con unas de nuestra fiesta, llamada Bandi Chhor Diwas ! Dónde celebramos la vuelta de nuestro sexto Gurú a Amritsar en 1620, despues de haber estado encarcelado en el fuerte Gwalior, por el Emperador de Jahangir ! Los Sikh  ese día que cae generalmente en noviembre se celebra en el Gurdwara dónde se encienden la luces de las lámparas de aceite  y coincide con el festival en India de Diwali  festival de la luces, Iluminando las casas y el pueblo con las típicas Lámparas de aceite  hechas en arcilla.

Dura 5 días la fiesta,y es para celebrar el retorno del Dios Rama ,que retorna a su hogar ,tras pasar 14 días de exilio  cada día es para cultivar una virtud y marca el inicio del año Nuevo de acuerdo al calendario Lunar !

Coincidiendo con nuestros festivales, dónde celebramos el triunfo de la luz, sobre la oscuridad, del saber sobre el bien y el mal.

También existen otras tradiciones religiosas como el Januca, esta se celebra del domingo 28 de noviembre al 6 de diciembre este año;  En hebreo significa “re dedicación”, pero es sobre todo el nombre de una de las celebraciones más importantes del judaísmo. En español se dice Janucá, pero la festividad -de ocho días de duración- es más conocida por su grafía en inglés, Hanukkah.

Es una festividad muy linda donde se encienden las luces de la menora, Janucá, ​ también conocida como la Fiesta de las Luces o Luminarias, es una festividad judía que conmemora la re dedicación del Segundo Templo de Jerusalén y la rebelión de los macabeos contra el Imperio seléucida.

Otra festividad conocida es Cuansa o Kwanzaa, que, aunque es raro que se celebre fuera de Estados Unidos, suele ocurrir el 26 de diciembre y el 1 de enero.

La fiesta fue inaugurada por el activista negro Maulana ‘Ron’ Karenga y no es una celebración religiosa en sí, pues fue planeada para celebrar el panafricanismo, y el rescate de las tradiciones de origen africano, si bien con el tiempo los hombres decidieron comenzar a celebrarlo en conjunción con otras celebraciones, como Navidad o Año Nuevo.

El 23 de diciembre los budistas tibetanos  conmemoran el nacimiento de Lama Tsongkhapa. Este hombre se encargó de escribir y reunir en un texto (Lam Rim Chen Mo) todas las enseñanzas de Buda para que puedan ser practicadas.

Durante la celebración se hacen ofrendas de frutas, flores, agua y velas a un altar, dedicado a este maestro del budismo tibetano. Seguidamente, el maestro (Geshe) hace una oración y recuerda las enseñanzas de Buda. Se le conoce como el día del maestro.

Para el Islam, pese a que Jesús es un profeta en esta religión, los musulmanes no celebran su nacimiento, ni el de su profeta Mahoma. Sin embargo, consideran que quien no ama a Jesús no es musulmán.

 

Utilizan el mes de diciembre para enseñar la compasión con el otro y la importancia de llevar una vida pacífica con los demás. Además, aprovechan este tiempo para reunirse con sus familias.

Existen muchas formas de comunicarnos con Dios, para él todas son válidas.

Vivamos  y respetemos  los tiempos litúrgicos los mismos nos ayudan a tener una especial comunión con Dios y a la vez nos enseñan  la fe que profesamos.

Oración del segundo domingo de adviento:

Dios de misericordia, que enviaste a tus mensajeros, los profetas, a predicar el arrepentimiento y preparar el camino de nuestra salvación: Danos gracia para atender sus advertencias y abandonar nuestros pecados, a fin de que recibamos gozosamente la venida de Jesucristo nuestro Redentor; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.



La fe y la filosofía dentro del contexto religioso

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

26/10/2021

 

“TODOS SOMOS MAESTROS,  AUN SIN SABERLO”
—SILVINA INDELICATO

 

Antes de iniciar con este tema debemos definir que es el pensamiento religioso, es la fe sostenida a través de evidencias; no solo creer, sino estar seguro que aquello que digo es cierto.

“la fe [es] la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1).

Este se basa en la fundamentación de la fe sobre la razón, la herencia de la patrística.

philosophia nititur evangelio domini nostri iesu christi ab apostolis usque in hodiernum diem.

La filosofía está basada en el evangelio de nuestro señor Jesucristo, transmitido desde los apóstoles hasta nuestros días.

Los padres de la iglesia brindan las bases del recién nacido cristianismo; cabe resaltar que en sus inicios fue una creencia perseguida, las personas creían que comían niños y por esto tuvieron que esconderse en las catacumbas para poder sobrevivir.

Ha sido muchas veces defendido y acolitado por una πρώτη φιλοσοφία, μητέρα της επιστήμης (filosofía primera, madre de la ciencia) que no es más que la búsqueda de la verdad a través de la razón.

Lo cierto es que todos somos filósofos y más en la era de las redes sociales donde nuestro pensamiento llega a todas las personas.

La diferencia entre mi pensamiento y el de estos, es que no lo he compartido con los demás, tampoco he descrito como veo el mundo y por ultimo no he tenido en beneplácito de la comunidad intelectual, por lo demás ya estamos filosofando.

Perse el pensamiento religioso está en la comunión, esa unión en común entre lo divino y lo humano, solo lo podemos experimentar desde la fe.

Es la única forma en que podemos explicar y comprender las sagradas escrituras de cualquier denominación, si tratamos de dar una explicación desde lo humano, no tendremos una respuesta satisfactoria.

Es por ello que pensadores como Rene Descartes en sus meditaciones metafísicas nos dice que no puede explicar la existencia de Dios, por tanto es real, ya que si pudiese hacerlo dejaría de ser Dios.

También Kant busca darle una estructura no teológica y le llama a esto el absoluto, en fin no podemos omitir que somos seres religiosos buscamos relacionarnos con lo trascendente, este es nuestro motor inmóvil del cual hace referencia Aristóteles, luego retoma Santo Tomas hasta llegar a nuestros dias.

¿Qué importancia tiene el pensamiento religioso en esta época post moderna?
Existe en el hombre la necesidad de relacionarse con Dios, cuando esto no se logra, se forma un vacío muy profundo el cual va destruyendo a la persona, sus valores se van trastocando a tal punto que el cinismo es su forma de defensa, todo le da igual.

Hemos entrado en un momento de la historia en el que las relaciones interpersonales se dan a larga distancia, las personas se sienten más seguras con aquel que está lejos que con quienes le rodean.

La liturgia y demás actividades se debieron realizar de forma virtual por motivos de salud han resultado cómodas, esto ha traído como resultado que las personas se sientan tranquilas con una fe virtual y les cueste volver a la presencialidad.

¿Qué debemos hacer?

Pues si soy feligrés interiorizarme más por conocer la fe que profeso, existen muchas personas que tienen una religiosidad popular, no conocen por qué son parte de una iglesia y tampoco le visitan, con esto de la virtualidad les vino como anillo al dedo.

Si soy clérigo o alguien comprometido, seguir mi fe, continuar haciendo mi pastoral tal cual la estoy llevando, toda persona en un momento dado siente la necesidad de acercarse a Dios, dejando de lado su relación de espectador.

Recordemos que es la fe la que me salva por decirlo de cierta forma para no ofender a los no creyentes, también podríamos decir que es lo que nos acerca a Dios, sino tengo fe cuando asisto a la liturgia divina estoy siendo parte de un evento social.

Lo cierto es que en un punto fe y filosofía se mezclan en nuestras vidas, ya que actuamos de acuerdo a las dos.

En lo social, familiar, laboral actuamos de acuerdo a nuestro pensamiento colectivo, no es hasta que llegamos a un punto de mayoría de edad intelectual en donde no nos afecta lo que piensen los otros, ni las modas, ni la música, somos libres en nuestro pensamiento es decir imponemos nuestra filosofía.

A nivel religioso pasa lo mismo, es Dios quien sale a nuestro encuentro  (Lucas 15:11-32) no importa lo alejado que estemos de su presencia, su amor esta siempre con nosotros.

No importa que el mundo o las ideologías quieran sacar a Dios de nuestras vidas, debemos mantenernos fuertes en la fe, Dios es parte de nuestra familia, sino lo asumimos siempre será un ente del cual dudamos por momentos y en otros tratamos de aferrarnos.

Que Dios nos bendiga y acompañe,  en todo momento con su amor misericordioso en cada uno de nuestros corazones, hoy y siempre. Amen.



El dialogo interreligioso, 1 Parte

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

15/09/2021

 

¿Qué es el diálogo interreligioso?

Consiste en conocer y respetar las diversas formas de comunicarse con Dios.

Para poder opinar sobre algo primero debo conocerlo; de otra manera solamente estoy especulando.

Muchas veces hablamos de un tema pensando que somos doctos en la materia, pero en la mayoría de las veces fuimos mal informados, el dialogo pretende subsanar esto y ampliar nuestro conocimiento acerca de la realidad acerca de la familia espiritual del otro.

¿Qué es una familia espiritual?

Son las personas con quienes me relaciono a nivel religioso, ellos comparten el mismo sentir y buscan acercarse a Dios de igual forma que yo.

Podríamos hablar mucho sobre las familias espirituales pero es allí donde entra el conocimiento, no todas las familias espirituales son homogéneas, la gran mayoría se han dividido a través del tiempo por motivos, políticos, históricos y demás, ejemplo:

Los cristianos se dividen en Evangélicos, protestantes, ortodoxos, católicos, por mencionar algunos pero estos a la vez están subdivididos.

Los evangélicos están divididos en pentecostales, neo pentecostales, asambleas de Dios, evangelio cuadrangular, adventistas del séptimo día, y podríamos seguir, estos son solo unos ejemplos.

Los protestantes se dividen en metodistas, calvinistas, luteranos, anglicanos y todos estos grupos también tienen sus divisiones.

Podríamos seguir hablando de las divisiones y subdivisiones dentro de las religiones pero el tema es el dialogo.

Como puedo entender el dialogo, a través del respeto y sabiendo que Dios se manifiesta a través de su multiforme gracia, el conoce al hombre mejor de lo que podríamos escrutar, también se manifiesta a cada quien como mejor lo cree.

Decir que la fe del otro no sirve, no es correcto, es una falta de respeto y error que la mayoría comete.

Solo cuando llegamos a una madurez intelectual entendemos esto.

¿Cómo se inicia el dialogo?

Conociendo al otro

¿Cómo le puedo conocer?

Aprendiendo como surge, donde, cuál fue su contexto histórico y político.

Otra de las cosas que debemos entender es su culto, cuáles son sus bases, en que creen y como manifiestan su fe.

No todas las creencias se enfocan de la misma manera, ni tienen el mismo tipo de culto.

También debemos conocer el porqué de su vestimenta, esta es una extensión del culto, no solo utilizamos ropas formales dentro del servicio sino en el diario vivir, entonces debemos saber de qué se trata, que significa  y cuál es su nombre.

Todas las religiones tienen libro de base, pero a veces ese mismo libro es distinto, le pueden sacar partes por no estar de acuerdo con lo que dicen, ejemplo la biblia católica y la reformada.

¿Cuál es la diferencia entre diálogo interreligioso y ecumenismo?

El ecumenismo busca la unión, es decir que las iglesias se vayan uniendo hasta formar un solo núcleo.

En cambio el diálogo interreligioso busca justamente el flujo de ideas y acercamiento al otro respetando la identidad que tenemos.

Así por ejemplo existe el dialogo entre los cristianos sabiendo que estos pertenecen a una tradición distinta sin sugerir una fusión.

Dentro del ecumenismo una de las prácticas más comunes es el culto, pero hay que tener en cuenta que no todos nos acercamos a Dios de la misma forma y dentro del mismo servicio aunque se parezca no siempre es igual.

Ejemplo la santa cena dentro de nuestras comunidades o misa para la iglesia católica  tiene como fin acercarnos a Dios, en el momento de la comunión; para nosotros todos están invitados a comulgar, no importa su estado civil o si estuvo el domingo anterior, en cambio dentro de la liturgia romana está el tema del estado civil y la asistencia regular, allí ya existe un impedimento.

¿Qué otras cosas debemos conocer?

El calendario litúrgico es esencial, nos relacionamos con el entorno y con Dios en el diario vivir, dentro de nuestras iglesias tenemos formas de estar en comunión con nuestro padre esto va desde las oraciones diarias hasta los días festivos.

Debemos saber cuándo y porque, así podremos tener una idea de lo que ocurre dentro de esa comunidad.

Muchas de nuestras festividades tienen origen en la fiesta religiosa de otro grupo, ya que algunos tenemos raíces en una religión distinta a la que practicamos por ejemplo el pesaj judío para los cristianos se transforma en la pascua, el shavuot se transforma en la fiesta de pentecostés, en este tema también podríamos seguir pero es más que nada para darnos una idea de lo importante que es conocer de dónde viene cada religión, a veces las personas forman parte de algo que no conocen.

También debemos saber que en algunos casos los personajes principales de una fe también son representativos en otra, esto nos muestra el grado en que estamos unidos, en la biblia cristiana se muestra la imagen de la virgen María y su papel, dentro de algunos grupos cristianos sobre todo en los ambientes evangélicos es menos preciada la imagen de María, pero para el islam tiene un papel preponderante tanto así que hay un capítulo entero que habla de ella.

Es por todo esto que debemos no solo conocer sino ahondar en este tema para poder comprender la infinitud de Dios y como deja que nos comuniquemos con él, sin malas interpretaciones o ejemplos errados.

Te invito esta semana a conocer más acerca de la religión que prácticas y descubrir toda riqueza espiritual que tiene.

Señor te pedimos humildad para conocerte y sabiduría para comprenderte. Amen.



Introducción al dialogo interreligioso

Arzobispo Eric Escala – Comunión Anglicana Continuante

24/08/2021

 

Religión viene del latín religare, significa unir lo humano con lo divino, es importante poder dialogar con las distintas religiones, ya que esto nos alimenta espiritualmente.

No tiene sentido pelearnos por cómo me relaciono con Dios, en un mundo que cada vez más deja de lado a su creador no tiene sentido distanciarnos de los demás por motivos religiosos.

El Sheij Lyes Marzougui nos dice que el diálogo interreligioso es acercar los corazones de la humanidad en el amor.

La Jueza Veronica Chicón nos dice que esto nos ayuda a buscar el bien común y nos acerca a la paz.

La Monja Budista Alejandra Martinez,(Soren) nos dice que el diálogo interreligioso es una acción para fortalecer la paz del mundo, fomentar palabras amables sin distinción de punto de vista e incrementar la compasión en nuestra mente.

El Presidente de Scientology Argentina Gustavo Libardi nos dice: las religiones el primer concepto de vida en sociedad, dialogar brinda una esperanza para toda la humanidad; debe ser un ejemplo de convivencia.

El Lic. Marco Gallo de la comunidad Sant Egidio nos dice, es una exigencia frente a la sociedad fragmentada, es una oportunidad histórica para buscar la unidad, a partir de las necesidades de cada uno.

Existen tres grandes religiones Abrahamicas cristianos, judíos y musulmanes; es momento de construir la paz entre nosotros y dejar de separarnos cada día más.

Cuando dialogamos no solo damos nuestra opinión sino que también nos llevamos la opinión del otro.

Estamos en un momento histórico donde podemos dialogar dejando de lado la religión, si bien en la antigüedad han existido lugares donde esto se ha logrado, hemos llegado a la madurez mental donde existe un respeto por la diversidad.

Pidamos a Dios que nos ayude a entender la religión del otro y logrando el dialogo.

Señor ayúdanos a mantenernos en tu servicio respetando a nuestros hermanos y su diversidad. Amen.



22/07/2021

Desde el principio el hombre ha buscado la explicación de la creación a través de estos dos puntos, muchos llamados escépticos tienden en negar a Dios, aduciendo que es un mito, una creación del hombre dado que muchas tradiciones o culturas tienen deidades que fueron inventadas.

Pero nosotros los cristianos podemos decir que nuestro Dios si está vivo y es real pues hemos visto sus obras, hemos sido hechos hijos a través de Jesús y la misericordia del Padre.

En la edad media muchos pidieron ver la prueba irrefutable de la existencia de Dios entonces San Anselmo les dijo es la biblia allí está la prueba la pueden ver y tocar.

¿Cuándo comienza este viaje entre fe y razón?

En la antigua Grecia surge una escuela la naturalista, gracias al viaje que tuvo Tales a Egipto, surge la pregunta

¿Cuál es el origen de todo?

Ellos dijeron que los elementos de la naturaleza, aire, agua, fuego y hasta lo desconocido.

Buscaron algo que les diera una explicación sobre el origen ya que sus dioses no creaban la materia solo la transformaban eran Demiurgos.

También buscaron en las matemáticas a través de la escuela a Pitagórica, surgen escuelas filosóficas como los sofistas y llegan los Socráticos Mayores Sócrates, Platón y Aristóteles; tal vez los pensadores más influyentes hasta la llegada de Kant.

Lo cierto es que la pregunta sigue,  a través de la biblia en el libro del Génesis tenemos una respuesta sobre el origen de la creación, Luego en la modernidad surgió Charles Darwin con su libro el origen de las especies y la selección natural, buscando explicar desde la ciencia la creación del hombre pero creando más dudas que respuestas puesto que siempre queda en el aire la duda.

Durante la época actual existió un físico llamado Stephen Hawkings quien escribió varios libros interesantes entre ellos el gran diseño, la teoría del todo, agujeros negros y pequeños universos, etc.

Fue uno de los teóricos de la llamada teoría del Big Bang donde en resumen nos dice que la nada se comprime, en una millonésima de segundo se expande y crea la materia, todos quedaron asombrados con esta teoría pero acaso San Agustín no dijo exactamente lo mismo al explicar que Dios crea el universo de la nada solo a través de la palabra, sino volvamos a leer el Génesis.

Pues bien podemos ver que por más que el hombre intente explicar la creación y la vida fuera de Dios y a través de la ciencia nunca llega a ser del todo exacta.

En la edad media la filosofía conocida tuvo corrientes como la patrística y la escolástica su respuesta a toda pregunta era Dios es la verdad de todo, esto en vez de contestar creo más dudas, también existieron fuera del cristianismo otros pensadores Maimonides fue un filósofo judío quien también intento explicar esto.

En este momento surge una duda a la pregunta.

¿Qué tan cierto es mi conocimiento?

Por años se creó que las matemáticas eran perfectas y puras, eran la mejor explicación sobre la infinitud de Dios.

¿Eran perfectas las matemáticas?

No, la matemática que se conocía era la griega y luego esta fue adoptada por los romanos, pero carecía del cero, ya que estos no lo llegaron a emplear, nuestras matemáticas son árabes, esto vuelve a crear otra pregunta.

¿Son confiables las matemáticas?

¿Sera que existen más números desconocidos?

No tenemos la respuesta, lo que si es que por más que la razón trate de buscar explicar todo fuera de Dios esto no es posible.

En la filosofía moderna Rene Descartes trata de explicar la existencia de Dios en sus meditaciones metafísicas, solo para concluir que no es posible y como no puede, la existencia de Dios es cierta ya que si lo pudiese probar dejaría de ser Dios.

También Enmanuel Kant en su Crítica de la razón pura busca explicar el mundo fuera de Dios pero termina admitiendo que fuera de Él  nada puede existir solo que le dice el absoluto.

La Pregunta sigue en este momento el debate entre fe y razón sigue latente, no podemos dejarlo de lado ya que entre más busquemos alejarnos de Dios más permisivos nos volveremos.

Lo bueno es malo y lo malo es bueno, no importa lo que diga la biblia debemos ser políticamente correctos.

También existen otros que dicen puedes hacer lo que quieras ya eres salvo por la sangre del cordero.

No está bien debemos ser fieles a la palabra y a nuestro padre.

La pregunta sobre este debate seguirá siempre, abra algunos que estén de acuerdo y otros no, lo que debemos hacer es mostrar el amor de Dios con actos y palabras y cambiaremos su forma de pensar.

Que Dios nos acompañe en todo momento y nos de la fortaleza para predicar en este mundo donde cada vez es más común ser incorrecto por hablar de Dios.



Una Teología Reformada para Latinoamérica

01/07/2021

Arz. Eric Escala

(Iglesia Anglicana Continuante)

 

Nuestro continente es altamente religioso, ha sufrido pero aun así se ha mantenido creyente, no es un fenómeno, es parte de nuestra idiosincrasia, creemos en Dios y en Jesús como nuestro salvador.

¿Cuál es el problema de la reforma en Latinoamérica?

Desde la conquista y la colonización en América Latina se ha impuesto el evangelio a través del miedo, realmente no se ha explicado al pueblo  y por consiguiente aun es incipiente.

Se trató al pueblo como niños y no se busca que los laicos se formasen como parte de su práctica religiosa.

Muchos siguen las religiones tradicionales por costumbre sin adentrarse en las mismas  por simple protocolo sin saber que hacen y porque.

Se encuentran en los cultos por agradar a sus familias o una costumbre familiar.

Las iglesias históricas han utilizado métodos para imponer en vez de exponer, la mita y la encomienda, fueron durante la colonia formas de presentar la religión esto  creo malestar.

Los nativos y los negros no se convirtieron del todo, adaptaron lo que se les presentaba a sus tradiciones, utilizaron la extrapolación como parte del culto, mientras los españoles pensaban que veneraban a sus santos estos estaban adorando a sus dioses.

Durante este periodo en Latinoamérica no hubo iglesias reformadas, no existió misión o choque cultural reformado, desde México hasta Argentina, el pueblo fue católico; todos estos estados tienen el catolicismo como religión oficial, está en su constitución, los actos oficiales se celebran en las catedrales romanas.

No así con Estados Unidos de América y Canadá, estos fueron conquistados y colonizados por inmigrantes que buscaban libertad de culto.

Puritanos, Menonitas, anglicanos, luego de la revolución e independencia pasaran a llamarse  Episcopales, Amish, luteranos,  etc.

Esta primera oleada dio a estos territorios otra perspectiva del evangelio, tuvieron otra teología, aunque también llego a imponerse dio una diversidad que no llego en principio a Latinoamérica.

La reforma no llego a concretarse en los inicios de la colonia, al menos no en Latinoamérica, no va ser hasta las creaciones de los nuevos estados que ingresa el evangelio reformado, en algunos países los misioneros son arrestados, los fieles mal vistos.

Como recordaremos el movimiento de azuza da el primer paso para que surjan nuevos pastores que sientan la misión como su primer motor, de allí sientan un llamado para Latinoamérica.

Surgen algunas iglesias en Norteamérica que buscaran evangelizar a los estados latinoamericanos, por ejemplo la iglesia del evangelio cuadrangular y muchas otras de corte pentecostal.

¿Cuál es el problema para crear una teología reformada en Latinoamérica?

Latinoamérica no es homogénea, existen muchas barreras culturales esto da pie a que aún no logremos introducir la reforma.

En el Norte de América: sobre todo en México,  los pueblos son muy arraigados en lo que conocemos como religión tradicional, no buscan ahondar es su fe, están nada más, esto acompañado con el culto a la Virgen de Guadalupe ha traído como consecuencia el enfrentamiento entre católicos y reformados, sin lugar al dialogo.

Preocupándose por las apariencias y menos por entender la teología, junto a esto algunas iglesias han sido creadas, llamadas reformadas pero en realidad siguen la tradición romana, se les conoce como iglesias nacionales.

Este esquema se repite en toda Latinoamérica,  tenemos el caso de Brasil donde es común ver personas en cultos africanistas a la mañana y en otra iglesia sea evangélica o romana a la tarde.

En Argentina, por las migraciones de grupos europeos estos trajeron consigo sus tradiciones y cultura, así como su religión; esto da lugar a una teología más reformada, donde impera el dialogo en algunos casos.

También ha traído que  iglesias como la metodista o la luterana apoyen el matrimonio igualitario y ley de aborto.

¿Cómo podremos crear una teología reformada propia?

Esto se va dar a partir de la educación, cuando se introduzca una catedra de pensamiento religioso reformado, cuando se impartan clases de historia de la fe y cuando volvamos a dar lugar a Dios en nuestras vidas.

Se ha impuesto un régimen donde no podemos hablar de fe en los lugares públicos o las escuelas, está prohibido orar, pero se promueven los antivalores como lo correcto.

Se cree que la teología de la liberación de Leonardo Boff es todo el pensamiento reformado que podemos tener,  pero va más allá, debemos priorizar la oración y la acción a las palabras.

La reforma llegara a Latinoamérica cuando pensemos en cambiar la mentalidad de los latinoamericanos, sacar de su adn la falta de estudio crítico en cuestiones de fe y logremos que se auto evangelicen.

Para evangelizar a fuera debemos evangelizar adentro, no podemos dar de lo que no tenemos.

Te invito a vivir tu fe, conocerla y estudiarla, veras que hay mucho por describir y mucha riqueza que aportar.

Señor te pido nos ayudes a conocer nuestra fe, para poder compartirla con aquellos que también la necesitan. Amen.



La vida, la familia y los amigos.

27/05/2021

 

¿Qué es la vida?

Es la sucesión continua de eventos, ocurren queramos o no; muchos buenos otros no tanto pero todos nos dejan un mensaje.

Para todos no es la misma experiencia, la vida de todo hombre es una epopeya, toca a cada uno salvar los problemas a los que se ve expuesto.

Pero, si podemos decir que es un regalo de Dios, como tal solo podemos agradecerlo, quien nos lo dio sabe porque y para qué.

Es por eso que decimos que Dios tiene un plan para cada uno, de la misma forma que cuando hacemos un regalo, tenemos una idea de que queremos con esto.

Todos tenemos noción de vivir, es decir llega un momento en que estamos conscientes de nuestros actos, no solo vivimos sino que pensamos, razonamos y meditamos, como diría Descartes               “Cogito, ergo sum”

Kant diría que esto llega cuando cumplimos con nuestra mayoría de edad, dejamos de ser mediocres y pensamos por nosotros mismos, esto por lo general llega a partir de los 50 años.

Pues bien, es un goce de emociones, de actos pero no podríamos vivir sin algo muy concreto saber que todas nuestras acciones tienen una consecuencia, he escuchado decir a muchos que ya somos salvos por la sangre de Cristo, no importa como vivamos o actuemos, es un grave error, la fe es medida por las obras.

Decir esto es un pecado, las personas se guían por lo que dicen los líderes y sobre todo los religiosos, no podemos mentir abiertamente ya que esto trae consecuencias.

Cuando hablamos del libre albedrio, a veces se piensa que los seres humanos tenemos este derecho, pero no tenemos esta elección; solo Dios tiene libre albedrio él puede actuar libremente sin consecuencias negativas.

Cuando hacemos esta travesía hay dos grupos humanos que nos acompañan en todo momento, la familia y los amigos.

La primera no la elegimos al nacer, pero nuestros padres y hermanos son la base de nuestra personalidad, ellos nos dan el amor que necesitamos, también los valores, somos el reflejo de estas en la mayoría de los casos.

En la mayoría de los casos los volveríamos a elegir, junto a ellos vienen los primos, tíos, abuelos, sobrinos y demás, yo no me puedo quejar me toco una familia muy buena, cariñosa y atenta, gracias a ellos soy la persona en quien me convertí hoy.

A veces cuando somos jóvenes nos atrevemos a juzgarles, pero cuando somos adultos vemos los acontecimientos de otra manera y les damos la razón.

Junto a ellos tenemos a los amigos, a veces pensamos que son eternos, siempre estarán con nosotros pero en su mayoría no es así, algunos están hasta cierta etapa o le damos el nombre a quien solo es un conocido.

He tenido la suerte de tener muchos amigos sobre todo en mi etapa de infancia y juventud, quienes han ayudado a fórmame y me dieron su cariño.

Tengo contacto con varios pero en especial me gustaría recordar a mi amigo quien se convirtió en mi hermano Eric Chang, le conocí en mi infancia, cuando hacia la primaria había otros amigos Arturo Troya, iba a su casa hacer las tareas, en ese tiempo no había internet, pero Eric siempre fue un modelo a seguir, muy serio, estudioso, pero sobre todo estaba presente cuando se le necesitaba, vivíamos cerca, nunca le escuche hablar mal de nadie y aun cuando tuviese algún problema él no lo hacía notar, cuando fuimos jóvenes nos volvimos a encontrar y desde entonces aun en la distancia ha estado presente, gracias por estar allí mi hermano.

También tengo una amiga de toda la vida desde que tengo memoria Jessica Almengor, la conocí en la primaria en tercer grado, muy aplicada, muy inteligente, un espíritu libre, preocupada en todo momento por el otro, un día hubo un acto y en el colegio primario y se soltaron unos toros, yo estaba asustado, ella me llevo a su casa, cuando paso el susto me condujo a la mía de la mano era más alta que yo, desde ese día de cierta manera nunca me soltó la mano. Ahora vive en Costa Rica pero aunque la distancia es bastante siempre está presente. Gracias por estar allí corazón.

Le doy gracias a Dios por el regalo de la vida, por las experiencias vividas, por mi familia alrededor del mundo, hay muchos otros que me gustaría mencionar pero no acabaría nunca.

Mi familia en Argentina, puedo decir que Dios es bueno en todo momento, siempre ha estado cuidándome.

En este tiempo tan difícil que vivimos tomemos un momento y reflexionamos sobre nuestra vida, nuestros amigos pero sobre todo la familia, es un hermoso don que Dios nos ha dado.

Señor te damos gracias por el don de la vida, por todo lo que nos das cada día, no lo merecemos, tu misericordia es infinita y llena nuestras almas. Te pedimos que socorras a los que sufren, los enfermos, a toda la humanidad. Amen.



05/05/2021

¿A que fuimos llamados?

 

La iglesia ha sido llamada a denunciar y anunciar, no debemos buscar estatus o agradar a la mayoría.

Estamos en el mundo pero no somos del mundo, no estamos para agradar a los señores que están haciendo lo que quieren con la mayoría y algunos lo están permitiendo.

He visto como en algunos países de Europa como Francia se ha dejado de llamar padre o madre para transformarlo en progenitor uno y progenitor dos, pues bien nos toca defender la familia dentro de esta sociedad moderna.

Dios nos dio unos padres, cuando no se estudia la historia se tiene a volver a repetir los errores, cuando el comunismo quiso imponer su régimen lo primero que combatió fue a Dios y la familia.

¿Acaso queremos repetir los mismos errores?

Es triste ver cuando las iglesias se venden al mejor postor, negando la palabra de Dios por buscar ser políticamente correctos, no sé si se dieron cuenta pero Jesús no era admirador de negar la voluntad de Dios.

He visto como algunos han comenzado a usar el lenguaje inclusivo en sus comunicados.

¿Acaso Dios no hizo hombre y  mujer?

No veo en ningún lugar de la biblia que se use este tipo de lenguaje, hemos sido llamados para anunciar y denunciar, no a seguir lo que dice el mundo, no somos del mundo.

Algunas iglesias reformadas se unieron para pedir que fuese ley el aborto legal, como cristianos debemos defender el derecho a la vida en todo momento.

¿Acaso como hijos de Dios no estamos llamados a defender a los indefensos y débiles?

Como una ley que invita a matar puede ser aceptada por cristianos, sobre todo líderes religiosos acepten y avalen esta ley.

No podemos aceptar esto, hemos sido llamados a proporcionar el evangelio a las naciones, la palabra de vida no a ser agentes del demonio.

¿Qué le dirán al padre cuando se presenten a ser juzgados?

Debemos cuidar lo que hacemos, no podemos pervertir al pueblo con estas leyes, lo que buscan está muy lejos del plan divino.

Pidamos a Dios poder realizar realmente su misión y no convertir la buena nueva en moneda de cambio.

Señor te pedimos nos des la fuerza para hacer tu voluntad en este mundo lleno de falsas verdades. Amen.



26/04/2021

La Pascua, un articulo por Arzobispo Eric Escala, con la colaboración de Maja Dimitroff

 

Para nosotros los creyentes tiene un significado muy especial, es el triunfo de la vida sobre la muerte Jesús el Cristo, resucita para darnos vida eterna.

Nosotros lo vivimos después del llamado triduo pascual, jueves, viernes, sábado y luego la resurrección.

Cada día tiene un significado especial, algunos cristianos de distinta tradición me han dicho “Mi Cristo está vivo, yo no celebro la muerte de Cristo”.

Me parece justo, pero si no muere no puede resucitar, hay un misterio allí, debe cumplir con las profecías.

Como dijimos el jueves recordamos la institución de la Eucaristía, la institución del sacerdocio, lavamos los pies de los fieles y clérigos, también bendecimos los aceites y oleos e iniciamos el ayuno pascual.

El viernes nos concentramos en la cruz y en su muerte ya que como hombre debe morir pero como hijo de Dios,  el resucita estamos a la espera que esto ocurra.

Luego al entrar al sábado en medio de la vigilia recordamos la historia de la creación, la salida de Egipto, hasta llegar a cantar el Gloria porque Cristo nuestra Pascua ha resucitado.

Por supuesto que el domingo estamos alegres, pero no podemos solo celebrar que está vivo sin meditar su pasión y muerte.

Pero discutir sobre asuntos de fe no es algo que traiga muchas veces buen final, cada uno ve su tradición como válida y a veces no llegamos a buen puerto, es mejor ver lo que nos une, a lo que nos separa.

No por ser una fiesta religiosa significa que tiene el mismo sentir para todos.

Le pedí a varias personas me dieran su visión de la pascua y no tenemos el mismo punto de vista pero es bueno poderlo expresar.

Para Liliana Morales la pascua es un momento familiar, tiene su significado religioso pero le recuerda la unión, estar con sus seres queridos compartiendo la mesa.

En varios países esta fiesta tiene sus tortas características o en algunos casos como argentina los famosos huevos de pascua hechos con chocolate, aunque no en todos los países donde se reparten son iguales.

Para Luis Octavio Civo, es un momento con Dios, siente un llamado muy personal, hay inmanencia entre su persona y su creador.

Ana Mieres nos habla desde el amor entre Dios y el hombre, para dar vida a la humanidad sacrifica a su hijo unigénito, prometido desde el inicio de los tiempos, Dios cumple su promesa, es fiel a nosotros.

En Latinoamérica tiene una intrínseca relación entre el pueblo y el cristianismo, es por ello que hablar de Pascua significa hablar de la resurrección de Jesús.

También le pedí a Maja Dimitroff nos diera su experiencia, realmente muy interesante y amena.

 

Las Pascuas en Alemania

Las Pascuas son una de las fiestas cristianas más importantes de Alemania, junto a la Navidad. Sin embargo, cuando personalmente pienso en la Semana Santa, pienso sobre todo en una celebración familiar clásica y tradicional. Esto se debe a que nací en la antigua Alemania del Este, en la parte socialista de la Alemania dividida después de 1945. Allí sólo se bautizaba a muy poca gente y, por tanto, la Pascua no tiene un gran significado religioso para mí, sino que representa la primavera, los pastos verdes, las flores y los colores brillantes y los agradables feriados junto a mi familia y en el jardín de mis abuelos.

En los países de habla alemana, las Pascuas son especialmente popular entre los niños: pintan y tiñen huevos de gallina hervidos, que luego el llamado “Conejo de Pascua” (normalmente uno de los padres) los esconde junto con muchos otros dulces en casa o en el jardín familiar en los lugares más locos, a menudo entre flores de colores. Sobre todo cuando hay varios niños en casa, la búsqueda de huevos de Pascua se convierte en una auténtica competición para ver quién encuentra más. Al menos así fue con nosotros. Incluso en la edad adulta, mis hermanos y yo seguimos divirtiéndonos con la caza de huevos y, hasta el día de hoy, aunque sea para niños, no dejamos que se nos escape. Es un ritual maravilloso en el domingo de Pascua, en el que siempre pasa lo mismo en nuestra casa todos los años hasta el día de hoy: ¡El último huevo de color es siempre el más difícil de encontrar y a veces nos desespera! O el perro lo encuentra.

En Alemania y en mis recuerdos, la Pascua es básicamente una celebración muy colorida: por ejemplo, existe la costumbre de decorar ramas o pequeños árboles o arbustos en el jardín con huevos de Pascua pintados de colores. En muchas familias se sirven pasteles de Pascua con forma de conejo o cordero, y se sirven platos festivos especiales, como la carne asada o pescado. Muchos dulces son de chocolate con forma de liebre. Aquí, el conejo simboliza la fertilidad que viene junto con la primavera. Me encanta la Semana Santa porque después de un invierno largo y gris en Alemania – a menudo sin mucho sol – la vida, y por tanto los colores vivos, por fin despiertan de nuevo.

Como vemos hay muchas experiencias alrededor de un mismo hecho, lo bueno es poder compartir estas vivencias y nutrir con ellas a nuestro entorno.

Te invito a tomar un momento y ver qué recuerdos te trae la pascua y que significado deja en tu corazón.

Señor te damos gracias por la vida, por la familia que nos haz regalado, por los dones que nos haces llegar gracias a tu misericordia, te pedimos por todos aquellos que necesitan un milagro en sus vidas, para que puedan sentir tu grata compañía. Te lo pedimos en nombre de nuestro Dios y salvador Jesucristo tu hijo. Amen.



14/04/2021

El mes del Ramadán

 

Como hijos de Abrahán debemos reconocer que somos parte de las tres grandes religiones monoteístas que están entrelazadas.

El Cristianismo, Judaísmo y el islam forman parte de las llamadas religiones Abrahamicas, es por esto que es importante saber o por lo menos tener una idea de que están celebrando nuestros hermanos, para así respetar su tradición religiosa.

Hace poco nosotros hemos celebrado la pascua, esto nos recuerda el triunfo de Cristo sobre la muerte, quien al resucitar nos da vida eterna, pero Jesús era judío, el celebro el pesaj, este celebraba la liberación del pueblo de la esclavitud en Egipto.

Como vemos todo tiene un porque.

¿Entonces que es el Ramadán?

Pues etimológicamente significa sequía, en este tiempo litúrgico se debe abstener de beber y comer; durante un periodo estipulado de tiempo, popularmente es desde que amanece hasta que anochece, pero va mas allá no es un simple ayuno sino que también va acompañado de las oraciones, la limosna y la contemplación.

Para un devoto es el mes de la misericordia, del perdón, en este mes son perdonados los pecados y se abren las puertas del paraíso para un buen creyente.

En el Islam hay 99 atributos para Dios, pues en este mes se puede experimentar cada uno de ellos siempre y cuando se haga con devoción.

¿Qué se busca con esta fiesta del Ramadán?

Lo mismo que buscamos los cristianos con la cuaresma, la purificación, la preparación para este encuentro especial con nuestro Padre, en este caso Allah.

Este solo puede llegar a través de la oración y el ayuno, la meditación y la abstinencia.

El ayuno es uno de los pilares del Islam, de la misma forma en que la eucaristía es uno de los pilares para el cristiano.

En este tiempo también se puede experimentar la yihad, que lejos de ser un ataque en contra de los que no profesan el islam es una guerra santa en contra de aquello que me aleja de Allah.

Uno de los atributos de Allah es que es compasivo, misericordioso, pues bien este es un momento especial donde pueden los creyentes experimentar su amor, Dios envía al Profeta Mahoma, [mu’ħammad] Abū l-Qāsim Muḥammad ibn ‘Abd Allāh ibn ‘Abd al-Muttalib ibn Hāšim al-Qurayšī,  El Señor lo tenga en la gloria, como un acto de misericordia para con el hombre.

Recordemos que la misericordia es el amor de Dios que va más allá de la razón del hombre.

Les invito a respetar este mes sagrado para nuestros hermanos que profesan el islam y valorar la multiforme gracia que nos regala Dios todos los días.

“¡Oh Dios mío!

Cuantos bienes terrestres me hayas reservado dáselos a, mis enemigos;

Y todo lo que me has reservado en el otro mundo

Dáselo a mis amigos;

Porque a mí, tú me bastas.

¡Oh Dios mío!

Si yo te adoro por miedo al infierno,

Quémame en él;

Y si te adoro por la esperanza del paraíso, exclúyeme de él.

Pero si te adoro únicamente por ti mismo,

No me prives de tu eterna belleza.

Oh Dios mío!

Mi sola ocupación

Y todo cuanto deseo en este mundo,

Entre todas las cosas creadas,

Es acordarme de ti;

Y en el otro mundo,

De todo cuanto haya en el otro mundo,

A lo único que aspiro es a encontrarte.

Así es por lo que a mí respecta.

Pero Tú, Tú has según tu voluntad”. Amín.



12/03/2021

Del Carnaval a la pascua (primera parte)

 

Cuando buscamos el origen de nuestras celebraciones a veces encontramos similitudes con festividades de distintas culturas, muchas de nuestras fiestas religiosas son adaptaciones de aquello que celebraban otros pueblos, como por ejemplo el carnaval.

Poco y nada tienen que ver las fiestas que se observan hoy en día con su origen o como se festejaba, lo podrán decir nuestros padres y abuelos, además lo podemos constatar por nuestra cuenta.

El carnaval combina elementos tales como disfraces, grupos que cantan coplas, desfiles y fiestas en la calle. A pesar de las diferencias que su celebración presenta en el mundo, su característica común es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol. En sus inicios, probablemente con un cierto sentido del pudor propio de la religión, el Carnaval era un desfile en que los participantes vestían disfraces y usaban máscaras. Sin embargo la costumbre fue transformando la celebración hasta su forma actual.

Si podemos notar se usaban máscaras y era un momento en el cual las personas usaban sus mejores galas, para esperar el periodo de cuaresma.

Tiene muchos cambios dependiendo de la región, pero podemos decir que también tiene un poco que ver con la festividad del Purim, por lo cual es justo conocer de qué se trata, tomamos de la página de la AMIA el significado de esta fiesta.

La festividad de Purim el 14 del mes de Adar según el calendario hebreo (que este año corresponde al 21 de marzo) es la celebración más alegre de la tradición judía.

La historia nos enseña que hace más de 2000 años, el Sagrado Templo de Jerusalem fue destruido por el rey babilonio Nebujadnezar. El pueblo judío fue entonces enviado fuera de la tierra de Israel y forzado a vivir en Babilonia. 50 años después, Persia venció a Babilonia. Ajashverosh fue el segundo rey Persa. Él gobernó 127 provincias desde Hodu (India) hasta Kush (África), el reino más grande y más fuerte del mundo.

Enojado porque lo había desobedecido con una orden, el rey Ajashverosh mandó a matar a la reina Vashti. Luego mandó a sus hombres a buscar casa por en casa en todo Persia, para que encuentren a las mujeres más bellas del reino, quienes eran enviadas a Shushan (la capital) hasta ser presentadas delante del rey.

 

En Shushan, una huérfana judía de nombre Hadasa vivía con su tío Mordejai. Cuando los hombres del rey llegaron a la casa de Mordejai, él le dijo a Hadasa, “No temas, ve con ellos. No les digas que eres judía. Diles tu nombre Persa – Ester. ¡D-s te cuidará!”.

Ester era buena, gentil y muy hermosa. Tan pronto como el rey la vio, la eligió como su nueva reina. Ester designó a siete sirvientas, una para cada día de la semana, de esta manera ella podría saber qué día era Shabat. Sus comidas eran casher. Y todo el tiempo mantuvo su secreto. Nadie sabía que era judía. Todos los días, Mordejai se sentaba fuera de la puerta del palacio para esperar noticias de Ester.

Un día, sentado en la puerta del palacio, Mordejai escuchó por casualidad a dos hombres planeando asesinar al rey. Le contó a Ester y los dos hombres fueron atrapados y asesinados. A pesar de que en el Libro Real fue registrado que “Mordejai el judío” había salvado al rey, el asunto fue olvidado rápidamente.

Poco después, Ajashverosh designó a Hamán – el hombre más rico del reino – como su nuevo primer ministro. A todos los súbditos del reino les fue ordenado honrar a Hamán e inclinarse ante él. Todos lo hicieron, excepto Mordejai. Hamán estaba furioso. Fue directamente a ver al rey para quejarse. “Hay una nación”, dijo, “repartida a lo largo del reino, que es diferente de todas las otras naciones. No comen nuestra comida, no toman nuestro vino y ¡no se casan con nuestras hijas! No cumplen con las leyes del rey y no trabajan. Cada siete días descansan y siempre están celebrando fiestas. Si me das permiso, los puedo destruir por ti. Incluso puedo pagar con mi propio dinero cualquier gasto que se presente”.

Ajashverosh le dio a Hamán su anillo real para sellar órdenes y decretos. Ansioso de llevar a cabo un trabajo perfecto, Hamán quería ejecutar su plan en el día correcto, un día de suerte bendito por sus dioses y estrellas. Hizo una lotería – purim en hebreo – para elegir el día. Luego, mandó cartas, selladas con el anillo real del rey, a cada una de las 127 provincias del reino. “En el día 13 del mes de Adar”, decía el decreto “deberán destruir, matar y asesinar a todos los judíos, jóvenes y viejos, mujeres y niños, a todos en un solo día. Su dinero y sus propiedades serán de ustedes desde ese día”.

Cuando Mordejai escuchó lo del decreto le dijo a Ester que ella debía hablar con el rey para tratar de salvar a los judíos. Ester tenía miedo, ya que estaba prohibido presentarse frente al rey sin previo aviso. Ester pidió que los judíos de Shushan ayunaran y rezaran por ella tres días.

 

Ester fue a ver al rey quien le dijo: “¿Qué necesitas mi reina?”, preguntó él. “¡La mitad del reino es tuyo si lo pides!”. Pero Ester pidió solamente que el rey y Hamán asistieran a un banquete privado que ella estaba organizando. En el banquete, Ajashverosh volvió a preguntar, “¿Qué deseas? ¡Lo que quieras es tuyo!”. Pero Ester sólo invitó al rey y a Hamán a una segunda fiesta. “¡Que extraño!”, pensó el rey. Pero Hamán estaba encantado. Cuando Hamán salió del palacio, pasó frente a Mordejai en la puerta. Su placer se transformó en odio. “¿Soy lo suficientemente importante como para ser invitado por la reina a un banquete privado junto al rey y ese judío se rehúsa a inclinarse ante mí?”. ¡Él quería matar a Mordejai en ese lugar y en ese preciso momento sin esperar el 13 de Adar!

“¡Hazlo!” le aconsejó su malvada esposa Zeresh. Entonces Hamán construyó una horca de 50 codos de alto en su propio patio. Iba a colgar a Mordejai en la primera oportunidad que tuviera.

Esa noche, el rey no podía quedarse dormido. Se dio vueltas en la cama hasta que finalmente llamó a su sirviente para que le trajera el Libro Real y le leyera las crónicas del reino. El pesado libro se abrió en la historia de cómo Mordejai el judío había advertido acerca de la conspiración en contra del rey y así había salvado su vida.

“¿Qué recompensa recibió el judío?”, preguntó el rey.

“Ninguna, señor”, fue la respuesta.

“¿Salvó mi vida y no recibió recompensa?”, vociferó el rey.

Justo en ese momento, alguien tocó la puerta. Era Hamán que venía a pedir permiso para colgar a Mordejai el judío. ¡Estaba tan apurado que ni siquiera podía esperar hasta mañana!

“¡Hamán!”, exclamó el rey. “Dime, ¿qué se debe hacer a un hombre que el rey desea honrar?”

“Se debe estar refiriendo a mí”, pensó Hamán contento. “Yo sé exactamente lo que se debe hacer”, dijo. “Hay que vestirlo con ropajes del rey. Poner la corona del rey sobre su cabeza. Dejarlo montar el caballo real. Y hacer que un sirviente camine delante del caballo gritando: ¡Así se hará al hombre a quien el rey desee honrar!”.

“¡Maravillosa idea!” gritó Ajashverosh. “Lo dejaré en tus manos. ¡Busca a Mordejai el judío y haz tal como has descrito, hasta el más mínimo detalle!”.

 

Hamán hizo lo que él mismo había ordenado y Mordejai fue llevado con honores reales a través de las calles de Shushan.

Hamán volvió a su casa, amargado y destrozado. Pero no tenía tiempo que perder. Tenía que estar en el palacio real a tiempo para el segundo banquete de la reina. Una vez más, el rey preguntó, “¿Qué deseas Ester? ¿Por qué nos has invitado? ¡Tal como digas será hecho!”.

Esta vez, Ester habló. “Salva mi vida”, dijo “y la vida de mi pueblo. ¡Hemos sido sentenciados a muerte!”.

“¿Muerte? ¿Tu pueblo? ¿Quién hizo esto?”, preguntó sorprendido el rey.

“¡Un hombre perverso y malvado! – ¡Tu ministro Hamán!”

El rey estaba tan sorprendido que salió de la habitación para mantener la compostura.

Temblando y con miedo, Hamán se tiró sobre la reina para rogar por misericordia. Justo en ese preciso momento, volvió Ajashverosh.

“¿Qué?” exclamó. “¿Cómo te atreves a atacar a la reina en mi palacio? ¡Llévenselo y cuélguenlo!”, gritó.

Al final, Hamán fue colgado en la horca que él mismo había construido para Mordejai. ¡Y Mordejai se convirtió en el nuevo primer ministro del rey, en el lugar de Hamán!

 

De acuerdo a la ley Persa, era imposible cambiar un decreto que ya había sido sellado con el anillo real, por lo que el rey no podía anular el decreto en contra de los judíos. Pero Mordejai recibió el anillo real para emitir cualquier decreto que creyera útil para los judíos. Ahora era el turno de Mordejai de mandar una carta real. Decía: En el día 13 de Adar, todos los judíos del reino se organizarán para defenderse. ¡Los Persas estaban más que contentos de escuchar a Hamán y de matar a los judíos, pero si lo judíos iban a armarse y defenderse con protección real, era una historia diferente!

Los rabinos ordenaron a la gente cuidar la fiesta de Purim por siempre como un día de agradecimiento, celebración y alegría; de mandar regalos a los amigos y dar dinero a los pobres.

 

Si comparamos nuestra vida gira en torno al calendario litúrgico al igual que la comunidad judía en torno a sus celebraciones.

Para nosotros la cuaresma va precedida por el carnaval y nos prepara para la pascua, para la colectividad judía hay una preparación para el Pesaj.

Debemos buscar el origen de las cosas para poder entender a que se refieren y como van mutando.

Esperemos volver a las buenas costumbres y poder entender el significado de los hechos que celebramos y saber porque lo hacemos.

Nada debe ser dejado al Azar, es nuestra responsabilidad vivir de la forma que cada día sea agradable a los ojos de Dios.

Que este camino a la pascua nos recuerde de donde viene nuestra fe y se mantenga firme.

Señor haznos fuertes en la fe para poder celebrar con victoria el triunfo de nuestro Señor Jesús sobre la muerte. Amen.



16/02/2021

Mi experiencia en el Cister

 

Cada uno tiene una historia muy especial y esta le define, como dijo Protágoras somos la suma de los acontecimientos que hemos vivido, si cambiamos un acto dejamos de ser nosotros

En este recordar estaba recordando mi juventud, sobre todo en este tiempo de preparación para la cuaresma, tiempo anterior a la semana santa y vino a mi mente mi viaje al Cister.

¿Qué es el Cister?

Es un monasterio de clausura, cuando tenía unos 18 años, unos amigos que me encontré iban con sus mochilas muy contentos de paseo, como todo joven les dije yo también quiero ir.

Sin ningún problema me dijeron dale, entonces pedí permiso rápido y sin muchas vueltas ya estaba en el bus camino a cerro azul.

Mis amigos me dijeron que íbamos a un lugar con piscinas, canchas de baloncesto y demás, obvio que no encontramos nada de eso, pero la experiencia fue muy enriquecedora.

Al llegar fuimos recibidos de la mejor forma por el Abad quien me dijo que era un monasterio donde debe reinar el silencio y solo se habla en las comidas, ya estaba allí no sabía cómo volver así que no me quedaba de otra.

Había un lugar para huéspedes, aquellas personas que venían hacer retiros espirituales o grupos que iban de visita, ellos solo podían llegar hasta la capilla; pero como nosotros íbamos a tener una experiencia diferente entrabamos al claustro, era muy bonito de entrada había un recibidor que limitaba con la biblioteca, nos fueron dividiendo y al final me llevaron a mi habitación.

Las celdas eran bastante simples, una cama, un reclinatorio, un armario y el baño era comunitario, pero a mí no me toco una celda sino la habitación donde se quedaba el obispo cuando iba de visita, era bastante amplia con un sofá para leer, un gran ventanal donde se podía ver la ciudad esta parecía un nacimiento de estos que ponemos para navidad, además de tener su baño propio, me dieron el horario y todo iniciaría el día siguiente, luego de cenar y hacer las oraciones de la noche me dispuse a descansar.

El día comenzaba a las 4 se tocaba una campana y debíamos levantarnos, luego de prepararnos nos encontrábamos a las 5 en la capilla.

Nos sentábamos en unos oratorios, dispuestos en cada lado de la capilla junto a una cruz bastante imponente, allí luego de una reflexión breve iniciábamos las oraciones, las cuales también se cantaban, hice mi mejor esfuerzo pero temo que no era lo mío, luego de terminar esto pasábamos a la santa cena para lo cual nos movíamos de los oratorios a la otra sección de la capilla donde estaba el altar, al estar ya en oración y haber escuchado las lecturas del día y una reflexión era bastante rápida pero muy reflexiva el silencio ayudaba mucho sin darnos cuenta ya eran las 7.

De allí pasábamos en silencio al comedor, el desayuno se servía con mucha rapidez, me dijo el abad que como era la primera vez que iba se haría una excepción pero los viernes durante todo el día se comía pan y solo se tomaba agua, al terminar el mismo se asignaban las tareas a mí me toco leer un libro llamado la suma teológica, el mismo me volvió acompañar en mis días de estudiante, era una tarea ya que en el almuerzo mientras los monjes comían me tocaba leer.

La campana se volvió a tocar a las 9, otra vez a las 12, luego a las 3, 5, 6 y la última oración eran las completas a las 8, después de orar se nos asperjaba con agua bendita y a dormir.

Cada momento era único y especial, en verdad muy lindo.

Esta visita me ayudó mucho a mi decisión de estudiar para el ministerio.

Todos hemos tenido experiencias muy enriquecedoras y todas distintas pero mi visita al cister fue interesante ya que es un estilo de vida donde reina el silencio y sobre todo se está totalmente alejado del mundo, es otra realidad.

Existen muchas órdenes monásticas pero esta me dio la oportunidad de por 15 días escuchar la voz de Dios desde el silencio.

Tomemos un tiempo para escuchar a Dios y comprender como ha logrado impactar en nuestras vidas.

Señor en este tiempo de gran tribulación te pedimos nos dejes escucharte y te pedimos nos escuches a nosotros también. Amen.



27/01/2021

¿Qué significa ser Templo?

 

Desde nuestro bautismo hemos escuchado que somos Templos del Espíritu Santo,  que debemos respetar y cuidar de él, puesto que es el receptáculo de nuestra alma.

Pues bien esto es completamente cierto, hemos sido creados a imagen y semejanza del Padre, con el don de pensar y comprender lo bueno de lo malo.

Cuando Dios quiso tener un hogar en medio de su pueblo,  le encomendó a Moisés que hiciera un tabernáculo,  el Templo no sería construido aun, le dio una visión de aquello que había en el cielo para que pusiera un semejante en la tierra, no podía poner lo que hay en el cielo sería imposible así que puso lo que conocía.

En (Éxodo 25:8-9) Moisés busca ser fiel aquello que se le mostro, en este Tabernáculo que es el origen de la fiesta de Pentecostés para los cristianos, es el recuerdo de la llegada del Espíritu Santo sobre los apóstoles, para el pueblo judío era la fiesta de los tabernáculos  (Shavuot).

Shavuot, Jag Habikurim, Zeman Matan Toratenu: estos  tres nombres tiene esta festividad, el último significa, la fecha de la entrega de la ley y alude a la hora solemne en que Moisés recibió las tablas con el decálogo.

Puede decirse que en esta fecha se recuerda el nacimiento del judaísmo, da un sentimiento de unidad y para los cristianos también de pertenecía.

Pues bien en el tabernáculo tenía en el lugar Santo: una mesa con 12 panes recordando las tribus, la Menora (candelabro de 7 brazos), para dividir había un velo luego del cual estaba el lugar Santísimo: incienso, el arca del pacto que contiene la vara de Aarón, la urna de oro del mana, las tablas de la ley.

Es una representación de aquello que vio, que Dios le dejo ver, un lugar donde su pueblo pueda ir hablar con su Padre, cierto Dios está en todos lados, pero a veces las personas necesitan un lugar para ir a orar.

Que significa lo que había en el Tabernáculo: los 12 panes recuerdan las tribus todas por igual están presentes en la mesa, la Menora se debía prender a la tarde y se pagaba en la mañana el templo debía estar iluminado, representa los Ángeles que están en la presencia de Dios, quienes tienen la misión especial de iluminar a la humanidad, del velo hablaremos en un momento.

En el Lugar Santísimo estaba el incienso, este se utiliza para que las oraciones suban hacia Dios, incensamos el altar porque allí se realiza la inmolación del cordero, que es Cristo, el único y suficiente sacrificio,  en el arca de la alianza todos tenemos imágenes de esta urna que llevaban los judíos de un lugar a otro pues dentro estaba la vara de Aarón, la urna que contenía mana este pan del cielo que Dios les dio para que no murieran en el desierto además de los 10 mandamientos.

¿Qué representa el lugar Santo?

Este lugar Santo representa a Juan el bautista, la disposición del tabernáculo va más allá de lo físico, es una alegoría, nos da una noción de algo en este caso alguien, en este lugar hay luz, Juan viene a preparar el camino, él no es la luz pero es testigo de la luz.

Recordemos que somos templo del Espíritu Santo, él está en nosotros es una relación inmanente.

¿Qué representa el lugar Santísimo?

Por supuesto que a Jesucristo, él es el nuevo pacto, la nueva  alianza, es mediante su sacrificio que tenemos vida, él es pan de vida.

Si nosotros somos un receptáculo santo para el espíritu santo, no puede haber una explicación mejor Jesús es el lugar santísimo.

¿Cómo soy templo?

No basta con decir creo, no basta con ir al templo o iglesia o casa de oración, debemos realmente creer, en nuestra vida siempre seremos ejemplo para alguien, no seamos mal testimonio. Si digo ser cristiano debo actuar como tal.

La santidad está en la comunión que tengo con Dios, esta debe ser fluida, pero no puedo tener dicha relación con Dios si estoy lleno de pecado, lo que sale de la boca habla el corazón, debo sanar esto para realmente ser digno de ser fuente para el Espíritu Santo.

Pidamos a Dios que nos dé el don de la sabiduría, que podamos entender aquello que sucede en mi vida y que quiere de mí, también el don de la humildad, el tesoro más grande que puedo tener es tener una relación de padre a hijo con el Señor y esto solo lo puedo lograr con un corazón humilde.

Que Dios nos acompañe en todo momento, Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo este con nosotros ahora y siempre. Amen.



26/11/2020

Navidad tiempo muy especial

 

El tiempo de adviento nos va preparando para la llegada de nuestro salvador, la fiesta de la Natividad es muy importante para nosotros los creyentes, Dios cumple su promesa de enviar un salvador.

De entre lo más sencillo y del estrato más humilde que pudiésemos pensar, Dios hace maravillas, El ve la realidad desde otra perspectiva.

Es por ello que este tiempo es un momento muy especial donde brota el amor por todos los seres humanos, aunque durante el año no nos hablásemos, en este día recordamos a todos y a todos queremos saludar.

Pero como todo siempre hay alguien que busca filosofar sobre actos de fe y te dirán que esta no es la fecha, que este no es un hecho relevante o que no celebra navidad.

Dios es más que esto.

Pues te diré, solo Dios conoce sus planes, él es señor de todo, puede actuar en el mundo tal cual es su parecer.

Además Dios siempre cumple sus promesas y él había prometido enviar un salvador al mundo dentro del tiempo propicio; durante 600 años el pueblo espero, pero el sabia cuando cumpliría la promesa.

Los tiempos de Dios son perfectos, el conoce lo que hay en nuestro corazón, por más que pida algo él siempre me dará lo que necesito.

¿Qué es la navidad?

Es el tiempo litúrgico en el cual recordamos el nacimiento del hijo de Dios, nuestro salvador Jesucristo, en un tiempo de gran prejuicio, donde corrió riesgo la vida de María por estar embarazada sin estar casada, donde debieron huir a un país extranjero por miedo a la persecución, aunque era hijo de Dios sufrió al igual que todos nosotros.

Nos recuerda que somos sus hijos y su misericordia nos acompaña siempre, pero no por eso todo será fácil, a veces entre más amados seamos por Dios mayor será nuestra lucha, recordemos que Dios da las batallas más difíciles a sus mejores guerreros.

Podríamos decir mucho acerca de la natividad, pero cada uno de nosotros sabe cómo la recuerda y la vive, hoy leía un mensaje de una persona el cual decía que no era bíblico, pues me parece que este no leyó la biblia pues allí esta, también decía que quien lo celebraba se condenaría eternamente y que Jesús lo despreciaría, asustando a quien reste atención a su lectura.

Pues bien el mundo ha cambiado el significado de esta fecha, han reemplazado a Jesús con Santa Claus, quien en realidad era Nicolás de Bari un obispo que regalaba obsequios a los niños en estas fechas, han dado importancia a los regalos y no al nacimiento, también están los no creyentes quienes insisten en mancillar estas fiestas.

Pero el bien siempre triunfara sobre el mal aunque pase el tiempo, todo tiene su momento, para Dios mil años es como un minuto ya que es atemporal.

Vivamos este tiempo especial dando gracias por lo que tenemos, en este mundo materialista a veces no damos importancia a las pequeñas cosas y  cuando no las tenemos resulta que eran las más importantes.

Que Dios nos ilumine en este tiempo especial que estamos viviendo en esta situación especial de pandemia y que logremos salir adelante pronto.

Señor te pedimos ilumines nuestros corazones con el amor de tu hijo Jesucristo que vino al mundo para salvarnos del pecado y de la muerte, que nazca en nuestros corazones y en él toda la humanidad, te lo pedimos por medio de tu hijo y nuestro salvador. Amen.



11/11/2020

Amen, más que una palabra

 

Como creyentes estamos acostumbrados a usar palabras y a veces por costumbre no las pensamos o las decimos mecánicamente.

La oración no debe ser mecánica, ni aun las que leemos o hacemos de memoria, orar es conversar con Dios como Padre, por tanto debemos acercarnos a él con fe, pero también con la alegría de estar hablando a nuestro padre.

Términos como Ojala, este viene del árabe  “shaa Allaah”, si Dios quiere مشيئة الله estamos tan acostumbrados a usarlo que no nos detuvimos a pensar  que dejamos estos eventos futuros a la misericordia de Dios, no al azar.

También ocurre con el termino Amen, su origen viene del hebreo אמן que se traduce en verdad o fielmente,  coincide en su raíz con la palabra fe; va tomando forma este simple vocablo con gran significado espiritual, muchos más son los significados podríamos terminar un libro con todos los significados que tiene dependiendo del contexto histórico y creencia.

Pero lo que buscamos es un significado más cercano a la fe a nivel íntimo, personal.

Si preguntamos la respuesta seria, así sea, una afirmación, o esta es la verdad en otros casos.

¿Cuál es el significado de este término para un cristiano?

Para nosotros quiere decir que todo lo que dice la biblia en el antiguo y nuevo testamento tiene su cumplimiento en Jesús, en El las profecías son realizadas; para nosotros es camino, Verdad y vida.

Cada vez que la digo realizo una reafirmación de mis creencias, es como si resumiera los credos  (Niceno, Apostólico y el de San Atanasio), en una sola palabra.

Pero a veces como cristianos nos toca redescubrir nuestra fe, muchas veces nos acercamos a Dios por tradición y no por convicción, entonces todo lo que trate de religión o fe se nos hace pesado, tedioso y sin sentido.

Debemos redescubrir su significado, reencontrarnos con Dios.

A veces en la sencillez podemos encontrar grandes valores, muchas veces realizamos grandes disertaciones tratando de explicar algunas cosas cuando la verdad lo único que nos hace falta es escuchar a nuestro padre en las cosas simples.

Dios se encuentra en la sencillez de nuestro corazón esperando a que nos acerquemos y compartamos su misericordia, nos toca dar ese sí y entrar en su comunión.

Que sepamos encontrar el significado a lo que hacemos y decimos para poder comprender de donde viene nuestra tradición religiosa.

Señor danos un corazón sencillo como el de Salomón para poder entender las cosas que tratan sobre ti, que podamos estar siempre en tu presencia. Amen.



30/10/2020

En Dios todo lo puedo, sobre todo en tiempos de incertidumbre

 

Estamos en una crisis la cual parece no tener final, cada vez que se abre un espacio los picos de contagio por covid-19 aumentan, el final se ve cada vez más lejano.

¿Cómo puedo tener fe en este tiempo de pandemia?

Creyendo en todo lo que Dios ha hecho por la humanidad, solo basta leer la biblia, no amo hasta el extremo de enviar a su hijo único sin pecado, para que fuese sacrificado por nosotros para vencer la muerte y darnos nueva vida. En Cristo todas las profecías se cumplen es por eso que estamos convencidos de su legitimidad (Isaías 9:1-2)

Si no creo esto lo demás no tiene sentido, son palabras huecas al entender.

¿Qué es la fe?

En (Romanos 10:2-3) me lo explica San Pablo es la convicción en lo que no veo y la certeza en lo que creo, surge de mi interior; es un don del Espíritu Santo, esto quiere decir que es un regalo.

¿Cómo puedo adquirirlo?

Pues muy simple debemos pedirlo, debemos orar, la oración es una conversación personal con Dios, es donde yo le cuento a mi Padre lo que me pasa, mis temores mis sentimientos, si yo no lo  expreso como va poder actuar, no le doy “permiso” para actuar.

Dios es inmanente al hombre lo conoce, pero de la misma forma en que conocemos a un amigo, a un hijo o un padre, no actuamos sobre su voluntad, le damos espacio para que cuente su sentir. Nuestro Padre hace lo mismo.

En Dios todo lo podemos, nadie ha dicho que va ser fácil, que no existirán problemas, tal vez hasta tengamos más, pero ese auxilio que nos viene de nuestro padre es tan poderoso que nos hará vencer por sobre todo mal.

Solo hay que tener fe, si creo que no la tengo entonces debo pedirla.

Jesús ha venido para que creamos y tengamos vida eterna, él es la prueba irrefutable del amor de Dios, aunque estamos en tiempos difíciles, aunque hemos perdido nuestro empleo, aquellas cosas materiales que tanto nos costaron o que tanto aprecio le teníamos, recordemos que la vida no es solo cosas materiales, es poder ser feliz con aquello que tenemos.

¿Por qué los cristianos decimos amen?

Ya sabemos que significa así sea, en eso estamos de acuerdo, pero para los cristianos esa palabra significa aún mucho más, con ella decimos que estamos seguros que Jesús es el hijo de Dios que vino para salvarnos, que en él se han cumplido las escrituras y todo lo que fue profetizado se cumplió.  Es bueno meditar las palabras que salen de nuestra boca podemos estar diciendo muchas cosas sin saber.

Sabemos que tener fe es un acto muy profundo y a veces por cosas que nos han ocurrido la perdemos, pues es hora de recuperarla.

En este tiempo en que el encierro es difícil y la incertidumbre crece es buen momento para volver a relacionarnos con nuestro Padre, él siempre está esperándonos.

Les invito a volver a ser como niños y retomar el amor a Dios, solo siendo nocentes podremos comprender sus maravillas.

Señor en este día te pido me otorgues el don de la fe, el discernimiento y que tu misericordia invada la vida de todos los seres humanos. Amen.



07/10/2020

Cuál es la diferencia entre la crítica y el consejo

 

Estamos en un mundo moderno, ha sido revolucionado por la informática, los hechos son conocidos en el mismo instante en que ocurren, las noticas se mueven en un clic.

Pues bien en este mundo cambiante también existen personas que te van animar y otras que no lo van hacer.

Entre los muchos sinónimos sobre lo que es un consejo una de ellas es reflexión, alguien que me aconseja y busca mi bienestar.

En el libro de los proverbios (lo podemos encontrar en el antiguo testamento) podemos ver muchos consejos que nos resultan muy útiles para nuestro actuar,  ellos nos pueden servir de guía.

Contrario a esto tenemos la crítica, es un juicio, un análisis, el mismo por lo general puede ser positivo o negativo, dependiendo de quien lo haga.

Hay muchas visiones de esto como por ejemplo:

Un consejo puede ser una guía y un apoyo sobre todo en el camino; te guía ante una inseguridad y te apoya ante la sensación positiva de que existe empatía y entendimiento ante tu duda o imperfección. La crítica es la versión opuesta, cuando criticamos, no nos ponemos en la piel del otro, no hay empatía y no somos constructivos sino negativos pues ponemos el ojo en la falta, no en el sentido de mejorar. Mirta Acero (Presidente de la fundación OSI)

Critica parte de aquello que se considera erróneo y se debe cambiar, más allá que el otro lo tome o no; El consejo es buscar que la otra persona modifique su conducta buscando su bienestar. Verónica Chicón (Abogada)

La crítica surge de analizar la situación del otro o analizar algún objeto puntual, generar una opinión fundamentada. El consejo surge desde el yo, desde una posición de experto dentro de una empatía. Rodrigo Cabrera (Estudiante de Filosofía)

Una crítica siempre incluye algún desvalor sobre algo que hizo la persona o sobre la misma persona. Un consejo es entregar un punto de vista sobre algún tema y dar una vía de solución de algo.

La crítica es un sistema humanoide que evidentemente no ha dado resultado para vivir mejor, se podría hacer una crítica bien fundada, pero siempre se debería agregar algo de consejo como vía de mejoramiento o solución de aquello, que a nuestro entender merece alguna corrección.

El amor el afecto verdadero, la fraternidad y el deseo de ayuda debería ser la esencia de cualquier cosa que opinemos. Gustavo Libardi (Presidente de Scientology argentina)

La crítica es una opinión sobre un asunto en particular, puede ser constructiva o negativa no aporta nada; el consejo es más bien una orientación, te ofrece la libertad de conducción y reflexión, ella es sincera y aporta luces. Mons. Edgardo Cedeño s.v.d. (Obispo de la Diócesis de Penonomé)

Critica: análisis de problema, situación o escenario sin involucrarse en la solución, el consejo es igual solo que nos involucramos para solucionar lo que hace falta. Alfredo Amigorena  (Fundación sur-sur Argentina)

Pienso: Criticar es juzgar y/o catalogar, consejo es ayudar desde tu punto de vista. Soren (Alejandra Martínez,  Monja budista)

Esto depende del tono en que se haga, esto puede ser el cambio entre una crítica o un consejo. Tatiana Sánchez (Cuerpo de Bomberos de Colon)

Una crítica siempre será tomada como negativa aun cuando se haga con las mejores intenciones, la crítica usualmente debe venir de un experto en un tema y se hace sobre un tema específico; un consejo viene de manera amigable, es una guía que se basa en la experiencia o la observación de otro y que busca tu mejoramiento, claro que en todo hay malas críticas  así como consejos mal intencionados. Eric Chang (Criminólogo)

La crítica se centra más en una postura propia y rígida frente a algo que se cree, el consejo es algo que se me da, con la opción que lo tome o no. Agustina Franchini (Estudiante Universitaria)

La crítica es impugnar una acción el consejo es dar una directiva. Héctor Franchini (Abogado)

Cuando hablamos de crítica es para indicar algo que puede mejorar, consejo tiene una connotación de advertencia. Edgard Velázquez (Mecánico en Copa Airlines)

La crítica no posee connotación emocional, por lo cual se proyecta de manera independiente y depende de cada persona, de allí el sentido que se le dé. El consejo es una expresión con connotación emocional, refiere directamente al sujeto; las dos formas pueden ser constructivas o destructivas según lo recepcione  el individuo, depende de la madurez emocional. Analía Berón  (Fundación osi, Argentina)

Criticar es señalar lo que esta malo, consejo es decir lo que se quiere tratar con la mayor empatía posible buscando una solución digna para la persona involucrada. Berta Jiménez (Fundación osi, Rep. Dominicana)

Dentro de la filosofía cada vez que pensamos en critica nos viene a la mente la crítica de la razón pura, la crítica de la razón práctica o la crítica del juicio, de allí partimos hacia adelante o hacia tras.

Pero nuestra vida no es un ensayo filosófico donde se yuxtaponen ideas o emitimos hipótesis que se descubren a través de nuestra mente, vivimos dentro de un marco emocional.

Pues bien después de este recorrido por todos los conceptos que vimos podemos notar, por lo general criticar denota no estar de acuerdo con algo y no sentir empatía, mientras que consejo busca nuestro bienestar.

Entonces es momento de reflexionar y ver bien donde deposito mi confianza, quien puede darme apoyo.

No todo quien dice apoyarte lo hace

No todo quien dice apreciarte lo hace

No todos tus amigos lo son

Solo es a través de los ojos de Dios que veremos el apoyo que estamos buscando, El al enviar a su hijo nos da palabras de vida eterna, ese consejo sabio y conciso que necesitamos.

En el Antiguo testamento podemos ver como desde el Génesis se va profetizando la llegada del verbo y todo lo que va padecer por nosotros para darnos vida eterna.

En el nuevo Testamento esta profecía se va cumplir en Jesús quien no vino a salvarnos sino que dejo palabras de vida que nos sirven de consejo, guía y nutren nuestra alma.

Podríamos decir mucho sobre cristo, pero no sería mejor descubrirlo por mí mismo.

Te invito a descubrir el consejo que hoy tienen Dios para tu vida leyendo la santa biblia, no es un adorno es un libro escrito para nuestra edificación espiritual y moral.

En el no encontraras ninguna crítica, ya que Dios es nuestro padre y por ello lo único que busca es nuestro bienestar.

Así que te invito a sacarle el polvo a tu biblia e iniciar su lectura.

Pidamos al Señor que nos de la curiosidad de escudriñar en su palabra y nutrirnos de aquello que me quiere decir a través de la lectura de la biblia.

En este mes de octubre pidamos de manera muy especial por los pueblos indígenas, para que dejen de ser olvidados y se les de  reconocimiento y la ayuda que necesitan. Que así sea.



29/09/2020

Mi relación con Dios

 

A veces nos alejamos de Dios por los planteamientos de aquellos que nos guían, la religión no debe ser una imposición, sino un camino, un estilo de vida, el cual acepto con agrado; marca mi pensamiento y debe apuntar a la ayuda a las personas sin distinción.

Muchas veces dentro de las iglesias se crean cúpulas, las personas creen que están dentro de una especie de jerarquía y entre más cerca están del dirigente sea cual sea el nombre, mejor posicionados están.

Esto es un auto engaño, las iglesias no deben ser esto, más bien deben buscar la igualdad, esto lamentablemente en la práctica no se da. Lo vemos cada vez que se nombra alguien en un puesto, cree estar por encima de los demás y no hemos sido a ser servidos sino al contrario, a servir.

Somos humanos, nos afecta que nos traten mal, nos lastima cuando quien debe acompañarme y cuidarme, me trata como a un sirviente, o con desprecio.

La reacción inmediata es irme y renegar de lo que ese lugar representa, porque me han lastimado.

Pero mi relación con Dios no se basa solamente en esa iglesia o congregación o comunidad, llámele como quiera, se basa en que tan cerca quiero estar de Dios.

Debemos relacionarnos con el de la misma forma como lo haríamos con nuestro ser más querido, con afecto, cariño y comprensión; Sin imposiciones.

¿Cómo puedo lograr esto?

A través de la oración, esa es una forma muy personal de acercarme, una conversación íntima con Dios donde puedo expresarle mis sentimientos, anhelos y tristezas. No debo ver la oración como un rito el cual debo cumplir para no ir al infierno sino más bien una forma de relacionarme con mi padre, en la intimidad de mi alma.

La oración es una conversación con mi padre, de la misma forma que hablo con mis hijos o cualquier familiar debo hacerlo con Dios expresarle mis sentimientos.

¿Pero acaso Dios no me conoce?

Si, Dios me conoce, pero así mismo como yo conozco a mis hijos o mis hermanos o mis padres, a veces por respeto a ellos aunque se lo que les ocurre espero a que me lo cuenten para actuar. Dios nos da libertad la misma se basa en el respeto, aunque no está de acuerdo con todas nuestras decisiones no impone su voluntad más bien nos deja ser libres.

Recuerdo una clase que tome una vez de un doctorado en Divinidades donde me decía el profesor que el cristianismo era la verdadera religión, porque se basa en el pacto que hace Jesús por nosotros, recordemos que para que un pacto se realice debe existir derramamiento de sangre; sino es solo un juramento; pues si el cristianismo practica respeto para todos, ayuda al necesitado sin mirar quien sea, si realmente está basada en una comunidad de fe y no al revés donde el líder se vale de las personas para su propia comodidad. Si practica lo que predica, pues bien, pero lamentablemente a veces somos parte de una religión solo de nombre, sin conocer sus bases, de que se trata o que practica.

Les invito a no decaer en este tiempo de cuarentena, si bien a veces es desesperante debemos cuidarnos entre todos. Cuidándome cuido a quienes me rodean.

Busquemos tener una relación sana con Dios, que me ayude a crecer como creyente y como persona.

Señor te pedimos el don de la fe, para nosotros y para quienes nos rodean, que no busquemos ser servidos sino servir, mostrando tu misericordia entre las personas que tratamos a diario, danos un corazón que solo anhele reflejar tu multiforme gracia. Amen.



18/09/2020

Dios se manifiesta a través de Todas las religiones

 

Estamos en un tiempo difícil, muchos han perdido su empleo, su hogar, algún  familiar, el futuro se ve incierto, pero debemos recordar que Dios jamás nos deja sin su cuidado; todo pasa según su voluntad y aunque no lo creamos por nuestro bien.

Cuesta creer que es por nuestro bien, pero a veces lo que queremos, no es lo que necesitamos y Dios lo sabe.

Debemos creer, la fe es un arma muy fuerte en contra de la ansiedad y la depresión sobre todo en estos tiempos de zozobra,  es tan grande la riqueza en cuanto a la fe que podemos aprender de otras religiones mientras enriquecemos la propia.

¿Qué es la religión?

La palabra proviene del latín religare, significa unir, en sentido teológico es unir lo humano con la divinidad.

Cada religión busca dar su granito de arena para ayudar a la humanidad, no solo porque lo exijan sus preceptos sino pos amor. No hay amor más grande que la misericordia, el amor de Dios que va más allá de la razón del hombre y a nosotros se nos ha mostrado a través de Jesús.

¿Pero que nos dicen las demás religiones?

Entre nuestro grupo de trabajo interreligioso tenemos, musulmanes, scientologos, cristianos de diversas tradiciones, miembros de la fe Bahai además de miembros de los santos de los últimos días.

Todos ellos tienen un mensaje para ti en este día, porque todos somos una sola familia y esta se llama humanidad.

En este momento de tristeza debemos buscar ayudar al otro, no por mero compromiso, es un deber sagrado, en cada hombre está el amor de Allah, su misericordia no conoce fronteras, Amor para todos, odio para nadie es una de nuestras máximas. Iman Marwan Gil (Comunidad Ahmadia)

La verdadera religión respeta la diversidad y cultura ajena, no podemos pedir respeto sino respetamos. Arz. Eric Escala (Iglesia Anglicana Continuante)

Dentro de la ayuda al prójimo esta nuestra catequesis, enseñar con el ejemplo es una de las mejores formas de hacerlo, si te sientes mal una forma de mejorar esa condición es ayudar, ver la necesidad del hermano hacerla propia y mejorar su condición. Alfredo Salas (Santos de los últimos días)

Somos aquello en lo que creemos, tengo dentro de mí la capacidad de ayudar al otro y darle herramientas para sacarlo de su depresión, así su recuperación será completa y no solo abre cumplido con el prójimo sino también con mi necesidad de mostrar la verdad. Gustavo Libardi (Scientology)

La compasión no es solo mostrar empatía con el otro sino hacer de su sentir uno con el mío, no es simple psicología es la base de la predicación de Bahá’u’lláh, dar sentido a cada día  que vivimos en armonía con el universo. Graciela Beatriz Paez (Comunidad Bahai)

Las maravillas del amor de Dios se nos muestran a cada momento solo debemos abrir los ojos del corazón. Pastor Juan Medina (Iglesia Evangélica)

Sabemos que estamos viviendo momentos difíciles pero Dios está con nosotros, él nos cuida, somos su tesoro más amado, dejemos que su amor nos alcance y no nos dejemos vencer.

Alguien me dijo: Dios da sus batallas más difíciles a sus mejores guerreros, es hora de vencer esa batalla.

Que El amor inconmensurable de Nuestro Padre Dios, nos acompañe cada día y se haga presente en nuestras vidas hoy y siempre. Amen.



0/09/2020

Como Debo Actuar

 

Hoy en día estamos sumidos en tantas cosas que nos olvidamos de vivir, se busca la aprobación social y no de quien en verdad es importante.

Hemos dejado a Dios fuera de nuestra vida, volvimos a la era del humanismo donde es el hombre quien se cree mejor que nuestro Padre y actúa con forme le dicen otros hombres.

Creemos que la Palabra de Dios solo es un cuento, que está escrito en lenguaje simbólico y nada de lo que dice es real; creemos en personas de ciencia o demás entes que no se han tomado el tiempo de siquiera leerla, pero hablan de ella como si le conocieran.

Han surgido nuevos agentes del orden, están de moda los llamados coach de vida o ingenieros de vida, tal vez con más fallas que nosotros pero dictan las normas en las que debemos movernos, con inmensos vacíos emocionales y familiares sembrando una vida semejante a la suya.

Hay que llegar a cumplir metas, la alegría y satisfacción está en el tener y no en el vivir, debemos explotar nuestro potencial, pero sobre todo está de más orar.

¿Dónde queda Dios?

Pues simple, estas personas no tienen presente a Dios en sus vidas por lo tanto nos van a decir lo mismo, no hace falta orar sino ser proactivos, no hace falta tener una relación con Dios sino explotar nuestro potencial, no hace falta la familia para eso están los éxitos.

¿Esto que nos deja?

Simplemente un inmenso vacío en nuestras vidas, creado a propósito para que su presencia sea necesaria.

Nada puede llenar la presencia de Dios, es por eso que vemos tanta tristeza en el mundo, jóvenes deprimidos por una sociedad que les impide vivir y como resultado reniegan de Dios, una sociedad donde las personas son subestimadas son solo números o estadísticas.

No nos debemos dejar engañar, Jesús dijo yo soy el camino, la verdad y la vida. Junto a él no estamos perdidos o tristes, sino fuertes y aunque con contrariedades tenemos la firmeza para levantarnos.

Quien mejor para ser mi coach que Jesús, él nos mostró el sendero a través de sus actos, su sacrificio no fue para llegar a un bien material sino para darnos vida eterna, el me dio paz, aquella que no me va dar ninguna persona que me diga cómo actuar. Tal vez su vida diste mucho de sus enseñanzas.

Mi vida privada debe ser igual o mejor a la pública si quiero guiar, no mandar, ni dirigir sino acompañar en los buenos y los malos momentos.

No nos dejemos engañar, la felicidad no está en lo material sino en la tranquilidad que solo puede venir de Dios.

Nadie me conoce más que el Padre, él es inmanente a mí y su amor es misericordioso, además está allí al alcance de una oración.

Si realmente quiero ser proactivo y tener éxito debo empezar en ayudar a mi prójimo, allí está la satisfacción de cumplir con mi deber, tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber…

Dejemos actuar la misericordia de Dios en nuestras vidas y todo lo demás vendrá por añadidura.

Señor danos la sabiduría para estar a tu servicio. Amen.



18/08/2020

Ciberteologia

 

Hemos iniciado una nueva etapa en el pensamiento, no solo el nuestro sino de todas las religiones, las redes sociales y el ciber espacio se han apodero de nuestra cultura, no podemos estar aislados de esto; cada vez que lo intentamos la norma nos obliga a volver.

La pastoral a través de las redes sociales es para muchos más aceptada que aquella que nosotros denominábamos común o normal;  esta forma de acompañamiento light es para muchos un agiornamiento  a los tiempos que corren.

Pero ¿de dónde surge y como se mueve?

Pues aparece con la forma en que nos relacionamos, todo es vía web, desde la correspondencia hasta comunicarnos con familiares o amigos la interacción personal ha ido desapareciendo.

¿Cuándo fue la última vez que visitamos a un ser querido?

Nos es más fácil hacer un video llamado que ir a visitar a esa persona de la cual queremos enterarnos, se volvió la norma, antiguamente las relaciones eran  personales en este tiempo son a través de la web.

No conocemos a nuestros vecinos, ni tenemos la misma relación con nuestros amigos y familiares las aplicaciones han reemplazado a los abrazos y visitas. No solo eso los chicos ya no interactúan entre sí, el mundo está en un teléfono o una pc, se pierden de vivir cada día es más difícil apartarles de la tecnología.

Sumado  a esto vivimos un momento de encierro donde todo se mueve a través de esto, hemos debido recurrir para comunicarnos y estudiar, las clases virtuales llegaron para quedarse.

¿Qué es la ciberteologia y que implica?

Pues no es más que valernos del internet para evangelizar, hemos tenido que utilizar las redes sociales para mantener una continuidad en la pastoral, vivimos los ritos a traves de la pantalla de los teléfonos móviles o la pc.

¿Es válido este medio?

Puesto que estamos en un momento en que no podemos reunirnos, ciertos sacramentos son tomados como válidos, pero algunos no pueden ser administrados por este medio.

Los sacramentos necesitan de la presencia del ministro y la comunidad, pero en vista de este momento especial en el que vivimos hemos debido optar por utilizar la tv, radio y los dispositivos como fuente para administrar los  mismos.

Esto abre un debate ya que esta forma de evangelización difícilmente llegue a desaparecer para muchos resulta más agradable y cómodo; lo cierto es que nos ayuda a estar conectados, podemos utilizar los recursos para nuestros estudiantes y la formación permanente de los ministros y agentes de pastoral.

Hemos abierto la puerta a una nueva forma de estar conectados, esperemos que la misma sirva para esto y no nos distancie en vez de unirnos.

Queda abierta la reflexión para opinar, ¿que es la ciberteologia y de que sirve?

Que este tiempo nos ayude a estar más firmes en la fe y no desfallecer

Dios nos bendiga en todo momento y a toda la humanidad. Amen.



15/08/2020

Tener Fe en tiempos de Crisis

 

Siempre es  más  fácil  tener  fe  cuando todo  marcha  bien, pero en los momentos difíciles es donde vemos si aquello en lo que creemos es en realidad fe o es solo simpatía.

A todos nos gustaría estar siempre bien, sin problemas  y poder disfrutar de una vida apacible, sin mayores inconvenientes, pero esto no siempre ocurre; siempre hay algo que nos incomoda o no nos deja estar tranquilos a un cien por ciento.

En este momento la pandemia es algo que nos tiene a todos recluidos, no sabemos cuándo va parar y la incertidumbre también crece por la cantidad de muertos y enfermos  que vemos a diario; fuera de esto.

¿Hemos pensado en los otros?

Millones de personas han perdido sus empleos, empresas, el sustento para ellos y sus familiares, es desconcertante ver la cara de angustia de aquellos que ven el esfuerzo de toda una vida irse y no poder hacer nada.

Existen miles de millones de personas que han sufrido por infinitud de causas, injustamente y no han dudado de su relación con Dios, pero como no nos pasó a nosotros creemos que lo nuestro es lo más importante.

Lo es, si, porque me pasa a mí y soy el protagonista de mi vida, pero a la vez no lo es, ya que vivo en una sociedad donde impera la mayoría, pero también debo recordar que soy hijo de Dios, entonces todo lo que me ocurre tiene un porque aunque no lo entienda, Él sabe y no me abandona.

Cuando sintamos que no podemos más por peso de nuestros problemas sería bueno apoyarnos en nuestro Padre Dios, pedirle su ayuda y  su consejo, no es momento para apartarnos de su compañía, sino estar firmes al igual que Job, siempre se mantuvo fiel aun en los momentos más difíciles.

Me podrías decir si pero eran personas escogidas por Dios.

¿Acaso tú no lo eres?

¿No eres hijo de Dios?

Todos tenemos un lugar especial en su corazón, está en nosotros acercarnos o alejarnos, nos da la libertad de escoger, pero debemos recordar que todo acto tiene consecuencias, todos hemos sido escogidos por Dios, no estamos de relleno en el mundo, es nuestra decisión brillar o dejar pasar esa luz.

Si vemos la historia y sus protagonistas ninguno estuvo exento de dificultades, muchos padecieron y hasta fueron asesinados; nuestro lugar en los eventos que nos definen está en nuestras manos.

Hace unas semanas hablaba con un compañero de mis días de estudiante universitario y él me decía que era ateo, no creía en Dios y para el todo era una mentira, supe que en su corazón había heridas que debía sanar, entonces le dije, tienes todo el derecho de pensar lo que quieras es tu decisión, pero en el fondo de tu corazón sabes que te mientes, pero debes develar esto por tus propios medios.

Tener  fe es algo que va más allá de simplemente orar, es la convicción que Dios tiene una relación especial conmigo y a pesar de mis errores él está allí acompañándome en todo momento, sosteniéndome cuando todos me dejan solo, acompañándome cuando entra la tristeza, cuidándome a pesar que sienta que todo está perdido, alegrando mi vida y dejándome tomar mis decisiones.

Este momento oscuro por el que el mundo está viviendo  va pasar, esperemos nos deje una lección, que podamos respetar la naturaleza y todos sus seres, que valoremos el podernos reunir en familia, con aquellos que se han ganado nuestra amistad, poder levantar todo aquello que se ha caído y componer  todo lo que necesitemos.

Entre esto nuestra relación con Dios, siempre está esperándonos, no importa cuánto tardemos él está allí para nosotros.

Que este tiempo nos de sabiduría, templanza, firmeza poder tener paciencia para afrontar todas las pruebas que aún nos faltan.

Oremos para que el Señor nos conceda lo que necesitamos y no nos atrevemos a pedir.

Amado Padre, nos acercamos a ti en este momento de tribulación pidiéndote nos ayudes a salir de esta penuria, confiamos en tu infinita misericordia y sabemos que estamos en tus manos, más te pedimos que esta hora pase pronto y poder reconstruir nuestros hogares. Esto te lo pedimos en nombre de Nuestro Salvador Jesucristo tu Hijo. Amen.



28/06/2020

Satyagraha

 

La mejor definición del termino  सत्याग्रह es Justicia y Verdad, algo que todos queremos; tristemente no es algo que pueda contar la mayoría, existen personas que carecen de recursos básicos para su subsistencia y no logran ser escuchados por quienes les prometieron ayuda, es lamentable pero es muy común.

Cuando hablamos de Justicia recurrimos a la ley, es el primer pensamiento que nos viene a la mente,

Pari iustitia ómnibus (justicia igual para todos) algo que en la práctica aun en los inicios del siglo XXI no es posible, ya que esta es sinónimo de aequalitatem (igualdad), algo que aún no se consigue, la declaración universal de los derechos humanos dice:

“Todos los Hombres nacen libres e iguales ante la ley”.

¿Es cierto esto?

¿Todos los hombres nacen libres e iguales?

Entonces porque existen países donde la esclavitud es algo común y legal, donde las personas son condicionadas por el color de su piel, lengua o religión, donde existen ciudadanos de segunda clase.

¿Acaso no somos todos hijos de Dios?

A veces lo que decimos se contradice mucho en lo que hacemos, puesto que solo son iguales a mí quienes me son afines o piensan como yo, o son mí mismo estrato social, no somos todos seres humanos que habitamos el mismo planeta, no somos hermanos a los ojos de Dios o es solo algo que decimos para llamar la atención de las personas.

Cuando pensamos en el término Satyagraha, lo primero que pensamos en la lucha por la independencia de India y Pakistán, figuras como Nerhu y Gandhi llegan a nuestra memoria, su resistencia pacífica, la marcha de la sal, tantos actos en los cuales se manifestaba lucha por la resistencia no violenta en búsqueda de la justicia y la verdad.

¿Por qué entonces cuando pudieron aplicar esto por lo cual habían luchado no lo hicieron?

Uno de los países con mayor población en el mundo es la India, su pueblo no es solo pobre es tristemente relegado, la miseria es algo con lo cual conviven, pero a ellos se les niega la libertad con la cual todos nacemos, cuando Gandhi logro liberar a la India de sus opresores, no abolió el sistema de castas, lo podría haber hecho, liberar a las personas de la condición de vida miserable de muchos.

¿Por qué no aplicar aquello por lo cual he luchado?

Si pido libertad, justicia y equidad porque no hacerlo, tal vez fue más cómodo dejar las castas tal y como estaban, total como siempre fueron los pobres, huérfanos, sin techo quienes debieron pagar los destinos del cambio, se desplazaron a familias por ser de distinta creencia y como siempre la revolución no llego a todos, solo a los más afortunados.

La justicia muchas veces no va de mano con la ley, porque estas son normas, escritas para satisfacer una necesitada en un momento histórico, con el tiempo se vuelven obsoletas, ya que la población con el tiempo cambia su forma de pensar.

En U.S.A. hace 50 años estaban prohibidos los matrimonios interraciales, los negros eran colgados por mirar a una mujer blanca, los homosexuales eran rechazados en el ejército o asesinados.

La justicia debe basarse en el derecho (directum) es decir en la equidad, es por ello que es fundamental que todos los hombres sean iguales ante la ley.

Cuando El Rev. Martin Luther King Jr tuvo que liderar el movimiento por los derechos civiles en el sur, lo hizo desde la resistencia no violenta, buscando igualdad, el paso siguiente seria erradicar la pobreza para todos, todos sabemos lo que ocurrió.

También dijimos que significa Verdad, en el sentido último de la palabra, esta solo puede venir de Dios, quien es fuente de toda verdad.

Satyagraha es la justicia y verdad más elevadas, estas solo pueden venir a través de Dios; nuestro error esta en buscar en el hombre cualidades que no existen; todos tenemos defectos y a veces no solo los defectos actúan en nuestros actos, también nuestras emociones; estas condicionan las acciones que tomamos en momentos determinados, no siempre actuamos de la forma en que todos esperan.

Donde está la respuesta?

Pues donde siempre la debí buscar en la misericordia de Dios, El conoce al hombre y su corazón, nos conoce de una forma inmanente, siempre va buscar que hagamos lo correcto, sin presionar pero esperando que demos nuestro mejor esfuerzo.

Si vemos la biblia existen muchos personajes que siguieron a Dios, no fueron correctos en su forma de actuar muchas veces Salomón fue idolatra, David mato a un hombre para quedarse con su mujer, Lot incestuoso, Pablo perseguidos y asesino, Pedro negó a su maestro, pero Dios siempre ve algo bueno en las personas, algo que nosotros no vemos pero está allí.

Justicia y Verdad son máximas muy grandes, algo a lo cual deberíamos aspirar todos, pero no está en nosotros la decisión por ahora nos debemos al parecer del hombre, luego nos enfrentaremos a la verdadera justicia la divina.

Quiera Dios que el hombre llegue a comprender que no estamos para aprovecharnos de los demás sino para apoyarnos entre nosotros, todos somos hermanos aunque algunos les moleste esto.

Que esta semana nos ayude a reflexionar sobre la justicia y nos ayude a encontrar nuestra verdad.

Que Dios nos bendiga en esta semana que la paz de su Hijo nos acompañe y desborde en nosotros la misericordia en el Espíritu Santo. Amen.



15/06/2020

¿MI FE ME DEFINE O YO DEFINO MI FE?

 

En este tiempo  siempre existe el miedo a lo desconocido, tal vez por ignorancia o por un tipo de publicidad negativa; esto ayuda a que tengamos una conclusión a priori de algo que no conocemos.

Hablamos de algo que no sabemos pero pensamos que somos expertos en dicha materia, nos damos el lujo de opinar y emitir un juicio.

Esto ocurre muy a menudo en el campo de la teología, definimos en que cree cada iglesia pensando que es un solo núcleo, lo que no sabemos es que existen muchos nanos que desconocemos, lo cual deja nuestra explicación desfasada.

Aun así calificamos a todos de cierta forma, pensando en que solo nuestra fe salva, lo cual es una mentira, ni mi religión es la única, ni me salvo solo por creer, es un tema que solo Dios puede dar respuesta, aun así trato de hacer lo mejor y esto también es respetar la tradición del otro.

Hablando de esto hace unos días le pedí a un hermano musulmán de nombre Marwan que me explicara lo que era el Islam, lo pase a mis conocidos y fueron muy variadas las respuestas, desde interés hasta incredulidad.

¿Por qué?

Muy simple,  no conocemos la tradición religiosa del otro y ya sacamos conclusiones.

¿Qué pasa si me lo hacen a mí?

Sería muy interesante si en vez de calificar a otro lo hicieran conmigo, se podrían decir muchas cosas y no porque las realice yo, sino porque alguien dentro de mi grupo de pertenencia  las realizo, ya sea ahora o en algún otro momento, simplemente por este acto, se podría decir que lo realizamos todos; no sería agradable.

Podríamos decir que todos los cristianos son racistas, ¿Por qué no? La mayoría de las personas en el mundo pertenecen alguna variación del cristianismo, muchos discriminan, algunos hasta tuvieron esclavos,  también podríamos decir que son asesinos, terroristas los miembros de sendero luminoso, la ETA y el IRA, grupos terroristas que azotaron a sus países durante el siglo XX eran cristianos.

También podríamos decir para ser más específicos que los católicos son pederastas, los anglicanos homosexuales, los evangélicos iletrados y fundamentalistas; No sería muy agradable escuchar que digan eso de todos cuando no es el actuar de la mayoría.

Pero nosotros si lo hacemos, calificamos a todo un pueblo de terrorista cuando es un solo grupo quien comete actos que van en contra de las bases de su fe, decimos que todos los musulmanes son terroristas y no es verdad, para un buen musulmán toda vida es sagrada, debe respetarse y valorarse.

¿Acaso la biblia no dice lo mismo?

¿No nos invita amarnos y respetarnos, no habla de amor al prójimo?

¿Acaso mi prójimo es solo quien piensa igual?

¿Será acaso quien me conviene?

Es interesante como manejamos las convicciones religiosas a nuestro antojo, recuerdo cuando inicie en el tema del diálogo interreligioso dos personas me increparon por llamar hermanos a los judíos y musulmanes, uno me dijo que los musulmanes habían matado cristianos a lo cual le dije y los cristianos no matan a nadie o acaso vives en otra realidad alterna y sobre los judíos cuando dije que Jesús era judío me dijeron que este no era Judío, allí supe que hablaba con personas que carecían de cultura básica. Así que no perdí más mí tiempo.

Muchas veces mi religión me define, es el norte que guía mis actos y puede ayudar a encausar mi vida, de buena o mala manera, porque a veces los fundamentalismos provienen de allí, recuerdo cuando pertenecí al consejo pastoral de mi ciudad las experiencias no fueron las mejores, el mismo estaba conformado por pastores y no todos me recibían bien, es más cuando les invite a participar del lanzamiento de la mesa de diálogo interreligioso recibí insultos lo cual me indico que no tenía sentido seguir allí.

Otras veces yo defino como actuar dentro de mi religión, demuestro con mis actos que aquello en lo que creo no son solo palabras, mostrando a todos ese amor al prójimo al cual el Padre me llama.  Aunque debo tener algo en cuenta por mucho o poco bien que realice dentro y fuera de mi comunidad, no le voy a estar en gracia a todos, siempre existirán las personas que me critiquen, quienes me adulen para ver que me pueden sacar o ver que tropiezos voy a dar. No me debo guiar por el ánimo de las personas si voy a vivir mi fe por el que dirán perderé el tiempo la fe y la esperanza.

Sería bueno tomar un tiempo y ver que religión profeso, porque lo hago, si es por convicción o por tradición, también si conozco sus bases, en que creemos.  A veces damos por sentado algo y resulta que no es tal o cual lo habíamos pensado.

La religión es la forma en la cual me comunico con el Padre, es ese canal que me une de una manera muy íntima,  es un lenguaje propio; debe ser para edificación y no para destrucción.

Que Dios nos acompañe  en todo momento y nos haga ver la luz que nos guía a Él.

Señor Haznos instrumentos de tu paz…



12/05/2020

La Psico filosofía

 

Hace unos 8 años me pidieron leer un borrador de un libro llamado la psico filosofía, el titulo parecía un estudio exhaustivo sobre el avance de la filosofía en el campo de la psicología, no es nada nuevo pero siempre es bueno ver las diferentes posturas.

Me lleve una triste sorpresa al ver que el autor poco carecía de conocimientos filosóficos y aún menos de  teológicos, ya que el libro debía tratar de los filósofos antiguos desde Pitágoras hasta Platón quienes hablan del alma, temas como reencarnación,  la diferencia entre cuerpo, alma y espíritu; hasta llegar a nuestros días.

En cambio me encontré con un texto seudo teológico, que daba nociones de cristianismo y hablaba de los evangelios, algo misógino  y con una noción gnóstica de cristianismo, digamos  un texto pobre en contenido y estructura.

Pero el mismo me llevo a tener que dar una explicación sobre este tema.

¿Qué es la psico filosofía?

Bien esta proviene de dos palabras   ψυχή, psyché, «alma humana»,​ es un concepto procedente de la cosmovisión de la antigua Grecia, que designaba la fuerza vital de un individuo, unida a su cuerpo en vida y desligada de este tras su muerte, un regalo de Dios; donde esta nuestro ser real.

Si hablamos de psico filosofía debemos partir del concepto de alma, los Pitagóricos hablan de un constante movimiento, nuestra alma pasa de un cuerpo a otro sin cesar adquiriendo conocimiento, mutando y transmutando.

En el libro del génesis también se toca este tema como un obsequio de Dios al hombre, En la Biblia, el vocablo “alma” se da como traducción de la palabra hebrea (ne’•phesch [נפׁש]).

Por el uso que se da al vocablo en la Biblia, queda claro que el alma es la persona, mismo que se hace referencia con el término vida.

El alma es el regalo especial y personal que hace Dios padre a cada uno de nosotros, sin importar credo, clase social o cualquier cosa que podamos poner como excusa, es por ello que me resulto engañoso el título, no se abrió al debate en este aspecto sino que iniciaba el texto con una explicación del termino cristianismo.

En su explicación la Psico Filosofía es la búsqueda constante entre mi conocimiento real y el metafísico, adaptándolo al campo de la psicología, para luego derivarlo al campo social, es decir de la inducción a la deducción y pasando del idealismo al empirismo.

¿Cómo sería su adaptación?

Sencillamente debemos hablar de la gracia, el don de Dios que nos llena y nos otorga la salvación, va de la mano con la misma creación del hombre;  desde la caída en ese mismo instante ya nuestro Padre buscaba la forma de traernos a casa.

El alma es un obsequio divino, no nos pertenece, es parte de nuestra inmanencia con Dios, por ello debemos cuidarla y respetarla.

Platón hablaba del cuerpo como la cárcel del alma, ya que este nos retiene y no nos deja ser totalmente libres, es posible, pero todo tiene un porque y una constante; Dios sabe el sentido que tienen las cosas.

Además si el cuerpo no fuese importante no naceríamos con uno, Dios no lo hubiese creado y Jesús no se hubiese hecho hombre padeciendo en la cruz.

En definitiva es importante conocer de un tema para poder hablar sobre él, sino es especulación, divagamos, confundimos a los demás, no somos serios y esto en vez de construir destruye.

Te invito a crear tu propia definición sobre este tema pero basándote en la ciencia que rige esta  materia la filosofía, que en una de sus definiciones es la búsqueda de la verdad a través de la razón.

Que Dios nos bendiga en este momento de necesidad y acompañe a nuestras familias.



12/05/2020

La profesión de Fe

 

Por mucho el credo ha sido una muestra  de nuestra convicción desde  la iglesia primita hasta llegar a todas las iglesias históricas actuales, tenemos en este nuestro más íntimo sentir es una proclamación, los más conocidos son el de los Apóstoles, el Niceno y el  de San Atanasio; puede que existan más pero no serían propios de las iglesias cristianas.

En este anunciamos al mundo y a la vez reafirmamos en que creemos, confirmamos que Jesús es el Mesías prometido y lo volvemos a expresar cada vez que nos reunimos, pero como todo siempre existirán nuevas formas de expresar el sentir y sobre todo en materia religiosa; hace un tiempo me encontré con otro credo y después de leerlo  note que carecía de las cimientes en las cuales creemos, me gustaría mostrarlo primero para luego analizarlo.

Credo Trinitario

Creo en el Dios Único y verdadero, todopoderoso y Eterno, que es Padre, Hijo  y Espíritu Santo, en la Unidad de Su Amor.

Creo en El Padre Omnisciente, Omnipotente  y  Omnipresente, Señor de todo lo creado, quien comparte la Omnipotencia con su Hijo y su Omnipresencia con Su Espíritu Santo.

Creo en El Hijo, Nuestro  Señor Jesucristo, Señor de la Trascendencia y  la Justicia.

Y en El Espíritu Santo, Señor de la Inmanencia y  la Santidad.

Creo en El hijo, quien manifestó haber venido al mundo para dar testimonio de la verdad  y Creo  que todo el que es de la verdad escuchara su voz.

Creo, como Él lo revelo, que para entrar en el Reino de los cielos, es necesaria la conversión.

Y que el hombre, creado varón y mujer, se convierte cuando, reconociendo la verdad, transforma, la pequeña trinidad de su alma (Icono de Dios: que es conciencia, voluntad y sentimiento), para poder pensar, obrar y sentir conforme a la ley del amor a Dios y el prójimo, ordenada por Nuestro Señor Jesucristo.

Creo que Amar es pensar, obrar y sentir conforme a la verdad, revelada por la palabra, que está junto a Dios y que es Dios.

Así fue y así será.

Lo primero que notamos es que no se describe a Dios como creador del cielo y de la tierra, de lo visible e invisible, ¿si Dios no crea el mundo, entonces quien lo creo, quien le dio vida?,  cuando decimos que creemos en Dios como creador de todo reafirmamos que todo nos lo ha dado y todo le pertenece.

Dios de Dios, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero, todo esto se pasa por algo y parece que estamos hablando de un simple demiurgo y no del Dios Judeo-Cristiano.

Jesús no nace surge de la misma naturaleza de Dios Padre aunque suene feo es un engendro, tiene naturaleza divina, este credo omite esta  verdad y lo ubica como señor de la justicia, la pregunta es ¿Qué justicia? Si le ha restado su naturaleza y simplemente le dio unos atributos un tanto metafísicos; tampoco lo ubica en la historia, cuando decimos nació de María la virgen padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, estamos asegurando con toda seguridad que no es un invento, es un hecho histórico y se puede comprobar.

Además omite el hecho que muere y resucita, el pilar fundamental de nuestra fe, vence la muerte y nos da vida eterna; sin este dogma nuestra fe está vacía.

Si lo volvemos a leer dista mucho de lo que debe ser una proclamación de fe, un estandarte de aquellas cosas en las que creo y aseguro son así, te invito a reflexionar sobre este credo, tal vez el autor quiso presentar una nueva innovadora forma de presentar al cristianismo un poco más trinitaria, un poco más Cristo céntrica, pero dejando a un lado los valores que nos hacen quienes somos, hijos de Dios, hermanos de Jesús, salvos por su gracia y acompañados por el Espíritu Santo.

Como cristianos creemos  en una trinidad, pero no somos una trinidad como presenta el autor, al menos no en el sentido religioso; no es lo mismo cuerpo, alma y espíritu de la manera en que lo presenta la filosofía escolástica a conciencia, voluntad y sentimiento, no vemos el aliento divino aparecer allí, ni la creación del hombre como imagen de Dios.

Pidamos al Señor nos ayude a entender en que creo, antes de dejarme engañar por nuevas formas de creencia que pueden parecer inofensivas pero luego me separan de lo que en verdad ha sido mi fe, no todo lo que se dice bueno lo es y tampoco todo el que se hace llamar cristiano lo sea aunque lleve una cruz y una biblia e intente llevar la buena nueva.

Señor ilumina mi mente con tu verdad e inúndame con tu Espíritu Santo para que pueda entender aquello que me quieres mostrar, por Jesucristo tu hijo y Nuestro Salvador. Amen.



04/05/2020

El Buen Pastor

 

Es muy bien sabido que Jesús es por mucho el mejor pastor  que podemos llegar a tener (Juan 10-11), él es Camino verdad y vida (Juan 14,6).

Pero no hemos nacido en el tiempo en que estuvo con vida, nuestra fe ha llegado a través de la predicación y el ejemplo de aquellos hombres que un día dijeron Si, aquí estoy señor para hacer tu voluntad (salmo 40).

En mi vida he conocido clérigos buenos y otros no tanto, unos nos muestran el amor de Dios y el celo por la predicación, los otros nos alejan de la palabra tal vez por celos o por no ser realmente llamados a predicar, tal vez creyeron sentir el llamado pero no era tal.

Conozco tres buenos ejemplos de hombres que han dicho si Señor aquí estoy, no solo con la predicación sino también con sus vidas son muestra de la misericordia de Dios, ellos son El Reverendo Eladio Gil, El Reverendo José Antonio Moreno Lara y El Reverendo Nelson Edwards, pertenecen a la Iglesia Episcopal de Panamá, no buscan la adulación sino servir y lo hacen de corazón.

¿Qué es ser un buen Pastor?

Es ser consciente que tu misión es llevar la buena nueva, a todos aquellos a los que Dios te ha encomendado, no importa la distancia y mucho menos su clase social, no se es rico por tener dinero sino por el amor que demuestres tener.

¿Cómo reconoces a un buen Pastor?

Es simple, un buen pastor es aquel que busca a su rebaño, le atiende, le escucha y va a donde sea necesario, no pone excusas ni pregunta si le van a pagar lo hace de puro corazón pues el siente la vocación de servicio hacia los más necesitados.

¿Quiénes son los más necesitados?

Muchos, todo aquel que va a la iglesia, busca algo, una familia, amigos, un lugar de pertenecía, entre otras cosas, nuestra labor es incluirle no excluirles, ser el padre que necesitan, el amigo, no ser motivo para que se aleje o sacarle solo porque sí.

¿Qué más puede hacer un buen pastor para ayudar a su comunidad?

Una tarea muy interesante es incentivar a las vocaciones al ministerio, no somos eternos y un grave error del clero es no apoyar a las futuras vocaciones, muchos en vez de ayudarles les ponen todo tipo de trabas para desanimarles, son vidas que no llegan a cumplir sus expectativas, quienes ven destruidas sus ilusiones y por ende se frustran trayendo consigo todo tipo de problemas tanto familiares como sociales.

Pidamos al señor que nos envié buenos sacerdotes, pastores según el corazón de Cristo que ayuden a llevar la buena nueva del reino de Dios.

Señor te pedimos que bendigas a todos los sacerdotes cristianos no importa su nomenclatura que les hagas fieles a tu palabra y a la misión que les  encomendaste. Amen.



06/04/2020

“La Cabaña”

 

A sugerencia de Rubén y Judith, me vi esta película, es la adaptación al libro del mismo nombre, es una visión muy amplia del evangelio de Lucas 15, 11-32, llamado del hijo prodigo pero también nos da una visión de un Padre que espera a su hijo, lo perdona y lo acepta a pesar de sus errores.

Se nos muestra  como Dios está junto a nosotros en cada momento, aunque no le sintamos, sus caminos aunque difíciles de entender son los de un padre que ama a sus hijos y espera que ellos cambien, no juzga a la primera.

Si tuviésemos que tomar el papel de Dios en el mundo, ¿Cómo lo haríamos? ¿Podríamos decir quién muere? ¿Quién se salva y quién no? ¿Seriamos capaces de dar libertad al hombre?

¿Quién no ha cuestionado a Dios por no actuar en nuestras vidas como se lo pedimos?

Pero los caminos de Dios son intransitables para nosotros, solo él sabe lo que sufre por nosotros, todo Padre ama a sus hijos aun cuando estos no hagan lo que se les pide, aun cuando se han delincuentes, el amor no va disminuir, tampoco si le tratan mal o insultan, bueno así es nuestro Padre que está en el cielo, espera y espera a que nosotros cambiemos, es una tarea que realiza con nosotros, con los que estuvieron y con quienes vendrán.

Todos tenemos heridas que sanar, acciones que perdonar y por las cuales  ser perdonados, este tiempo especial de semana santa nos brinda esa oportunidad de vivir momentos muy especiales en los cuales recordamos el amor misericordioso de Dios para con nosotros, el triduo pascual no es solo una celebración litúrgica es el regalo que se nos hace para que creamos, seamos salvos y podamos mostrar a otros cuanto nos ama nuestro Padre.

Para que descubramos que él nos tiene personal afecto a cada uno de nosotros, a su modo, que nadie está de más, todos somos amados de manera muy particular y  tenemos un lugar en su corazón.

Todos tenemos recuerdos de nuestros padres, aunque estuviesen otras personas las vivencias son muy personales y únicas, no siempre les entendimos pero hicieron lo mejor por nosotros, de la misma forma en que lo hace Dios.

A veces la mejor manera de dejarnos amar por él es perdonando lo que nos han hecho, dejando detrás ese dolor, llorar si eso nos ayuda a sacar la angustia y gritar para desahogarnos, cuando llevamos siempre ese peso, recordando, no nos dejamos querer ni queremos aquellos que están a nuestro alrededor.  Hay que dejarlo atrás y liberarnos.

Una de las cosas que a veces no hacemos es tener un tiempo especial con Dios, no hablo del servicio religioso, sino tener momentos de conversación con él, Dios sabe y conoce todo pero también quiere que nos abramos, lo expresemos, le hablemos tal como lo haríamos con nuestro Padre si le tuviésemos en frente.

Te invito a dejarte amar por Dios, no somos quienes para juzgar y no nos hace bien encerrarnos en pensamientos de tristeza que solo nos hacen sentir mal, déjate llevar por su misericordia y acepta que has sido salvado por el sacrificio de Jesús en la cruz, pero también Dios se sacrificó en ese madero.

¿Acaso a un padre no le duele lo que sufre su hijo?

Un Padre sufre mucho más por el sufrimiento de su hijo que por el propio, es por ello que debemos ver que no solo Jesús se sacrificó también nuestro Padre Dios, por amor a nosotros entrego parte de si, para mostrarnos un amor que aun hoy día el mundo quiere negar.

Que este Tiempo especial de semana santa nos del marco para que podamos redescubrir esa relación con Dios a veces dejamos estar.

Por esto me gustaría compartir nuestra oración colecta para este día.

Dios todopoderoso, cuyo muy Amado Hijo no ascendió al gozo, de tu presencia sin antes padecer, ni entro en gloria sin antes ser crucificado: Concédenos, por tu misericordia, que nosotros, caminando por la vía de la cruz, encontremos que esta es la vía de la vida y de la paz, por Jesucristo tu Hijo Nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amen.



27/03/2020

Ser Iglesia dentro de un mundo cambiante

 

Cuando escuchamos el término Iglesia nos viene a la mente el  edificio y no las personas que la conforman, pues la comunidad es quien crea ese espíritu de pertenecía; de familia es quien se toma para si ese núcleo y lo hace propio.

De la misma forma en que no podemos servir a dos señores (Mateo 6:24-34), no podemos ser ambiguos en nuestra fe, no puedo creer hoy y al mínimo conflicto dejar de ser creyente, eso no nos ayuda en nada, la fe es la luz que nos ayuda a ver en la oscuridad de nuestras almas en momentos de tribulación.

Donde estaríamos hoy si nuestros padres se hubiesen derrumbado en el primer contratiempo, no somos los únicos que han sufrido, estamos sentados en hombros de gigantes dijo Martin Luther King Jr. y tenía razón.

Cuantas crisis han pasado nuestros padres, esclavitud (tristemente es una realidad por la cual pasaron la mayoría de los pueblos no solo los negros), crisis económica, hambruna, epidemias, guerras y persecución.

Es la gran realidad de toda la humanidad.

¿Cómo lograron salir de eso?

Con fe, ese motor inmóvil que nutre la vida del hombre, que nos da esperanza y sensatez; nos da sentimientos de hermandad para con el otro, pero sobre todo nos une a Dios de una forma inmanente.

El hombre siempre busca algo, sin ver lo que tiene, pedimos lo que no nos hace falta y sobre estimamos lo que tenemos en pos de un bien efímero.

En este momento en que el mundo mira a Dios y clama por su pronta recuperación, debemos ver nuestro interior, ya que he visto a muchos llamados ateos saturar nuestros correos o redes sociales con cadenas de oración u oraciones, pidiendo y enseñando a orar.

¿Seguirán tan fieles después de la crisis?

O será como dice Nietzsche, el hombre cree que Dios es un genio de bolsillo, solo lo usa cuando le necesita y después lo vuelve a guardar.

Estamos viviendo una cuaresma a típica, muchos han vuelto a creer, justo se va levantar la cuarentena para los momentos en que celebramos semana santa, será que volverán a vivir este tiempo litúrgico o será como años anteriores , un fin de semana largo para salir hacer turismo.

Dios nos dio libertad de acción no esperemos al último momento para volver a ser sus hijos.

Para volver a ser iglesia en este mundo tan cambiante debemos tener constancia,  no estar porque si, no ir al servicio litúrgico para pasar el rato sino porque he logrado tener ese don tan esperado que es la fe, esta trae consigo la perseverancia y la pertenecía.

Pidamos en este momento tan difícil que estamos viviendo poder tener fe, no seamos fieles en momentos de tristeza sino toda nuestra vida.

Señor te pedimos por toda la humanidad, para que los médicos puedan ayudar a los enfermos, por una pronta recuperación, ayúdanos a volver a ti y quedarnos a tu lado. Amen.



16/03/2020

Tener  Fe en momentos difíciles

 

Como bien sabemos la fe es la certeza de lo que creo aun sin haberlo visto, es un don muy especial, aunque todos creemos muy pocos piden este regalo; conozco a muchas personas que asisten a la iglesia, hasta muchos clérigos pero pocos con fe, confianza tal vez pero esta convicción es muy escaza.

¿Dónde puedo decir que se encuentra la fe?

En no alejarme de Dios aunque todo esté en contra, es fácil creer cuando todo está a nuestro favor pero cuando no es así lo primero que hacemos es renegar de Nuestro Padre, iniciamos una letanía de porqués.

¿Por qué a mí?

¿Por qué nos pasa esto sino somos malas personas?

¿Por qué nunca me ayudas Padre?

¿Por qué a x persona siempre le salen bien las cosas y a mí no?

Pues bien, nadie dijo que la vida fuese fácil, cuando tenemos todo servido no lo sabemos apreciar, sino veamos el ejemplo de personas con mucho dinero y buena posición en su mayoría sus hijos son conflictivos, pues nada les satisface, siempre tienen problemas afectivos o por uso de fármacos.

Dios nos da aquello que necesitamos y en la mayoría del tiempo no lo que pedimos, puede que lo que creemos necesitar es lo que pedimos,  pero el que nos conoce mejor que nosotros sabe que darnos.

Hoy el mundo está en una crisis, es una  gran epidemia y aun no tenemos su cura, pero debemos tener fe pues Dios no nos abandona, él siempre está con nosotros aun cuando no lo notemos.

¿De qué vale tener  fe cuando todo es fácil?

De nada, eso no es fe es solo confianza, la fe va más allá de nuestra razón y va ligada con la misericordia (el amor de Dios que va más allá de la razón del hombre), recuerdo una vez que estaba en un servicio litúrgico de una iglesia distinta a la mía y el celebrante le pregunto a una persona que era la misericordia y esta persona le dijo, ver  la miseria del otro, nada más lejos del término.   Esto cambio totalmente el mensaje que  se quería enviar.

Dios no deja solo al hombre, pero tampoco lo maneja como un títere,  tenemos libertad de acción,  igual que un padre con sus hijos, estamos allí para lo que nos necesiten pero no los manejamos a nuestro antojo.

En este momento de aflicción debemos practicar también la paciencia, no nos hace bien impacientarnos, todo lo contrario lo que conseguimos es alterarnos y a quienes están a nuestro alrededor, volvamos a creer en nuestro padre, que nuestra confianza en él se restablezca.

Hemos olvidado lo que es sentirnos hijos de Dios, nos alejamos cada día más que no nos reconocemos como parte de su familia, pero él está allí esperando con los brazos abiertos.

Pidamos a Dios que nos ayude a volver a sentirnos parte de su familia, dejemos que su misericordia actué en nuestras vidas sin falsos razonamientos ni filosofías rebuscadas.

Que este tiempo nos sirva para redescubrir nuestra confianza en Dios y poder pedir y recibir el don de la Fe.

Señor te pedimos nos regales el don de la fe en este momento de aflicción, ayúdanos y deposítanos en tu corazón, como a tus hijos amados que somos, danos la paz que buscamos y necesitamos. Amén.



20/02/2020

Los tiempos litúrgicos

 

Nuestra vida se cuenta a través de años, pero la recordamos más que nada por hechos concretos, nacimiento, graduación, trabajos,  noviazgo, matrimonio, junto a todos los hechos que recordemos o que nos estén pasando.

A cada uno de estos hechos se les agrada un matiz de acuerdo del ánimo que teníamos cuando ocurrió, tristeza, dicha, alegría, felicidad, nostalgia.

Pasa lo mismo con nuestro tiempo litúrgico vivimos el año a través de la liturgia al igual que todas las demás religiones.

Lo iniciamos con el adviento, tiempo de espera para el nacimiento de Jesús (Emmanuel Dios con nosotros), nos preparamos con cantos, ponemos un nacimiento en nuestras casas a la espera de su nacimiento y el color morado es el característico del adviento pues significa conversión y espera.

Luego viene la navidad, esta es representada por el color blanco pero también el dorado para simbolizar lo solemne de esta fiesta, festejamos el nacimiento del salvador, es tan grande este día que llega hasta el 2 de febrero con la festividad de la presentación en el templo como lo mandaba la ley de Moisés.

Después de esto para algunas iglesias se denomina tiempo ordinario, nosotros lo contamos después de tal o cual fiesta, algunas iglesias usan color verde, nosotros usamos el  tippet negro, por lo general lo usamos a diario.

Se presenta luego un tiempo pagano el carnavale, proveniente de las fiestas de Venecia que se convirtió en un evento mundial,  sábado, domingo, lunes y martes de exceso para de allí ir a pedir arrepentimiento el miércoles de ceniza, esta nos marca y recuerda que polvo somos y en polvo hemos de convertirnos. El color morado vuelve aparecer.

La cuaresma es la estación que se aproxima, 40 días que nos recuerdan los 40 años del pueblo de Israel en el desierto, también nos recuerda la vida del hombre, los días que paso Jesús en el desierto, en fin un tiempo de preparación para la pascua.

Llega la semana santa con sus oficios muy especiales iniciamos con el color rojo que significa martirio, también que somos testigos de este hecho, recordamos la pasión, muerte y resurrección de Jesús, alternaremos el  rojo con el morado, para luego cambiarlo con el blanco y el dorado. Esta es la fiesta más importante para el cristiano, si Cristo no muere y resucita vana es nuestra fe.

Estos días de Pascua llegaran hasta Pentecostés, el nacimiento de la iglesia, es en la predica de los apóstoles donde surgen las comunidades cristianas, aparece el color rojo signo de que somos testigos, es el color que usamos para nuestras ordenaciones.

Después de esta estación pasamos a un tiempo de calma en lo que a liturgia se refiere, cambiaremos los colores dependiendo de aquello que estamos recordando pero en fin no serán grandes cambios hasta el fin del año litúrgico, esta fiesta es conocida en algunas iglesias como la de Cristo Rey del mundo, con ella se acaba el ciclo para volver a comenzar.

Aunque no nos damos cuenta nuestra vida también se mueve dependiendo al ciclo litúrgico de la fe que profesamos, bautizamos o presentamos a nuestros hijos,  esperamos hechos dependiendo de la fecha y vivimos nuestra vida con el único fin de agradar a Dios.

Me diría un ateo que esto nos es cierto, pero él sabe en lo íntimo de su corazón que aquello que digo es cierto, además no existen los ateos, solo hombres orgullosos que quieren poner la razón delante de Dios, cosa que es imposible.

Hagamos memoria de nuestra vida y veremos que cada paso que hemos dado tienen que ver con un hecho litúrgico dentro de la comunidad a la cual pertenezco.

Que Dios siempre este con nosotros y acompañe nuestra vida, de tal modo que pueda notar su presencia.

Señor danos aquello que nace de tu misericordia, solo tú nos conoces y más allá de nuestra razón, danos lo que necesitamos padre,  aunque no sea lo que pedimos. Amen.



09/02/2020

Resiliencia y fe

 

Todos hemos pasado por momentos en los que  nos resulta difícil continuar, el cansancio y las emociones pesan de tal manera que debemos reinventarnos; es justo en ese punto donde los creyentes nos enfocamos en la  fe,  ella nos ayuda a superar esta etapa,  otros prefieren llamarle  resiliencia.

¿Qué es esto?

Todos en algún momento escuchamos de nuestros padres, tíos, abuelos, vecinos, profesores y maestros, el  término antes era mejor, se vivía de forma más familiar, la tecnología nos ha aislado,  término con tantas cosas… y está dividiendo a las familias, alejando a los que están cerca.

Lo que nos sorprende es que ahora también lo decimos nosotros.

Es una adaptación  del inglés resilience, del latín resiliens  refiriéndose a la idea de retroceder, volver hacia atrás, hacer un rebote. Reiniciarnos, reinventarnos, no dejarnos caer.

Es la capacidad que tenemos de superar las adversidades por muy difíciles que parezcan.

Muchos pensamos que son insoportables que no podemos más, tal vez la pérdida de un empleo, la casa, la pareja y toca darnos un tiempo para regresar a la normalidad.

Gloria Gaynor se nos adelantó en este tema y describe en su canción i will survive como debemos actuar para superar un tipo de  adversidad y sale más barato que ir al psicólogo.

Se emplea esta palabra para expresar el regreso a un punto  inicial, volver a ser como niños dicen algunos. Su uso se proyecta en diferentes contextos: la ingeniería, la ecología y  la psicología.

Dios siempre nos acompaña, él no nos ha dejado solo y en todo momento cuida nuestra existencia aunque no le veamos y algunos no lo quieran aceptar.

Él es bueno en todo tiempo, nos da aquello que necesitamos y no lo que queremos, no siempre lo que queremos es lo que necesitamos.

Lo notamos después de algún tipo de hecho difícil, algunos es cuando se acuerdan de su presencia otros renegaran de la misma, somos seres difíciles de entender.

Algunos otros  tipos de resiliencia  son:

Resiliencia tecnológica: capacidad que tiene un sistema de resistir y recuperarse ante desastres y perturbaciones.

Resiliencia jurídica: posibilidad que poseen las personas de recuperar su estado original de libertad, igualdad e inocencia, después de haber sido sometidas a las acciones de fuerza del Estado.

Resiliencia social: capacidad que tienen los grupos  para sobreponerse a resultados adversos, reconstruyendo sus vínculos internos.

También existe en la biblia ejemplos de esto: José, Abraham, Moisés, Job es tal vez el ejemplo más profundo de lo podrían llamar los psicólogos alguien que ha terminado con éxito su tratamiento.

Tomemos un momento para visualizar los momentos en los que no veíamos esperanzas  y sentíamos que no podíamos más, todo se solucionó, aquí estamos Dios no nos dejó solos y podemos dar testimonio de ello.

También es bueno que busquemos maneras de ayudarnos a salir de esos problemas que nos pueden agobiar, estas pueden ser:

– Valorar las dificultades como posibles oportunidades, Dios siempre deja una puerta abierta cuando se cierra otra y mucho más grande.

– Afrontar los nuevos desafíos con un espíritu positivo, nuestra vida es nuestra historia, en cada historia siempre el protagonista triunfa.

– Asumir que el fracaso es una posibilidad, pero no interpretar el fracaso como una derrota definitiva.

– Adoptar una actitud flexible frente a los cambios, debemos ser como el bambú fuertes al tiempo pero flexibles con los fuertes vientos.

– Buscar la estabilidad emocional, no debemos rodearnos de amistades o relaciones toxicas.

– Aprender de las circunstancias negativas, todo tiene su propia enseñanza.

– Ser perseverante a la hora de seguir un camino.

Pidamos a Dios que nos haga entender que nunca nos va abandonar y menos en los momentos de mayor oscuridad, es cuando está más cerca de nosotros.

Señor te pedimos nos des la inteligencia necesaria para entender tu amor. Amen.



04/02/2020

Ser responsable

 

Todos hemos tenido alguien que ha impactado en nuestras vidas de forma académica, tal vez un Profesor de Historia, Filosofía, Lógica o tal vez Geografía.

Quien nos explicó el quid pro quo de las cosas, el intercambio que se hace para que algo ocurra, las revoluciones, la historia de las civilizaciones, porque colapsan las civilizaciones, esto conlleva una gran responsabilidad.

Pero ¿qué pasa si esta persona esta errada?

Si esta persona esta errada lo que ocurre es que el error se sigue esparciendo y por lo tanto esa falsa idea sigue afectando a los demás.

Recuerdo a mis profesores del seminario muchos de ellos me explicaban la cultura y tradiciones judías, su calendario con tal convicción que pensé era cierto, hoy día que tengo contacto con la colectividad judía puedo decir que estaban completamente errados.

Estamos llenos de grupos fanáticos que buscan imponer sus propias ideas, muchas veces lo que hace es crear más confusión y enemistad.

Hace poco un conocido me envió un mensaje en cual decía más o menos esto, cuando un cristiano fundamentalista sigue su creencia vende todo, deja sus amigos y se va a misionar; cuando un Judío sigue sus creencias vende todo y lo entrega a los pobres; cuando un musulmán se vuelve fundamentalista se convierte en terrorista.

Acaso esto no es fomentar el odio, no fueron cristianos los templarios quienes mataron en nombre de Dios, no fueron cristianos  misioneros los que esclavizaron a indios y a negros, acaso los conventos no tenían esclavos que vendían cuando necesitaban dinero, no eran cristianos los católicos y anglicanos que se asesinaron en Inglaterra por mucho tiempo solo por tener una doctrina distinta,  acaso no hay odio entre cristianos por tener una doctrina distinta, si buscamos en los ejércitos la mayoría son cristianos sea cual sea su denominación, entonces debemos decir que todos los cristianos matan.

Sería muy cruel generalizar, entonces porque lo hacemos con las otras religiones, el 80 por ciento de las víctimas de terrorismo son musulmanes, no existe un solo cuerpo dentro de la colectividad islámica de la misma forma que los cristianos estamos separados en  tal forma que es difícil llegar a ser una sola fe.

Debemos ser responsables con aquello que transmitimos porque una falsa doctrina puede destruir muchas vidas, las personas que son racistas no nacieron siéndolo, se les enseño, que esto era lo correcto y es una práctica que no se ha dejado, quien ha viajado a estados unidos de América puede constatar que la discriminación aún existe y está en casi todos lados.

¿Por qué discriminamos?

Cuando oramos no vemos al otro como hijo de Dios también, en nuestro interior creemos  que el otro está equivocado y yo sigo el único y verdadero camino, pues que crees, tal vez seas tú el equivocado.

La fe sin obras no existe, no puedo creer que me vaya a salvar solo porque si, si yo no creo y no hago presente esa fe en el mundo, no tengo fe, simplemente me miento a mí mismo.

Debo demostrar la misma que mis palabras sean coherentes con mis acciones, solo hagamos memoria y en nuestra mente aparecerán personas a lo largo de nuestra vida  que eran muy religiosas pero con una fe muy escasa.

No todo él dice creer en Dios tiene fe

En la mayoría de las veces es más que nada costumbre, no hay una convicción en el acto o el sacramento, simplemente la costumbre de ir a la iglesia o hacer algo porque es parte de mi cultura.

Conocí a un judío que no practicaba su fe, creo que hace muchos años no pisaba una sinagoga pero su concubina tuvo un hijo varón y este quería circuncidarlo porque era la costumbre, a todo esto, nunca recordó que la pertenencia a la colectividad era por vía materna y su mujer no pertenecía a la misma. Solo quería cumplir con lo que él creía era lo correcto.

También recuerdo el caso de una pareja que me pedía que los casara un sábado santo, me los había enviado un pastor evangélico, por supuesto que no lo hice, primero porque el sábado santo se celebra la vigilia pascual estamos esperando la resurrección de Jesús, es uno de los días más importantes del año litúrgico y segundo no eran parte de mi congregación, los sacramentos no son un juego o para el momento deben ser recibidos con la debida preparación.  Creo que el pobre pastor no había entendido esto en la clase de teología.

Me viene a la mente un clérigo que un vez me invito a su iglesia y fui pensando en que iba ver una comunidad seria, grande fue mi sorpresa al escucharlo celebrar parecía que vendía churros en la calle,  era  una mezcla de todo y al terminar el servicio, dentro de sus avisos notificaba que el jueves próximo iban a tener exorcismos y que le avisaran a los demás.  Por supuesto después del servicio le dije que no me había gustado y que me parecía irresponsable obviamente nunca volví.

Debemos ser responsables con los mensajes y enseñanzas que recibimos pero también las que damos, todos somos maestros de alguien, no solo de nuestros hijos sino de nuestros vecinos, amigos y fieles.

Que este día nos sirva para reflexionar en nuestra vida sobre las enseñanzas recibidas y las que hemos aceptado, Tal vez sea hora de cambiar alguna.

Señor te pedimos que nos muestres el camino hacia tu corazón. Amen.



31/01/2020

Mi Jesús, Yo creo en ti

 

A lo largo de la historia mucho se ha dicho y mucho se dirá sobre la existencia real o no del salvador, algunos nos trataran de decir que es un invento y que no fue real, estamos en el punto de la historia de la humanidad en la cual lo bueno es malo y lo malo es bueno; es más aceptable un ateo, agnóstico, filósofo egocéntrico que un creyente, se le dirá retrogrado o peor aún ignorante.

Entonces bien veamos los argumentos y saquemos conclusiones.

Primero busquemos los argumentos que utilizan para hablarnos del  Cristo:

ATTIS: El cristo de Frigia, en Grecia 1200 a.c., denominado buen pastor, supremo Dios, el salvador.  Nacido de una virgen (Nanna) y toda la semejanza que queramos buscar.

Sidharta Gauthama: el cristo de india, 560 a.c. los magos oriente le llevaron regalos, fue tentado por mara (el demonio) mientras ayunaba, nace un 25 de diciembre, camino sobre las aguas y muchas cosas más, ahora bien el budismo es más bien una religión atea, niega la existencia de Dios y habla de auto liberación del karma. Si es este el argumento que buscan creo que no es el correcto.

DIONISIO: Grecia 500 a.c., nace en un pesebre, convirtió el agua en vino, resucita de entre los muertos, es un dios de la antigua Grecia, pero quien busque decir que tiene argumentos utilizara este.

HERACLES: otro cristo de Grecia, quienes hemos leído algo de historia antigua veremos que es más bien un héroe, un semidiós y poco tiene que ver con la visión pacifica de Jesús.

KRISHNA: segunda personificación de la segunda trinidad hindú  Trimurti en sanscrito quiere decir tres formas, (Brahma, Krishna, Shiva) le primera es (Indra, Agni y Soma aunque este luego es reemplazado por Suria), India 900 a.c. Muere crucificado y resucita.

MITRA: Persia 1200 a.c. originario de Persia pero también fue adorado en India y Roma. Tuvo 12 discípulos y viajo predicando, tal vez su paralelismo sea extraordinario pero aún no hemos terminado.

HORUS: Egipto 3000 a.c.  Se le llamo KRST ósea el ungido, las primeras representaciones de la virgen María y el niño se le tomaron de imágenes de Isis junto a Horus, su padre terrenal se llamaba Seb (José), también fue bautizado en el rio Jordán por Anup (Juan) quien fue decapitado.

ZOROASTRO: Asia Menor 550 a.c., fue bautizado en un rio nada nuevo para ese momento, se dice que fue tentado por el demonio en el desierto.

Y así habrán muchos otros más solo con el atributo de Cristo ósea ungido.

Pero ¿Y con el nombre Jesús?

Bien Jesús significa el salvador si nos vamos a la raíz propia de la palabra, daría para toda una clase de exegesis bíblica además de  etimología, dentro de los usos y costumbres quedo como algo natural, es como  Francisco de Asís, su nombre real es Juan pero su padre viajaba tanto a Francia que le terminaron llamando Francesco es decir el francés.

Por tanto, el Señor mismo os dará una señal: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel. Isaías 7:14

Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había hablado por medio del profeta, diciendo: HE AQUI, LA VIRGEN CONCEBIRA Y DARA A LUZ UN HIJO, Y LE PONDRAN POR NOMBRE EMMANUEL, que traducido significa: DIOS CON NOSOTROS. Mateo 1:22-23

La iglesia cristiana le comenzó a llamar el salvador, quedo así y dentro de la fe está más que adecuado.

El término proviene del arquetipo  de  Josué el sucesor de Moisés, para denominar el que salva, seria Yeshua o Yeshu, el historiador Flavio Josefo menciona al menos 20 en tiempos de nuestro Jesús.

Yeshua ben Sirach: parte del Viejo Testamento Apócrifo. Ben Sirach, escribiendo en griego circa 180 a.c, juntó la sabiduría judía y los héroes de estilo homérico.

Yeshua  ben Pandira: Halló un prematuro fin de los tiempos colgado de un árbol – y la víspera de pascua. Se dice que  él fundó la secta esenia.

Yeshua  ben Ananías: Arrestado y azotado por los romanos, le soltaron como un loquito inofensivo. Murió durante el sitio de Jerusalén golpeado por una piedra arrojada por una catapulta romana.

Yeshua  ben Safat: Durante la revuelta del 68 d.C. que causó estragos en Galilea, éste salvador  dirigió a los rebeldes en Tiberíades. Cuando la ciudad estaba por caer bajo las legiones de Vespasiano, huyó hacia el norte a Tariches sobre el mar de Galilea.

Yeshua  ben Gamala: éste salvador  era dirigente militar en la guerra civil que destrozaba a Judea. Desde los muros de Jerusalén, había protestado contra los sitiadores idumeos, cuando los idumeos se tomaron los muros, fue muerto, y sus despojos arrojados a los perros y aves carroñeras.

Yeshua  ben Thebuth: Un clérigo quien, durante la capitulación final de la parte alta de la ciudad en 69 d.C, se salvó entregando los tesoros del templo.

Podríamos seguir ya que existen muchos otros más, también fueron crucificados muchos de estos salvadores, pero la idea es más que nada presentar los argumentos que te podrían decir quienes desean matar tu fe.

¿Y cómo Mesías?

El historiador Flavio Josefo habla de un caudillo rebelde llamado Shimon, quien fue asesinado por las fuerzas de Herodes, en apoyo a Roma.

Si, el mundo te presentara muchos otros argumentos, pero como dice la biblia vendrán falsos Mesías y además el mundo dirá todo para apartarnos de la fe.

¿Existen otros Salvadores en la actualidad?

En Australia, Alan John Miller, quien vive en Queensland, afirma que recuerda los detalles de su “vida anterior” como Jesús, y que su pareja Mary Luck, dice que es la reencarnación de María Magdalena. Ellos afirman que se casaron en su vida anterior y tuvieron una hija.

En Brasil está Álvaro Theiss, conocido como el Inri Cristo, se proclama como la reencarnación de Jesús desde 1979. Dirige la  “Suprema Orden Universal de la Santísima Trinidad”. También mantiene un complejo que alberga sus seguidores, que son en su mayoría mujeres.

En Siberia, Sergey Anatolyevitch Torop, comenzó a proclamarse como la reencarnación de Jesús, después que fue despedido como agente de tránsito en Rusia en 1990. Llegó a fundar la Iglesia del Último Testamento, que combina varias enseñanzas de varias religiones, incluyendo el budismo, el hinduismo y el cristianismo.

Por mencionar algunos.

¿Entonces en que puedo creer?

En que Dios te ha enviado a su hijo para darte la salvación más allá de la razón del hombre, además que siempre van a existir hombres que intenten desviarte del camino o matar tu fe, pero la fe no es algo que se pueda razonar nace de una Epifanía, tal vez y la haz experimentado y no le has dado importancia por el quehacer diario, pero Dios te habla todos los días de todas las formas posibles,  a través de actos como el despertar, el moverte, tu familia y demás, solo debes escucharlo.

Solo te hemos querido exponer los argumentos que pueden usar para intentar sacarte del camino, debemos ser capaces de escuchar todo y mantenernos firmes.

Que Dios te de la fuerza para seguir en esta vida creyendo en su misericordia y dejando que sea parte de tu existencia.

Señor danos fe. Amen.



30/01/2020

Estas llamado a la felicidad

En Colaboración con Indira Medina

 

Todos somos hijos amados de Dios, cada uno con una historia personal,  muy particular inmanente a su misericordia, por muy semejante que seamos de otros, no es así, existen detalles y decisiones que nos han hecho únicos.

“La vida se basa en decisiones que hemos tomado a lo largo de nuestra historia, buenas                     o malas debemos vivir con sus consecuencias”  Indira Medina.

Estamos llamados a ser  sal de la tierra y luz del mundo (Mateo 5:13-16), en la mayoría de las ocasiones esta llamada ha sido ignorada, creemos que por ser cristianos somos superiores a los demás y es todo lo contrario debemos ser humildes y predicar con el ejemplo, recuerdo que hace unos años cuando ingrese al diálogo interreligioso dos de mis obispos me increparon por decirles a musulmanes y a judíos hermanos, lo mismo que algunos pastores que me insultaron por estar en una mesa donde había representantes de varias religiones,  creo que ellos jamás entendieron lo que significaba el evangelio, “no todo el que dice Señor , Señor entrara en el paraíso sino aquel que cumple con mi palabra” (Mateo 7:21-23).

De la misma manera existen personas que querrán robarte la luz que te hace especial, por celos o envidias, criticaran todo lo que haces, dirán que está mal,  también que ellos lo harían mejor, tal vez hasta que plagias lo que haces.

¿Pero qué crees?

Jamás hacen nada o mejor dicho si lo hacen, critican, pero no se atreven a realizar ningún acto relevante por estar cómodos en su zona de confort.

A Dios no le gusta la gente que está por estar, que se conforma con pasar desapercibido en la vida, a él le gustan aquellos que le siguen a pesar de las consecuencias, Moisés, Noé, Abraham, Jeremías, Elías. Por mencionar algunos, Jesús también saco de su conformismo a Pedro, Andrés, Santiago, Judas y los demás.  Él nos convoca a una misión muy especial a llevar la buena nueva donde estamos, no nos está pidiendo ir lejos y dejarnos matar, no, es donde trabajamos, en nuestra casa, con nuestra familia, allí te invita a cambiar las cosas.

¿Va ser fácil?

No, para nada, a veces quienes son más cercanos a nosotros son los primeros en querer vernos caer, tristemente es así, pero no estamos para agradarles a todos, sino para hacer la voluntad de Dios.

¿Acaso crees que a todos les agrado o les agrada Jesús?

No, muchos renegaron y aun reniegan del Hijos amado de Dios, si de Jesucristo se dijeron, se dicen y se dirán cosas malas y sin fundamento que no se dirá de nosotros.

Hijas de Jerusalén no lloren por mí, lloren por ustedes, porque si esto hacen con el leño verde, con el seco que no harán (Lucas 23:28).

Estamos llamados a ser felices, eso quiere decir que debemos encontrar la respuesta a nuestras preguntas, ver lo bueno de las cosas, si siempre nos quejamos de lo que tenemos nunca podremos ver los regalos que Dios nos da a diario.

Hay que buscar lo positivo de la vida, sin mirar lo que tienen los demás, sino apreciando aquello que tengo, la familia, mis hijos, mis ilusiones y proyectos. Indira Medina

Debemos dejar fuera de nuestras vidas aquello que nos puede hacer mal o aquellas personas negativas que solo buscan hacernos retroceder en nuestras decisiones, un verdadero amigo te apoya en tus proyectos no está esperando verte fallar.

Veamos aquellos proyectos que nos hacen feliz y proyectemos realizarlos, sin escuchar las malas críticas ni los comentarios fuera de lugar.

Pidamos al Señor nos de todo su apoyo para realizar aquellas cosas que nuestro corazón cree necesarias para nuestra felicidad.

Dios Padre te pedimos nos ayudes a nutrir nuestras vidas con tu amor y poder cooperar con los más necesitados, dándole aquello que necesitan y hacerles ver que no siempre lo que pedimos es lo que nos hace falta. Amen.



24/01/2020

Los peligros del sincretismo religioso

 

El sincretismo religioso parte en América de la esclavitud, los negros siguieron adornado a sus dioses simplemente les cambiaron sus nombres pero la esencia quedo allí, para ellos se convirtió en una práctica normal.

De allí surgieron religiones como el vudú, la santería, el candomble, los umbandas, que mezclan cristianismo con prácticas africanas, sacrificios de animales ya que deben darle sangre ósea vida a estos espíritus, prestarles sus cuerpos,  darles alcohol, tabaco  y todo lo que este ente solicite.

¿Qué peligros existen?

Muchos tal vez no les percibamos pero están allí, no podemos mezclar entidades y pretender que no ocurra nada, Jesús dice frio o caliente, tibio lo vomito  Apocalipsis 3, 15-19.

O estoy con él o no lo estoy pero no puedo estar en dos cosas tan opuestas.

En Latinoamérica es común que una persona asista a los ritos con santeros y luego el domingo comulgue en su parroquia para ellos no tiene ningún mal, es más te dirán que el santero es feligrés o miembro activo de alguna iglesia.

Pero no está bien son prácticas religiosas muy contrarias, si vamos Haití y pasamos por algún cementerio veremos que todas las tumbas están profanadas, no hay tranquilidad espiritual en esto.

En el quilombo existe una jerarquía que va de la mano con santos de la iglesia romana por ser estos quienes esclavizaron  a los negros, es por ello que Obatala  su Dios supremo era representado por la virgen de la merced, también por Jesús clavado en la cruz, otras veces por San Manuel,  otra de sus deidades Oshun tenía su representación en la virgen de la caridad del cobre y era invocada por medio de una campana dorada; a Yemaya le correspondía la virgen de la regla, esta era la madre universal, Chango el dios de la guerra, dueño del rayo utilizaban a santa bárbara para representarle, Eleggua  quien simbolizaba la justicia, quien abría los caminos era representado por el niño de atocha, Oggun para el utilizaban a san Pedro, san Pablo, san Juan Bautista, los arcángeles san Miguel y san Rafael, para Oya se utilizó a  la virgen de la candelaria y otras veces a santa teresita de Ávila, diosa del cementerio, Babalu Aye tenía su representación en san lázaro, obviamente existen muchos más pero estos son  para dar un ejemplo de este sincretismo.

No solo se utilizan deidades africanas, también “santos propios” como el negro Felipe, don Gregorio, además de caciques indígenas.

El sincretismo religioso confunde a las personas y llega un momento en que se mezclan tantas cosas que no se llega a entender en que se cree realmente.

Es por ello que es importante estar firme en lo que creemos y conocer bien nuestra fe.

Pidamos la sabiduría para saber en que creemos y respetar nuestra tradición religiosa, no es bueno ser  tibio pues perdemos el rumbo de la fe.



16/01/2020

Volver a crear conciencia

 

¿Qué harías si no tuvieses los medios para alimentar a tus hijos?

Esta es la peor pesadilla de un padre o madre, no poder dar de comer a un hijo, tristemente es la realidad de muchas personas; hasta parece injusto, algunos tienen todo y otros la nada absoluta.

Las riquezas en el mundo están desproporcionadas algunos derrochan el dinero, agua, alimentos  y a otros les falta el servicio básico, los medicamentos, la casa, pero no les falta la fe, sin ese motor sus vidas estarían totalmente vacías.

El factor climático también ha influido en esta crisis alimenticia, por décadas hemos hecho daño a nuestro hogar con total impunidad, pensando que no pasaba nada, es hora ya no solo de tomar conciencia sino de actuar o terminaremos sin un planeta donde vivir, esa no es la herencia que quisiéramos dejar a nuestros hijos, pero es la que está quedando.

Todos hablan de la guerrera ecologista Greta thunberg y como está desafiando al mundo para crear conciencia sobre el planeta, pero no ha sido la primera que ha hecho esto, no fue la primera que los medios de comunicación han utilizado para beneficio propio, esperando que el público se canse o surja otra figura más agradable y con más carisma; ¿quién se acuerda de Severn Cullis-Suzuki? La activista en pro de la tierra de 1990, estuvo en la cumbre de Rio de 1992.

Ella intento crear conciencia de lo que estamos viendo ahora, si el hombre no despierta de su mediocridad como dijo Kant, vamos a seguir sufriendo las consecuencias; le robamos terreno al mar para construir, por mucho tiempo se han tirado los desperdicios a los ríos haciéndolos insalubres, también los hemos enterrado, jugamos con armamento y los probamos para ver su destrucción ese impacto trae consigo daño colateral que nosotros y nuestros hijos van a sufrir.

Dios le dio las herramientas al hombre para ser feliz, una tierra donde vivir, pero la destruimos, alimentos suficientes para todos, pero nosotros no repartimos, agua para beber y la ensuciamos, nos ha dado todo, pero el hombre es egoísta y nos comparte, no solo eso daña para que otro no se beneficie.

El hombre es el lobo del hombre dice Hobbes, tal vez tenga razón.

Hay que crear conciencia que todos somos una sola familia, todos estamos viviendo el mismo tiempo histórico, todos nos debemos apoyar; basta de egoísmos, basta en utilizar la fe como excusa para dañar al otro, basta de niños muriendo por hambre, personas sin hogar, basta de hacer sufrir a nuestros hermanos.

Si hoy no empezamos a cambiar, poco abra para dejar, el ayer es historia, el mañana es incierto, pero el hoy es un regalo por eso se llama presente… Utilicemos este regalo para hacer la diferencia.

Todo padre busca la felicidad de sus hijos, hagamos que eso sea posible, un día a la vez como dice la Lic. Indira Medina,  que podamos hacer aquello que nos haga feliz sin dañar al otro y que es mejor que dar y poder brindar ayuda.

Respetemos nuestro medio ambiente, así contribuimos a conservar la vida, poder colaborar, en este mundo todo está relacionado con todo, el clima se relaciona con las cosechas, con las siembras, con el ganado y los animales… Con Nosotros.

Y nosotros podemos ayudar a cambiar la vida de las personas que lo necesitan, que no tienen hogar, que han sufrido a causa de la guerra, que han sido desplazados de sus hogares, todos somos hermanos, ayudando también ayudamos  a evangelizar.

Quiera Dios que tomemos conciencia del regalo que se nos ha dado y como poder contribuir en el bien común.

Señor tú eres el único que llenas nuestro corazón, ayúdanos a tener amor por el prójimo y brindar lo mejor de nosotros en sus vidas, haznos instrumentos de cambio. Amen.



13/01/2020

En busca de la paz

 

Los seres humanos somos sociables por naturaleza, a todos nos encantaría poder vivir en un mundo donde exista la paz y el respeto al otro, es un anhelo que hemos tenido siempre, todos podemos ser agentes de paz.

¿Cómo podemos empezar?

Lo primero que debemos hacer es respetar la tradición cultural y el pensamiento de aquellos que son diferentes,  existen mucho odio en este momento por razones que no deberían existir  como por ejemplo la religión, esta es un medio para poderme comunicar con Dios, no una excusa para destruir al otro.

Como miembro de la mesa de diálogo interreligioso esa es nuestra primera misión, dar a conocer la riqueza cultural que tenemos, dentro del marco del respeto, pero sin educación esto resulta difícil, a veces la intolerancia se aprende en casa, otras veces de un maestro o tutor y en la mayoría por medio de los medios de comunicación.

Durante la guerra fría, los programas de televisión y películas se centraban en mostrar a los norteamericanos como los buenos y a sus enemigos como los malos, muchos crecieron pensando que era así, acaso tiene este país la potestad de decir que es lo bueno y que lo malo, o es Dios quien tiene la verdadera potestad.

Todos somos distintos porque debemos entonces menospreciar al otro por su tez, procedencia o país.

¿Acaso no somos todos hijos de Dios?

Porque entonces no practicamos lo que predicamos, hace unos años participaba de un grupo de pastores en donde resido,  no llegue a comprender su molestia, estaban todos peleados con todos, no había unidad y menos respeto, recuerdo que íbamos a lanzar un evento de diálogo interreligioso y les hice participes, los insultos no se hicieron esperar; por lo cual decidí retirarme.

Sin amor al prójimo, ni respeto no puedo predicar.

La unión en la diversidad es lo que nos hace únicos, entre mis mejore amigos tengo musulmanes, judíos, cientologos, católicos, ortodoxos, todos respetando la religión del otro pero unidos en buscar la paz.

¿Qué es la paz?

No solo es la ausencia de guerra sino también la armonía entre contrarios, debo respetar para que se me respete, todos poseemos parte de la verdad, pero no tenemos todo el conocimiento sino parte de él.

Es así que entre todos podemos construir la misma, en vez de construir armas debemos ayudar a los países más necesitados, en vez de fomentar la violencia la armonía, cuantos países en este momento no están sufriendo por razones que escapan al común de la población, tienen hambre, son desplazados, ¿no sería mejor apoyarlos en vez de seguir construyendo armamento?.

La violencia engendra violencia, el odio crea más odio.

Es momento de decir basta y sumarnos todos en la búsqueda del bien común, apoyando a los necesitados, dando de comer al hambriento, vestir al que está en la calle y volver a darles la dignidad que merecen.

Pedimos a los gobernantes que dejen de ser egoístas y hagan aquello por lo que fueron elegidos, ayudar al pueblo; pedimos a los religiosos que dejen los lujos y apoyen a los carenciados, a los educadores que enseñen con amor a su profesión y a los padres que vuelvan a construir familias y no grupos de personas que viven juntos, si bien los medios de comunicación nos pueden servir para comunicarnos nos están alejando cada vez más del sentido de pertenencia, ya no hay dialogo si no es con aquellos que están lejos y no con nuestros hijos.

La paz es fruto de la justicia y un don de Dios que debemos apreciar.

Muchos clérigos enseñan e instruyen a sus fieles, el ejemplo es el mejor instrumento para mostrar la verdad de las cosas, enseñemos con el ejemplo y no con palabras vacías. Conocí a un clérigo que daba las mejores predicas y quien lo escuchaba quedaba fascinado pero en el trato personal era grosero y a veces ni siquiera respondía un saludo, este es el tipo de personas que no debemos ser.

Te invito a convertirte en agente de paz, primero en tu hogar y luego fuera de este, nadie puede ser luz en la calle y oscuridad en su casa; eso no es correcto.

Respetemos y seremos respetados, todos podemos cambiar al mundo, sino me creen les doy unos  ejemplos  Nelson Mandela, Mahatma Gandhi, Martin Luther King, Rigoberta Menchu y también Mirta Acero que construye la paz poco a poco, no se dejó estar y creo una fundación para cambiar las cosas la fundación osi,  hombres y mujeres comunes que dijeron basta y se animaron a cambiar.

La decisión es tuya seguir como estas o promover la ayuda a los necesitados.

Señor te pido nos ayudes a cambiar lo que está mal en el mundo, buscando ayudar al necesitado  y  respetando a quien piensa distinto;  tú tienes  y solo tú puedes cambiar los corazones de los hombres, ayúdales a cambiar, que tu espíritu santo nos fortalezca en este caminar. Te lo pedimos por tu Hijos y Salvador Jesucristo. Amen.



08/01/2020

La Teología Laica: Primera parte

 

Idea de la presidenta de la Fundación OSI, Mirta Acero.

En este momento existe un sentimiento de incertidumbre a nivel global, no existen zonas de nuestro planeta que no tengan algún tipo de problema;  guerras, hambre, incendios,  desempleo, intolerancia y aunado a eso falta de fe.

Las personas poco a poco han ido perdiendo su fe, no en Dios, esa religión natural sigue existiendo sino en las instituciones, poco a poco las iglesias hemos ido perdiendo el interés de las personas por  cerrarnos a sus necesidades y  no abrirnos al cambio, hace unos días fue la despedida del Arzobispo de la Iglesia Ortodoxa Griega, como tenia compromisos pedí a otra persona me representara, en lo que debía ser una celebración repleta solo estaban 4 personas y 5 clérigos.

Cuando decimos ya no vivo yo sino Cristo vive en mí, debo hacerlo presente; realmente debe vivir, que no sea un simple slogan.  Conozco a muchos padres, pastores o clérigos, que dicen eso y tristemente tienen más del mundo de lo que quisieran.

Es por eso que la teología laica da una nueva  visión, no es lo mismo como un clérigo o una persona comprometida vive su fe a un laico sin compromisos de comunidad, muchas veces las iglesias son duras con sus fieles y les convierten en autómatas, no puedes ver televisión, no puedes vestirte de esta u otra manera, no puedes hablar con este familiar o con tu hijo puesto que está en pecado, ¿acaso Jesús no vino por los pecadores?

Hemos creado una barrera donde el feligrés no se puede relacionar con su Padre del cielo sin un intermediario,  si bien los clérigos estudiamos y nos preparáramos para servir al pueblo, también es importante que la persona sepa que Dios está esperándole y puede hablar tranquilamente con él, estamos para ayudarle no para entorpecer su fe y menos encasillar su corazón.

¿De dónde surge la teología  laica?

Como todo sale del dialogo y de la necesidad de brindar esperanza en un mundo donde todo lo que vemos es caos, donde las personas cada vez más se vuelven agnósticas porque sus iglesias solo están para prohibirles cosas y luego exigir, sin acercarles a Dios, más bien alejarles,  tristemente no todas las iglesias son iguales a la anglicana donde más que una congregación creamos familias. Puede existir uno que otro problema pero por lo general tratamos de llegar a un consenso.

¿De quién fue la idea?

Debo ser sincero, la idea no fue del todo mía, sino de la Dr. Mirta Acero, presidenta de la fundación OSI, una mujer que busca cambiar el mundo, siempre buscando la forma de mejorar las cosas y con una visión muy particular, crear conciencia en la humanidad. Ella y todo su equipo están buscando concientizar a la humanidad y brindar ayuda tanto material como intelectual.

¿Qué es la teología laica?

Es una visión más ajonada  a la realidad de hoy, donde no se ven a los sacramentos como algo inalcanzable e intocable sino una conexión entre Dios y su pueblo; También una explicación más humana de la historia de la salvación.

La teología laica busca reencontrar a Dios con su pueblo, sin dejar de lado las explicaciones de las iglesias, pero sin poner obstáculos, reforzando y haciéndola más digerible.

Es importante crear esperanza en este mundo de hoy donde la tecnología nos aleja de nuestro entorno y en el cual convergen muchos puntos de vista que pocas veces se ponen de acuerdo y cada vez más se alejan del dialogo.

Busquemos relacionarnos con Dios como nuestro familiar y dejemos de pensar que no nos puede perdonar o amar.

Señor en este día te pedimos nos ayudes acercarnos a ti y poder darnos la oportunidad de ser amados en la infinita misericordia de tu corazón, te lo pedimos como hijos tuyos y hermanos de Jesucristo. Amen.



30/12/2019

La teología Laica vs La teología Clerical

 

Idea de la presidenta de la Fundación OSI, Mirta Acero

Siempre existen dos maneras de ver la realidad y existen muchas maneras de acercarnos a Dios, salvo que a veces las instituciones nos prohíben esto, de tal modo que terminamos rechazando a nuestro Padre y refugiándonos en filosofías que en nada nos ayudan, terminamos depresivos y sin fe.

Existen  teologías que conviven en la sociedad, la mirada de los religiosos pocas veces tiene que ver con lo que entiende el común, las liturgias sobre cargadas pueden agradar a los clérigos y ayuden a recargar su fe, pero para los fieles es cansador, pesado y hasta monótono.

Para mí la santa cena es el momento especial en el cual Dios manifiesta su amor por el ser humano, regalándonos a su hijo como comida de salvación, es un momento único e irrepetible cada liturgia aunque sea parecida a otras y la formula sea la misma, en si no lo es, ya que son momentos diferentes en mi vida; la oración a la mañana, tarde y noche para un laico puede parecer pesado pero para un clérigo debe ser un momento especial, buscado y reconocido como lo que es, conversar con Dios y alimento para mi vocación, si para un clérigo esto es molesto, entonces esa persona no ha recibido el llamado.

Tantas cosas podemos aportar desde la teología como estructura e institución, más la aplicación de la misma a través de una religión cualquiera que sea depende de la forma en que el fiel la vea, la vive y la expresa.

Podemos ver tantos ejemplos dentro de los sacramentos de cada iglesia o la simbología que utilizan otras y hasta en el diario vivir, existen culturas en las cuales todo tiene un significado teológico desde prender las velas hasta lo más cotidiano como cortarse las uñas.

De acuerdo con la Cábala, Adam fue creado con una membrana dura y brillante que cubría todo su cuerpo. Cuando comió del árbol prohibido, Adam perdió esa cubierta, pero parte de ella permaneció en las puntas de los dedos de sus manos y sus pies.

Este concepto es una metáfora de una idea muy profunda: cada persona es intrínsecamente inmortal porque posee un alma espiritual. Sin embargo, al apegarse al mundo físico a través de acciones inadecuadas (el pecado de Adam), se vuelve vulnerable a la muerte y a la destrucción material (la pérdida de la cubierta protectora).

Es interesante ya que una actividad cotidiana se vuelve un hecho religioso, con un contenido moral y una explicación.

En muchas culturas existen ritos muy parecidos, el bautismo, la circuncisión, la presentación en algunas culturas orientales dan carácter de pertenecía dentro de la fe, pero también para el no religioso es un hecho social que une la familia.

¿Cuántas familias solo se ven para actos religiosos?

Un bautismo, un matrimonio o un funeral, fuera de su contenido litúrgico se convierte en un hecho social, la familia se ve después de mucho tiempo y tal vez hasta el hecho religioso cambie un poco, el hermano que hace partícipe a su hijo a otro de la misma familia al hacerle padrino o madrina, el hijo, primo, sobrino que se casa y están todos para acompañarle, el funeral de una tía muy grande que descansa en paz y en vez de ser un hecho triste se convierte en un reencuentro social, la  tristeza se queda a un lado y el hecho es renovador.

En algunas culturas la muerte es recibida como una bendición ya que la persona deja de sufrir y va a un lugar mejor, una mentalidad muy difundida entre pueblos esclavos.

Es así que la teología laica nos hace a todos teólogos, pues todos tenemos una visión muy particular de Dios, donde ninguno está equivocado y puede existir un consenso, a diferencia de la teología tradicional que es muy literal, donde puede existir un diálogo interreligioso mas no un sincretismo pues cada uno defiende su tradición y lo vemos bien.

Sería bueno que viéramos que cosas comparto y cuales no de la fe que profeso, pues en aquellas en las que no estoy de acuerdo entra mi forma de ver mi fe, vivirla y a veces transmitirla.

Es bueno cuestionarnos nuestra tradición religiosa, Dios no nos quiere autómatas sino reflexivos.

Les invito a todos a vivir su fe, estudiarla y amar la tradición religiosa a la cual pertenezco, pues soy parte de una familia de fe que comparte conmigo expectativas y vivencias únicas.

Pidamos a Dios la inteligencia para comprenderla y la fe para amarla.

Querido Padre te pedimos nos acompañes en todas nuestras actividades y nos ayudes a comprender el regalo que nos has hecho a través de la fe. Bendícenos y acompáñanos padre eterno. Amen.



17/12/2019

¿Cuál es el significado de la natividad?

 

En este tiempo tan especial hemos olvidado su significado,  el consumismo ha terminado por borrar de nuestra mente cuál es su fin.

Todo ha cambiado de tal forma que los actores se han cambiado, dejando de lado lo que es realmente importante.

La natividad sucede al adviento, tiempo de espera al redentor, cuatro semanas que nos hacen ver su importancia y abren en nuestro corazón la necesidad de recibirlo.

Este tiempo termina el 24 de diciembre con la víspera de Juan el Bautista, para que venga el Mesías debe volver el profeta Elías, la voz que clama en el desierto, representado por su primo.

Entonces el 25 de diciembre, recibimos el nacimiento de Jesús en Belén el último pueblo, lo más remoto, en el lugar más pobre nace el salvador, para significar que Dios no ve lo material y para el esto no tiene importancia.

Esta fiesta poco tiene que ver con los obsequios y las luces, como siempre se hicieron de una evento para vender y nos inculcaron que lo importante era recibir obsequios; pero esto nada tiene que ver.

Es una fecha para recordar que Dios siempre cumple sus promesas, la misericordia de nuestro Padre que nos ama tanto que envía a su hijo amado para salvarnos.

Dios nos regala a su hijo, que mejor obsequio.

¿Y Santa Claus?

¿Y los obsequios?

Santa Claus fue una adaptación que han hecho los comerciantes del obispo Nicolás de Bari, para vender obsequios, era un obispo que llevaba regalos a los niños para estas fechas, se cambió su sotana por un abrigo rojo, la mitra por un gorro y así nació este personaje pintoresco que reemplazo el verdadero significado de esta fiesta, porque el fin del mismo se volvió en regalar no en descubrir que Jesús había nacido.

Esta costumbre se inició cuando los reyes y príncipes empezaron a ir a las celebraciones litúrgicas, toda la pompa que hay en las mismas es por este tema y como iban a esta fiesta se intercambiaban regalos, como el pueblo hace todo lo que ve de los nobles empezaron a imitar esto y termino por lo que vemos hoy día.

Es bueno dar sobre todo aquellos que no tienen, también a nuestros seres queridos, pero no debemos perder de vista el verdadero significado de esta fecha, que Jesús ha nacido para salvarnos y darnos la vida eterna tal cual se había prometido.

Volvamos a dar el significado real a las fiestas de navidad, que Jesús se haga presente en nuestra vida y mostremos la misericordia de Dios al mundo.

Señor te pedimos que nos muestres el camino el cual debemos seguir para poder mostrar  a nuestros hermanos el camino de la salvación que viene de tu infinito amor, el cual se maximiza en este tiempo litúrgico tan especial, por Jesucristo nuestro Señor y salvador. Amen.



22/11/2019

Los prejuicios

 

Cuando somos niños vemos el mundo con una inocencia casi divina, no hay maldad en nuestro ser y por lo general recibimos todo el amor de nuestra familia, este debería ser el ejemplo para todos los infantes pero tristemente no lo es, los hijos de la calle han crecido tanto que cuesta saber cuántos párvulos deambulan y son explotados tanto por propios como extraños.

Pero qué bueno sería volver a mirar el mundo con ojos de inocencia, ser amigos entre todos y buscar sueños en común como cuando éramos niños o  adolescentes, no había maldad en nuestro entorno, no teníamos prejuicios.

¿Qué es un prejuicio?

Proviene del vocablo  praeiudicium que significa tener un preconcepto de ante mano por lo general una duda o una intuición negativa acerca de algo o alguien.

En la crítica de la razón pura Inmanuel Kant nos habla de las intuiciones a priori y a posteriori, es decir que muchas veces nuestra percepción cambia cuando hemos conocido algo, una intuición a priori es lo que conocemos como prejuicio, hemos tomado en algunos casos nuestra decisión y solo estamos esperando para emitir un juicio categórico; las palabras lo dicen y el lenguaje corporal también cruzamos los brazos, hacemos como que escuchamos pero la decisión ya fue tomada.

También podemos decir que es un mecanismo de defensa, tenemos nuestras dudas de algo o alguien y debemos conocerle mejor, para disipar o confirmar.

Existen muchos tipos de prejuicio: Social, moral, legal, religioso, las categorías son muchas lo que tienen en común es que el prejuicio lleva a la segregación.

En la literatura hay  ejemplos: orgullo y prejuicio es uno de ellos donde al final se levanta esta barrera construida gracias a conceptos preconcebidos.

Cuando el prejuicio se vuelve norma se agudiza, lo vemos con buenos ojos, le damos nuestra aprobación y hasta lo defendemos; la esclavitud se ha convertido en una expresión de esto, una raza superior destinada por Dios a subyugar a los demás; se comercia con los sueños, esperanzas y la vida de los demás, dejan de ser personas y se convierten en objetos, tristemente esta práctica aun esta en vigencia.

Muchos justifican su discriminación o prejuicio con textos bíblicos, dicen que Dios apoya su forma de pensar, algo que es falso, no hay texto alguno en el antiguo o nuevo testamento que apruebe esta práctica.

Dios Padre no rechaza ni discrimina a ninguno de sus hijos, de la misma forma en que un padre o madre ama a todos sus hijos por muy mal que se porten.

No debemos dejar que perduren este tipo de prácticas que nos separan  y crean conflictos dentro de la sociedad.

Señor ayúdanos a ver al otro como hermano, que podamos volver a ser una sola familia, sin diferencias y sin por rechazo u agresión al otro por ser diferente.

Dios Padre te pedimos nos des paz en nuestros corazones, que nunca nos falte, ayúdanos a brindar amor, que nada nos separe de tu misericordia, te lo pedimos por tu hijo nuestro señor Jesucristo nuestro hermano y salvador. Amen.



18/11/2019

¿Porque hay tantas peleas entre Creyentes?

 

Existen muchas religiones en el mundo y cada una de ellas tiene derivaciones por alguna causa, por la liturgia más o menos  tradicional o más light, por el idioma en el cual se debe celebrar  y tantas otras cosas que no tienen el peso como para separarnos o hacernos pelear entre nosotros.

Los cristianos estamos enemistados entre nosotros, hasta derivaciones de las mismas iglesias no reconocen al otro, que hace lo mismo que hago, tampoco me pide nada pero lo ataco solo por celos.

Quien no es feliz solo busca una cosa que el otro tampoco lo sea, que este peor y así me sentiré bien y volveré a ser dichoso.

Pasa lo mismo con todas las demás no existen cuerpos únicos todas las religiones tienen sus divisiones, que no conocemos y pasan desapercibidas.

No tiene sentido que estemos peleando siempre, el fin último de la religión es llevarnos a un estado de comunión plena con Dios, todas las religiones buscan estar en paz con su comunidad y que adquieran la paz.

¿Se puede predicar algo y hacer lo contrario?

No, el primer ejemplo debo darlo yo;  además de tener una vida de oración, debo entablar una comunión con Dios para poder apoyar al prójimo.

La doble moral solo trae más confusión a un mundo ya disperso.

¿Qué debo hacer?

Lo primero que debemos hacer es respetar al otro, no somos iguales racionalmente, todos pensamos diferente y tenemos intereses diferentes, no por eso dejamos de tener el mismo valor como ciudadanos.

Dejar de incentivar el odio, no hay resultado bueno cuando sembramos este sentimiento en los niños, les enseñamos a ser intolerantes y la cultura del fundamentalismo.

Todos somos hijos de Dios, con nuestros errores y nuestras capacidades, hay que poner todas estas cualidades al servicio de la paz y no del odio.

No dejemos que nos gane la cultura del odio y la segregación, la mayoría de las iglesias entre ellas tienen diferencias y no se unen, son segregacionistas; recuerdo cuando era parte del consejo pastoral de una de las comunidades donde estamos, cada vez que iba a sus reuniones y opinaba los pastores me decían no porque eso es muy católico, por más que les decía que yo era anglicano, nunca quisieron conocer de dónde provenía mi fe, finalmente un día  les invite a un evento en el palacio san Martin puesto que yo era presidente honorario de una mesa de diálogo interreligioso y se hacía un evento protocolar, los insultos no se hicieron esperar y allí pude sentir todo el rechazo que había sobre cualquier tipo de dialogo, preferí retirarme pues no había lugar para dialogar allí.

Esos mismos pastores después me buscaron pidiendo mi apoyo en las campañas en contra del matrimonio igualitario y la despenalización del aborto, dejando en claro aquel viejo refrán que dice “El enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

No puede ser que nos una el rechazo por el pensamiento del otro, en vez del amor y la misericordia.

Si lo que nos une es el odio, ¿dónde quedan las enseñanzas de Jesús, tal vez quienes nos predican nos enseñan mal?

Así es, nos enseñan mal, he escuchado muchas veces decir que Jesús no vino a traer paz, eso no hace más que fomentar el estereotipo de odio religioso.

La religión debe ser una forma de ayuda al prójimo y acercarnos a Dios, no sepáranos y odiarnos.

“La felicidad esta en las cosas sencillas” Jimena Ciuccio

 

Pidamos al Señor nos ayude a cambiar los corazones de los creyentes para que dejemos de odiarnos.

Te pedimos Señor que nos ayudes a cambiar los corazones desolados y las almas sin esperanza, danos la paz que tanto anhelamos y aleja las diferencias que tanto nos separan. Amen.



14/11/2019

¿Qué nos Pasa?

 

Con la colaboración de Jimena Ciuccio

En este momento el mundo se encuentra en una creciente oleada de violencia, ciertamente el hombre  tiende a este tipo de comportamiento, ya en Génesis lo vemos  celos, ira y homicidio, son comunes y hasta aceptados en cierta medida.

Desde niños regalamos violencia, pistolas, juegos de video todos incluyen muerte, la inculcamos matar es parte del juego, hemos convertido nuestra sociedad en seres que se odian sin razón, debemos parar y reeducar a nuestros hijos, la educación se da en casa.

¿Por qué el mundo esta así?

El creciente caos que existe comienza con la llamada intolerancia cero, debo imponer mi opinión sobre el otro, no me interesan sus razones la mía es más importante, porque es mía, “Soy yo y mis circunstancias” José Ortega y Gasset.

Debemos volver a la sencillez, estar agradecidos,  “Pienso en mis abuelos cuando vinieron con una mano atrás y otra delante de Italia, no sobraba nada y la sociedad no estaba así, eras feliz con lo que tenías, no ibas repartiendo violencia por el mundo, en las cosas simples esta la felicidad el resto es relleno” Jimena Ciuccio.

La sociedad de consumo en el que vivimos que nos impulsa a tener todo, estamos conectados, somos seres globales es por ello que los comportamientos sociales se extienden mucho más rápido que antes, vemos el caos por el que atraviesa el mundo e inconscientemente nos afecta anímicamente.

Las enfermedades mentales son cada vez más comunes o al menos se sabe más, depresión, angustia, trastornos de todo tipo surgen en algunos casos por el estrés que sufre la persona diariamente, en el trabajo o tal vez en su casa.

Cuando cerramos las puertas de nuestros hogares solo nosotros sabemos que ocurre allí, cada casa es un mundo, muchas veces la esposa o concubina se convierte en objeto de desquite por motivos ajenos a ella, el hombre descarga sus frustraciones en su familia, la violencia doméstica es una espiral que no deja de extenderse y no hemos podido erradicar. Tristemente las personas expuestas a esto rara vez la eliminan de sus familias sino que seguirá en la siguiente generación.

¿La violencia que vivimos es solo a nivel personal?

Tristemente no es así, es a nivel mundial, los países africanos están cada vez más afectados por luchas internas y masacres que rara vez vemos en las noticias, miles de personas han emigrado a Europa buscando sobrevivir, esto ha traído nuevas molestias por la falta de empleo, recreando la xenofobia y reactivando la  segregación.

No es que los países Europeos les cerraran las puertas,  les acogieron, pero con lo bueno viene lo malo, la gente hace cualquier cosa para comer, incluidos el robo y el tráfico de personas, esto también va para los países europeos en crisis económica, no solo Latinoamérica tiene crisis, es global, la historia Humana es Cíclica, siempre se repite, el  ser humano jamás aprende de sus errores, mucho menos la sociedad.

Todos los continentes tienen sus propias angustias y todas convergen agudizando la crisis, hasta que no se salga del apuro financiero en el que el mundo está inmerso no habrá paz, porque cuando el pueblo pide pan no se le puede ignorar.

¿Qué hacen las iglesias?

En algunos casos fomentamos el dialogo, en este momento desde Argentina, Panamá, Moscú y otros pocos países, se fomenta el dialogo y respeto hacia la otra creencia, pero no es la realidad de todos.

En muchos países esto no se da, no existe, solo se agudiza la crisis ya que no solo peleo con el otro por la economía decreciente sino que peleo con él por el afecto de Dios, cualquiera que no profese mi fe es un pecador, algo irreal y con total falta de amor.

Para Dios todos somos iguales y a sus ojos las religiones tampoco deben importar, de la misma manera son formas de conectarse con él, debe unirnos con los otros, no todos pensamos igual pero debemos respetar al otro, su dignidad y elección.

Si la religión no está para traer el cielo a la tierra, entonces no sirve, porque  nos aleja de su verdadero fin, la misericordia divina (el amor de dios que va más allá de la razón del hombre).

Debemos comenzar a tratar a los otros como quisiéramos ser tratados con respeto, amor y dignidad, solo así podemos lograr cambiar esta creciente violencia en el mundo, debemos profesar nuestra fe no solo en el templo sino y sobre todo con el trato diario hacia los demás, es allí donde mostramos si creemos o no en Dios.

Volvamos a ser como cuando éramos más jóvenes y no veíamos malicia en el otro, sino amistad, comprensión y amor fraternal.

“En las cosas simples esta la felicidad” Jimena Ciuccio.

Señor  te pedimos que nuestra vida sea lo que debe ser, un ejemplo de tu amor hacia el ser humano y no busquemos solo nuestra felicidad sino la de todos, puesto que todos somos tus hijos.

Pidamos un corazón nuevo para volver a ver en el otro a mi hermano, respetarlo y acompañarlo.

Dios Padre de toda misericordia, servirte es amarte y poder gozar de tu plena compañía, te pedimos nos ayudes a sacar el odio de nuestros corazones y hacer presente tu amor en nuestras vidas, te lo pedimos por tu hijo nuestro hermano y salvador Jesucristo. Amen.



31/10/2019

La Reforma Protestante

 

Cada 31 de octubre recordamos ese momento histórico en el cual Martin Lutero se levanta y hace una declaración de protesta contra los abusos cometidos por el hombre justificándose en Dios.

Se vendían títulos y cargos, había todo tipo de atrocidades, las personas vivían en una completa enajenación, eran controlados por medio del temor.  Exactamente como pasa hoy en día pero ya no es solo un grupo sino muchos quienes hacen esto a las personas.

No todas las iglesias no romanas surgen de este momento histórico, es un error decir esto, ciertamente la iglesia luterana, obvio que sí, pero la iglesia anglicana va nacer de otro acontecimiento tal vez iniciado en este pero no directamente,  la iglesia metodista es iniciada por un ministro anglicano, cada una tiene su historia propia.

Así mismo algunas  iglesias evangélicas no son hijas de la reforma, muchas de ellas niegan el estudio como base de la formación tanto pastoral como espiritual para ellos esto mata la fe, es muy complejo el mundo cristiano, somos muchas formas de ver la misma realidad y a la vez divididas por barreras que hemos ido creando con el tiempo y ahora se hacen difíciles de quitar.

Pero debemos recordar que este día marco un hito histórico, por primera vez se cuestionó el actual de una iglesia y se le pidió cambiara su actitud, que volviera a pastorear en vez de gobernar.

Lutero no estaba buscando crear una nueva iglesia y no consiguió mucho apoyo dentro del clero, dentro de las iglesias luteranas al igual que en las anglicanas hay división y muy marcadas, las iglesias de origen alemán no tienen obispo sino pastor presidente y esto hace que algunos digan que la ordenación de sus pastores no es válida al no tener línea de sucesión apostólica, pero la otra rama del luteranismo si cuenta con obispos, ya que en la parte inglesa si consiguió apoyo algo tarde de obispos.

Pero al parecer este hecho quedo borrado de la historia ya que pocos lo recordamos y cambiaron una celebración por otra, el Halloween es un sincretismo de tradiciones cristianas, celtas y el recuerdo remanente de lo que fue la cacería de brujas, esta fiesta pagana por decirlo así es una contraposición a la víspera de la fiesta de todos los santos y a la del día de los difuntos.

Era una fiesta celta para recordar el fin del verano, la cual se fue trastocando hasta ser lo que es hoy en día, pero sus orígenes  no son los que vemos hoy día, los tiene en la gran hambruna que ocurrió en Irlanda, donde no fueron ayudados por eso se colocan calabazas fuera de las puertas para recordar el cuento de Jack el tacaño y se repartían dulces a los niños en honor a los que ya no podían recibirlos, se popularizo luego por películas y en especial en el cine de terror, esto ayudo a su deformación y cambio de sentido.

Les invito a reflexionar sobre este día y su importancia histórica, es mucho más que un día de las brujas, es un día de reflexión, ya que solo hace falta un hombre que decida cambiar para que otros le sigan.

El momento más difícil del cambio siempre es el inicio

Que Dios nos bendiga y acompañe en este momento de nuestras vidas y haga brillar su luz en nuestras vidas.

Señor,  Te suplico, por tu propio Ser y por Aquel a quien Tú has designado como la Manifestación de tu propia Esencia y tu Palabra discernidora para todos los que están en el cielo y en la tierra, que reúnas a tus siervos a la sombra del árbol de tu bondadosa providencia. Ayúdales, pues, a compartir sus frutos, a inclinar sus oídos hacia el murmullo de sus hojas y hacia la dulzura de la voz del Ave que canta en sus ramas. Tú eres verdaderamente el que ayuda en el peligro, el Inaccesible, el Todopoderoso, el Más Generoso. Cuídanos y acompáñanos en todos los momentos de nuestra vida en especial en las horas oscuras. Amen.



24/10/2019

¿Quiénes eran los Apóstoles?

 

Cuando recordamos el día de pentecostés nos viene a la mente que existieron  hombres cercanos al maestro,  hasta podríamos decir que el numero representa las 12 tribus hebreas y demás, mucho podemos decir al respecto, sus predicas evangelizaron gran parte del mundo conocido.

¿Qué significa Apóstol?

Ciertamente al hablar de los discípulos de Jesús en nuestra mente su significado tiene un valor casi místico, pero la palabra en si significa propagandista, aquel que lleva un mensaje, para lo cristianos es honor muy grande, es así que muchas iglesias evangélicas han comenzado a utilizar este término dentro de su jerarquía propia, ya no es solamente un pastor u obispo sino un Apóstol.

¿Los conocemos?

Creo que no, muchas veces no ahondamos en la fe, por creer que todo está dicho, pero sería interesante saber quiénes eran y sus nombres.

Tomas, también llamado Dídimo, tenía un gran parecido físico con Jesús, se cuenta que era su primo, es el apóstol  de la india donde sufrió martirio; era más bien practico si no veo no creo, pero luego sus dudas fueron disipadas e incrementada su fe. Su símbolo es una lanza, flechas y piedras.

Simón, el zelote, se sabe poco de este hombre, salvo que era un hombre que vivía por su patria, era parte del grupo nacional llamado zelotes, según la tradición murió como mártir, su símbolo es un pez sobre la biblia, esto nos dice que era un gran predicador.

Felipe, un hombre de corazón caliente y poco seso, se dice que predico en phrygia y fue martirizado en Hierapolis, algunos con el paso del tiempo le confunden con uno de los diáconos ordenados por los apóstoles, su símbolo es una canasta, recordando la multiplicación de los panes, fue el quien instituyo la cruz como símbolo del cristianismo.

Pedro, Simón, era pescador originario de Betzaida, es recordado como el primer papa, negó a Jesús tres veces y luego fue  perdonado, fue martirizado y pidió ser crucificado cabeza abajo por sentirse indigno de morir igual que Jesús, su símbolo apostólico es la cruz invertida junto a las llaves cruzadas.

Mateo, también conocido como Levi, era cobrador de impuestos y murió como mártir en Etiopia, escribió el evangelio que lleva su nombre. Su símbolo apostólico son tres bolsas de dinero recordando su pasado.

Judas Tadeo, también llamado Judas Zelote o Lebeo, se sabe poco salvo que vivió en galilea, era hermano de Santiago, predico en Asiria y murió como Mártir en Persia. Fue un gran predicador muerto a las faldas del monte Ararat, su símbolo es un barco ya que paso a ser pescador de hombres.

Judas Iscariote, era de Kerioth de Judá,  traiciona a su maestro por 30 monedas de plata y se ahorca por la desesperación,  se dice que fue un judío nacionalista quien veía poder realizar sus sueños a través de Jesús.  Aun así su símbolo es una cuerda o una bolsa con dinero saliendo y dispersándose.

Juan, Boanerges o hijos del trueno, nombre que Jesús les puso a los hermanos Santiago y Juan,  se le llama también el discípulo amado; predico en Asia menor, fue desterrado a patmos luego liberado y murió de muerte natural. Se dice que quisieron envenenarlo pero Dios no dejo que fuese asesinado, su símbolo es un cáliz con serpientes entrelazadas.

Santiago el menor, hermano de Judas, predico en palestina y fue crucificado en Egipto, se conoce muy poco de él, salvo que fue martirizado y luego de su muerte su cuerpo fue cortado en pedazos, su símbolo es la sierra, ya que su cuerpo fue esparcido en ella.

Santiago el anciano, Boanerges, hermano de Juan, era muy cercano a su hermano y sus nombres siempre aparecen juntos, predico en Judea y Jerusalén fue decapitado por Herodes en el año 44, su símbolo son tres caparazones de crustáceos.

Bartolomé Nataniel, fue misionero en Armenia, se cree que tenía sangre real y su linaje desciende de David, era un estudioso de las leyes y los profetas, según la tradición murió en India despellejado vivo, su símbolo son tres cuchillos en paralelo.

Andrés, hermano de Pedro, originalmente era discípulo de Juan el Bautista, es el santo patrono de Grecia, Rusia y Escocia. Murió como mártir, fue condenado a ser crucificado pero sintiéndose indigno de morir de la misma forma que Jesús, su cruz llevo la forma de X, la cual hasta el día de hoy se conoce como la cruz de San Andrés, su símbolo son peces cruzados en X para representar que también era pescador.

Aunque no pertenece a la lista de apóstoles originales no podemos dejar de mencionar a:

Pablo, Saulo, si bien no conoció a Jesús en persona, su conversión en el camino de Damasco marco un antes y un después, sus cartas ayudaron a las comunidades a mantener su fe en  tiempos de crisis, sufrió el martirio al ser decapitado, su símbolo apostólico es una espada.

Matías, fue elegido para reemplazar a Judas, se le atribuyen gran cantidad de escritos apócrifos, su símbolo apostólico es un libro o un rollo.

Pues bien esto es un mero vistazo de lo que podemos decir de los apóstoles hombres que dejaron todo por cumplir con su misión, evangelizar aun a costa de su vida.  Dios no nos pide eso hoy solo que seamos verdaderos testigos de su amor y no causemos daño a los demás, esa es una justa forma de misionar, amando y respetando a nuestros semejantes.

Te invito a conocer más de la fe que profesas y poder saber de dónde proviene, quienes nos evangelizaron y cuál es nuestra devoción.

Que Dios todo poderoso nos de la dicha y el gozo que solo puede provenir de Él.

Señor Danos tu luz y tu verdad. Para poder llevar la buena nueva a quien aún no la conoce o la rechaza. Amen.



18/10/2019

Las Parábolas en la Biblia

 

Siempre que acudimos a un servicio litúrgico escuchamos lecturas bíblicas, una o dos del antiguo testamento, un salmo y por supuesto la lectura del Evangelio del día, este siempre tiene una enseñanza en forma de parábola.

¿Qué es una parábola?

Es una narración de un hecho y del cual se extrae una enseñanza moral.

Nuestro deber como clérigos es siempre preparar aquello de lo cual vamos hablar o predicar, no es correcto hablar sin haber reflexionado antes, porque cuando acudimos a un servicio litúrgico estamos buscando conectarnos con Dios y no un regaño fuera de lugar, tampoco una explicación que nada tiene que ver con la lectura o que el predicador se saque de la manga una homilía que deja mucho que desear y poco de fe.

Cuando predicamos o escribimos debemos ser respetuosos y no dañar o difamar a otro, lo que sale de mi boca es lo que hay en mi corazón si yo hablo mal del otro eso quiere decir que mi corazón poco tiene de cristiano, debe ser sanado de envidias, odio, rencor, frustración y todo tipo de malos sentimientos, primero debo entrar en una relación de amor con Dios y estar en paz conmigo antes de hablar de otros, más si es desde la posición de clérigo.

¿Por qué Jesús enseñaba a través de parábolas?

Porque él era un maestro y todo maestro sabe que el mensaje debe llegar a todos, ser entendido y degustado, el mejor expositor es aquel que puede llegar a todos por igual.

Las parábolas más conocidas son la del trigo y la cizaña (Mateo 13, 24-52) Dios deja que el hombre decida su forma de actuar y muchas veces son los malos quienes tienen todo y los justos nada solo sufrimiento, pero El todo lo ve y en el momento en que el crea que es oportuno traerá la justicia.

El hijo prodigo o el Padre amoroso (Lucas 15, 11-32) Este mensaje nos muestra que aunque el mundo nos rechace Dios jamás lo hará, que no importa nuestra falta si me arrepiento de corazón,  El me aceptara nuevamente como hijo aunque lo hubiese negado, su amor es inconmensurable.

El Buen samaritano (Lucas 10,25-37) A veces nos centramos en cumplir las leyes que olvidamos ayudar al prójimo, lo vemos como estorbo y no como un hijo de Dios, es por ello que el amor está por encima de la ley.

El grano de mostaza (Mateo 13,31-33) El punto central de esta es la fe, quien haya tenido la oportunidad de ver un grano de estos vera lo pequeño que es, pero cuando crece es un árbol realmente grande y fuerte, así mismo es la fe, al principio muy pequeña y hasta débil pero con el tiempo y bien cimentada nada puede detenerla.

El Buen Pastor (Juan 10,1-16) Jesús se presenta como pastor, una figura que en ese momento no era bien vista, siempre que se morían las ovejas eran las del otro, tenían fama de robar, pero el viene a reivindicar esa figura no solo conoce a sus ovejas ellas lo conocen y le siguen. Eso quiere decir que les ama, nos conoce, nos ve y nos cuida, que más hermoso que ser amados por Dios.

Las parábolas representan la explicación sencilla de la teología Cristiana, podríamos buscar todo el sentido académico pero a veces como dicen, la letra mata la fe, cuando le quito el amor a la palabra deja de ser un mensaje agradable y se convierte en una rutina y Dios no quiere eso.

Te invito a volver a enamorarte de tu fe, como cuando eras niño y te llevaban a escuchar la liturgia, imaginabas todo lo que se leía y buscabas tener esa intimidad con el Padre.

Busca tu biblia y vuelve a leer esos mensajes que ya casi no lees y veras que no hay problema que no se pueda solucionar con la ayuda de la fe y la oración.  “Cuando oramos desde el corazón y con fe podemos mover montañas”

Que Dios nos muestre su camino y las fuerzas para actuar según su senda.

Señor dame hambre de ti, fuerzas para predicar la buena nueva de forma responsable. Amen.



17/10/2019

The Art of Loving

 

Hace un par de años recuerdo que leí el libro el arte de Amar de Erich Fromm, filósofo alemán de la escuela de Frankfurt, este hacia una recapitulación de lo que debería ser una relación sana entre  dos personas, concluyendo con la sociedad en sí.

Muy interesante ver el desarrollo de siquis humana tan frágil y fuerte a la vez, cuando amamos entregamos nuestra libertad y nuestra alma al ser querido, ella o él es quien nos apoya o desecha, ya que las relaciones interpersonales son difíciles, cuando uno de los dos ha terminado la relación no transmite de inmediato su sentir, la otra persona sigue apegada a alguien que ya le saco de su vida y muestra las señales son detectables, el  alejamiento es paulatino y termina en un rechazo muy fuerte.

La presencia del otro incomoda y lo que nos agradaba ahora es lo opuesto, no hay punto medio, su presencia es molesta preferimos estar con otras personas antes que con esa persona en particular.

¿Qué debo hacer?

Hay dos posiciones en esta encrucijada la primera amarnos a nosotros, nadie puede dar aquello que no tiene, si no tengo amor propio, tampoco tendré el de otra persona, debemos hacer notar nuestra fuerza interior y poder brillar en nuestras vidas para hacerlo en el entorno que nos rodea; “si yo no me amo el otro menos lo hará”  palabras de la socióloga Ivette de Jiménez.

Somos hijos de Dios (Colosenses 1:16), debemos asumir esta verdad, no estamos puestos como relleno en el mundo todos tenemos una misión especial y aunque no lo notemos influimos en la vida de los demás, algunos han trascendido y otros son los héroes cotidianos que luchan día a día por cambiar la sociedad, luchan sin ser notados aportando su grano de arena.

Hemos sido llamados a ser sal y luz para el mundo (Mateo 5:13-16), sin la sal no se puede cocinar, antiguamente era un don muy preciado, esta mantenía los alimentos más tiempo, no existían heladeras, era un artículo muy preciado y valioso, ¿pero si la sal pierde su sentido y se vuelve sosa, de que me sirve? De nada

Es lo mismo en el amor, si yo entrego el corazón a una persona y está ya lo ha desechado, no tiene sentido seguir aferrándome a una relación que ha muerto, debo amarme y volver  a empezar, desde cero absorbiendo mis errores, fortaleciendo mis puntos a favor y desechando los débiles.

Cuando a Jesús le preguntaron cuáles eran los mandamiento principales  los dijo, amar a Dios y amar al prójimo como a sí mismo, debemos amarnos a nosotros mismos (Marcos 12:30-31), para mostrar amor debo estar en paz conmigo, así podre mostrarlo a los demás.

La otra posición es ser prácticos, Sun Tzu al escribir el arte de la guerra (desambiguación) 孫子兵法 nos da una visión de nuestro actuar en todos los ámbitos de nuestra vida,  no solo es un libro para acciones militares sino también para mostrarnos como interactuar con las personas con las que tratamos, ser prudentes y educados, 九變 en su capítulo 8 este nos habla de las variables que debemos tener en cuenta y reflexionar siempre nuestras decisiones, es muy parecido al código del Bushido 武士道, es decir el camino del servicio.

Los dos caminos que debemos seguir es  amarnos para luego poder amar y servir a los demás, brindando una mejor versión de nosotros.

No es  sano mendigar por el cariño, amor y tiempo de la otra persona si esta no está en sintonía con nuestro sentir, es mejor aceptar lo que no podemos cambiar y seguir adelante.

Dios nos regala la vida y la dicha de convivir con personas alrededor que desean nuestro bien y salud tanto corporal como espiritual, pero todo comienza con el primer paso, decidirnos a levantarnos y pasar la página.

Si alguien no tiene tiempo para ti hoy, mañana tampoco lo tendrá y pasado menos, es mejor aceptar que estas enganchado en una relación unipersonal que te va terminar destruyendo el amor por el otro y amargando tu existir.

No somos eternos en este mundo la vida es algo que pasa mientras esperamos el momento justo para aprender a vivirla.

Pidamos a Dios nos de fuerzas para amarnos, la determinación de ser fuertes y seguir adelante y la ligereza de borrar ese sentir de nuestra alma.

Señor enséñame como amarme y estar feliz con los dones que me  regalaste, brindándome la razón para entenderme, dame tu fuerza y tu templanza para hoy volver a comenzar mi vida, sin mirar atrás, hazme libre y lléname de tu misericordia. Amen.



12/10/2019

La muerte: ¿Es el final del camino?

 

Con la cooperación de la profesora Sheyla Borbua

Cuando pensamos en la misma nos provoca temor o tal vez impotencia hablar de ella, hasta  sea inhumano, pero la realidad es que es un paso más en nuestra vida, nos dejaran algunos sin sabores pero nos prepara para reconocer que es necesaria para llegar a la casa del Padre.

Sin darnos cuenta todos los días vivimos la experiencia de morir, cuando entramos en el sueño, experimentamos esa sensación y no lo percibimos; por más que tratemos de mantenernos despiertos en un segundo caemos, el cuerpo no puede estar sin ello, se han   hecho experimentos y es necesario, podemos colapsar si no descansamos.

Cuando hemos conocido el amor debemos aprovechar cada día para demostrarle a esa persona lo que representa en nuestra vida, no tenemos el tiempo comprado y tal vez hoy sea nuestro último día o de esa persona especial en nuestra vida. El tiempo es una corriente que no se detiene, en la antigüedad se les  llamaba las moiras, a quienes tenían nuestro destino en sus manos, ellas elegían cuando terminaba nuestra existencia.

Las tres hermanas que personificaban el nacimiento, la vida y la muerte; Cloto, Laquesis y Átropos. Tenían en sus manos el hilo de nuestra vida, el hilo dorado y eran quienes decidían a la vez unir las vidas de los amantes con un hilo rojo, no importaba el momento ellos estaban destinados a estar juntos en esta vida y la otra.

Nosotros no sabemos en qué momento nos va tocar encontrarnos con la verdad, pero si podemos aceptarlo, estar en paz con nosotros, nuestros seres queridos sabiendo que vivimos lo mejor que pudimos, viendo nuestro pasado perdonando las ofensas que pudieron   cometer con nosotros y agradeciendo podernos levantar después de cada lucha.

Todas las culturas creen en la vida después de la muerte los griegos tenían los campos Elisanos para aquellos que tenían la dicha de una vida post mortem mejor y el tártaros para los condenados, los egipcios le denominaban Nun a su cielo, nosotros le decimos παράδεισος, paraíso el lugar de gracia eterna esta visión viene de la tradición judío cristiana y alude al jardín del Edén, de igual manera existe un lugar de desdicha y tormento para aquellos que han obrado mal.

Las religiones sirven para unir al hombre con su Dios y todas ellas nos ofrecen una vida feliz después de nuestra muerte, el cristianismo nos lo trasmite a través de las enseñanzas de Jesús, el Mesías de la misma y la predicación de los apóstoles; el judaísmo en sus enseñanzas también habla de volver a estar en la presencia de Dios en alegría y dicha, algunas corrientes del islam también tienen su Mesías el cual es nombrado Mahdí, en árabe, مهدي que significa guiado, la religión rastafari habla de un Mesías que será coronado en etiopia y da sentido a esta fe.  Mesías significa ungido, elegido para una tarea específica, salvar a la humanidad.

La vida es un don preciado, un regalo, no nos pertenece en si misma pero a la vez es nuestra, la compartimos con todos aquellos con quienes tenemos trato, para alegría o no; por lo cual creemos que de la misma manera en que Dios nos obsequió esta vida nos llevara a la otra, la cual no tendrá fin, ni sufrimientos, en la cual estaremos rodeados de nuestros afectos.

Los cristianos creemos fervientemente que Jesús venció la muerte cuando resucita del Sepulcro, es la piedra fundamental de nuestra creencia si esto no es cierto nuestra fe es vana, también tenemos como base el amor y la caridad.

Tenemos fe  en su misericordia, si bien la muerte es un tema difícil el suicidio es aún más complicado, la persona que ha tomado esta decisión no lo hizo en todos sus sentidos, ha sido agobiada y sufre, su alma esta lastimada, no siente salida, sus problemas son tan hirientes que piensa que es la única salida;  antiguamente a estas personas se les negaba un servicio fúnebre por haber cometido un crimen, era ese estigma que debían cargar aun después de la muerte,  pero hoy confiamos más en la misericordia divina y creemos que Dios perdona a todos sus hijos sobre todo aquellos que han sufrido más.

Sabemos que la muerte no es el final del camino sino un nuevo comienzo.

Pidámosle a Dios nos ayude a estar preparados para ese momento en el cual podamos ir a la casa del Padre y vivamos en alegría sabiendo que somos amados por nuestro Padre, que nos espera como nosotros la llegada de nuestros hijos.

Señor te pido que cuando llegue el momento pueda tener una santa muerte en gozo y alegría, confiado en poder llegar a tu presencia. Amen.



06/10/2019

Ponerse en los zapatos del otro

 

El ser humano es un ente bastante complicado, nuestra conducta y nuestro pensamiento  es dictado por una minoría, son ellos quienes determinan que está bien y que está mal; la sociedad quien impone las normas de conducta no siempre es  la correcta, ellos son influenciados de tal forma que terminan aceptando y dado por cierto lo que dicen quienes imponen su pensamiento.

En este momento de la historia sufrimos una gran depresión, no hay trabajo, no hay confianza en la economía global, los mercados financieros están en un estado de letargo,  la opinión de todos es culpar al otro cuando son los gobiernos quienes han impulsado este problema enriqueciendo a una pequeña burguesía, empobreciendo a los ciudadanos que confiaron en ellos cuando les votaron y les siguen votando.

Somos influenciables, no nos ponemos en el zapato del otro, vemos atreves de alguien que tal vez no sabe lo que dice pero la sociedad acepta esto como cierto.

Un maestro, un profesor debe ser docto en aquello que está enseñando pero ¿y si no conoce su materia? ¿Está ayudando a la sociedad o errando el camino?, yo diría que esta pervirtiendo a la juventud tal cual lo hizo Sócrates en su momento, no por ser un conocido filosofo le hace esto dueño de la verdad absoluta.

No existen verdades absolutas cuando hablamos de personas y sus problemas sociales, familiares o religiosos.

Pongamos un caso sencillo, el amor, recuerdo cuando era joven trabaje como lector de textos para una editorial, una vez esta trajo a un cura romano para promover sus libros, los que por cierto tuve que leer; uno de ellos era una guía sobre el amor.

¿Cómo puedo hablar de algo que no conozco?

Me toco llevarle a dictar sus charlas y hablaba con total desconocimiento del  tema, llego a decir que el ser humano no hacia el amor, que era una noción que solo se conocía a través de Dios, todos movían la cabeza en señal de aprobación de algo que era totalmente errado, el  ser humano que no ha conocido el amor no sabe lo que es tener alguien especial, quien complementa  tu vida, que es tu aire, tu razón de luchar, el centro de tu mundo, se convierte en un todo, a quien extrañas tanto que duele, no puedes concebir tu vida sin ella.

El amor de tu vida, tu corazón, el alma de tu alma.

Como puede opinar y dictar las normas de algo que escapa a su sentir, entra en el campo de la especulación, es como leer sobre el matrimonio por alguien que no se casó  pero dice lo que se debe o no hacer.

Tal vez  sería como escribir sobre física cuántica sin tener nociones del tema.

Existen diversos tipos de amor, de Padre/Madre, Hijo/hija, Hermano/hermana, hasta de amigos, pero el amor de dos personas que se encontraron en el mundo, se complementan y necesitan no puede ser estudiado sino se ha vivido; pueden pasar toda una vida pero siempre encuentras un detalle nuevo y te vuelves a enamorar de ella todos los días.

Hablar de algo que no conozco,  decir como debe ser,  sin conocimiento de causa es una falta de respeto para todos puesto que pone en el lugar de espectadores a los actores.

Debo ponerme en el lugar del otro para poderle entender, no puedo juzgar a la ligera, existen muchas causas, razones y acciones que determinan lo que vivo y como lo vivo.

El mundo no es blanco y negro, existen muchos tonos grises en nuestra vida, no puedo juzgar al otro sin conocer lo que ha pasado, por lo que está pasando, como logra superar el día a día.

En este momento debatimos sobre muchos temas aborto, eutanasia, matrimonio igualitario, pero lo vemos desde afuera tal vez solo hemos escuchado sobre esto y no nos han tocado estos casos dentro de nuestro entorno ya que si lo estuviéramos opinaríamos de otra forma.

¿Quién rechazaría a un hijo por su orientación sexual? Por mucho que esté en contra o no, no deja de ser mi hijo y no lo dejare de amar por ello.

¿Quién rechazaría a una hija por haber abortado? Nadie, solo ella conoce su sufrimiento y las causas, no debo juzgar sino acompañar.

¿Quién no sufre dejando ir a un familiar? No es una decisión fácil pero a veces es mejor dejar partir a un ser humano cuando la medicina ya no puede hacer nada, dejarle encontrar con la verdad es la única opción.

Llegar a tener empatía con el otro no es fácil, pero nos ayuda entender lo que le pasa y como supera ese trance,  no somos perfectos, nadie lo es, San Pablo era misógino, Bartolomé de las Casas pidió y suplico que se esclavice al negro, Mahatma Gandhi tenia conductas privadas bastante reprobables, podríamos seguir  la lista jamás terminaría puesto que debemos agregar nuestras propias falencias, el secreto está en reconocer que somos pecadores, que somos hermanos y no opinar sin primero ver lo que ocurre en toda su magnitud.

Cada persona es un microcosmos con una historia personal y familiar increíble, con limitaciones pero también con superaciones personales, si viésemos nuestro árbol familiar nos daríamos cuenta de las luchas, desafíos y victorias que han logrado, para llegar a donde estamos.

En este momento la neurociencia trata de llegar a brindar todo el conocimiento que podemos asimilar, esta dirá que tenemos genes recesivos hasta de 7 generaciones, que nuestras angustias no son solo nuestras a veces son heredadas.

Todo esto nos debe motivar a ver el mundo no desde nuestra única óptica sino también desde aquel que convive conmigo, cuando era niño pensaba como niño y actuaba como tal, cuando era joven pensaba saber todas las respuestas de la vida, ahora sé que no conozco todo pero busco entender al otro sin juzgarlo.

Pidamos al Señor nos ayude a entender a nuestros hermanos y amigos, padres, hijos, toda nuestra familia partiendo por allí, comprendiendo es cómo podemos conocer y a veces perdonar.

Señor dame la inteligencia para descubrir lo que siente el otro y la fuerza para aceptarlo. Amen.



02/10/2019

La filosofía que no veo

 

¿Qué es la filosofía?

Esta es la búsqueda de la verdad a través de la razón, cada uno de nosotros es maestro en su forma de ver el mundo, solo que no lo percibimos y a veces dejamos de ser líderes para convertimos en seguidores.

Existe un tipo de pensamiento que nos esclaviza, ser conformistas,  no podemos quedarnos en el conformismo, hacer esto es pecar contra nuestro llamado a despertar a la sociedad.

El Pensamiento filosófico va más allá de lo que simplemente veo; no es solo ver algo, es sentirlo y poderlo mostrar, es así que surgen las diversas escuelas que convergen en el mundo académico imperceptibles para el común.

En el entorno eclesial es igual a la vocación al ministerio consagrado, solo aquel que siente el llamado sabe a qué lo está llamando Dios, para él la liturgia no es una carga sino una alegría, no se cansa ni se agobia, está feliz de servir y busca servir, es allí donde encuentra su felicidad, más sino tengo vocación esto es tedioso una carga, una molestia y siempre tendré   una excusa.

En la vida más simple es igual a estar enamorado, aquel que siente esto busca la compañía del ser amado, sino está cerca entonces buscara saber de él o ella, será su primer pensamiento y el último, se vive y se respira por ese sentimiento, quien no ama siempre tendrá una excusa para rehuir al otro, si está lejos al igual que si estuviese cerca, las excusas son lo de menos.

Es una forma de entender el mundo y  todo aquello que lo está interactuando, es estar despierto a todo lo que pasa.

No siempre estamos atentos al mundo que nos rodea y este se muestra tal cual es, sin que lo podamos siquiera ver, un ejemplo claro es la música clásica; si yo le dijese alguien que le invito a un concierto de música clásica la respuesta de la mayoría seria no me gusta, es aburrida, prefiero otro tipo de música o nunca la escuche y no me interesa; pero nos pusimos a pensar que cada vez que veo una película y hasta los dibujitos animados subliminalmente estoy escuchando una orquesta sinfónica que ameniza esta imagen.

La mayoría jamás lo va notar, se han quedado en el conformismo, les han dado un cita fuera de contexto y la han memorizado, les han matado el intelecto, se han dejado estar; debemos volver a despertar, dejar de poner todo por sentado y buscar el porqué de las cosas, dudando de lo que no es razonable para poder entender que busco, al igual que hacíamos cuando éramos jóvenes evocando a Kant que nos pide salir de la mediocridad y ver el mundo con espíritu crítico.

A todos nos motiva un tipo específico de filosofía el empirismo para algunos, no hay nada cierto más lo que puedo ver y comprobar mediante mis sentidos, pues esto es interesante ya que no importa si estamos volviendo a la filosofía clásica, estamos tratando de experimentar con el conocimiento y no nos estamos quedando con aquello que dice: Todo el conocimiento es meramente intelectual.

El positivismo, esto nos podría ayudar a muchos puesto que es una manera de afrontar al mundo desde la voluntad,  no hay nada más motivador que querer algo, desearlo y llegar alcanzarlo.

Esta también el humanismo, que busca poner como centro de todo al hombre, del saber y del que hacer tratando de dejar fuera a Dios, algo casi imposible, puesto que al concebir el absoluto este solo puede ser asimilado desde el ente supremo.

Las escuelas escolásticas también donde Dios es el centro de nuestro pensamiento y el bien mayor, teniendo las sagradas escrituras como el texto por excelencia, muchos predicadores son escolásticos sin saberlo, san Anselmo da la prueba de la existencia de Dios, él nos dice que la biblia demuestra la grandeza y obras, no hay que buscar más, allí está todo.

Siempre existirán formas nuevas de ver el mundo y tal vez la nuestra sea una de ellas, solo debemos tratar de buscar la manera de explicarla.

Existe una filosofía que ya no se ve, en su traducción más burda, esta es el amor a la sabiduría, querer y buscar el conocimiento es algo que pocos añoran y muchos desprecian, pero recordemos que la filosofía ha influenciado desde siempre al hombre iniciando en Grecia, pasando por todas las guerras y llegando al día de hoy.

“El pensamiento de uno es la influencia de muchos”

¿Cuál es mi Filosofía?

¿Cómo veo el mundo?

¿Cómo me siento en mi entorno?

¿Dónde encuentro mi felicidad?

No despreciemos el conocimiento y busquemos ver más allá de lo simple, siempre existen dos verdades las que a simplemente se ven y las que no notamos y a veces son más importantes.

Señor dame tu sabiduría para ver aquello que rodea, inteligencia para mostrarlo y fuerza para defender lo que es justo. Amen.



25/09/2019

¿Qué Quiere Dios?

 

Muchas veces nos convertimos en los portavoces de Dios, diciendo cuál es su voluntad y acusando a todos de no hacerla, pero lo que digo diverge mucho de lo que hago; debemos simplemente actuar bien, ser justos y ya estamos haciendo la voluntad del Padre.

Mateo 12, 28-34, amar a Dios y al prójimo son los mandamientos más importantes, es allí donde vemos el amor del Padre, amando no juzgando, el que juzga a veces actúa igual o peor.

Siempre recuerdo un colegio cristiano donde una vez trabaje, nunca me quisieron porque yo tenía otra visión, había un profesor que decía hablar con Dios,  este le decía que debía o no decir y hacer, entonces un día estábamos almorzando en el salón de profesores y entra una de sus hijas, pobre niña se notaba que había necesidad, este hombre mostro su ser interior, ese alter ego suyo real que según él era mejor que todos los demás, la pequeña le pedía comer y este le negó la comida delante de todos; me dio tanta molestia que le di la mía, a todo esto el sujeto en cuestión seguía devorando su alimento sin fijarse a su alrededor.

Es allí donde vemos si cumplimos lo que predicamos, con los pequeños actos, quien le negaría su alimento a un pequeño y más un hijo, solo aquel que no ama a Dios como dice hacerlo.

El amor de Dios solo se puede experimentar no es una materia y tampoco especulación, nadie puede dar aquello que no tiene.

¿Puedo hablar de aquello que no conozco como si fuese experto y además juzgar?

No puedo, no es  justo, ni correcto, hace un par de años una persona me envió un artículo que escribió supuestamente el Papa sobre el matrimonio y como se debía actuar dentro de él, además de otras cosas.  Mi primera reacción fue molestia, primero por no respetar mi tradición religiosa, si bien nuestras iglesias se parecen no son lo mismo, luego le dije que este articulo carece de valor ya que una persona que no conoce lo que es entorno familiar no puede opinar.  Dentro del matrimonio existen crisis, un clérigo que no sea casado no va saber lo que es tener que cumplir compromisos cuando hay un hijo enfermo, una necesidad que debe ser atendida pero ya hay un compromiso previo al cual acudir; esta en una posición de ser juez y no de respetar que cada familia es distinta a otra por lo cual no hay reglas generales.

“Cada casa es un mundo”  siempre escuchamos esto, es cierto y muy real, nadie debe juzgar lo que pasa en un hogar antes de saber que ocurre; en la mayoría de las veces lo que se muestra como una familia modelo no lo es, puede existir violencia doméstica, abuso, violación tantas cosas que no sabemos.

Por lo general cuando una persona se casa no piensa en separarse, pero a veces al casarse las cosas cambian, la noche de bodas esperada con ansias como muestra de afecto y amor se convierte en el preludio de lo que va pasar, maltrato, acoso y en la menor de las medidas violación, la otra tendencia es asesinato por celos o por querer separase.

A veces las leyes no están para ayudar sino para perjudicar, en estos casos es mejor separarse, el divorcio es la mejor opción, como dije no hay reglas generales; un hombre puede cambiar pero no es la máxima.

Un famoso predicador llamado Yiye Ávila de Puerto Rico, quería ser ejemplo para todos, su hija se había separado de su esposo por violencia doméstica, este le ordeno volver con su pareja ya que estaban casados a los ojos de Dios, él había prometido cambiar y Dios le había dicho que había cambiado; esta pobre mujer no tuvo más remedio que volver con su marido el cual al poco tiempo la asesino en uno de sus arranques de ira.

No hay reglas generales en un matrimonio, a veces separarse es lo mejor, es allí donde la iglesia debe ser flexible y no decir aquello que Dios no dijo, en nuestra iglesia se escuchan ambas partes y si hay casos de violencia o demás el obispo puede tomar la decisión de anular ese matrimonio, en otras denominaciones  hay grupos que se encargan de esto, en algunos casos no ayudan sino que perjudican y matan la fe de las personas.

Una persona conocida busco anular su matrimonio a través de la rota romana, el tribunal católico que se encarga de esto supuestamente esta en roma pero no es cierto, pues bien fueron más obstáculos que ayuda, termino triste y totalmente devastado por aquellos que no se interesaron por su situación solo quisieron juzgar sin ver que todos somos pecadores, el único santo es Dios, el hombre aspira a la santidad pero pocos lo alcanzan y hasta los más santos tienen  grandes errores.

Ahora yo me pregunto ¿Qué quiere Dios?

Lo mismo que quiere todo Padre que sus hijos sean felices, que dejemos de destruir el planeta, es igual si en vez de tirar la basura fuera de nuestro hogar la fuésemos recolectando en nuestro dormitorio nadie sano hace eso, es hora de concientizar a nuestros hermanos y cuidar el planeta es nuestro hogar no solo la tierra.

También desea que tengamos relaciones sanas, basta de poner la religión por encima de las personas, los sacramentos como el matrimonio sirven para bendecir no son imposiciones, lo mejor que puede haber si no soy feliz dentro del mismo es separarme,  debemos vivir con nosotros mismos y de que me vale tenerlo todo a los ojos de otros si yo no soy feliz con la persona que soy.

Que seamos sus hijos, dejar de explotar al otro, hay tantas maneras de torturar a la otra persona, si bien los romanos eran maestros en este arte, hoy en día hay muchas maneras de hacer lo mismo sin siquiera tocar al otro, el ciber espacio se ha vuelto tangible para muchos en especial los jóvenes es su realidad.

Ahora pregúntate ¿Qué quiere Dios de mí?

Quiere seas feliz eso quiere, a veces  cuesta muchas personas viven como pueden y no como quieren, pide que descubra la felicidad en esas pequeñas cosas que tengo, mi pareja, mis hijos, mis amigos, mi país; dar gracias por aquello que me ha dado y le dé el valor que tiene.

Hay un dicho que dice con Dios todo lo puedo pues bien tengamos a Dios en nuestro corazón pero al hermano en nuestros actos, cuidando a la pareja que tengo y no pensando en la que tuve, ayudando al necesitado no poniendo la excusa de “yo colaboro en…” cuando hay una necesidad esa no es la respuesta que buscamos, he descubierto en mi experiencia que cuando hay una necesidad los primeros en poner excusa somos los cristianos y los primeros en ayudar son aquellos que piensan en el otro de una forma distinta viendo en ellos un familiar o que tuvieron unas bases muy fuertes, no sería justo mencionar nombres pero han trascendido en la fe.

Pidamos a Dios nos deje escuchar su voz, saber que quiere y poder hacer su voluntad desde la felicidad que me da la certeza de saber que me ama.

Señor gracias por el don de la vida, te pido me muestres tu amor y llenes mi corazón con tu gracia. Amen.



20/09/2019

Enseñemos a pescar y dejemos de dar el pescado

 

Existe un punto en el que debemos dejar de ayudar,  se ha hecho es un daño no un bien, por mucho tiempo los pueblos aborígenes en  muchos países han sido relegados, vejados y explotados;  esto creo un espíritu de conciencia en muchos sectores que vieron en ellos seres indefensos que era necesario apoyar de todas las formas posibles.

Se crearon muchas fundaciones, planes de trabajo y se envió ayuda humanitaria toda la que se pudo, gracias a esto se benefició, no ha todos ya que la ayuda nunca llega de forma en que quisiéramos, pero si a un sector, caciques y sus familias o jefes tribales dependiendo la nomenclatura.

Esto trajo como consecuencia  un clientelismo, dejarnos estar para que ustedes se vean en la obligación de ayudarnos, ya el problema no era solo de los gobiernos sino también de las iglesias, no se les inculco el trabajo como forma de ayuda, todo lo contrario se creó una nueva  clase  de holgazanería, se les llevaba ropa, alimentos, se les construyo viviendas y estaciones de salud, cuando lo que debió hacerse fue dar las herramientas para que ellos se valieran por sí mismos.  Gracias a esto la miseria ha ido creciendo, el espíritu de superación en muchos de ellos ha desaparecido,  la vida se les pasa y solo esperan quien les de algo sin importar de quien sea la ayuda.

Todos los días recibimos mensajes de todas partes del mundo Japón, India, Pakistán y por supuesto de varios países de África, estos últimos solo piden dinero, cuando les digo si tienen alguna idea de cómo conseguir dinero, si tienen esperanza en estudiar o trabajar  su respuesta es necesito dinero, vienen de distintos países pero siempre piden esto.  Se ha hecho un terrible mal con estos, no se les enseño a pescar se les dio el pescado.

Esta misma situación se está trasladando de los grupos aborígenes a los sectores urbanos,  personas que no tienen otra finalidad en su vida más que cobrar un bono por ser pobres, no se les enseña un oficio y se les otorga una beca de estudio, sino que se fomenta su conformismo.

Esto es un pecado contra el ser humano, despojarlo de su humanidad y convertirlo en moneda de cambio para quienes les quieran sacar provecho, pervierten su esperanza a cambio de unas monedas.

¿Dónde quedo la pobreza digna?

Ser pobre no es ninguna deshonra, ni un crimen, es simplemente el lugar donde naciste, pero una cosa es ser pobre y otra quedarse a mendigar el pan a los sectores que se aprovechan de esta  condición social, tanto públicos como privados y hasta algunas iglesias que les usan para lucrar con ellos.

En el evangelio de Mateo 19, 24 nos dice “más fácil entra un camello por el ojo de una aguja que un rico en el reino de los cielos”, no está hablando de la aguja que conocemos sino de las puertas de la cuidad, existía un portón ancho y una puerta más pequeña que se usaba de noche, esta se conocía como ojo de aguja, pero tomado este texto y sacado de contexto se usa para asustar a la pobre gente.

No es justo explotar la situación social de las demás personas, debemos ver su humanidad y recordar que todos somos hijos de Dios, que somos hermanos hijos del mismo Padre.

Pidamos al Señor que esto acabe de una vez y que las próximas generaciones puedan tener la certeza de un futuro mejor.

Señor danos de tu amor para compartirlo con aquel que lo necesita, enséñanos a ser luz del mundo y un reflejo de tu misericordia, te lo pedimos por tu hijo Nuestro Señor Jesucristo. Amen.



13/09/2019

¿Quién soy a los ojos de Dios?

 

Por estos días mucho se dice sobre la existencia cierta o no del Padre, algunos filósofos y científicos se empeñan en negarle; nos dicen que no es real, que es una suposición, un paliativo para nuestras angustias y tribulaciones, recordemos  al científico Stephen Hawking quien según el demostró que Dios no era real, podemos citar otros más, no es relevante.

Pero cuando existe una necesidad fuerte todos inclinan sus rodillas y piden su auxilio.

Somos hijos de Dios, elegidos de entre muchos para gozar de su amor misericordioso, es obvio que existen muchas criaturas creadas por el, pero somos nosotros sus hijos quienes tenemos su atención especial. Tú como hijo o hija suya debes darte tiempo para experimentar su amor.

Como hemos dicho en otros artículos, tener el amor de Dios no te hace exento de los problemas del mundo, hasta te va poner más al descubierto, pero tu Padre que ve todo está pendiente de ti, de tu tristeza, tu angustia, tus necesidades y tu vida en todos sus sentidos afectiva, familiar y laboral.

Todos hemos experimentado el amor, enamorarse significa que tu corazón le pertenece a esa persona, no existe otra más en todo el universo para ti, la persona de la cual te has enamorado es el ser que llena todas tus necesidades y expectativas, si te pones a ver de entre todas las personas que han existido, existen y existirán has encontrado a tu gran amor, nadie ni nada puede llenar tu alma como lo hace ella.

Pues bien ese amor humano si lo comparamos con el amor misericordioso del Padre, es una millonésima parte de lo que experimentaríamos si nos dejáramos amar por El, no nos dejamos amar por Dios, ponemos miles de excusas para entablar una relación seria con él, solo le buscamos cuando hay una situación límite, al pasar esta volvemos a dejarlo en el olvido.

¿Cómo entablo una relación seria con Dios?

Por medio de la oración, orar es hablar con Dios, expresarle lo que siento, pedirle aquellas cosas necesarias tanto para el cuerpo como para el alma, esperar que nos escuche y conteste, una vez hecho esto.

Pero hacerlo de corazón, si lo hacemos de forma mecánica o para salir del paso, no tiene valor, inmediatamente pierde sentido; Dios no es un juego, es nuestro Padre.

Imaginemos a un ser muy querido, nuestro abuelo o un tío, siempre hay un tío favorito o un abuelo que es más cercano a sus nietos, lo extrañamos mucho porque nos fuimos a vivir lejos, pero él nos llama por teléfono o vía Skype, de la misma manera en que hablamos con este ser querido debemos orar con Dios.

Porque nadie nos ama como él lo ha hecho, entregando a su propio hijo primogénito para que por su sangre salve a sus hermanos,

También existe la liturgia, nosotros los clérigos rezamos obligatoriamente tres veces al día de ser posible cinco, por medio de oraciones, salmos y lecturas del libro de oración común nos ponemos en comunión espiritual con otros hermanos que a esa misma hora realizan esta liturgia, es nuestro alimento espiritual, debemos alimentar el espíritu para que podamos responder nuestro llamado a servir a los más necesitados.

Nadie puede dar de lo que no tiene, si no alimento mi alma no puedo ayudar alimentar la de otros.

Un clérigo que no ame la liturgia no está en el camino correcto, debes amar lo que haces, enamorarte cada día de este tiempo especial con Dios, porque  “antes que tu nacieras te conocía y te escogí”  Jeremías 1, 4-10. Dios nos conoce y él tiene un plan para nosotros solo debemos responder.

Y ¿Quién soy a los ojos de Dios?

Pues su hijo o hija, el más amado de los seres para él, en quien están sus anhelos y esperanzas, somos hijos  predilectos.

¿Cómo padre que no harías por tus hijos?

Cuando llegamos a ser padres damos todo por nuestros hijos, preferimos lastimarnos nosotros a ellos, nos duele lo que les pase, pero son una gran alegría, no podemos concebir la vida sin ellos, pues así mismo nos ama Dios y más.

Reconectemos nuestra relación con el Padre, para que podamos sentir su amor en medio de las tribulaciones de este mundo, Porque somos hijos de Dios y debemos aceptar su amor para transmitirlo a quien no lo ha sentido aun.

Nadie nos va amar como Dios, pero también debemos amarnos para que ese amor se vea reflejado y transmitido.

Pidamos a nuestro padre para que nos pueda escuchar y responder.

Señor y Padre nuestro muéstranos tu misericordia infinita y ayúdanos a mostrarla al mundo que tanto te necesita. Padre de bondad acuérdate de estos tus hijos que te aman. Amen.



08/09/2019

Diálogo Interreligioso

 

Desde hace varios años estamos trabajando por el dialogo entre las religiones, no ha sido un camino fácil, existen muchos obstáculos y hemos debido ir lidiando con ellos a medida que se han ido presentando.

Y  siempre hay que superar las críticas de propios y extraños.

¿Qué problemas se pueden presentar?

Muchos problemas  se han presentado, desde malos entendidos, fanatismo,  celos, hemos ido caminando lento y con mucha cautela.

No todos quienes dicen ser líderes religiosos lo son, también muchos de los que se nos acercan  son del todo sinceros, por lo tanto es algo en lo cual se va  muy despacio para poder llegar a un buen puerto.

Las criticas están a la orden del día, todos nos dicen que hacer, con quien sentarnos o no, sin saber que estamos dando pasos muy fuertes en esta materia, hace 20 años esto no se pensaba ni se hacía, aún existen países en los cuales no están las puertas abiertas y  no se da.

Entre hermanos se pelean, se persiguen además de calumniarse.

“Estamos sentados en los hombros de gigantes” Martin Luther King Jr.

Esta frase dice mucho, existió un largo camino  para que llegáramos a este punto y debemos aprovecharlo.

¿Qué es el diálogo interreligioso?

Es una interacción positiva con miembros de otras tradiciones religiosas en respeto y para trabajar por un bien social.

No es sincretismo, tampoco ecumenismo, es un dialogo donde yo me encuentro con el otro como hermano respetando su tradición, su familia espiritual y vemos en que podemos trabajar,  nuestros puntos en común.

Nos hemos reunido en diversas ocasiones para ver qué podemos hacer por el  bien de la comunidad, hemos ido hasta el fin del mundo literalmente en el 2017 nos reunimos en esta ciudad para ver en que podíamos mejorar esto.

También nos sentamos a conversar con presidentes, ex presidentes, gobernadores, vice gobernadores, embajadores y todo aquel que pueda hacer la diferencia.

¿Qué buscamos con esto?

Ayudar a quien lo necesita, somos la voz de quienes no tienen voz, los que son invisibles ante la sociedad, los rechazados, los marginados, aquellos que solo son una cifra y no son vistos, solo en tiempos electorales para nunca más vueltos a ver.

Las iglesias buscamos ayudar no solo a los miembros de nuestras comunidades sino a todo el que nos busca, sabemos que existen muchos  “cristianos de arroz” aquellos que solo vienen a ver que provecho nos pueden sacar; pero no estamos por buscar adeptos sino por un fin más profundo ayudar a la sociedad a sanar muchas heridas que en su mayoría son causadas por una mala interpretación de la fe.

Es por ello que se debe pasar del dialogo a la acción y justamente por eso creamos una mesa de coordinación interreligiosa, si solo nos vamos a reunir hablar no tiene sentido ya, es tiempo de actuar y llevar la palabra de Dios con el ejemplo y donde es necesario.

Hoy te invito a poder sentarte y dialogar con aquel que es distinto a ti, ver desde su óptica y poder conversar sobre las cosas que les hace diferentes y aquello que les une.

Nos podría sorprender la riqueza que tiene el otro y la que también nosotros guardamos.

Oremos a nuestro padre para que la fe deje de separarnos y comience a unirnos ya que este es el fin de la misma, unirnos entre nosotros y de manera inmanente con Dios.

Señor danos alas en los pies y fuego en el corazón para llevar tu palabra, déjanos cumplir nuestra misión. Amen.



29/08/2019

Maestro

 

Hoy en día se ve la educación como algo obsoleto, pasado de moda; la tecnología ha dejado de lado nuestro limitado conocimiento, las noticias nos dicen que en tal o cual país la educación es mejor.

¿Sera cierto?

Recuerdo cuando era estudiante  pensaba que difícil seria estudiar en otro país, cuando me toco esto, descubrí  que mi escolaridad había sido más que satisfactoria, mis maestros, profesores y formadores me habían regalado una excelente educación pero no me había dado cuenta, más bien pensaba que afuera sería mejor.

Muchos menos precian aquello que han recibido, sin ponerse a pensar que un docente antes de ir a dictar su catedra se ha preparado, analizado y armado en su cabeza la clase que va impartir, puesto en un cuadro la pregunta disparadora para entrar en detalle, desglosando paso por paso de la mejor forma posible.

Educar es compartir nuestro conocimiento, vivencias y experiencias de la mejor forma posible, esto garantiza la continuidad de la cultura, proviene de la palabra latina ducere que significa guiar.

En la antigua Grecia,  να εκπαιδεύσει  o la educación era obligatoria de 6 a 15 años solo para los niños, hijos de ciudadanos libres, si comparamos, veremos que es totalmente diferente a la que nosotros recibimos.

La educación que recibieron nuestros padres es totalmente distinta a la que recibimos nosotros  esto  va depender del momento histórico, por ejemplo hasta hace poco se tenía en todos los colegios doble escolaridad, una de las materias que estudiaban era latín, la iglesia católica oficiaba en ese idioma por lo tanto se impartía esa materia, nos parecerá demasiado pero para la época era normal, no había tantos alumnos,  muchos solo asistían unos años luego de lo cual eran obligados a trabajar, estudiar no era para todos, no era un derecho era un lujo.

Si la educación significa guiar, acompañar, mostrar y hasta compartir entonces:

“Todos somos maestros en la vida de alguien”

En algún momento hemos seguido el ejemplo de alguien como norma de vida, los cristianos seguimos a Jesús y las enseñanzas que nos han dejado, los budistas las enseñanzas de Sidartha, los santos de los últimos días aquello que predico John Smith, pero también nuestro entorno ve lo que hacemos y no faltara alguien que busque ser igual a mí, ya sea en lo que digo o lo que hago.

Protágoras dijo: El hombre es la medida de todas las cosas, ósea es producto de los maestros que han influenciado en su vida.

Si lo piensas, en este momento hay alguien que te ve como su referente, un hijo, un nieto, un sobrino, tu ahijado, algún joven o alguien mayor también puede ser, cuando Immanuel Kant formulo sus máximas  se refería a esto, actuar de tal forma que podamos ser reflejos  morales para otros.

Todo cristiano está llamado a ser maestro, ya que soy el reflejo de quien sigo.

¿A quién sigo?

A Jesús, es una respuesta simple, no debe haber dudas si soy cristiano.

¿Y qué dijo?

En Juan 14, nos dice claramente “yo soy el camino, la verdad y la vida”

“Ego sum via, veritas et vita”, es nuestro maestro, hermano y salvador.

Sabemos lo que dijo, tratamos de vivir según sus enseñanzas aunque a veces es difícil, Jesús no nos pide ser  estrictos en nuestra vida, ni ser amargados,  sino ser felices, aquel que es feliz ya ha logrado el cielo, las personas infelices no solo son amargadas sino que contaminan su entorno.

Un cristiano que no es feliz no entendió el evangelio.

Busquemos ser buenos maestros  con aquellos que tenemos trato, reflejando en mi actuar, lo que creo, que podamos ser mejores cada día, como lo pensaron aquellos que me educaron y vieron en mí el potencial que desde ese momento mostraba.

Cristo se Mi Maestro, Mi Camino, Mi Verdad y Mi Vida, Amen.



23/08/2019

Oraremos

 

Hoy en día se ha sobre estimado el poder del acompañamiento, la tecnología ha reemplazado el estar con el necesitado,  es cierto a veces la distancia es mucha y no se puede sortear, pero cuando es posible estar no hay excusas para faltar.

Es más nuestra ausencia se convierte en pecado.

Pensemos en una situación crítica, donde necesitemos la ayuda de otra persona, no solo la necesitamos, la hemos buscado; esta persona nos escucha y nos dice oraremos, “veras que todo se va solucionar”.

¿Cuándo esas palabras me pueden ayudar?

Cuando son ciertas, las palabras tienen valor dependiendo de quien las exprese.

Si nos las dice alguien que cree en el poder de la oración entonces me van ayudar.

La oración es esa conversación personal con nuestro Padre Dios, hablar con él, donde me escucha, atiende mi suplica y alivia mi corazón.

Solo el que cree ora, le es agradable, lo busca, lo añora, quien no tiene fe, ve esto como algo molesto, rutinario, un compromiso social, algo que me aburre.

Cuando una persona que vive su fe se compromete a orar por mí, puede mover montañas.

Porque no solo las dice, las siente, las vive y él está convencido que Dios me va ayudar; Su fe es tan fuerte en tiempos de adversidad que en tiempos de abundancia ayuda al necesitado, cree en el evangelio “Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber”…

Las acciones hablan del corazón y lo que está en nuestro interior sale a flote en nuestro actuar, una persona feliz no se pone a criticar a otros, por el contrario les tolera y hasta ayuda aunque no esté de acuerdo, en cambio alguien que esta celoso del otro siempre va hablar mal, su alma no está tranquila y busca que todos estén mal, solo así estará tranquilo.

Cuando una persona de fe nos dice, Dios te va ayudar y voy a orar por ti, es todo lo que necesitamos, sus palabras son el bálsamo que estamos buscando, no hace falta ningún tipo de ayuda material, en sus palabras esta la promesa de Dios y aquello que promete lo cumplirá.

En cambio cuando alguien que no tiene fe o es dudosa, nos dice que va orar por nosotros no buscara ayudarnos, nos dirá como puedo hacer, donde puedo  encontrar ayuda, nos dará una palmada en la espalda y dirá orare por ti, veras que Dios te va ayudar.

Palabras vacías, sin fe, sin valor, como dijo mi amigo Manuel Castro “se lava las manos y desecha el problema”, sabemos que no va orar y que tampoco le intereso el problema.

¿Qué cambio?

El amor, esto es el centro de todo, si yo no tengo amor nada soy, aunque hable la lengua de los Ángeles si no tengo amor, nada soy, el amor es comprensivo, es servicial, no tiene envidia y no busca el mal, así dicen los hermanos cuando cantamos en el servicio dominical y es cierto, debo amar a mi hermano, debo tener una empatía con él para poder ver más allá y saber que está sufriendo, por esa razón me ha buscado.

Ha buscado mi apoyo, la fe debe dar frutos, no puedo decir que amo a Dios que no veo, si desecho a mi hermano que me pide ayuda.

La fe sin frutos nos es nada; Su fruto es el amor, si todos nos respetáramos y amaramos no tendríamos que esperar a que nos pidan ayuda en momento de necesidad, nos ofreceríamos porque el que sufre es parte de mi familia.

Orar por mi hermano no solo es una necesidad es una máxima a la cual todos deberíamos responder, pero también debemos ayudar mientras Dios da su respuesta.

Tal vez tú seas la respuesta al problema de tu hermano y no estas queriendo responder; recordemos que nuestro Padre escribe recto en líneas torcidas.

Pidamos al Señor fuerza para orar por nuestros hermanos y también medios para ayudarles.

Padre nuestro,

Que estás en el cielo,

Santificado sea tu Nombre;

Venga a nosotros tu reino;

Hágase tu voluntad

En la tierra como en el cielo.

 

Danos hoy nuestro pan de cada día;

Perdona nuestras ofensas,

Como también nosotros perdonamos

A los que nos ofenden;

No nos dejes caer en la tentación,

Y líbranos del mal. Amén.



18/09/2019

La Filosofía

 

Cuando hablamos de Filosofía mucho se nos puede venir a la cabeza, existen muchos términos para definir esta palabra, estos van desde amor a la sabiduría hasta la búsqueda de la verdad a través de la razón; todos pueden  ser  ciertos, no todos podemos asimilar el mismo tipo de conocimiento, tenemos inteligencias diferentes y es por ello que existen tantas corrientes de pensamiento;  Cada una se adapta a su interlocutor.

Nuestro comportamiento lo define nuestro tipo de personalidad y esta define la forma en que me relaciono con el mundo; es decir que toda filosofía es subjetiva y todos creamos nuestra corriente filosófica sin saberlo a veces.

¿Cómo surge la filosofía?

Esta va iniciar su camino en la antigua Grecia, cuando el hombre como siempre quiere explicar el origen del mundo, le quiere dar el sentido a lo que le rodea pero no desde los dioses sino a partir de una materia puntual,  entonces dirá que es el agua, el aire, el fuego, porque son elementos que conoce; hasta dirá que es lo desconocido, después buscara la matemática como fuente de iluminación aunque no era del todo exacta  les faltaba el cero, hasta la llegada de los filósofos árabes y judíos no llega a su perfección,  pero empiezan a crear teorías para aliviar su sufrimiento, como la reencarnación, si no eres feliz en esta vida tal vez en la siguiente.

Se dice que en Filosofía todo está dicho o no, pero lo cierto es que siempre volvemos  a los autores clásicos, terminamos dando nuestra aprobación a lo que dijeron, ejemplo de esto lo son Parménides y Heráclito, llamados los contrarios uno dice que somos estáticos que nuestra esencia es la misma desde el día en que nacemos hasta que morimos, pero el otro nos dice que siempre estamos en constante cambio; expresa su postulado simple pero conciso; nadie se puede bañar dos veces en el mismo rio, porque el agua corre desde el momento en que entre hasta que salí, el mismo estuvo en constante movimiento sin darme cuenta.

Otro de los autores clásicos que siempre vemos es Protágoras, “El hombre es la medida de todas las cosas”,  somos producto de nuestra vida y si cambiamos el mínimo hecho dejamos de ser quien somos.  Somos quienes somos por las decisiones que hemos tomado.

Podríamos hablar mucho sobre filosofía clásica pero hay tres autores de los que todos hemos escuchado hablar pero pocos han leído, Sócrates, Platón y Aristóteles,  aunque se ha puesto de moda poner  frases célebres y darle autoría a quien no lo hizo.  El ejemplo más claro es cuando Albert Einstein de niño le da lecciones a un profesor, quien lo dijo nunca conoció a este científico de niño, el pobre no pasaba de tercer grado y sus maestros dudaban de su capacidad intelectual.

Pues bien de esta triada se ha dicho mucho, el primero de estos es Sócrates, el mismo no escribió nada,  todo lo que conocemos de la filosofía antigua hasta este momento se lo debemos a Platón quien hizo una recopilación de autores, teorías y escuelas.  El Oráculo de Delfos le califico como el hombre más inteligente de su tiempo, lo cual lo puso en el centro del huracán de celos y envidias,  su teoría era la mayéutica en español parir ideas, el hacía que usted llegara a la misma conclusión que este tenía en mente desde que le abordo e hizo la pregunta con la cual inicio su debate.  Va ser llevado a juicio y termina siendo envenenado, su crimen pervertir a los jóvenes, por muy adelantado que se crea el hombre siempre es un delito dudar de Dios, en el fondo este autor  enseñaba que los dioses no existían, por lo tanto iba en contra de la ley.

Platón y Aristóteles, maestro y alumno, son contrarios mientras que Platón habla de la idea Aristóteles habla de la experiencia, muy interesante ya que el filósofo no solo debe pensar en una teoría innovadora que abarque todo, sino que debe saber cómo transmitirla.

Podríamos decir que la Filosofía es el arte de enamorar a través del conocimiento, buscando que la otra persona no solo comparta mi idea sino que la pueda asimilar.

Luego de esto existirán muchas corrientes de pensamiento pero siempre teniendo como base a estos dos autores; quien diga lo contrario jamás leyó sus ensayos y habla a través de otro.

Desde los griegos hasta ahora la filosofía nos ha dado un gran abanico de autores, escuelas, textos y nos ha hecho creer o dudar en sus postulados, pero siempre ha tenido la misma máxima, poder entender a Dios.

“I Philosophia sit servus Dei” podemos decir que la filosofía siempre nos ha servido para entender a Dios, ya que para entender a nuestro creador debemos primero conocer cómo Piensa el hombre y de allí como se relaciona el hombre con su Creador.

“Ad primum hominem intelligere Deum intelligo”

El filósofo debe ser sencillo en su forma de expresarse para que su pensamiento pueda ser entendido y asimilado, poder aprender es el sentido de expresar nuestro pensamiento; en lenguaje filosófico significa tomar para sí, apoderarse de ese pensamiento y entenderlo.

Es importante poder conocer a los autores desde sus textos y no a través de interpretaciones que se les da del mismo, podríamos pensar algo que jamás fue expresado;  San Anselmo quien nos dice que la prueba de la existencia de Dios es la biblia, o Descartes quien nos dice que a través de la duda metódica podemos demostrar que Dios es real, diciendo que no lo puede demostrar  ya que si lo pudiese hacer dejaría de ser Dios; Kant marca su  pensamiento en la juventud desde el absoluto, su crítica de la razón pura es una joya de la literatura, tal vez para entenderla se necesiten varias lecturas pero nos saca de la mediocridad y abre nuestros ojos a la realidad, de la misma manera que lo presento  Platón en sus diálogos.

Tomemos nuestro tiempo para cultivar nuestro intelecto y sobre todo para releer algo de filosofía por algo es la madre de las ciencias.

Pidamos a Dios que nos ayude a respetar la forma de pensar del otro, sin atacar a quien piensa distinto a mí, pero con la suficiente sabiduría para encaminar a quien este errado.

Señor dame la inteligencia que necesito para expresar lo que puede edificar a mi hermano, hazme tan sabio como Salomón pero a la vez humilde y paciente como tu sirvo Job. Que tenga en mi boca palabras de esperanza para el que necesite entenderte a través de la ciencia. Amen.



08/09/2019

Aceptar lo que no puedo cambiar

 

Todos hemos sufrido de situaciones que escapan a  nuestras manos, solo Dios es dueño de los actos que pasan a nuestro alrededor  y nosotros interactuamos en ellos.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos expuestos a  fenómenos que nos afectan de forma positiva o negativa, los accidentes pueden ocurrir  y el relacionarnos nos puede ser motivo de alegría o tristeza.

Nuestra  naturaleza como seres humanos nos pide el estar con otros, no podemos vivir aislados, necesitamos que otros estén en nuestras vidas, no solo amigos ya que estos vienen y se van, es difícil tener amigos que estén con nosotros siempre, existirán periodos de tiempo que ya no estén  pero  volverán aparecer; es donde entra la familia.

Nacemos en el seno de un grupo específico, algunos hemos tenido la suerte  y recibido amor, otros no han tenido la mejor de las experiencias y  han sido abandonados o lastimados.

Pero todos hemos recibido el don de la vida, gracias a esta nos relacionamos con personas y hoy día podemos decir con todo el mundo; pues bien, gracias a que somos seres humanos estamos expuestos a las emociones.

Estas dictan nuestra vida, nuestras emociones nos limitan.  Cuando estamos bien podemos superar cualquier evento, pero cuando nuestro ánimo no está en su punto fuerte los mismos eventos nos pueden derrumbar.

¿De qué eventos hablamos?

Somos seres políticos, en su sentido originario, ósea que vivimos dentro de una sociedad,  nos relacionamos con otras personas,  buscamos amistad  y a veces amor dentro de este entorno, la pérdida de un ser amado puede ser una situación difícil, pensamos muchas veces que es insuperable, escapa de nuestras manos, la muerte es algo inevitable, es una ley universal.

Desde que nacemos estamos destinados a morir, aunque nos turbe pensar en esta situación, convivimos con ella, pero pensarlo no es lo mismo a vivir el hecho, la muerte de un miembro de la familia siempre es un momento trágico, cuando esto ocurre es bueno expresar nuestro sentir, llorar a un ser amado sana está herida, no es bueno reprimir las emociones ya que el cuerpo absorbe y luego se  muestra a través de una enfermedad, por lo general los sentimientos se expresan a través del estómago.

Por ello lo más recomendable es darnos tiempo para digerir esto que está pasando, aceptarlo y superar la pérdida, no podemos luchar contra las leyes naturales pero si podemos aceptar que es parte de la vida.

Jesús dijo: yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mí no morirá para siempre… Juan 11, 17-27; nuestra fe se basa en que Cristo ha vencido a la muerte, el  destruye la muerte y nos da la vida eterna, si esto no es cierto, no sirve de nada, pues bien debemos tener fe, esa certeza de lo que escuche y doy por hecho fehaciente, nosotros creemos por la predicación de los apóstoles.

Hay muchos hechos que nos ocurren que podemos cambiar, una enfermedad, una separación, por muy duro que sea, tal vez pensamos que era la persona justa para pasar el resto de nuestros días a su lado pero esto no fue así, pero se puede superar, el tiempo es el mejor aliado de los sentimientos los hace desaparecer o simplemente más llevaderos.

Como creyentes debemos darle valor a lo que profesamos y tener conciencia que nada escapa de la mirada de nuestro padre y si deja que ocurra un hecho él sabe porque.

Pidamos a Dios Padre que nos ayude a sanar la perdida de nuestros seres queridos, ellos comparten la alegría de estar en su presencia y en su debido momento nos podremos reunir nuevamente.

Padre te pedimos nos ayudes en estos momentos tristes donde recordamos a tus hijos que han partido a tu presencia y duermen el sueño de la paz, dales el descanso que solo viene de ti y a nosotros la fuerza para aceptar aquello que no podemos cambiar y nos duele,  Líbranos de la melancolía y danos el  gozo de saber que somos tuyos y a ti hemos de volver; Por Jesucristo nuestro Señor. Amen.



02/08/2019

Mis héroes del punto y coma

 

La vida es complicada, hay cientos de cosas que hacer, no nos damos cuenta de lo que pasa a nuestro alrededor ni las luchas que hay.

Estamos tan inmersos en nuestro quehacer que pasamos por alto lo que puede estar sufriendo nuestro hermano, amigo o conjugue; nos convertimos en islas y cada vez nos alejamos más.

Todos nos hemos sentido tristes en algún momento, sentimos que eso no va pasar más, pero se nos pasa tal vez con un notica, con una visita, con una palabra amable o un abrazo y de forma inmediata esa tristeza se convierte en alegría.

¿Y si no fuese así?

¿Qué pasaría si esa tristeza no se va?

¿Qué pasa si esa angustia siempre la siento y sigue?

¿Qué pasaría si debo convivir con ella día tras día?

En estos momentos existen  personas a nuestro alrededor que sufren por depresión, no es algo que quieran, ni tampoco un capricho, es una enfermedad, no eligieron tenerla, si pudieran no la tendrían.

¿Quién quiere estar enfermo?  Nadie, pero ellas luchan día tras día contra esto, se levantan y aunque su estado no sea el óptimo hacen todo para superarlo, al día siguiente vuelven a luchar, no te vas a dar cuenta porque te sonreirán y actuaran de forma normal porque están combatiendo una lucha espiritual, interna, en los textos  sagrados se habla de luchas espirituales,  el noble Corán 2:155 “Allah pone a prueba al creyente en su fe y en la adversidad” , en el nuevo testamento 1Pedro 5, 8-9 y en el antiguo testamento,  en el salmo 18, 32-36.  Esto es una guerra santa, un Jihab o una cruzada,  porque luchan contra si mismos.

Muchas han elegido el símbolo del punto y la coma, algo simple pero de gran significado, están en el frente de batalla todos los días, para no explotar,  decir algo que no quieren, para superar su angustia. Solo ellas saben lo que están pasando y por eso merecen nuestro respeto.

Me recuerdan la leyenda del ave Fénix, no se sabe a ciencia cierta cuál es su origen pero está en las mitologías, china, egipcia, india, grecorromana y hasta en la azteca; lo cierto es que el Fénix renace de sus cenizas siempre más fuerte, se cuenta que su único alimento era el rocío para no lastimar a otro ser vivo.

Dios nos dio el don de la vida  Gen 2, 4-25; el símbolo del punto y coma, significa esto cuidar el don de Dios, todos somos hijos suyos, imagen y semejanza. Pero ellos están luchando y van a vencer.

Pido a Dios que les de fuerzas todos los días para superar esta enfermedad, porque sabemos que la lucha nunca termina, puede aplacar pero siempre regresa.

Señor te pido por tus guerreros en esta batalla que sepan superarla y alcancen liberarse de este flagelo, para que puedan gozar de la paz que solo viene de ti. Así sea.



31/07/2019

¿Existe el Diablo?

 

Hoy en día la psicología y la psiquiatría han subestimado el poder del mal, hasta han querido hacerle ver como superstición, algo del medievo, pero el enemigo existe y está buscando el momento en el cual atacar (1Pedro 5:8)

Si vemos el mundo de hoy, veremos que no es un lugar de paz y armonía, quien es  dueño de la situación  es el adversario; se ha extendido de tal  forma y tan sutilmente que no nos dimos cuenta.

¿Cómo puedo defenderme de sus ataques?

A través de la comunión (la unión directa entre Dios Padre y yo su hijo), estar en armonía con él, es bueno que hable con él, que podamos tener una relación donde conozca por mi mis anhelos y mi sufrimiento, es cierto que Dios es inmanente a mí, pero a veces debemos decir lo que nos pasa.

También es cierto que esto no nos va privar de los ataques del enemigo, entre más amado soy por Dios, más se fija el demonio en mí y en mi vida, va tratar por todos los medios de destruirme, a veces con éxito (Job 1, 12)

El arma más poderosa en su contra es la oración, encomendarnos a la misericordia divina y el nombre poderoso de Jesús (Romanos 14, 11)

¿Cómo me ataca el demonio?

Olvidemos por un momento las imágenes de seres con cuernos y fuego alrededor, Luzbel  era el ángel más bello que había, el portador de la luz, del conocimiento, de la ciencia, no se va presentar de forma desagradable sino por el contrario; su forma de acercarse va ser dulce, deseada y cuando estamos inmersos en sus garras será tarde.

El Diablo, Luzbel o Lucifer no se va rebajar atacarnos, quien nos diga que ha sido poseído, tentado o molestado por este ser está mintiendo, siempre envía a sus subalternos, el simple hecho de tentar a un ser humano es rebajar su condición, Adán  no era un simple ser humano, cuando él lo va tentar en el paraíso está tentando a  la primera creación de Dios, va más allá de lo común, tentar alguno de nosotros sería algo corriente.

Es por eso que somos tentados por seres nefastos, demonios o seres de bajo valor, algunas personas usan los métodos para comunicarse con el plano espiritual buscando un ser querido, una madre o un padre, tal vez un hermano, pero si abrimos una puerta esperando que ingrese un ser de luz, por la ventana entrara el mal ya que se encuentra en un plano inferior más cerca de nosotros, no va querer irse y va buscar destruir nuestra paz.

Ahora veamos cómo actúan los demonios hoy día en el mundo, la guerra, el hambre, la miseria son claros ejemplos de cómo van corroyendo el corazón humano,  ya no existe la preocupación por el otro, somos islas en el mar aisladas de lo que le pasa al otro, el demonio ha entrado por formas agradables a nuestro ser, la tecnología ha sido una de ella separa las familias y aísla las personas de su entorno, ¿para que voy a interactuar con el otro si tengo mi celular en la mano o mi computadora portátil?. No decimos que la tecnología no sea buena ayuda a la comunicación pero los demonios no nos van a tentar con algo que no nos guste, todo lo contrario, debe ser agradable y así poder atraparme. Se crea un vicio y un estado de alienación tal que no puedo salir.

Tentar es inducir a una persona a caer en algo que es agradable al inicio pero después se convierte en una adicción, tan fuerte que lo separa de todo y lo hace vulnerable.

También está el método tan fácil y común que destruye toda relación, divide y vencerás, el demonio ingresa en nuestras relaciones también a través de los celos, la envidia, la desconfianza  va destruyendo la pareja hasta el punto en que personas que se amaban llegan a odiarse, a veces agredirse y hoy día es tan común ver como el esposo asesina a su esposa por un arranque de celos o le desfigura el rostro o algo más.

La envidia y los celos están en toda relación humana, en el trabajo, entre amigos en la sociedad, el querer lo que tiene el otro sin importarme las consecuencias y no va solo al plano personal es global.

A veces es invitado actuar, conozco casos de personas que han traído  a demonios a su vida para destruir a su propia familia, otros por poder, dinero, amor; todo esto no solo trae consecuencias negativas para ellos sino también para el mundo, se va degradando de la misma forma en que una fruta podrida destruye a las demás.

No subestimemos el poder del mal, este existe, negarlo sería también negar a Dios ya que si existe el mal, también existe el bien, no creamos en falsas doctrinas filosóficas o psicológicas donde nos dicen que esto no es real, lo es, la duda cartesiana no se aplica en este caso, Cogito ergo sum, pienso luego existo, debe ser cambiado más bien en, Creo en Dios y a él me encomiendo.

Busquemos la luz que nos viene de Dios y hacer las obras de bien que podamos, una sola luz puede iluminar a muchas más, es nuestro deber  hacer la diferencia, en Dios esta nuestra confianza, no en el poder del mal, pero no por eso dejara de existir.

Señor te pido que protejas a la humanidad de las tentaciones del enemigo, líbranos de todo mal y ayúdanos a fortalecer nuestra fe.



28/07/2019

La Xenofobia, una herida que nunca termina de cerrar

 

Hoy en día el mundo está sufriendo a causa de la crisis, hay muchos lugares en donde el  ser humano literalmente lucha por sobrevivir  y debe salir de su hogar en busca de uno nuevo.

Esto trae como consecuencia  que veamos al inmigrante como un enemigo, alguien que viene a destruir nuestra forma de vida,  y no vemos su humanidad.

Nadie sale de su hogar si puede evitarlo, el  60 por ciento de los refugiados en el mundo son a causa de la guerra, si la guerra, existen lugares en el mundo donde estos conflictos no han parado y siempre surgen otros nuevos. La predicción de los economistas es que en 50 años  la lucha será por el agua, uno de los recursos más necesarios y menos cuidados.

En Latinoamérica quienes sufren esta clase de discriminación son  cubanos, colombianos, venezolanos,  nicaragüenses, haitianos, bolivianos y paraguayos, ellos han iniciado un éxodo de sus países por la crisis que afrontan, no tienen trabajo, les falta ayuda y no existen recursos para salvar su economía a corto plazo, entonces van a otros países sobretodo limítrofes a trabajar por un salario más barato para ayudar a sus familias.

Esto trae como consecuencia, desempleo de los lugareños, descontento, en algunos países por ser humanitarios les han dado apoyo y garantías de las que no gozan los nativos, el malestar crece cuando los empleos se les otorga a los extranjeros, pongamos el caso de Panamá, antiguamente la perla de las américas, también llamada la tacita de oro; un país pequeño en el cual abrieron las puertas a los extranjeros, hoy día tienen 1 millón de ellos, no hay empleo para los panameños, no hay más horas extras y el descontento aumenta sobremanera.

También podemos poner el caso de Colombia que se recupera de cuatro décadas de luchas entre el ejército, paramilitares y la guerrilla, también han abierto las puertas a los inmigrantes de Venezuela, con el mismo resultado que Panamá. No es una migración pensando en radicarse sino forzada, esto trae como consecuencia la salida de capital, los que vienen a vivir hacen un sacrificio para sobrevivir y envían el dinero a sus familias para que estas puedan subsistir, puesto que en sus lugares de origen muchas veces no hay los productos básicos y si los hay están a precios mucho mayor a su valor real.

No hace mucho surgió en Latinoamérica la llamada marcha de los inmigrantes, estos viajaron en un solo grupo por Centroamérica, exigían entrada a Estados Unidos, su presidente no lo acepto, muchos han quedado varados en México aumentando la crisis ya existente en ese país.

Pero América no es el único caso que existe, en Europa diariamente se encuentran barcazas con personas que salen de sus países escapando de la guerra en África, algunos países han comenzado  a cerrar sus puertas porque no tienen los medios para seguir dando refugio, nos parecerá difícil viendo un barco lleno de personas en su mayoría niños, mujeres y ancianos que no tienen dónde ir, que están al borde de la muerte y si les hacen volver a su país esto les esperara; no darle asilo es un crimen y dejarles entrar aviva más la llama de la xenofobia.

También existen muchos damnificados de países en Europa, Asia y Oceanía, no es un tema local se ha vuelto global y esto es lo que más nos causa tristeza, en los albores del siglo XXI, seguimos viendo la miseria en su máxima expresión.

La semana  pasada se estaba recordando la llegada del hombre a la luna, fue durante la administración de John F. Kennedy, 50 años atrás, que lindo seria en vez de eso, escuchar que han pasado 5 décadas sin hambre, que no hay más guerras, que las personas no deben dejar sus hogares por causas ajenas,  buscar trabajo en tierras donde se van aprovechar de ellos y causa de esto les quitaran trabajo a los naturales del lugar creando resentimiento.

Debemos dejar de gastar recursos  en causas vánales y centrarnos en las personas, India, Pakistán, Venezuela, Cuba por mencionar algunos, gastan infinidad de dinero en armas, carrera lunar y demás, si gastaran eso en ayudar a la población veríamos otro panorama.

La Xenofobia tendría que dejar de existir, porque todos somos hermanos, hijos del mismo Padre, compartimos tiempo y espacio en este mundo, nuestro deber es querernos y respetarnos, pero para ello necesitamos el compromiso de todos en proteger nuestros recursos, brindar un trabajo y un salario digno  para todos.

Recuerdo cuando estaba en la facultad de Humanidades, en la escuela de filosofía que Panamá era un lugar para vivir en paz y traquilidad, hoy día es tanta la tristeza de los panameños que su sabor es agridulce.

Pidámosle al Señor que nos ayude en estos tiempos tan difíciles de evangelizar donde vemos tanta necesidad y tan poca ayuda de los que pueden, que nuestro Padre nos de la fuerza que solo nos viene de su corazón.

Señor dame la fuerza para mover montañas y la sabiduría de tocar los corazones brindando tu amor para todos los que me necesitan.



07/07/2019

Padre Nuestro

 

Nosotros los cristianos somos hijos adoptivos de Dios, hemos ingresado a esta familia a través de Jesús, quien nos dio la salvación y la promesa de vivir en el paraíso.

Pero aun no estamos en el esta tierra prometida, estamos en la tierra de sacrificio, dolor, esto nos trae contratiempos y necesidades, a veces nos sentimos tristes, cansados y necesitamos hablar con Él, así expresarle nuestras molestias, inquietudes, anhelos y también hablar de nuestras esperanzas.

Es por ello que Jesús nos enseñó la oración del Padre nuestro, sencilla pero de gran significado teológico.  Encierra aquello que sentimos y buscamos diariamente.

La misma inicia de forma directa PADRE NUESTRO, es la primera vez que focalizamos a Dios, creador del universo como nuestro padre, El que es el dueño y Señor de todo es mi papa, soy su hijo, El me protege y me cuida pues soy su ser más preciado, todos los hijos son especiales para su padre y para todos tenemos anhelos de acuerdo de sus capacidades e ilusiones.

Mencionamos donde vive, QUE ESTAS EN EL CIELO, sabemos dónde mora, desde donde nos cuida, el ve todo, mis problemas, sabe y conoce mi sufrimiento, no me deja solo, al igual que cuando nosotros llevamos a nuestros hijos de paseo les dejamos jugar pero nunca les dejamos de ver.  Y cuando tienen un problema salimos al rescate al igual que Dios con nosotros, siempre que tenemos un problema él nos ayuda, él está allí y no nos deja solos.

Al igual que en los 10 mandamientos le alabamos como nuestro Señor, SANTIFICADO SEA TU NOMBRE,  no nos olvidamos que es Dios también, bendecimos su nombre y en esa bendición somos gratificados. Nosotros no conocemos su nombre, solo sus atributos pero aun así le bendecimos y alabamos, pues bendiciendo es como somos bendecimos.

Pedimos que su casa sea nuestro hogar, VENGA A NOSOTROS TU REINO,  es aquí donde le recordamos que somos sus hijos y que deseamos habitar junto con él, este no es su hogar, es solo un lugar de transito por el cual pasamos para llegar  a su casa. Al igual que cuando hemos caminado por lugares oscuros y tristes antes de llegar a nuestro hogar, por más sencillo que sea nos es grato. Somos dichosos de llegar a él después de estar en el frio y la intemperie.

Dejamos nuestras vidas en sus manos, lo bueno y aquello que no comprendemos, HAGASE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO, él es Señor y nada de lo que ocurre está lejos de su mirada, tal vez no lo entendemos pero todo esta bajo su voluntad, sabe lo que vivimos y conoce nuestro corazón, nos conoce somos sus hijos y volveremos a él.

Le pedimos su misericordia, PERDONANOS NUESTRAS OFENSAS, no somos siempre buenos, en nuestro corazón a veces surgen sentimientos mundanos, es por ello que como hijos le pedimos su misericordia, ese amor que va más allá de nuestro entendimiento para perdonar y olvidar esto, ASI COMO NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN, nos comprometemos a ser amables, respetuosos, tolerantes con aquellas personas que actuaron o actuarán de forma poco cristiana, si solo somos buenos con los que lo son donde queda nuestra caridad.

Vivimos en este mundo tenemos necesidades corporales y  materiales, DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DIA, no estamos pidiendo comida solamente, pedimos que en nuestros hogares nunca falte, techo, trabajo, amor, paciencia.

Recordamos pedirle que nos ayude afrontar lo que el mundo nos ofrece, NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACION,  pedimos poder afrontar todo esto y mantenernos fieles a su amor; MAS LIBRANOS DEL MAL, no solo pedimos mantenernos fieles sino que el maligno no toque nuestro corazón.

PORQUE TUYO ES EL REINO EL PODER Y LA GLORIA POR SIEMPRE,  reafirmamos que es el señor de la creación, todo le pertenece y siempre será así.

AMEN, que así sea, que sea tu voluntad Padre.

Cuando oremos y utilicemos esta oración recordemos que ha sido un regalo que nuestro hermano Jesús nos dio para comunicarnos con el padre, una llave a su corazón y una muestra de su amor.

Muchas más cosas podríamos decir de esta oración y cada una de sus partes pero sería mucho mejor si cada uno la reflexiona.

Señor enséñanos a ser tus hijos y a comunicarnos contigo de una forma en que puedas nutrir nuestra fe y nosotros ganarnos tu corazón.



29/06/2019

La Familia

 

Todos hemos salido de un ambiente familiar, no importa el tiempo, ninguno  es un ente, todos hemos tenido progenitores.

Nuestra relación adulta está marcada por nuestra infancia, como han expresado autores clásicos como Aristóteles, modernos iniciando con  Freud  y contemporáneos como el Dr. Luis Mendoza, es en núcleo familiar donde exploramos el mundo.

Los primeros años impactan de forma positiva o negativa en nuestra vida, de allí surgirá la manera  de enfrentar los retos en  la vida, nuestros hermanos son nuestros primeros amigos y esta relación va influenciar a las demás, primos, tíos, abuelos. Unos cuidan otros sobre protegen, otros malcrían en el mejor de los sentidos, cada hogar es un mundo distinto a otro aunque vengan del mismo árbol familiar.

Si vengo de un hogar amoroso se va notar en mi forma de ser, una persona feliz no lleva maldad a la sociedad puesto que hay alegría en su corazón, en cambio alguien que esta resentido solo busca que todos estén mal  para sentirse pleno;  es por ello que el hogar debe ser fuerte,  educar en valores y formar todas sus capacidades,  por más que cuide de mi hijo o hija, ellos deberán pasar  tiempo con extraños.

Los hijos estarán expuestos a los amigos, jóvenes de su misma edad pero con historias distintas, que ven el mundo de otra forma y tendrán influencia sobre ellos, para no ser rechazados del grupo; es allí donde surgirán decisiones imprevistas, lo que comúnmente se  ha  llamado presión de grupo.

Debemos buscar tener con nuestros hijos relaciones saludables donde ellos puedan contar sus problemas, sus anhelos y aquello que les está ocurriendo, que sientan que tienen un hogar en donde son comprendidos y amados; no es fácil, todos hemos pasado por la infancia, la juventud y solo cuando llegamos a ser adultos podemos valorar el esfuerzo de nuestros padres, mientras tanto estamos tratando de probarnos a nosotros y a ellos quienes somos, rebasando los limites, pensando que los ellos están fuera de ritmo, que son lentos; que ya no aprenden más y les explicamos el mundo, algo que ellos conocen mejor que nosotros pero nos creemos superiores. A todos les pasa, lo entendemos cuando los roles se invierten y comprendemos todo lo que nos decían de la vida.

¿Dónde entra Dios y mi fe en la familiar?

Creemos y llegamos a tener  fe, ya sea por tradición muchos heredan la fe de sus padres, en Argentina muchas iglesias son nexos entre el pasado y el futuro de las colectividades que vinieron a vivir.  Su fe les dio identidad, se apoyaron en ella para sobrevivir en tierra extranjera, donde muchos no sabían el idioma y vinieron autoexiliados luego de la segunda guerra. También es una herencia cultural, pero no es lo único otros se han convertido a la religión que hoy profesan.

La fe puede unir a las familias si se transmite con respeto y en libertad, el sentido de la iglesia sea cual fuese es conectar a Dios Padre con nosotros,  si esta se impone lo único que se consigue es destruir la familia, los hijos sienten rechazo y se sienten sofocados por esta imposición, por lo tanto la van a rechazar.

Tal vez cuando sean adultos la acepten y logren valorarla, pero de entrada se crea un rechazo, el malestar en el hogar es fuerte, la tensión consigue que se peleen y agredan sin sentido.

La relación entre padres e hijos debe ser sana es por ende  la fe debe ayudar a que esta relación se mantenga sin imponer y en tolerancia, hoy en día existen muchos grupos que luchan por sus derechos, dentro de cada  familia existen casos, no podemos pelear por estas cosas y menos rechazarlos son nuestra familia, el primer regalo que Dios nos ha dado.

Todos tenemos amigos, aquellos que han compartido buenos y malos momentos con nosotros, que hemos conocido cuando estudiábamos, tal vez en un viaje, alguien nos presentó y de allí surgió dicha relación, pues bien.

¿Dónde están los amigos en una necesidad?

Cuando realmente tienes un problema, una enfermedad, una urgencia, ninguno está, por lo general están en los momentos buenos de tu vida, cuando todo es alegría. Allí podrás encontrar muchos, todos te abrazaran y te dirán que eres su hermano, pero en un imprevisto, no están y no estarán. Puedes contar con los dedos de tus manos a tus amigos,  siempre van a sobrar.

Pero tu familia, ellos siempre van a estar, en las buenas y en las malas, sobre todo en los malos momentos porque es allí donde se une y este vínculo es indestructible, son pocos los amigos que pueden suplir una familia sana, donde impere el amor y la tolerancia.

Ya que Dios nos dio el don de la vida, nos dio el don de ser padres, tratemos de vincularnos con nuestros hijos, respetando su forma de pensar, sin imposiciones  en dialogo.

Pidámosle a Dios poder contribuir a la sociedad con hijos felices que puedan aportar esperanza a la humanidad que tanto la necesita, que puedan ver al otro como su hermano y logren integrarlo al núcleo familiar.

Señor haz de nosotros una gran familia donde impere el amor, el respeto y podamos construir un mundo mejor para la humanidad, haz de nosotros sembradores de paz y amor en un mundo cansado de la ambición y el egoísmo. En el nombre de tu hijo nuestro Señor Jesucristo te lo suplicamos. Amen.



27/06/2019

El matrimonio como sacramento

 

El matrimonio como sacramento. Siempre que hablamos del matrimonio debemos tener en claro que no es un juego, la familia es la base de la sociedad. Son los primeros años de nuestra vida quienes forjaran el carácter y nos harán la persona en la cual nos convertiremos. Hoy día esta unión no dura, es muy poco común ver chicos con ambos padres viviendo juntos, debemos recordar que cada familia es un mundo y cuando cerramos la puerta hay una realidad muy distinta a las fotos que publicamos en redes sociales y la familia perfecta tal vez no lo sea. Hace un tiempo una pareja que trabaja en los medios de comunicación y se dedican a filmar bodas y tomar fotos en estos eventos se me acerco, ellos querían que yo celebrara sus bodas, les dije que no. No puedo celebrar la boda de personas que no conozco, no es solo el momento de la fiesta de lo que estamos hablando va mucho más allá, no es un quince años que todos siempre van a recordar con cariño, este sacramento trasciende y toca la vida de muchas personas, la familia, los hijos y estas dos personas que no se conocen aun. ¿Por qué no se conocen? La convivencia no es igual  a  cuando dos personas viven juntas, tal vez sea la mejor  y estén felices, pero  conozco casos de mujeres las cuales su noche de bodas fue una pesadilla y de allí todo empeoro, el buen hombre con el que se casaron se mostró totalmente diferente, ya no era amable sino grosero, había conseguido su propósito, ella a los ojos de la sociedad le pertenece. Este sacramento lleva tiempo de preparación, desde el momento en que dos personas deciden casarse, hay que entrevistarles,  a sus padrinos, sus padres y hablar con amigos; para saber si realmente vienen libres y voluntariamente. La sociedad de hoy día es muy distinta a la de hace 20 años, una chica que estaba embarazada fuera del matrimonio era mal vista y se le obligaba a casarse, recuerdo muchos casos de esos, luego terminan separados  no era amor los que les unía sino el hijo, en algunos casos no deseado. En estos casos preferiblemente no casarse. El matrimonio es un sacramento, se busca la bendición de Dios para esta pareja que decide unir sus vidas, complementarse, el anillo es símbolo de pertenecía en libertad ambos se entregan, cuando esto se hace con la pareja que se elige es un momento muy hermoso, sino es toda una tortura, por eso no hay que obligar a casar a nadie y como clérigo no podía participar de unas bodas solo porque sí. Para poder celebrar este sacramento la persona debe asistir a nuestras congregaciones, no puedes pedir la bendición de algo en lo que no participas, deben estar convencidos de su amor y sobre todo de querer estar juntos, porque si bien el amor está presente los problemas de la sociedad siempre serán más. Las frustraciones de la pareja muchas veces se trasladan a los hijos exigiéndoles o culpándoles de todo, crecen con problemas de autoestima, limitaciones afectivas y con enojo, estos hijos rechazan a sus padres,  no les brindaron el amor que pedían y necesitaban. El matrimonio no es solo para los buenos momentos, cuando se esta joven y todo marcha bien; va de la mano de los años, las enfermedades,  el día a día,  se alimenta a diario, no es una imposición sino una muestra de amor por la persona que se ha escogido y con la cual se decidió compartir la vida. Pensemos en cómo queremos vivir nuestra vida, también como podemos hacer, a quien elegimos y con quien juramos darnos amor y comprensión, para que sea feliz. Vivamos nuestro matrimonio en salud, sin egoísmos, sin celos, pidiendo a Dios nos ayude a convivir y poder criar bien a nuestros hijos. Señor te pido hoy por mi esposo/a para tu bendigas su vida, sea feliz, yo sé que tú nos amas y quieres lo mejor para mí, ayúdame a brindarle todo mi amor y mi comprensión todos los días de mi vida. Te pido por nuestros hijos y demás familiares para que nunca les falte el pan, el trabajo y el amor. Amen.



27/06/2019

Tener fe en el mundo actual

 

Hoy día es fácil dejar de tener  fe, la religión a veces es causa de conflictos; en los albores del siglo XXI utilizamos nuestra creencia para señalar al otro, lo que el  hace está mal y lo que yo hago es lo correcto; no importa si hago exactamente lo mismo, para mi es diferente y el otro es el equivocado.

Matamos en nombre de Dios, justificamos actos barbáricos en nombre de su causa, lo que nos debería unir nos aleja, la fe se convierte en una barrera donde excluimos a todo aquel que no practica la creencia a mi modo.

También la utilizamos para juzgar al otro, les decimos a los que nos buscan que hacer, como hacerlo, les decimos que Dios tiene un plan para ellos, les ofrecemos paliativos y nos damos la vuelta, con eso ya salvamos al mundo. Ellos siguen con sus problemas y nosotros esperando que los solucionen para decirles, ves Dios te iba ayudar; lo más triste cuando tienes un problema es que te den una palmada en la espalda, te digan que todo va estar bien y te dejen con ese problema sabiendo que ellos tienen la solución, puesto que destruyen tu fe, tu confianza en la humanidad, en la religión y en Dios.

No todos tienen las mismas oportunidades, no todos pueden acceder a los mismos beneficios y no todos se pueden superar. Cada vida es diferente a la otra, cada evento en el cual hemos adquirido experiencia nos ha hecho la persona que somos hoy en día, si alteramos los hechos cambia la realidad.  Miremos en nuestro entorno, nuestras familias y cambiemos los actores introduzcamos nuevas situaciones y veremos que nuestra vida sería distinta, tal vez no para bien.

Cada uno vive la vida que puede y no tal vez la que desearía, pero hacen lo que pueden, superando obstáculos, pensando que el mañana será mejor.

¿Qué es la fe?

Es la fuerte convicción de algo aunque no lo pueda ver, tocar o sentir; yo creo que existe y va más allá de la racionalidad. Creo en un ser superior que es la suprema bondad y que me ama más allá de la razón del hombre.

¿Si nos ama tanto porque deja que suframos?

Si yo creo que Dios es amor, que me ama, que su misericordia es infinita ¿porque deja que sufra?  ¿Qué padre deja que a sus hijos les falte el techo, les falte el pan, se depriman, sufran y hasta se suiciden por este enorme sentimiento de abandono que hay en su corazón?

Existe tanta necesidad y tanto mal en el mundo que es tan larga la lista que jamás dejaríamos de agregar algo nuevo, hasta aquellos que se dicen seguidores de Jesús cometemos errores, cometemos los mismos errores que criticamos. Cuando lo hago yo es otra cosa no es pecado simplemente fue una caída, pero cuando lo hace el otro, caemos sobre el con toda nuestra crítica y le hacemos pedazos sin que pueda levantarse.

¿Porque hay tanto sufrimiento en el mundo?

Es porque no vemos al otro como mi familia, el otro es ajeno a mí y cuando comete errores o no es como yo quiero que sea simplemente miro a otro lado. Su necesidad no es la mía, su sufrimiento no es el mío.

La necesidad es grande, hoy hace frio en Buenos Aires, ¿cuantos albergues existen en la ciudad? No los suficientes. Tal vez ni siquiera deberían existir si comenzáramos a preocuparnos más entre nosotros, cuidarnos y apoyarnos no

Dios nos ama, somos sus hijos y aunque no lo veamos, ha puesto bondad en el corazón del hombre, pero este se ha corrompido, nada destruye más que la avaricia, la vanidad, la ambición. Estamos en este mundo, pero eso no significa que este sea el reino de Dios, es un simple camino para llegar a él.

Somos peregrinos en tierra extranjera intentando llegar a casa, nuestro padre no nos puede dar todo ya que no es su casa, esta no es nuestra tierra prometida.

Es por ello que no existe una solidaridad entre todos, cada uno hace lo que puede, pero no debe ser así, si todos viéramos la necesidad del otro, ya estaríamos en casa.

Cuantas veces no hemos pedido por una causa, a hermanos, amigos y conocidos que con solo ponerse la mano en el corazón pueden solucionar las cosas, personas no solo con la capacidad de hacer algo sino con los recursos para hacerlo, simplemente no ven la necesidad del otro, siempre hay una excusa que a sus oídos suena valida pero no a los ojos de Dios, al que más se le da más se le va a pedir, todos debemos rendir cuentas cuando lleguemos a la casa del padre.

¿Qué le voy a decir?

Cuando mi padre me pida cuentas de mi forma de actuar con aquel que tenía necesidad y me pidieron ayuda, cuando mire para el otro lado, cuando me fueron a buscar aquella ayuda que había prometido y llegado el momento no quise dar, o cuando puse excusas burocráticas o simplemente no me dio la gana de ayudar.

Dios ve mi corazón y conoce sus frutos, pero siempre espera que yo de lo mejor y sea bondadoso, el me dio el don de la vida, me regalo el lugar donde nací, la familia, toda mi vida es un milagro, debo cuidar de hacer lo mejor con ese fenómeno producido en el corazón de mi padre del cual soy fruto.

Si todos ponemos nuestra cuota el mundo será realmente nuestro hogar, una nueva Jerusalén, el reino de Dios en la tierra. No tendremos que pelear por creencias ya que el amor se impondrá sobre toda diferencia.

Ser creyente en este tiempo es  tener la convicción de que aquello en lo que creo es cierto, que no importa lo que diga el mundo y las dificultades que me impongan yo estoy en lo correcto y mi forma de ser se impondrá sobre todo preconcepto sobre mí.

Pidamos fuerzas para poder impactar en la vida del otro no solo en mi forma de pensar y transmitir este mensaje sino también en actuar como creyente, que mis acciones no sean distintas a la fe que profeso y poder respetar al otro en sus diferencias.

Señor dame la suficiente confianza para creer más allá de la humanidad, poder ver tu voluntad dentro de  lo que vivo y veo, dame fuerzas para ayudar al que lo necesita y recursos para hacerlo. Haz de mi un misionero de tu palabra en tierra extranjera, haz de mi tu mensajero, para construir tu reino en este nuevo siglo. Amen.



22/06/2019

El matrimonio como sacramento

 

Siempre que hablamos del matrimonio debemos tener en claro que no es un juego,  la familia es la base de la sociedad. Son los primeros años de nuestra  vida quienes forjaran el carácter y nos harán la persona en la cual nos convertiremos.

Hoy día esta unión no dura, es muy poco común ver chicos con ambos padres viviendo juntos, debemos recordar que cada familia es un mundo y cuando cerramos la puerta hay una realidad muy distinta a las fotos que publicamos en redes sociales y la familia perfecta tal vez no lo sea.

Hace un tiempo una pareja que trabaja en los medios de comunicación y se dedican a filmar bodas y tomar fotos en estos eventos se me acerco, ellos querían que yo celebrara sus bodas, les dije que no.

No puedo celebrar la boda de personas que no conozco, no es solo el momento de la fiesta de lo que estamos hablando va mucho más allá, no es un quince años que todos siempre van a recordar con cariño, este sacramento trasciende y toca la vida de muchas personas, la familia, los hijos y estas dos personas que no se conocen aun.

¿Por qué no se conocen?

La convivencia no es igual  a  cuando dos personas viven juntas, tal vez sea la mejor  y estén felices, pero  conozco casos de mujeres las cuales su noche de bodas fue una pesadilla y de allí todo empeoro, el buen hombre con el que se casaron se mostró totalmente diferente, ya no era amable sino grosero, había conseguido su propósito, ella a los ojos de la sociedad le pertenece.

Este sacramento lleva tiempo de preparación, desde el momento en que dos personas deciden casarse, hay que entrevistarles,  a sus padrinos, sus padres y hablar con amigos; para saber si realmente vienen libres y voluntariamente.

La sociedad de hoy día es muy distinta a la de hace 20 años, una chica que estaba embarazada fuera del matrimonio era mal vista y se le obligaba a casarse, recuerdo muchos casos de esos, luego terminan separados  no era amor los que les unía sino el hijo, en algunos casos no deseado. En estos casos preferiblemente no casarse.

El matrimonio es un sacramento, se busca la bendición de Dios para esta pareja que decide unir sus vidas, complementarse, el anillo es símbolo de pertenecía en libertad ambos se entregan, cuando esto se hace con la pareja que se elige es un momento muy hermoso, sino es toda una tortura, por eso no hay que obligar a casar a nadie y como clérigo no podía participar de unas bodas solo porque sí.

Para poder celebrar este sacramento la persona debe asistir a nuestras congregaciones, no puedes pedir la bendición de algo en lo que no participas, deben estar convencidos de su amor y sobre todo de querer estar juntos, porque si bien el amor está presente los problemas de la sociedad siempre serán más.

Las frustraciones de la pareja muchas veces se trasladan a los hijos exigiéndoles o culpándoles de todo, crecen con problemas de autoestima, limitaciones afectivas y con enojo, estos hijos rechazan a sus padres,  no les brindaron el amor que pedían y necesitaban.

El matrimonio no es solo para los buenos momentos, cuando se esta joven y todo marcha bien; va de la mano de los años, las enfermedades,  el día a día,  se alimenta a diario, no es una imposición sino una muestra de amor por la persona que se ha escogido y con la cual se decidió compartir la vida.

Pensemos en cómo queremos vivir nuestra vida, también como podemos hacer, a quien elegimos y con quien juramos darnos amor y comprensión, para que sea feliz.

Vivamos nuestro matrimonio en salud, sin egoísmos, sin celos, pidiendo a Dios nos ayude a convivir y poder criar bien a nuestros hijos.

Señor te pido hoy por mi esposo/a para tu bendigas su vida, sea feliz, yo sé que tú nos amas y quieres lo mejor para mí, ayúdame a brindarle todo mi amor y mi comprensión todos los días de mi vida. Te pido por nuestros hijos y demás familiares para que nunca les falte el pan, el trabajo y el amor. Amen.



19/06/2019

Dios y yo

 

A veces nos preguntamos  ¿cuál es la verdadera religión? Ya que existen muchas y llega un punto en que chocan, tal vez no sea en sus cimientos pero si entre quienes las practican. Existen celos y hasta fanatismo, dentro de las denominaciones por diferencias en forma y práctica, la religión no me salva, es más bien un camino que me lleva a Dios.

No existe una religión verdadera sino tengo fe, puedo ir todos los días y orar en cada momento pero si no creo no hay valor, muchas veces vemos pecado en todo lo externo pero no vemos o no queremos ver nuestro interior, si realmente amo a Dios como digo o simplemente es un auto engaño para ser aceptado o tener una posición social.

No puedo decir que amo a Dios si no amo a mi hermano a quien veo todos los días, pongamos nuestra mano en el corazón y recordemos cuantas veces hemos ayudado aquel que nos lo pide, el niño que se nos acercó para pedirnos le compráramos unos pañuelos descartables, el hombre que vive en la calle y nos pidió unas monedas para comer algo, la familia que vive en la plaza y fue sacada de su hogar porque no pudieron pagar el alquiler; el chico que le deformaron el rostro y nos pedía ayuda para poder tener una vida normal.

¿Les ayudamos? ¿Nos pusimos en su lugar y les dimos algo de lo que podíamos?

A veces es más conveniente mirar para otro lado, seguir caminando y en la comodidad de nuestro hogar decir, Señor te pido por todos los que te necesitan.

Recordemos que fuimos objeto del amor más grande que pueda existir, Dios envió a su hijo, lo entrego para que yo tenga vida después de morir, ninguno de nosotros enviaría a un hijo a morir, menos por quienes no le creían y hasta rechazaron. Pero el sí lo hizo porque vio bondad en nosotros, vio lo bueno que podemos ser.

¿Quién es Dios?

Por fe creemos que es el creador y sustentador de todo, es un ser atemporal, con todas las virtudes y bondades que podemos imaginar, su misericordia es nuestro mayor anhelo; queremos vivir según su voluntad, agradarle.

Cuando llegamos a confiar en su amor, tenemos plena certeza que todo lo que nos ocurre es por algo, creemos que tenemos un destino trazado dentro de su voluntad para ayudar a otros y mostrarles el camino que nos lleva al padre.

El como padre no quiere que estemos con miedo a ofenderlo, no desea que estemos día y noche postrados a sus pies adorándole, dándole gracias a cada momento por aquello que no ha dado; no es sano, no es una relación de amor sino de servilismo.

¿Qué padre quiere que su hijo este  a cada momento dándole gracias por aquello que le da?, ninguno que este sano mentalmente, con una sonrisa basta. Dios también quiere que seamos felices, él es nuestro Padre y es justo que veamos nuestra relación de esa forma, no es un ser lejano que ve y juzga todo lo que hacemos.

Es nuestro padre que está a nuestro lado a cada momento para ver que no caigamos y si lo hacemos, que nos podamos levantar tal como cuando estábamos jóvenes ya prendimos andar en bicicletas.

Dios es nuestro padre, nuestro no del otro sino mío, también suyo  pero debo primero reconocer esta relación, de la misma forma en que mi madre es mía y también de mi hermano, pero primero  es mía y luego entiendo la del otro.

Existe una empatía entre Dios y yo, somos inmanentes el me conoce más de lo que me conozco a mí mismo, de la misma manera en que un hijos conoce a su padre, sabe lo que piensa con la mirada que le hace, el gesto y las palabras.

Debo cultivar mi amistad con el Padre, es bueno orar, también es bueno rezar, así poder expresar como me siento y que entienda que su ayuda es necesaria muchas veces más de lo que él puede pensar ya que no todos vemos al otro como familiar sino como un instrumento para hacer lo que quiero y estar por encima del común.

Es sano tomarse un tiempo y hablar con él, de la misma forma en que hablo con un amigo o un padre, él es real, mi corazón lo sabe y está allí esperando que le hable, contemos lo que nos pasa, lo que nos hace bien y lo que no; sino cuento lo que me molesta no me puede ayudar.

Vivamos felices con una espiritualidad sana basada en el amor y no en el temor, cultivemos el amor a nuestro Padre ayudando y respetando a los demás.

Señor te pedimos que podamos ver en el otro tu rostro, en su necesidad la nuestra y poder redescubrir tu amor misericordioso para con nosotros. Te pedimos nos enseñes amar a los otros como queremos nos amen a nosotros, haznos instrumentos del cambio.



13/06/2019

Un joven creyente, memorias de una clase de filosofía

 

Ayer estaba hablando con mi hijo Valentino sobre el libro de Mary Shelly, Frankenstein; muchas veces nos dejamos llevar por lo que dice otro y no nos damos oportunidad de tener conocimiento directo de un hecho o un libro. Pues bien yo le decía a mi hijo que el trasfondo del mismo era el amor, un ser que busca amor y aquel que le tendría que amar  lo rechaza, el mundo le persigue, él se defiende puesto que no le queda otra alternativa, la autora da una muestra de lo que fue su vida, rechazada por su padre quien buscaba un hijo varón, defendiéndose del mundo y odiando pues fue el sentimiento predominante en su vida.

Al estar en mi biblioteca recordaba una de mis clases como profesor de filosofía, como luego de presentar  la introducción a la filosofía naturalista, pitagórica y presocrática llegamos a los Socráticos mayores, Sócrates, Platón y Aristóteles; en este caso serían Magaly, Cielo y por supuesto el Sr. Franchini, ellos aunque incipientemente buscaban explicar la causa primera de las cosas, del mundo y el universo.

Debo aclarar que no hay malicia en ellos, aunque estos quieran pensar que son astutos, no lo son, su ingenuidad no ha sido auto descubierta, esto se lo deben a la directora del colegio y a su preceptora, Claudia y Adriana les han amado desde el primer día en que les conocieron, les han contenido, llorado, tal vez no han estado cerca de su cama cuando han estado enfermos pero puedo asegurar que si han estado de rodillas orando por ellos toda la noche, con un amor que trasciende la mera docencia, han sido verdaderas madres de todos, conocen sus corazones, cuando están bien y cuando no, solo con verlos. Son dos tesoros que van a recordar toda su vida.

Pues bien como siempre Magaly quiere ir mas allá, quiere indagar más, adelantarse a lo que va pasar; tal vez mi mejor estudiante en este curso en el aspecto académico, ya que siempre ha costado que ponga atención, el día que lo haga por completo va descubrir la respuesta a la teoría del big bang o inventar alguna nueva. Pero por ahora nos limitábamos adelantarnos a la escolástica, llegamos a san Anselmo quien nos dice que la prueba irrefutable de la existencia de Dios es la biblia.

Nos parecerá absurdo, desde un punto de vista práctico, recordemos que estamos en una clase de filosofía y para entenderla debemos entender al autor tener empatía con su pensamiento para poder asimilarlo de otra manera seria tratar de aprender chino con un alfabeto egipcio.

Pues bien, nos situamos en la edad media, cuando Anselmo dice esto lo apoya en la importancia que deriva por estar escrito, esto le da un sobre valor en tiempo y espacio,  hoy día se entiende el mundo  a través del ciberespacio nos movemos de acuerdo a la tecnología todo lo que no este cimentado en una App no es creíble, la biblia se entendía como la prueba tangible de la existencia de Dios, la podía ver y tocar, sentir; muchos murieron por el hecho de tener una biblia en su poder, puesto que en un tiempo fue prohibido que personas fuera del clero o la clase alta tuviesen una.

En este punto aparece Mateo, él nos dice que está convencido de que Jesús es el camino que nos lleva al padre, (Juan 14), no es fanatismo, no es un decir vacío, él lo afirma desde su corazón con la convicción que solo la puede presentar un creyente.

Hubiese sido fácil simplemente seguir el ritmo de la filosofía cartesiana y dudar, total, es parte del ritmo de la catedra; dudar para poder llegar  a una conclusión satisfactoria, ya que “La Filosofía es la búsqueda de la verdad a través de la razón”. Pero él no hace esto presenta de forma valiente su fe, es fácil predicar a personas que no me conocen, pero es difícil predicar a quienes son cercanos. Ellos van a buscar mis dudas y defectos para refutar esta buena nueva, ya que el mensajero debe estar a la altura del mensaje, estos chicos se conocen desde jardín de infantes crecieron juntos, se conocen de tal forma que son uno solo; recuerdo que ese día Candela se cambiaba a otro colegio por razones de fuerza mayor y la clase termino con lágrimas y con un sentimiento de tristeza.

Ahora bien estamos en un mundo donde decir que eres creyente te puede apartar de la sociedad, es admirado y comprendido quien  dice no ser creyente, sobre todo los jóvenes le pueden ver como un adalid,  admirarlo por ser libre pensador,  un conocimiento de la verdad que nos puede privar una visión religiosa o no, todo depende del interlocutor;  ser fiel a mis convicciones me puede causar el  rechazo de la sociedad pero no me aparta del amor de Jesús, él nos dio un amor misericordioso,  Aquel que va más allá de la razón del hombre.

Es de admirar que un joven defienda su fe con tanta lucidez, sin imponer su punto de vista debatiendo de una forma educada, llegando a respetar la idea del otro y en un punto consensuando opiniones.

Todos creemos en Dios, si alguien me dice que no cree en Él se trata de engañar sabiendo que el mismo no se puede someter a esto. Pidamos tener una fe como la de Mateo defendiendo mis ideales no solo frente a mis compañeros, sino defendiéndola frente a mis amigos respetando su forma de pensar y mostrándole mi creencia con respeto mutuo.

Señor te pido que hagas florecer en mí el don de la fe para poder mostrar  tu misericordia al mundo entero.



08/06/2019

Ser anglicanos en Latinoamérica

 

La iglesia anglicana lamentablemente se encuentra dividida por temas que se han sobre puesto a través de la historia, lo mismo que la iglesia ortodoxa, la católica y muchas más que después de un tiempo se van independizando por estar o no abiertas a los cambios sociales, pero nos interesa hablar de nuestra identidad, esa última esencia que nos muestra quienes somos o quienes debemos ser.

Somos una iglesia con mucha historia, no somos una religión sacada de la necesidad de un rey, ya existían predicadores que llevaban nuestra identidad, entre ellos san Agustín de Hipona, al buscar nuestra línea de sucesión llegamos siempre a verlo; si viéramos el lado oscuro de la historia entonces el emperador Constantino favoreció a la iglesia cristiana (católica romana) por temas económicos, simplemente porque le convenía para cobrarle impuestos a los nobles que practicaban esta rama del cristianismo.

Nuestra espiritualidad va más allá de esto, nos basamos en los 39 artículos de fe, todo aquel que profese nuestra creencia debe conocerlos, es triste ver que muchos clérigos y hasta obispos que se hacen llamar anglicanos no los conocen, solo lo son de nombre ya que su corazón está en otro lugar (Mat  6, 24-34) no podemos estar en dos lugares a la vez o somos una cosa o somos la otra.

El problema que aqueja a Latinoamérica con relación a Norteamérica y Europa es la falta de educación en temas religiosos, se han acostumbrado a un solo modelo de iglesia y no pueden concebir que la camisa clerical también pertenece a los ortodoxos, metodistas, luteranos, calvinistas, anglicanos y todo aquel que sea ordenado; ven un hombre vestido así y rápidamente es asociado con la fe romana.

Es allí donde muchos se confunden y confunden a los demás, nuestra identidad debe estar bien marcada en Latinoamérica primero para poder evangelizar, no podemos mostrar nuestra riqueza si nos confunden siempre con otro; no somos el reemplazo de nadie, cuando en la iglesia romana les niegan un sacramento vienen a buscarlo, ejemplo bautismo o matrimonio, pero después se van a escuchar misa a la iglesia de donde fue rechazada su petición, nos ha pasado muchas veces. No hay conciencia de quienes somos y a veces es difícil poderlo mostrar ya que en el fondo muchos de los que tocan a nuestras puertas nunca dejan de ser católicos y también los clérigos tienen culpa de esto.

¿Cómo pueden los clérigos ser culpables?

Deben existir limites bien marcados y sobre todo respetar las diferencias, nosotros no tenemos monseñores este término no es nuestro, una iglesia seria constituida bajo las tradiciones anglicanas no lo usaría, tampoco tenemos padres, al obispo se le llama Señor Obispo o Arzobispo, a los clérigos se les llama Reverendos, parece algo tan simple y hasta diríamos ¿cuál es el problema? El problema es que sin marcar las diferencias muchas veces se cae en el error, tampoco se celebra misa, nuestro servicio se llama santa cena o liturgia simplemente.

No usamos misal sino el libro de oración común, es nuestra mayor riqueza y muchos ni siquiera lo conocen pero se hacen llamar ministros anglicanos, si bien nuestros ornamentos son muy parecidos y a veces usamos los mismos en el caso del alba, casulla y estola, también tenemos los propios como el tippet  que es una especie de estola negra pero con diferencias en su terminación  y para los obispos la chimene parecido a un chaleco largo puede ser rojo y negro, no existen otros colores aunque he visto, podemos decir que quien lo usa no sabe mucho de tradición y menos de liturgia.

También he visto mucho usar mitra solo con chimene, esto es un error que no se debe hacer, todo tiene su porque, es preferible no usar mitra, la iglesia tradicional no la usa y a veces es hasta más práctico; como ya había dicho no somos monseñores, es un grave error vestirse de obispos o cardenales católicos, lo que provoca es que se rompa el dialogo y crear enemistades donde no hay necesidad, lo mejor es usar aquello que es nuestro como la sotana anglicana que nos distingue y representa, mi relación con la iglesia católica se basa en el mutuo respeto y reconocer cuales son nuestras diferencias y mostrarlas a los demás.

Otro error  es no poder distinguir quien es la cabeza visible de mi iglesia, muchos anglicanos ven como cabeza al papa y esto es un grave error él no nos representa, no somos parte de su comunidad, es allí donde se rompe la identidad y se crean los malos entendidos, ya que si aquel que me tiene que guiar está confundido, que se espera de las personas que asisten a mi iglesia. Cada comunión tiene su representante u obispo presidente, esta es la cabeza, en fin último seria el arzobispo de Canterbury, si bien existe una buena relación entre ambas iglesias (católica y romana dependiendo de cómo se lleve está en su región) cada una es distinta de la otra.

No existe el anglo catolicismo o se es de una o de la otra no puedes estar en las dos, porque esto es un auto engaño, además no es sano sobre todo para los feligreses que terminan desanimados y confundidos.

Algunos me dirán, es más fácil evangelizar así, es la forma más eficaz de mostrar nuestra tradición ya que somos hermanos y en un punto somos católicos.

Ciertamente somos llamados la vía media, pero también hay que ser cuidadosos, somos nosotros quienes vamos a tener que responder ante Dios por nuestros actos;  ciertamente estamos en el medio en una lucha entre católicos y evangélicos, dejando de lado las otras iglesias surgidas de la reforma (luteranos y calvinistas ya que los metodistas tienen como raíz la iglesia anglicana) y también las iglesias tradicionales ortodoxas, libanesa, armenia que está más bien volcada a su propia comunidad de inmigrantes y no a la evangelización de los pueblos.  Somos la vía media bueno mantengamos nuestra identidad, esta es rica en tradición y su teología abarca mucho, quien lea los 39 artículos de fe verán en lo que nos basamos y podrá respetar nuestra identidad.

Ser anglicano en Latinoamérica no debe ser un reto sino una alegría, puesto que puedo vivir mi fe y mostrarla sin temor,  no somos copia de nadie ni debemos estar a la sombra de otros, pero para poder ser respetados debemos respetarnos nosotros mismos sobre todo quien dice representar  mi fe, debe existir un autoconocimiento profundo, no podemos dar de lo que no tenemos.

Debemos crear conciencia de la fe que profesamos, sobre todo por parte de nuestros líderes, no somos católicos sino anglicanos, hay que respetar nuestra identidad y si no quieren entonces ser honestos con nosotros mismos y dar un paso al costado.

Pidámosle a Dios su ayuda para seguir fuertes en nuestra identidad y aquellos que no lo son para volver a las raíces de nuestra fe.

Señor déjanos poder evangelizar a todos los pueblos de acuerdo a la revelación de la fe tal cual nos ha sido transmitida, mostrando tu amor para con nosotros y toda la humanidad. Amen.



05/06/2019

Judíos, musulmanes y cristianos ¿Qué nos une y que nos separa?

 

Somos tres hermanos adoptados por el  mismo padre, nos hemos separado desde el primer momento, por más que buscamos la unidad no  se logra, siempre hay un motivo para  pelear  y aplicamos cualquier justificación, como  prueba histórica de ello son las cruzadas invocamos la voluntad de Dios a nuestra conveniencia y  fuimos a pelear por codicia con la aprobación de todos simplemente por ir a rescatar lugares que eran propiedad de los tres o tal vez solo fue una excusa para buscar ventaja sobre el otro.

Se les llama  abrahamicas ya que tienen como tronco en común  al patriarca Abraham, son religiones monoteístas, algo que en la antigüedad era muy raro, salvo raras ocasiones como lo  ocurrido en Egipto con el faraón Akenathon y su culto al Dios Athon, no era común y poco aceptado.  En algunas ocasiones se les suma el bahaismo, los samaritanos, los mandeos y los drusos.

¿Cómo surgen?

Dios se le presenta al patriarca y le promete que será el padre de muchos pueblos, tantos como las estrellas del cielo y la arena del mar, le dicen vete y deja tu tierra (Gen 12-1) por medio de la circuncisión que es un signo de pertenencia, se reafirma esta señal (Gen 17),   en el sagrado  Corán (sura 11, 69-74) se muestra la fidelidad de Abraham,  aunque pase el tiempo se mantiene fiel a la promesa que un día Dios le hizo.

Bien somos hombres y a veces nos desesperamos,  entonces Sara viendo que pasa el tiempo le lleva a su sierva Agar para que este pueda tener un hijo (Gen 16, 11-16) más nos dice el antiguo testamento que no era justamente el hijo de la promesa o no  para nosotros, pero si para el pueblo musulmán de hecho en (Gen 28, 9)  luego  entran los celos de ambas mujeres ya que la esposa no es infértil pero la criada es la madre del heredero, cuando Ismael tiene 14 años nace Isaac, existe un resentimiento, no solo entre las madres sino también entre los hijos,  su lugar en el corazón de su padre es ocupado por su hermano.

Sara logra que su esposo se separe de estos, un día se levantó tomo pan y agua se los entrega junto con su hijo, Agar parte al desierto de Beerseba, con un futuro incierto y desesperación, solo un padre conoce el sufrimiento de otro, se sufre más por un hijo que por aquello que nos pueda doler o incomodar; Dios escucha el sufrimiento de Ismael, su madre tenía  tanto  dolor que se hizo a un lado para no verle morir, entonces Él (Dios),  le hace la misma promesa que una vez le hizo Abraham (Gen 21, 18) y le convierte en Padre un gran pueblo.

Ya conocemos la historia de Ismael y de Isaac son descendientes directos de Abraham herederos de la promesa, ¿Dónde entren los cristianos? ¿De dónde desciende nuestra parentela?

Somos hijos adoptivos de Dios, nuestra herencia es otorgada a través de Jesús (Rom 8, 15 Gal 3, 26)

La adopción es una de las formas más antiguas de legitimar el amor a un hijo que no es propio pero se le ama como tal; nos viene del derecho romano, este hijo pasa a tener todos los derechos legales que pudiese tener un hijo sanguíneo. Uno de los casos más significativos fue el de emperador Claudio quien adopta a Nerón.

El pueblo judío es tomado por Dios (Deut 7,6-8) no es el pueblo más grande pero fue escogido por Dios, como su parentela, pueblo escogido y de su heredad.  Al  ser Ismael hijo de Abraham obviamente esto se aplica a él y todos sus descendientes.

Como vimos nuestra herencia es a través de la misericordia de Dios que nos hace sus hijos, por medio del sacrificio de Jesús en la cruz, por su sangre, su predicación y nuestra aceptación nos hacemos parte de su familia.

Bien, ya vimos de donde surge nuestra parentela, pero ¿en que creemos?

Los tres creemos en un Dios único creador de todo, el cual no solo nos ha regalado la vida terrenal sino que también nos ha dado la próxima en herencia, tenemos libros de oración que nos ayudan a conectarnos con el padre,  fiestas especiales, también utilizamos las posturas de oración aprendidas que nos abren un vínculo con él y con los que están a nuestro alrededor.

Para los musulmanes las figuras de Jesús y María no son ajenas y se mencionan en el Sagrado Corán, no pasan inadvertidos; quien no conoce esto simplemente habla sin causa.

Como les pasa a muchos juzgan sin conocer, entre los tres grupos siempre va a ver quién esté abierto al dialogo y quien no, lo importante es llegar a conocer al otro de tal forma que se imponga el respeto.

Cuando  en la edad media  surgen los pobres caballeros de cristo, son los sarracenos quienes les dan albergue, entre ambos existía un respeto y hermandad, la cual después se ve destruida por la ambición de sus líderes.

Tenemos arquitecturas muy parecidas, lo podemos ver en España, en Turquía donde el mayor símbolo del imperio otomano era una iglesia cristiana, utilizamos vocablos musulmanes en nuestra cotidianidad, cuando decimos ojala recordamos la forma en que ellos con veneración dejan todo en la voluntad de Allah.

Entonces ¿dónde está el problema?

Está en que somos hombres inculcamos separación entre los grupos, desde siempre vemos al que es diferente a mi como el impostor, lo vemos entre cristianos; para los evangélicos los católicos son idolatras, para los católicos los demás no tienen la verdad, la comunión anglicana también está dividida y así nos vamos, si viéramos la diferencia que hay entre cristianos podríamos escribir varios tomos y no entender cuál es la verdadera iglesia cristiana.

Pasa lo mismo entre judíos y musulmanes no existe un solo grupo.

Lo importante es conocer al otro y respetarlo, todos tenemos tradiciones, cultura, devoción y sobre todo el amor de Dios. Cuidemos de ver la riqueza que tiene el otro y no solo lo malo que puede haber en su grupo puesto que solo Dios es perfecto.

Señor danos tu amor, ayúdanos a respetar al otro y dejar que su vida nutra a la mía. Amen.



04/06/2019

¿Rezar u Orar?

 

Todos nosotros nos hemos aprendido oraciones de memoria y hasta las hemos dicho sin siquiera pensarlas, estamos tan concentrados en no equivocarnos que no les hacemos caso en contenido y forma.

Es un error común que cometemos sobre todo en nuestra juventud y adolescencia, recuerdo cuando era joven teníamos un grupo de adolescentes que íbamos a las casa a rezar, algunos nos abrían las puertas y otros no; estábamos tan concentrados en no equivocarnos que no vimos la riqueza que teníamos en nuestras manos, ahora ya más grandes podemos valorar esos momentos que pasamos rezando e invitando a otros hacerlo.

¿Qué es rezar?

Esto es leer, repetir una oración ya establecida, pero no por ello tienen menos valor, las oraciones que tenemos en el libro de oración común han sido elegidas, representan la riqueza de la espiritualidad anglicana, poder usar el libro de oración común en nuestras oraciones diarias es una gran ayuda. Tenemos no solo las lecturas sino oraciones colectas para la mañana, tarde y noche.

Todo lo que necesitamos a nivel espiritual esta en este libro desde la santa cena, pasando por los sacramentos y los ritos pastorales.

Solo cuando tomamos conciencia vemos lo bello e interesante de poder usar una oración como medio de comunicación en nuestra comunión personal  con Dios, esto solo vienen cuando nuestra fe ha crecido en comparación con el común de los demás, cuando busco relacionarme de forma muy especial con Dios como creador y padre; dándole valor a Jesús como salvador, camino, verdad y vida, junto con el Espíritu Santo como enviado de Dios a consolar al hombre y guiarlo en su vida.

¿Qué es Orar?

Es entrar en comunión  con Dios, ya sea de forma hablada o mental, es una conversación con El, viéndole como Padre, como el creador de todo, es lo que quiero que sea, puede ser una acción de gracias por los dones que me da, puede ser una súplica por algo que necesito, podemos quejarnos por aquello que nos molesta, de la misma manera en que hablo con mi padre o mi madre así mismo en la oración me comunico con él y por medio de la fe me responde.

Ambas formas corresponden a momentos importantes de nuestra vida espiritual, también corresponden a líneas dentro de la familia cristiana, las iglesias tradicionales de guían mas por las oraciones escritas y los hermanos libres o evangélicos entran en los emotivo y espontaneo.

Nosotros estamos en la vía media, para los cristianos somos católicos y para los católicos somos protestantes, compartimos con ambos grupos tradición y espiritualidad sin perder la nuestra.

La oración busca acercarnos a Dios, tener una sana relación con él y buscar nutrir nuestra vida, cuando estamos tristes, cuando nos sentimos solos o nos faltan fuerzas es allí donde debemos buscar el apoyo que solo Dios nos puede brindar.

A veces nos sentimos vacíos y buscamos en alguien apoyo, puede que no sea la mejor solución, puede que esa persona se canse, se sienta sofocada o su atención no esté en nosotros. Solo Jesús es el amigo que nunca falla, tengo una amiga que siempre me dice Jesús nunca se va, aunque todos se marchen él siempre se va quedar.

Es por fe que la oración tiene poder si yo no creo, de nada nos va servir sabernos de memoria las oraciones más hermosas porque mi corazón no les reconoce y no les da el valor intrínseco que ellas tienen.

Vivamos nuestra fe, nutramos nuestra alma y recemos u oremos pero comuniquémonos con nuestro padre, él está esperándonos como el padre amoroso que es, perdonando todas nuestras culpas y brindándonos su misericordia de forma que solo él puede darlo.

Señor enséñanos tu amor, danos hambre de ti e inspira tu espíritu santo para que nos llene de su fuego y nos nutra con tu amor, oh padre nuestro en nombre de tu hijo nuestro señor y salvador Jesucristo te lo suplicamos. Amen.



24/05/2019

María y el cristianismo

 

No se puede hablar de cristianismo sin la Virgen María, seria negar prácticamente toda la historia de nuestra salvación, por inverosímil que parezca o fuera de lugar.

Siempre es fácil sentarnos y juzgar al otro, decir quién es, lo que es y lo que debe hacer sin saber lo que pasa en su vida. La persona no es lo que muestra sino lo que vive, todas las familias son distintas y toda familia es un mundo independiente de donde venga, cuando dos personas deciden formar una familia, se da un nuevo comienzo y existe una nueva  identidad totalmente aparte de los demás miembros de estas.

Bien todos somos cristianos (hablando dentro del cristianismo y sus ramificaciones) pero es igual a nuestras familias, tienen muchos miembros y a veces entre ellos hay problemas y rechazo, muchas veces no se hablan y cada una tiene una experiencia distinta de donde viene.

Bueno el origen del feligrés, del fiel, de aquel que se llama cristiano esta en María, ella es la primera cristiana, es la primera bienaventurada, ella cree sin haber visto (Matero 5, 3-12), ella es mansa de corazón y sobre todo nunca cuestiona la obra a la cual ha sido llamada.

¿Quién fue María?

Tradicionalmente se nos dice que María es hija de Joaquín y Ana, su nombre en hebreo seria Miriam que significa luz sobre el mar, de allí que se utilice para nombrarla  estrella de la mañana, pues bien, para juzgar a alguien hay que conocerle.

Hay muchas historias sobre la virgen María, que fue entregaba a servir al templo desde los tres años y que con tan corta edad permanecía adorando a Dios en vigilia, también se dice que cuando era una doncella le pidió al Señor que le mostrar con quien debía casarse y el bastón de José floreció y esa fue la muestra que era el elegido.  En el Corán se le nombra como una mujer virtuosa, dice que cuando va a dar a luz se le ofrecen dátiles para endulzar este difícil momento, podemos decir muchas otras cosas sobre ella, el hecho es que no se le puede tratar de forma tan despectiva como lo hacen muchos grupos, si te llamas cristiano debes mostrar al menos algo de respeto por la madre del salvador, bien llamada corredentora.

Ella era una niña cuando se le aparece el ángel, 13 años, recordemos nuestra vida y volvamos a esa edad, tal vez no estábamos siquiera maduros para ir solos hacer un viaje, ir a otro colegio, menos para tener un hijo, ella obedece, a sabiendas que puede morir lapidada, porque  no estaba casada; ahora podríamos pensar  ¿pero si es la madre de Dios?, y mi respuesta seria, ¿y?

¿Cuantas veces haz tenido problema y Dios se ha mostrado o ha enviado rayos desde el cielo?

¿Cuántas veces sentiste que el mundo se desplomaba? ¿Cuántas batallas haz librado?

Dios, no se muestra de lleno sino que es sutil, para apoyar a María puso un defensor a José, de la misma manera todos tenemos ángeles (mensajeros, guerreros, defensores) que luchan junto a nosotros  haciendo la voluntad de nuestro Padre.

También se valió de muchas personas, los magos de oriente, la familia de José que era descendiente del rey David, noble solo de nombre, pobre pero fue el padre amoroso que Jesús necesitaba en la tierra.

Muchas veces oramos y pedimos cosas, pero debemos recordar que Dios muchas veces nos va dar lo que necesitamos y no lo que pedimos.

Ella era una niña con una gran responsabilidad y no la eludió como haríamos nosotros, la afronto y su corazón siempre ha estado unido a nosotros,  cuido de su hijo con enorme devoción como solo una madre puede hacerlo, sufrió por él, no eran ricos posiblemente paso penurias, hambre, tuvo que ver como llevaba comida a su casa puesto que debemos recordar que quedo viuda.

Se preocupó por el desde su nacimiento y cuando inicio su prédica, todos los que somos padres nos preocupamos por nuestros hijos, nos preocupa saber si comen, si descansan, si están contentos, ¿Cómo habrá sufrido en esos tres años?

A nadie le gusta que hablen mal de un hijo y si bien muchos seguían a Jesús, también tenía sus enemigos no todo era tan lindo como lo presentan los evangelios sinópticos.

¿Cuánto debió soportar en la pasión?

Ella siempre estuvo para Jesús, estuvo cuando más le necesito, en su pasión, en el camino al calvario y en su crucifixión, solo una madre sabe lo que es perder un hijo, no hay nada peor que eso.  No solo es la madre de Jesús, este nos la dio como madre para quererle y respetarle.

¿Qué hijo insulta a su madre?

¿Qué hijo es desagradecido con su madre?

Un buen hijo respeta a su madre y le da el lugar que merece, no podemos ser cristianos sin darle el lugar de reconocimiento que merece María, a ningún hermano le gusta cuando son groseros con sus padres.

No entiendo el accionar de los llamados cristianos que hablan mal de María, de aquellos que ensucian su vida y su sufrimiento, es el mismo comportamiento de aquel que juzga sin conocer los hechos y dice tener toda la razón.

Antes de juzgar a María debemos ponernos en su lugar, en su tiempo histórico y pensar  si hubiésemos tenido el valor que tuvo, si hubiésemos estado presentes cuando Jesús nos necesitase, si nuestra fuerza hubiese aguantado la pasión, la crucifixión, si yo como padre o madre hubiese tenido la fuerza que se necesitaba.

Debemos darle a nuestra madre el lugar que se merece y nuestro respeto, ella no solo sufrió por Jesús, lo hace hoy por nosotros e intercede ante el Padre por nosotros de la misma forma en que las madres lo hacen cuando pedíamos su ayuda cuando éramos niños (para una madre los hijos siempre son pequeños),  es por eso que ella siempre estará intercediendo por nosotros.

Es justo que le demos nuestro amor y afecto desinteresado, dejando de escuchar aquellos que no saben, desinforman y sobre todo destruyen nuestra relación con Jesús y Dios, porque si tratamos mal a María creen Uds. ¿que ellos van a estar contentos?

Yo diría que no, porque a nadie que le maltratan a su madre está feliz y no ha pasado nada.

Seamos coherentes con nuestra fe y con una sana relación con Dios, Jesús, el espíritu santo y María nuestra madre.

Señor dame el amor que viene de ti y escucha los ruegos de nuestra madre por nosotros y por todo el mundo.



21/05/2019

Dejar ir

 

Antes de  comenzar debemos recordar que somos imagen y semejanza de Dios (Gen 1-26), hijos suyos por adopción y herederos de su reino, sus joyas más valiosas y por ende debemos valorarnos.

Muchas veces no vemos esto, no nos vemos con los ojos con que nuestro Padre nos ve (salmo 17-8), porque para un padre ninguno de sus hijos es feo, todos son hermosos y especiales de formas distintas y muy singulares.  Dios nos ve con ojos de amor y espera que seamos completamente felices, no es su culpa que estemos tristes, desaminados o disconformes, existen otros actores en nuestro mundo que están en contacto diario con nosotros y nos afectan de una u otra forma.

Pérdidas irreparables en nuestra vida, nos aferramos a estos recuerdos de tal manera que no dejamos que el ser amado descanse, nuestro sufrimiento traspasa las barreras de tiempo y espacio, no es sano, debemos experimentar el luto y sacar ese dolor de nuestro ser.

Las relaciones interpersonales conllevan sentimientos, toda gama de estos desde rechazo hasta agrado, tristeza, empatía, sumisión y lealtad.

Hoy en día es mucho más fácil sentirse deprimido, esta enfermedad ataca a la gran mayoría de la población, sentirse  no correspondido por la persona que hemos elegido o no, a veces los sentimientos no se pueden controlar pero está en nosotros decir basta, porque nadie puede dar lo que no tiene, si esa persona ya no te quiere no lo va decir porque no le interesa siquiera terminar la relación, ella ya la termino y basta.

Sobre todo porque hay un secreto que no nos percatamos, muchas veces pensamos que nosotros  decidimos  una relación pero no es así, es el otro quien decide si queda o no en una relación, si continua o no, si acepta o no es ella, la otra persona.

Ella propone y es ella quien acepta o no, psicológicamente también hasta ella decide si acepta o no el trato que le puede dar una pareja por sentir empatía por ella, es ella quien decide romper la relación, por no estar cómoda o por ya no sentirse interesada.

¿Porque decimos que es la otra persona la que tiene el control?

Porque ella ya salió de la relación, quien se queda es quien sufre, mientras la persona que ve esto desde afuera juega y manipula a su antojo a quien se quedó detrás, es quien envía los mensajes y no los contestan o los contesta cuando quiere, quien puede estar sin escribirle al otro varios días y cuando le escriben contesta con monosílabos, o no contesta y siempre la respuesta es de forma grosera, salvo que sepa que el otro se está cansando y vuelve a soltar un poco la rienda, hasta que retoma el ritmo habitual.

Siempre hay una excusa o sus problemas son tan grandes que eclipsan a los de los demás y es un mártir que sobrelleva solo o sola los problemas de forma estoica.

Entonces hay que tomar una decisión y dejar ir, salir de esto, si en una relación estas de más, sofocas al otro, incomodas y ya no eres importante entonces es hora de irse y no mirar para atrás.

Dejar ir es también quererse y amar lo que Dios nos dio, todo lo que somos es un don de Dios no es para que estemos mendigando el cariño de otra persona al cual no le interesa lo más mínimo nuestra psiquis.

Es importante comprender que el amor, el cariño, en la pareja la conforman dos personas, cuando la otra no está más interesada es justo comprender esto tomarnos nuestro tiempo y continuar.

Muchas veces se idealiza al otro, se le ve con atributos que no tiene, que nunca tuvo pero le otorgamos y agraciamos mas de la cuenta, de esto el otro toma partido, no hay que pensar que es el único ser con el cual podemos tener afinidad, no es la única persona que me puede querer de una forma especial y como siempre quise o desearía.

Esta es una grave equivocación que lo que hace es deprimirnos, el mayor número de suicidios se da por crisis de este sentido, el hombre o la mujer sienten que no pueden vivir sin esta persona y terminan con su vida; el otro seguirá con la suya y muchas veces ni se acordara de este hecho y una familia sufrirá una perdida innecesaria.

Recuerdo un caso de un chico de 18 años el cual estaba enamorado de una chica, un rival le tiro acido en el rostro desfigurándole, la chica se fue con un nuevo amor,  uno tendrá las marcas de por vida y el otro está en la cárcel, mientras que la chica ni recordara este hecho puesto que no había interés en esta relación.

Lo primero que debo hacer es valorarme si yo no lo hago el otro no lo hará, este me va sacar mi personalidad y la va pisotear, porque no estamos en su rango de interés.

Siempre su mirada está en su interés, no nos va mirar con ojos de aprecio porque siente que se le asfixia, siente que el otro le molesta, le incomoda de tal manera que prefiere ignorarle, es más conveniente ignorar, porque siento que el otro me estorba y detesto que me escriba o me hable, la relación ya termino pero es incómodo notificarlo.

Por más que nosotros amigos, familiares, jefes, compañeros de esta persona notemos esto hasta que la persona no despierta y decide retirarse situación no se puede hacer nada, porque la dependencia es tanta que su mundo gira en relación de esta persona a quien ama, pero la otra persona no le importa y prefiere ignorar este hecho.

Pidamos discernimiento para ver estas cosas que nos afectan a diario, poder ayudar y ayudarnos a escapar de estas relaciones tan difíciles una vez localizadas; a veces la felicidad no está donde pensábamos haberla encontrado.

Señor enséñame amarme para poder amar a los demás.



16/05/2019

La Esperanza

 

Todos nacemos y nos movemos en un mundo cambiante, nuestra infancia no es siquiera parecida a la de nuestros hijos; era más fácil en muchos sentidos tal vez porque muchas cosas no se conocían y creíamos estar más seguros.

Eso sí conocíamos a todos en el barrio, en el colegio y en el pueblo; era una comunidad el lugar donde nos movíamos.

Si hacías algo incorrecto, alguien conocía a tus padres, a tu abuela o aun tío, solo por tu nombre, todos sabían quiénes eran tus ancestros, tus hermanos, tus primos y hasta tus vecinos, entonces la noticia llegaba a tus padres antes que tú y la llamada de atención era inminente.

Pues ahora todo cambio, nos volvimos más tecnológicos, no hay interacción, no nos conocemos, nos volvimos islas, sin sentido de comunidad, perdimos nuestra humanidad y con ella la sensibilidad; cada vez que hay un necesitado o pedimos ayuda para alguien las personas miran para otro lado porque se han acostumbrado a estar solos. Se ha perdido todo sentido de compañerismo es más han surgido nuevas tendencias afectivas, socialmente nos es difícil hablar de familia hasta de amor y formas de relacionarse.

El significado ha cambiado, ahora existen nuevas inclinaciones y a veces nos cuesta entender a que se refieren; son tan diversos y complicados que el termino bíblico de amor solo una minoría lo maneja en este nuevo siglo.

No queremos hacer una apología de lo que está pasando, solo expresar que siempre hay esperanza, esta no va cambiar y siempre es igual; que aquello que hoy está mal mañana será mejor, que mi dolor va desaparecer y ya no sentiré angustia.

Hay muchas formas de tener esperanza, la pareja que hoy no puede estar junta por muchos motivos, que debe dejar pasar el tiempo para poder vivir aquello que hoy les es negado, ese sentimiento les da fuerzas para levantarse cada día y luchar contra la adversidad.

El hombre o mujer que perdió su trabajo y debe emplearse en algo que no es para  lo que estudio, pero al menos sueña con tener el día de mañana el empleo para el cual se preparó, la casa que hoy no puedo tener, la salud que se me está deteriorando, los hijos que no estudian pero trato que entiendan que es lo único que les puedo dejar.

La esperanza en el amor infinito de Dios, en que ha enviado a su hijo para salvarme, que el día en que cierre mis ojos me acoja en su seno y pueda disfrutar de su compañía.

Porque todo el que cree en mí no morirá para siempre, dice el Señor. En esto creemos los cristianos y a resumidas cuentas todas las religiones que la muerte no es el final sino parte esencial de nuestro paso por el mundo.

Una persona sin esto no es feliz, Aristóteles nos dice que el hombre ha nacido para ser feliz y la búsqueda de la felicidad es el motor que nos impulsa a procurar cambios en nuestra vida, si yo no busco mejorar mi hábitat entonces he caído en la mediocridad y por lo tanto soy infeliz.

El mundo necesita esperanza y mis hijos necesitan saber que no les dejo un caos, que el ser humano en su interior es noble, que va recapacitar y dejar de hacer la guerra,  debemos procurar la paz.

Pero, ¿Cómo hago esto?

Estamos acostumbrados y condicionados a la violencia, desde pequeños vamos adquiriendo esa sed y ansias de esto, sino recordemos los juegos infantiles, la diversión siempre ha sido la aniquilación del otro, los videojuegos promueven esto, la televisión promueve esto y lo peor nos ha gustado y lo disfrutamos.

Hay que volver a ser comunidad, volver a ver al otro como mi hermano, volver a enamorarnos del ser humano y brindar el afecto que hace falta, dejar de ver al otro como competencia y verle como cuando éramos niños, mi amigo, mi compañero, mi hermano, alguien indispensable al cual cuidábamos y nos preocupábamos cuando no le veíamos e íbamos todos juntos a la casa de nuestro amigo  a pedir permiso para que le dejaran salir a jugar.

Debemos retomar la esperanza como comunidad, como seres humanos que comparten tiempo y espacio, aquella que te brindan las buenas obras porque siento al otro como hermano y no porque es tiempo electoral o porque me conviene o para que me vean.

El que conoce el amor verdadero sabe que no es a medias, no importa la distancia, no importa el tiempo, no importa si no es ahora, sabemos lo que se siente y tenemos esperanza en que se hará realidad, es ese sentimiento el que nos hace mejores personas cada día, nos nutre y crea en mi interior la sensación de paz.

Tomemos el tiempo para recordar lo que es este sentimiento y vivamos un día a la vez, buscando no solo retomar mi noción de esperanza sino brindándole al otro la misma.

Señor hazme un instrumento de cambio para la vida del otro que no tiene esperanza ni anhelo de vivir.



10/05/2019

La psicopatía y la fe, parte 2

 

Siguiendo con este artículo, muchas veces como seres humanos que somos frágiles y a veces volubles, todos  hemos sentido la necesidad del otro, hacemos participe a un extraño de nuestros sueños, esperanzas y anhelos. Le damos poder de decisión, participación y sobre todo le otorgamos nuestra felicidad.

Somos hijos de la luz (Efesios 5), no somos algo más en el mundo, no estamos de relleno, ni tampoco para hacerle compañía al otro; nuestro Padre nos ama y por eso espera que seamos felices, pero la misma depende de nosotros; nuestra filosofía de la vida es la que nos hace fuertes, vulnerables o débiles.

Si bien no hemos nacido para estar solos, tampoco nacimos para ser mancillados por el otro al cual pretendemos agradar, querer y compartir; pero este no siente lo mismo, tal vez este cansado de nuestra compañía, tal vez ya tenga  otra persona y siente que le sofocamos.

Si no nos amamos primero y valoramos nuestra realeza, nadie lo va hacer.

Mi estado de ánimo ayuda a ver el mundo, si estoy feliz conmigo puedo enfrentarme a cualquier problema, pero si no estoy bien cualquier molestia es motivo de angustia. Siento que el mundo se impone y no tengo salida, es por ello la gran cantidad de suicidios, especialmente en el periodo de fiestas, la soledad se puede hacer insoportable y la persona siente que no puede más,  Sienten angustia.

Ahora nos podemos preguntar ¿Sufrió angustia alguna vez Jesús?

Si, sufrió, todas las emociones que tú puedes sentir él también las sintió, las sobrellevo por amor a ti, (Lucas  22, 39-46) un ejemplo claro de esto es la oración de Jesús en el huerto, fue tanta la angustia que sudo sangre, ¿puedes imaginarte ese sentimiento?

La única forma de valorarnos es reconocer que somos hijos de Dios, establecer o restablecer depende cada caso,  esta relación de familia con él, sino la tengo es momento de sentarte y comenzar.

Existen diferentes clases de psicópatas y no estamos con un radar viendo con quien tratamos, pero si debemos estar claros en que somos repito nuevamente hijos de Dios, como tales debemos valorarnos y luego partiendo de allí enfrentarnos al mundo y quienes habitan allí. No todos nos querrán, pero tengo familiares, amigos y conocidos que sí.

Bien, veamos un poco este panorama y así notaremos como una relación se transforma en algo difícil de salir.

El Psicópata activo: es aquel que se muestra tal cual es, no permite una sana relación y aparta a la persona de su entorno afectivo,  para tener el control y una total dependencia.

El psicópata social: se muestra siempre feliz, quiere brindarle al otro una faz perfecta, no hay problema que le afecte, está en un aura supra terrenal; por lo general es maltratador y su pareja es quien sufre estas consecuencias.  Todos sufrimos cambios de ánimo, nadie puede estar siempre feliz eso es muestra de hipocresía.

El psicópata pasivo: este se muestra alejado, no da síntomas de querer estar dentro de la relación, extiende una red tan sutil que cuando la persona se da cuenta ya es tarde.

Como vemos todos podemos ser víctimas de este tipo de personas, pero también podemos convertirnos en uno de ellos.

¿Cómo puedo evitar esto?

La mejor forma es teniendo una relación sana tanto con mi pareja como con Dios, la mejor forma de aclarar un punto es hablar; si vemos que hablando no se resuelve la situación, entonces lo mejor es cortar esa relación de raíz, el peligro de mantener una relación conflictiva es que en un momento es tan importante el sentido de posesión que nuestra vida estará en riesgo.  O nunca hemos escuchado la frase “si no es para mí no será para nadie”, el mundo está lleno de homicidios y femicidios por no hablar, por no ver los hechos y hasta por no decidir terminar con este tipo de relación. Muchas veces las iglesias somos intransigentes y nos apegamos más a la norma, pero no es justo hacer sufrir alguien por mantener una imagen.

Basta de darle la llave de nuestra felicidad a otro, debemos ver lo maravilloso de nuestro ser, partir de allí y mirar todos los dones que tengo.

Pidamos a nuestro padre que nos dé el don de ver las maravillas que habitan en nuestro ser y poder ser felices con todos los ajetreos de nuestra vida.

Señor dame paz interior para poder sortear los problemas que el mundo me quiere imponer.



08/05/2019

¿Por qué me pasa esto a Mí?

 

Siempre buscamos agradar a Dios, en nuestro actuar, tratamos de vivir una vida adecuada y a los ojos de nuestro padre digna; pero vemos que siempre hay algo que nos pone triste, nos desilusiona y desmorona nuestra fe.

No solo con nosotros sino en el mundo, detalles que no nos explicamos y quisiéramos saber el porqué.

Niños sin hogar, viviendo en las calles, con enfermedades desgarradoras, rostros de tristeza y angustia,  que no nos explicamos y decimos ¿dónde está Dios?

Familias desoladas y desplazadas por la guerra, por la miseria humana, sin ilusión y totalmente destruidos sus anhelos, gente que lo perdió todo y no tiene sentido para vivir y decimos, ¿Dónde está Dios?

Vemos que aquellos que más lejos de Dios  están, los ladrones, los mentirosos, las personas con doble moral son los más prósperos, son a los ojos del mundo los más respetados,  los políticos que solo se acuerdan del pueblo en época de campaña, los empresarios que explotan a la gente y  cuando se les pide ayuda, siempre están ayudando a otra causa mayor, las personas que solo saben despilfarrar las riquezas y poco les interesa el otro, es a ellos a los que mejor les va en este mundo.

Son los favorecidos, pocas veces o ninguna los defensores del prójimo,  no  logran triunfar porque no nos interesa el otro, dejo de ser marketing, la pobreza se volvió un negocio rentable en época de elección y nos alimentamos de la miseria del menos favorecido.

Y decimos ¿dónde está Dios?

Porque no me ayuda ahora qué tanto lo necesito, pareciera que me cerrara aún más la puerta y quedo sin esperanza, pensamos donde está El, cuando los niños sufren, los pobres cada vez más y más son convertidos en miserables, donde cuando hay tanta desigualdad social, donde cuando lo único que veo es tristeza, pena y dolor; es que acaso Dios nos ama al hombre.

Debo decirte que sí, Dios te ama, que Dios ve lo que el mundo sufre, Dios ve el dolor de los niños, la miseria que sufre… Que aunque nos parezca difícil de creer el también sufre con el ser humano, a  Él también se le rompe el corazón cuando un niño vive con hambre, frio y tristeza, al igual que a ti eso le desagrada.

Entonces ¿porque no hace nada?

Siempre lo pensamos, porque no acaba con el mal del mundo, porque no saca la escoria que corroe la sociedad y deja todo limpio, digno, puro.

Tal vez sea, porque él le ha otorgado libertad al hombre y aunque no lo creamos el cree en la bondad humana, el cree en que todos en el fondo somos buenos, generosos y amables.

¿Y si se equivoca?

Dios escribe torcido en líneas rectas, tal vez creamos que esta errado, pero el jamás se va equivocar, lo que tenemos que hacer es tener fe.

La fe mueve montañas, aunque nos parezca ilógico, es cierto, es un don, algunos somos creyentes y otros no, pero la fe es el más preciado de todos los dones.

Sin fe Abraham no hubiese sido el patriarca que fue, o Pablo el apóstol de los gentiles, o nosotros que aunque sufrimos seguimos adelante y seguimos creyendo.

La única respuesta al mal del mundo es la fe, es ella la que lograra disipar mis dudas y ayudarme a superar este momento de perturbación.

Pidámosle a Dios nos ayude a entender su plan y sobre todo a darnos fuerzas para nunca dudar de su amor para con el mundo.

Señor dame una fe tan grande como tu corazón y tan fuerte como amor.



03/05/2019

Pentecostés

 

Luego de la Pascua cristiana, tenemos  50 días en los cuales nosotros vivimos este momento muy importante, al igual que la pascua que tiene su origen en el pesaj,  pentecostés tiene su origen en una festividad judía,  el shavuot, es el momento en el cual el pueblo recuerda  que Moisés recibe las tablas de la ley; es una festividad agrícola en la cual se entregan las primicias a Dios.

Este es su origen para el pueblo Hebreo, bien para nosotros significa la llegada del Espíritu Santo, etimológicamente viene del latín Pentecoste, aunque su origen remoto viene del vocablo griego que se traduce como quincuagésimo.

¿Qué importancia tiene este día?

Este día surge la iglesia cristiana, hasta ese momento la buena nueva es presentada por Jesús, el predica, enseña y muestra la grandeza de Dios; pero al llegar el Paráclito (Hechos 2, 1-13), son los apóstoles los que comienzan  la misión, no solo predican, curan a los enfermos y es en ese momento en el que se conforma el colegio apostólico del cual surgen las iglesias históricas.

Las iglesias católicas, anglicanas,  ortodoxas y  algunas que se han separado posteriormente tienen como inicio en su sucesión al apóstol Pedro, la iglesia copta tiene como inicio a Marcos, la libanesa utiliza como punto de referencia a Pablo, en esencia tienen una sucesión apostólica ininterrumpida.

Este día empieza con una vigilia en la cual se invoca la presencia del espíritu santo en el pueblo adoptivo de Dios, el color representativo es el rojo, este es propio de los mártires o sea los testigos, quienes muestran con su vida y algunos su sacrificio el amor del Padre para con el hombre.

Este da a la iglesia sus dones,  sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, temor de Dios, ciencia y piedad;  además de sus frutos: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, fe y templanza.

No podemos dejar pasar esta fiesta como un domingo más ya que es el nacimiento de nuestra fe, si bien tiene como piedra angular la pascua, es aquí donde podemos decir que escuchamos la buena nueva de boca de los apóstoles pues han sido iniciados, han sido bautizados con el fuego del Espíritu Santo, mueren al hombre viejo y renacen para aceptar su misión.

Sabemos que ser tocado por Dios no es fácil, tenemos como ejemplo claro a Job, ser amado por Dios tiene como repercusión que el adversario note nuestra presencia, pero nuestro padre jamás nos ha dejado solos,  muestra de ello es esta festividad.

Pidamos a nuestro Padre nos permita gozar de la dicha de esta festividad y poder compartirla a todas las naciones.

Señor envía tu Espíritu Santo y que este renueve todo lo que somos.



30/04/2019

La fe en Latinoamérica en  el siglo XXI

 

En este nuevo siglo que inicia hemos experimentado cambios drásticos en cómo nos relacionamos con Dios y tenemos muchos puntos de vista, lamentablemente muy pocas veces llegamos a ponernos de acuerdo.

Tenemos los grupos de pensamiento new age, que más bien es un pensamiento antiguo que vuelve a ponerse de moda, los gurús abundan, las escuelas de autoconocimiento que no llegan a nada y solo hacen que el nuevo miembro crea en que allí está la verdad, perdiendo su razonamiento y su dinero. Cuando recuerdo estas personas siempre viene a mi memoria la imagen de una mujer a la que le costaba sobre manera venir al servicio dominical, a reuniones de damas o apoyar a los niños de los comedores porque no tenía dinero y era muy pobre, pero se hizo un viaje hasta Tailandia y deposito 100 dólares en la urna de un monje budista para que le diera la bendición.  Me parece que el monje no le explico que Buda no creía en estas cosas y el budismo en su fin último es una filosofía atea.

También podemos ver como surgen cada día los grupos evangélicos, hombres que un día se levantaron ungidos con el don de Dios y jamás pisaron un seminario, no saben lo que son los estudios teológicos o filosóficos, pero son pastores, apóstoles, profetas y no sé qué más,  que solo dicen lo que las personas quieren escuchar, crean espectáculos visuales que nada tienen que ver con un servicio litúrgico y lo único que dicen es aquello que es agradable a los que están presentes y así lucrar con la fe de las personas. Un día un clérigo me pregunto porque nuestras iglesias estaban tan vacías y las de los pastores estaban repletas, porque no hacíamos como ellos para llenar la iglesia. Yo le dije no somos artistas, tampoco lucramos con la fe, somos ministros, cuando las personas estén maduras vendrán a buscarnos por ahora están buscando lo externo sin dejar entrar a Dios en su corazón.

Han venido a nuestro continente o ya estaban, migrantes de colectividades musulmanas o judías, ellos han traído su cultura, su forma de ver a Dios, claramente afianzada en una realidad muy distinta a la nuestra pues la defienden y la muestran con orgullo; cuando conoces a un joven de esta colectividad muestran con orgullo su procedencia, si le preguntamos a un joven cristiano lo primero que le asalta es la duda y hasta la negación.

La fe en el Siglo XXI es posible siempre y cuando despertemos, no es solo estudio, también es liturgia y vivencia, no puedo desechar este don de Dios, como tampoco puedo dejar de hacerlo presente en el mundo.

Debemos ser sal y luz (Mt 5, 13-16) porque es esa nuestra misión, en este nuevo siglo que inicia nuestra labor es sentar las bases para el cristianismo moderno.

Estamos sentados sobre los hombros de gigantes que han luchado por nosotros en defensa de la fe. No debemos defraudarles.

Señor dame el don de la fe y sobre todo el de la perseverancia.



24/04/2019

El Tiempo Pascual

 

Acabamos de celebrar la Semana Santa, un tiempo muy especial para el cristiano, su liturgia es muy rica en simbología y nos ayuda a renovar nuestra fe; si hemos recibido este  don es un tiempo muy especial, como volvernos a enamorar de algo.

Bien, la pregunta es ¿y que pasa ahora?

Bueno es un día que se extiende a 50, para que todo aquel que no pudo asistir el domingo de pascua a la celebración pueda recibir esta bendición, representa el tiempo que pasó Jesús con sus discípulos luego de resucitar, visitando a todos y dándole ánimos para seguir el arduo camino de la evangelización. Ya que no es fácil, a veces hay lugares en que las personas no quieren escuchar o no les interesa por motivos muy diversos.

Luego del domingo de Pascua, tenemos el domingo de las vestiduras blancas en la iglesia antigua o la comunidad de los cristianos, el momento cuando eran bautizados los catecúmenos es decir aquellos que se habían preparado desde hacía al menos un año para ser recibidos como miembros de la comunidad, hoy día no le damos el valor que tiene el ser bautizados lo vemos como un trámite más. Pero en los primeros periodos del cristianismo era un honor, un don y también implicaba morir por esto, de allí que su vida se convertía en un testimonio, iban camino al martirio, ósea a ser testigos. Era un día de mucha importancia, era muy esperado, por primera vez se revestían de la armadura de cristo. Hoy día se asemeja al alba que utilizan los clérigos para celebrar.

Bien, eso era en la iglesia primitiva, cuando había ansias de vivir esta fe, cuando había hambre de la palabra, como los primeros días del noviazgo, cuando hay necesidad del otro; en el tiempo actual se le llama el domingo de las bancas vacías.

¿Por qué?

Muchas personas van a la iglesia simplemente por costumbre, cuando se bautiza un familiar cercano, cuando hace la primera comunión un hijo, también en el momento de la confirmación, en una boda, un funeral, cuando tiene un problema y busca ser escuchado por Dios.  Y por supuesto en semana santa, alguno de esos días les gusta más que otro, para ver lo que pasa por curiosidad o por tradición, se terminó semana santa, nos veremos el próximo año o si es necesario.

No hay amor, no hay compromiso, no hay fe…

Es por ello que la iglesia antigua muy sabia extiende el día de pascua hasta 50 y el mismo termina con el nacimiento de la iglesia, Pentecostés, esa fiesta judía de la cosecha la convertimos nosotros en propia y recordamos los primeros pasos de la iglesia primitiva y su nacimiento.

Vivamos con alegría el don que hemos recibido con amor y el poderlo vivir, ya que en muchos lugares del mundo la fe es un signo de peleas, dolor y muerte.

Señor enséñanos a vernos como hermanos y poder compartir nuestra fe en paz y amor.



12/04/2019

La Semana Santa

 

Estamos prestos a iniciar la semana más importante del cristiano, se le conoce como semana mayor y la misma tiene en si todos los fundamentos de nuestra fe; desconocerla es un grave error si me hago llamar seguidor de Cristo.

¿Cuándo inicia?

Extra oficialmente el viernes de dolores, en este día recordamos el dolor que sufre María al ver partir a su hijo a Jerusalén ella sabe todo los que va ocurrir y como toda madre sufre, con ese sentimiento que solo conocen las madres y los padres que aman a sus hijos.

Oficialmente, el domingo de Palmas o domingo de ramos, Jesús entra triunfante en Jerusalén, es recibido como Rey dirían algunos, lo reciben con palmas, con olivos, ponen  sus túnicas  en el piso para que pase; para los cristianos es el recibimiento de un Rey; algunos estudiosos dirían que no, que es más bien una burla ya que si lo reconocieron como Rey, como van a pedir que lo maten y lo van a tratar como lo hicieron. Lo cierto es que entra en Jerusalén, ahora bien esas ramas de olivo o esas pencas son las que quemaremos el día martes de carnaval para hacer la ceniza que se bendice y mezcla con agua para marcarnos a la entrada de la cuaresma.

Luego tenemos el lunes, martes y miércoles santos no es que no hagamos nada sino que nos preparamos para el triduo pascual, nosotros este martes nos reunimos en una jornada de oración con otros cristianos ortodoxos, católicos y nuestros delegados anglicanos para orar por la paz y en recuerdo de los mártires. Otras comunidades realizan vía crucis juveniles o jornadas de oración todo nos va preparando.

Entramos en el triduo pascual, iniciamos el jueves es muy especial ningún cristiano puede llamarse como tal sino vive estos días, este día se bendice el crisma y el óleo; estos aceites especiales para bautizar, confirmar, ordenar, socorrer a los moribundos; es este día que el obispo los bendice y sopla en los recipientes para sellar su bendición.  Luego tenemos la renovación de las promesas sacerdotales este día los clérigos renuevan los votos de obediencia hechos el día que fueron ordenados, en nuestra iglesia es obligatorio renovar los votos anualmente. Seguimos con el lavatorio de los pies, señal de amor y humildad; la institución de la eucaristía, este día se nos regala la eucaristía como símbolo material del amor de Dios y la entrega de su hijo por nuestra salvación. Inicia la pasión de Cristo, su juicio, encarcelamiento y tortura.

En el viernes santo encontramos que el altar esta sobrio, sin nada, sin mantel, sin velas totalmente desnudo, es el único día del año en que no se consagran ostias, se consumen las del jueves santo.  Este día la atención está en la cruz, como instrumento de nuestra salvación, recordamos la muerte de Jesús y sobre todo se utilizan las 3:00 p.m. como hora de su muerte.

Llegamos a la vigilia pascual, esta noche gloriosa en la cual Cristo vence a la muerte, iniciamos este servicio con la bendición del fuego, el cirio pascual recuerda a Cristo vencedor de la muerte y se canta el pregón pascual en algunas comunidades realmente un canto muy hermoso, donde nos recuerda que si no fuese por el pecado de adán cristo no nos habría rescatado, este cirio es el que utilizamos durante todo el año cuando bautizamos les encendemos las velas que entregamos de este cirio recordando la luz de su resurrección,

Renunciamos al pecado, recordamos nuestros votos bautismales, y se bendice el agua que se va utilizar en el bautismo de los niños e introducimos el cirio en la pila bautismal para esto, es un servicio muy lindo, en ocasiones hasta se bautizan niños.

Termina la vigilia a las 6:00 am y salimos a recorrer las calles con la procesión de domingo de resurrección.

El servicio de este día es muy emotivo y cantamos alabanzas muy alegres, se regalan caramelos y chocolate, se esconden huevos de pascua, ya que antiguamente durante la cuaresma se prohibía comer huevo.

La semana santa es un tiempo muy especial, no se repite hasta el año siguiente, entonces mi recomendación es vivir nuestra fe, que no sea solo de bautismos, funerales y matrimonios sino que sea una fe viva y redescubramos en esta semana santa nuestra herencia y la vitalidad que tiene.

Señor danos hambre y sed de ti, déjanos vivir nuestra fe y mostrarla al mundo.



01/04/2019

La Iglesia

 

Cuando pensamos en la iglesia muchas veces se nos viene a la cabeza el templo y toda su estructura, pero esto no es ni remotamente lo que significa, es la asamblea, los miembros y más profundamente los hermanos, no se puede ser miembro de una iglesia sino amo a los que están junto a mí y profesan mi creencia; la hipocresía dentro de la comunidad es nociva casi un cáncer, llega el momento en que destruye y acaba con ese grupo.

En nuestras comunidades muchas veces se busca destacar frente al otro, tener lugares preferenciales o una misión más alta dentro de la asamblea.

Esto no es lo que significa servir, para ser digno se debe ser humilde, pero esto no se consigue sino después de mucho caminar y un despertar personal, de aquello a lo que me llama Dios, esto es a ser su hijo, solo eso pide nuestro Padre, ser familia.

Somos los dueños de la verdad, si como lo puedes leer, somos los dueños de la verdad y esta es que somos hijos de Dios, hermanos de Jesús, herederos del reino de los cielos, hijos amados de nuestro padre y los digo todas las veces que sea necesario para que entendamos,  nuestra misión es llevar esa buena nueva a todos.

Y ¿Cómo hago esto? Tratando a todos como hermanos sin discriminar porque todos somos iguales ante nuestro Padre.

A nuestras iglesias muchas veces llegan personas con dolor y un gran sufrimiento en su alma, nadie conoce a otro hasta que abre las puertas de su corazón y nos deja entrar, allí vemos todo lo que ha sufrido, las cosas que ha vivido,  todo lo que ha tenido que superar o está superando, no nos es permitido juzgar, porque de la misma manera que juzgues serás juzgado; lo más doloroso para alguien que está pasando por un momento de angustia es que lo rechacen, si ha tocado nuestras puertas es porque Dios lo ha permitido.

Si en su corazón existe arrepentimiento y el deseo de ser perdonado, es mi deber hacer que se reconcilie con su creador.

¿Y si cometió un crimen?

Dios es Padre, perdona todo y a todos, solo un padre o una madre conoce este sentimiento, perdonar más allá del perdón.

Nuestras iglesias son clínicas para sanar el alma, muchas veces vienen personas que han sido heridas en otras comunidades religiosas y están cerca de dejar de creer gracias a esto, nuestro deber es mostrarles el amor de Dios, su misericordia y sobre todo que no están solos puesto que nos ha mostrado el camino para poder apoyarle.

No veamos más al otro como aquel que asiste a mi iglesia, sino como a mi hermano con quien me encuentro cada vez que visito la casa de mi Padre y con quien comparto la mesa.

Señor te pido nos muestres tu amor y tu bondad para con todos tus hijos que sepamos ver que somos familia, mas allá de las diferencias aparentes.



24/03/2019

La psicopatía y la fe

 

El don más grande que tenemos es la vida y esta trae consigo el alma, regalo inmerecido de Dios, casi un préstamo lo usamos pero no nos pertenece es de Él, no es  nuestra, por tanto nadie puede dar lo que no le pertenece.

Bien ¿qué es una psicopatía?, es un trastorno compulsivo y a veces imperceptible donde hay cambios  de personalidad y un desdoblamiento, la persona deja de ser ella y muestra un yo interno hasta el momento desconocido, un Dr. Jekyll y Mr Hyde.

¿Cómo reconozco a un psicópata?

Fácil, ¿cómo te suena esto? Hola como estas, Donde estas, Que haces, Porque no me llamaste, una y otra vez, a cada rato, cada día; sin emoción, sin cariño y sin preocupación solo saber del otro de forma compulsiva.

Es así como se empieza, lento y con algo de paciencia, dando y pidiendo a la vez, ¿que dan? Se supone que cariño, afecto, empatía, amor.

¿Qué piden? Devoción, sumisión, entrega total, tu alma, aquello que te hace único, irrepetible, incomparable y sobre todo hijo querido de Dios, su bien más preciado.

El psicópata es un depredador que busca la vida del otro para sentirse bien, fuerte, superior, es una persona con un punto de vista fuera del rango que dicta la sociedad, es amoral; solo le importa  él.

No se necesita ser un asesino, se puede ser muy encantador, carismático o influyente y tal vez nada de eso, pero debemos estar atentos a lo que pasa a nuestro lado.

¿Cómo puedo vencer esto?

¿Cómo puedo salir de esta relación tan difícil?

Despierta, No eres del montón, no fuiste creado al azar, no eres un mendigo en patria extranjera, eres hijo de Dios, eres hijo del Señor de la vida, eres imagen y semejanza de Dios, su don más preciado, la niña de sus ojos.  Primero debes reconocer tu valor, tomar conciencia de todo lo maravilloso que hay en ti y luego enfrentar a ese que quiere robar tu identidad, que quiere ponerte a la sombra y que tu vida sea un reflejo de él.

Somos hechos a imagen de Dios, tenemos el don de hablar con él y expresarle nuestras preocupaciones y a través de la fe, tener la certeza que nos escucha y atiende estas, pero recordemos que no fuimos creados para estar tristes y en miseria, sino en gracia y ser felices, este es el fin último, que el hombre sea feliz.

Entonces  ¿Por qué hay tanta miseria en el mundo? ¿Por qué soy tan infeliz? ¿Por qué de tantas cosas negativas en mi vida y porque no soy feliz, ni estoy con la persona que llena mi vida?

Porque el señor de este mundo no es nuestro Padre, sino el adversario, el hace lo que quiere, juega con el ser  humano y mueve la miseria de su corazón hacia donde más le conviene,  o no es suya la frase “divide y vencerás”.

La vida de cada hombre es una epopeya, él es héroe en cada batalla que tiene a diario, cada persona conoce sus victorias y derrotas, por eso no es justo que otro nos robe la luz que puso Dios en mi alma solo por querer sentirse superior.

Hay una frase que dice: Con Dios Ud. es invencible, es muy cierta, pero lo es en la medida en que tomemos conciencia que esto es real.  Somos hermosos a los ojos de Dios, quien mejor para apreciar nuestra belleza que nuestro padre.

Tomemos un respiro, dividamos nuestros pensamientos y pidamos fe, para creer en lo que Dios me regala, fe para creer en mi familiaridad con él, fe para hacer aquello a lo que he sido llamado, no es cambiar al mundo, tal vez tampoco,  ganar un premio nobel o levantar grandes puentes o irme a combatir la injusticia en el mundo; yo he sido llamado a ser feliz y reconocer a Dios como padre.

Hay un milagro esperándome, voy a dar oportunidad al Señor para que cambie mi vida y me haga brillar como su hijo más querido.

Señor danos paz y ayúdanos a combatir las fuerzas oscuras que quieren impedir que sea feliz, ayúdame a vencer las ataduras que me obligan a no ser quien debo ser y libérame hoy de todo lo que no sea bueno. Acompáñame, cuídame y muéstrame el camino que me acerca tu corazón.



05/03/2019

La Cuaresma

 

Esta estación tan especial inicia el miércoles de ceniza, un día después del carnaval,  nos recuerda la espera en el Señor, la penitencia, el ayuno y el deseo de convertirnos en mejores cristianos.

Su practica se da en el 384 D.C.  era el tiempo en el que lo catecúmenos inician su preparación para ser bautizados la noche de pascua.

Con la imposición de la cruz de ceniza los cristianos marcamos nuestro inicio al ayuno y abstinencia. Las palmas o el olivo del domingo de Ramos se quema en este martes de carnaval para ser usado, nos recuerda también que aquello que es importante para el mundo vano es para Dios.

¿Porque usamos una cruz en la frente?

El símbolo del cristiano es la cruz, simboliza que somos de Cristo, es nuestro hermano y a la vez nuestro salvador; es camino, verdad y vida.

La cruz no solo representa el objeto con el que es asesinado Jesús, va mucho mas es una marca inmanente, lo que para el mundo es bochorno es gloria para Dios.

Como cristianos sabemos lo que es una cruz, pero no existe un solo tipo y su significado no es el mismo. Para mi la cruz representa vida, el regalo de amor que me hace mi hermano Jesús al morir por mi, para darme vida eterna.

¿pero que significan las otras?

La Cruz Tau, pertenece al alfabeto griego y originalmente representaba la vida, fue utilizada por Francisco de Asís como sello personal de allí que ha pasado a ser reconocida como símbolo de su comunidad.

Esta también la Cruz de la vida, conocida como Anj o cruz Ansada, también conocida como Cruz Egipcia, represento al Dios Aton, ahora es utilizada por los cristianos coptos.

Esta la cruz de la paz, que con lleva la primera y la ultima letra del alfabeto griego y tienen como origen a los primitivos cristianos y el libro de las revelaciones.

Hay mucha variedad pero las mas conocidas son:La bizantina, la de san Andres, triunfal, evangelización, evangelistas, apóstoles, ortodoxa, san Pedro, Jerusalen, cruzada, Canterburry y muchas mas.

Bien ¿que significaba la cruz en tiempos de Jesús?

Era el peor castigo que se pudiese tener, los romanos eran expertos en torturas, la cruz es tal vez uno de sus métodos mas dolorosos y mas vergonzosos. El condenado era puesto de tal forma que la turba le pudiese golpear, escupir e insultar; se colocaba allí prácticamente desnudo.

Este método no era rápido algunos pasaban días en esta posición, con hambre, sed, frió, calor, atormentado por toda clase de suplicios e insultos.

No había un solo tipo de suplicio, la utilizada con Jesús era muy dolorosa, pues se asfixiaba al condenado y esto ocasionaba un paro cardíaco.

Ahora hay muchos que nos dicen mi Jesús esta vivo y resucito cuando ven el pectoral que utilizo, no debes llevar una imagen de El allí en la cruz; pero si el no muere, no puede resucitar, el evangelio apócrifo de Pedro dice que este era traslucido y que era como un fantasma, si el no muere no resucita y es vana mi fe.

Todo tiene un porque y un significado. Cristo muere en la cruz para darme vida eterna.

La cuaresma tiene su significado representa la vida del hombre, el tiempo que pasa Jesús en el desierto antes de iniciar su predicación, el tiempo de preparación antes de ser llamado cristiano y poderme vestir de blanco.

Todos recordamos a Jonas, ( en latin Ionas, en hebreo Yona, el arabe Yunus, profeta del antiguo testamento y también mencionado en el Sagrado Coran), el predica el arrepentimiento, la penitencia y el volver a Dios a los habitantes de Ninive, estos se convierten mas el no esta conforme con esto puesto que va a este lugar en contra de su voluntad y estaba esperando que fuese destruida la ciudad al no pasar esto se enoja con Dios mas este le hace recordar que El es el Señor y tiene libre albedrio.

Les invito a vivir este tiempo litúrgico muy especial donde se nos llama a confesarnos, a practicar el ayuno y la abstinencia y a prepararnos para la semana santa.

Señor muéstrame el camino y allí iré a predicar tu evangelio. Dame la paciencia de Job y la fuerza de Pablo, para ser luz y sal, que no se escuche mi voz sino que resuene tu palabra que tiene vida eterna y el mundo debe escucharte.



28/02/2019

Carta a Dios

 

Señor antes que nada quiero darte las gracias por haberme obsequiado la vida, es un don muy preciado para mi. Se que tienes muchas cosas que hacer, pero me gustaria charlar contigo sobre algunas algo que me inquieta.

Padre, ¿porque hay tanta gente que sufre en el mundo?, sobre todo niños; es muy angustiante ver el sufrimiento de un niño, que no tiene que comer, no tiene donde vivir, las personas lo ven como un ser indeseable y esquivan la mirada.

Viajar tarde en la noche y ver niños que duermen en la calle, en la salida del tren o piden que comer.

Tambien ver a un niño enfermo, con cancer, ver morir a un niño en cualquier circunstancia es desgarrador.

¿Señor porque pasa esto?

Cual es tu plan en estos casos, sabemos que todo pasa por algo, pero cual es el sentido que tiene todo esto.

¿Porque existe esta miseria en el mundo?

No se va y cada dia es mas grave.

¿ Porque existe la guerra, porque aquel que tiene nada comparte?, cuando le pedimos ayuda mira para otro lado o pone alguna excusa. ¿donde esta el amor misericordioso en su manifestacion?

Es hermoso el mundo y cada dia nos maravillamos de la naturaleza cada una de tus obras es inmensa y hermosa. Pero, la realidad es que no veo el amor manifestarse en la humanidad.

Cada dia hay mas hambre, mas guerra, los politicos solo buscan empobrecer a sus ciudadanos para aprovecharse de ellos, las grandes empresas hacen lo mismo y tristemente debo decirte que muchos de los que se hacen llamar representantes tuyos lo hacen y peor.

Recuerdo una vez que estuve en una reunion con pastores evangelicos y cuando rezaban hablaban de tu negocio, quede con la boca abierta pues para mi el servicio es una vocacion no un negocio. Ahora te pregunto ¿porque los dejas progresar? Señor ¿porque? es algo que no me explico, me cuesta entenderlo y aceptalo, porque los malos progresan y aquellos que buscan hacer lo correcto y viven lo mejor posible deben luchar cada dia, mientras que estas personas viven en la abundancia. Porque pasa esto Padre, es que acaso el bueno no tiene derecho a vivir en tranquilidad.

Señor yo se que amas al ser humano y por ello le das la libertad de actos, pero han confundido libertad con libertinaje, ya nadie recuerda a Jesus como salvador nuestro, han puesto cosas y gente por encima de El, nadie lo recuerda en el domingo de pascua, ese dia se pasa por alto, en navidad lo mas importante es el regalo y la cena pero el nacimiento de tu hijo no es primordial es mas el mundo se rie cuando decimos que lo principal es que Jesus nace para que nosotros tengamos vida y que muere para vencer la muerte.

Padre te pido que toques el corazon de la humanidad, que dejemos de ver lo malo como bueno y lo bueno como malo; se esta destruyendo la familia, se estan detruyendo todos los valores religiosos y se esta pidiendo que se legalice la pedofilia, Señor ¿en que va terminar esto?

Padre creo que es hora que le hagas ver al hombre que su forma de actuar no es la correcta, que a veces no es bueno lo que pedimos sino lo que necesitamos y lo que necesitamos es volver a ti.

Te pido que toques el corazon de los niños, de los jovenes y adultos. Envia tu espiritu santo y renueva nuestras almas y que nuestras mentes sean limpiadas de todo lo que el mundo nos quiere incertar, Padre tengo miedo por los niños que estan viendo lo malo  como normal, que ven como los lideres exigen del derecho a matar, porque el aborto es un crimen, ahora tambien te pido que los hombres que busquen servirte sean llamados a la santidad, a ser justos y honrados, basta de ladrones, basta de pedofilos, basta de violadores.

Dios, salvanos de nosotros mismos, te lo ruego.

Te pido que nos regales los dones del espiritu santo y que crezca en nosotros la fe, la esperanza y la caridad. Que volvamos a ser buenos y que en el mundo se sienta tu misericordia en cada uno de tus hijos.

Me despido Padre, gracias por escucharme, gracias por entenderme y comprender que me atrevo a cuestionarte como hijo y dentro del amor que me tienes. Te pido nunca nos alejes de tu corazon y que acrecientes en nosotros la necesidad de ayudar al que nos necesita y de cuidar el mundo que nos regalas. Gracias por todo lo que nos regalas cada dia.



07/02/2019

El Rostro Materno de Dios

 

Cuando pensamos o imaginamos a Dios, siempre lo pensamos en forma masculina; tanto asi que Jesus nos dice: quien me ve a mi, ve al padre. ( Juan 14, 6-13), y esta bien, puesto que nuestro Señor es cercano a nosotros y lo nos vemos a su imagen. (Gen 1-27)

La vision de Dios cambia drasticamente del antiguo testamento al nuevo, ya no es un Dios lejano, castigador y dificil de tratar, se convierte en un Padre amoroso, que esta pendiente a nuestro regreso y perdona todo lo que hagamos hecho. (Lucas 15, 11-32)

Dios es alguien con quien puedo hablar, estar molesto y hasta cuestionar, tal y como lo hacemos con nuestros padres. Cuestionamos cuando vemos, la guerra, la miseria,  a tristeza de las personas en el mundo, sobre todo de los niños y nos maravillamos de toda la creacion.

Entonces si Dios es masculino, ¿ cual es el rostro materno de Dios?

La pregunta se responde por si sola, es Maria.

Pensemos en nuestra experiencia, cuando tenemos un problema, una necesidad grande, un aprieto y sentimos que no tiene solucion.

¿ A quien recurrimos?

¿No es a nuestra madre?

Antes de hablar con nuestro Padre, buscamos el consuelo maternal, la comprension que solo una madre puede dar y el apoyo. Si bien el amor de un padre es grande, el amor de una madre es infinito, nunca termina, siempre perdona, siempre consuela.

Maria es la primera cristiana, ello se enfrento a todo por hacer la voluntad de Dios, tenia 13 años cuando se le impuso tan dificil tarea y siguio cuidando de los apostoles despues que Jesus enviase al paraclito.

Es por sobre todo madre de todos los creyentes, fiel al llamado de ser luz, de ser fiel y sobre todo de ser madre.

Si recordamos una de las oraciones marianas, el Ave Maria, es una saludo a nuestra madre, una proclamacion de su buenaventura y la peticion de un pueblo para que interceda ante Dios por nosotros de la misma manera que lo hace una madre por sus hijos.

No buscamos darle el lugar de salvadora, ese puesto es de Jesus, pero si vemos el evangelio jamas abandono a su hijo, desde que nacio hasta que murio ella estuvo alli, de la misma manera que hacen nuestras madres, apoyando, consolando y aguardando, nunca dejamos de ser pequeños a los ojos de nuestras madres, no hablamos de falta de madures, sino de sobre abundancia de amor.

Demos gracias Jesus por compartir a su madre con nosotros, sin egoismo, conociendo el infinito amor que hay en su corazon. (Juan 19, 26)

Señor te damos gracias por el infinito amor que nos das a traves de nuestras madres y te pedimos les cuides y conserves con tu infinito amor.



Acerca de Arzobispo Eric Escala, Editor de Asuntos Cristianos (Christian Affairs Editor) de Interlitq:

Su Excelencia Reverendisima Eric Escala

Nacio el 15 de junio de 1973 en la ciudad de La Chorrera; Panama, hijo de Alexis Escala y Francisca Maria Gonzalez, menor de tres hermanos Alex y Carlos.

Casado con Silvina Indelicato, padre de Joselyn y Valentino.

Realizo sus estudios primarios en la escuela Leopoldo Castillo Guevara, los secunadarios en el colegio Pedro Pablo Sanchez y obtuvo su bachillerato en letras en el Instituto Justo Arosemena.

Sus estudios universitarios los realizo en la Universidad Nacional de Panama, obteniendo la licenciatura en Humanidades con especialidad en Filosofia e Historia.

Sus estudios teologicos los realizo en la Fundacion San Alberto en la ciudad de Bogota, Colombia y en el Moore College.

Es Doctor en Filosofia y en Teologia.

Interlitq’s Californian Poets Interview Series: Clive Matson, Beat Generation Poet and Creative Writing Teacher, interview...


Clive Matson

August 2nd, 2022


Interlitq’s Californian Poets Interview Series:

Clive Matson, Beat Generation Poet, Creative Writing Teacher

interviewed by David Garyan

in collaboration with Pace University*

“This project is the result of a Pace University interviewer’s questions and those of David Garyan, General European Editor of Interlitq. The choice of whose words to use was largely guided by the flow of the narration rather than by more traditional parameters. The interviewers, in their individual ways, showed a keen sense of how to bring out meaningful aspects of the Beat Aesthetic. I am grateful to them both.”
—Clive Matson


Clive Matson’s poems appear in Interlitq’s California Poets Feature


Instinct, Be My Guide

Pre-modern life within life

If you were reading books in the late 1950s, you would know about Jack Kerouac’s On The Road and the adventures of Dean Moriarty and Sal Paradise and their penniless friends, all “in love with life, beauty, jazz, sex, drugs, speed, and mysticism.” And they were in full revolt against mainstream society. They treated life as an adventure. They honored impulsivity and partying and fostered a devil-may-care attitude toward the hard-working Puritan ethic of their time. They became emblems of the “Beat Generation.”

The prevailing conformity of the late 1940s and 50s, an outgrowth of the rigors of World War II, was the social backdrop for the Beats. How quickly they made a strong impression on the literary world was a reflection of how urgently the culture at large wanted some release from restrictive mores. The people honoring the white picket fence and safe, respectful performances at their jobs and in their relationships were “Squares,” and the Beats displayed a much healthier version, at least at its foundation, of what a human being really is. A refreshing, lively, and freedom-loving version. The marketing prowess of Allen Ginsberg helped immensely in spreading the message and the image of the Beats.

Along with Kerouac and Ginsberg were poets Lawrence Ferlinghetti and Diane di Prima, surreal writer William Burroughs and story-teller Herbert Huncke, all progenitors of the movement and all advancing a similar rebelliousness. Younger aspiring writers, as myself, discovered a host of other interesting writers in the same group, including Lenore Kandel, Alden Van Buskirk, Amiri Baraka, Michael McClure, and John Wieners, all of whom Jack Hirschman called the “lyrical heart of the Beat Generation.”

The Beats showed us a positive direction toward freedom and away from repressive conformity. Poet Sharon Doubiago said, “The Beats saved my life,” and that’s probably not an exaggeration. She grew up in a small town in Southern California near where I grew up, and the conformity was stultifying. The Beats gave Doubiago hope. How I survived the same conformity I don’t really know! My guess is that luck played a part. Mostly I did my best to look good and to fit in, and privately I stayed as honest as possible within myself, painfully ignoring many of the signals of how I should behave.

Doubiago was more conscious than I was of the issues of the times, and she came along later, so she was in high school, where conformity was the worst, when the Beats exploded on the literary scene. I had already left and was finding my way through the college thickets, when word of the Beats arrived at the University of Chicago. I was captivated by riptides of the movement a year or two after the Beats had earned some attention.

My journey into poetry had begun a few years earlier. I grew up on an avocado farm in Southern California and there were special places in the chaparral hills behind the orchard, intriguing and exotic locales. I was the middle child of five and we were delighted, every now and then, to abandon our farm chores and explore the world around us. Nature supplied some magical places that, not surprisingly, aroused my emotions to something like poetry.

I had a favorite spot along a shallow creek. A path climbed over a nearby ridge to what we called “The Big Valley,” and at its beginning the path crossed the creek which, every few years, had a trickle of water. A large manzanita bush grew on its banks. You usually can’t get under a coastal manzanita, with its sharp, angular branches growing close to the ground.

I could slide under this bush, though, because it was rooted high on the bank. Its branches grew out over the creek and the area under the manzanita was pleasant, shaded by smooth, reddish, four-foot limbs with waxy leaves and dotted with tiny white flowers and pea-size, shiny red-brown berries. The area was moist and dark and replete with mystery. There were insects. There were spiders. I was sure a rattlesnake enjoyed the shade when I wasn’t there. I was a voyager in a beautiful, and eerie, natural place.

Interviewer: Can you recall the first poem you wrote and the first one you published? Along with touching upon the themes and structures of these works, it would be interesting to know: Were the differences in quality huge, or do you find that writing came naturally?

Matson: My first poem was about the wind and not, directly, about the manzanita. I didn’t have the tools or the awareness, at age fourteen, to articulate the intricacy of feeling and observation around the manzanita. The wind seemed simpler and I could handle the wind. The wind rustled the waxy leaves; the wind was portal to adventure, to the exotic intrigue of the manzanita and to the wide world beyond. My heart was involved. The wind was freedom and excitement. It conveyed a pure, primal feeling of being.

The poem was assigned by our high-school teacher, Robert Olson. He was a World War II vet and, when we annoyed him, he threw chalk at us. And blackboard erasers. His praise, always verbal, was equally obvious, tangible and direct. When he asked us to write a poem, I knew it was all right to be real. I had a rich imaginative life which I mostly concealed from my family and, for this assignment, it was a joy to understand that I could write what I truly felt.

I thought about the poem for what seemed like two weeks. It may have been only two days. Words circled through my head and finding words that matched the wind and the feeling in my heart, both, was a wonderful challenge. I felt connected to body, heart, and mind and, through my senses, to the world. Writing the poem intensified the feeling.

My touchstone of “being real,” and its connection to poetry, comes from those early years. A few years ago I found that first poem and could see its music was natural, like the easy, common language of Spoken Word poetry. I use similar language here and there in current work, especially in Hello, Paradise. Paradise, Goodbye. While my present language might seem to arise smoothly, it’s evolved gradually over time. It comes from a long journey through hip and cool vernacular all the way to politically correct language and beyond, sometimes as an exciting experiment and sometimes earned painfully after treks through an aesthetic briar field.  

Gradually the touchstone of “being real” became a mantra, which took its natural role as a guide to finding my own voice. What am I really thinking? What do I really feel about my topic? Later it would become a filter, identifying work I could learn from and separating that from work which, to my mind, didn’t merit attention. The filter works well for Beat Generation indulgences and equally well for elite, academic pretensions.

Interviewer: Growing up on an avocado ranch, you experienced life viscerally and directly. At the same time, there was a contradiction—something inauthentic began encroaching. Your father wanted you to become a scientist—to study the earth, rocks, and wind that you enjoyed but didn’t want to dissect in a systematic way.

Matson: Dad was born in 1904 to a lay preacher and he seemed to have transferred his father’s religious awe to science. That would have been natural. Kitty Hawk, when people began flying for the first time, took place in 1912, when Dad was a youngster of eight. There’s little doubt he was enthralled. His mother was partially invalided and Dad was raised by his sister, our Aunt Erma, who was ten years older. And her boyfriend was a pilot. The stars had aligned to bring up my father as a devotee to technology and to science.

Mom was a sweet, smart lady but quite retiring. She didn’t feel comfortable showing her deeper emotions; she was verbally abused as a child and as an adult. Grandma, when she was living with us, reported that her doctor thought Mom was the ugliest baby he’d ever seen. Every few days she made this pronouncement and let loose a big, delighted Irish laugh. Mom cringed. She didn’t stand up to her mother, she just flinched and continued her household tasks.

She’d put food on the table for her husband and five children and after dinner she’d organize us to clean up the kitchen. Then she’d disappear to her bedroom, where she read mysteries. There was very little nurturing from her. My younger sister said, later, that the only way she might have gotten attention from Mom would have been to press the point of a carving knife to her chest. Mom liked babies but, beyond that, kids were a problem.

Dad’s love was science and he was plenty smart. He went to Cal Tech and among his teachers was Linus Pauling, whom he admired. But the Depression interrupted his education. He dropped out and enrolled in drafting school and then worked in the aircraft industry, at Douglas, in Los Angeles County. During World War II the company moved to Oklahoma City, out of fear that the Japanese would bomb the West Coast.

Mom and Dad made friends with the Swiss family who ran the child care center in Oklahoma. The husband was a farmer. He bought land in Southern California, planning to start an avocado ranch, and he offered to include our family in the project. He planted trees on an adjacent property and that became our orchard.

After the war ended, we moved back to Los Angeles and Dad worked at Douglas for three more years. On weekends he built a house on the avocado property, and when I was seven Dad left Douglas and we moved to the ranch. But the house wasn’t finished, and the first year the whole family lived in a tent – quite an adventure.

At that time, four and a half acres of avocados was enough to support a family. We came home every day from school and worked on the farm, even as youngsters.

Dad entered the agricultural community and eventually became a local expert on the fungus that attacks the avocado trees. He modified a Jeep to include a tank for fungicide, along with a pump and a spray nozzle. He’d test for the fungus and then go to the ranches and fumigate the areas where there were infected trees. It was complicated to consult the growers, test and treat other orchards, while also keeping his own farm productive.

Around this time Dad chose me to become the scientist he wanted to be, to live his life for him. I had some interest in rocks and in geology; a neighborhood boy and I hiked through the undeveloped countryside and picked up pretty stones. Dad, as a young man, had been an amateur naturalist and studied butterflies. He took the family on outings into the backcountry, sometimes to the mountains and sometimes to the desert. Sometimes abandoned mines were a destination, too. Dad was as interested in nature as he was, as an engineer, in abandoned mining machinery.

While I liked rocks, writing about the wind was, for me, a greater excitement. And I found it expedient to keep that interest private. Dad was clear that art and dreaming were beyond the pale. When he expressed confidence that I could be a scientist, I took him to mean, nevertheless, that I could be a writer, too. But the underlying message was stark: I was alone and I had to write on my own. Without support.

My high school artist friend Marie Martin and I started a literary journal, Las Obras. [1] That gave me a place to express my passion and I happily wrote stories and poems. We made friends among classmates and I didn’t need to hide from teachers. My feeling of connection grew and I’ve been chasing that feeling my entire life. It’s a primitive feeling of soulful power – connecting body, heart, mind and the senses to nature, to people, and to the world.

My parents knew I spent time on Las Obras, but their silence was deafening. I continued to lowball my writing, or to hide it entirely. When the time came, I applied to the University of Chicago, though I knew little about the school. But Chicago did have glamour. It seemed energetic. It was a big Midwest city a long ways from the farm. I was fortunate to win a full scholarship and I felt I was coming into my own.

Interviewer: It seems that the greatest challenge writers face is paradoxically the ability to write like themselves, without fear or censorship, that is. How did the University of Chicago contribute to your growth?

Matson: I had grown up in a small, agricultural town and at the University of Chicago most students were better read than I. They enjoyed kicking around wild ideas and strutting up the intellectual ladder. It was a challenge and I was game. I was excited. I made friends with a classmate, Eliot, who knew Chicago well and guided me to museums, literary events, and to the symphony. We spent frequent Friday afternoons at dress rehearsals of the symphony – for a dollar fifty. Fritz Reiner was the conductor, and the music was an education. Mahler, Bruckner, Prokofiev, and Beethoven were my favorites, along with more modern composers, Bartok, Carter, Hindemith, and Messiaen.

The world was opening up and my interest in writing continued to grow. I kept a journal with many fragments of poems and stories. But the University, in contrast, seemed bent on suppressing my urge. I told my intake counselor I wanted to write and to study literature. He judged that I had a better background in science and advised, therefore, that I study literature only in my electives.

How had he made that decision? Did Las Obras not count? Did my desire not count? I was disheartened and, sadly, I went with his program.

My first paper for freshman English was a romantic piece on geology. I got a D minus. I went to the instructor and complained. He indicated I had written purple prose and, reconsidering, he acknowledged that it was good purple prose. He raised my grade to C plus. He was sure, though, that I had used a thesaurus to find the word “vug” – he didn’t believe I knew the word on my own. One wonders, does personal agency not exist? After that I treated the class more as a job than as a place to develop my passion.

The Hutchins’ Great Books liberal arts program at Chicago had placed me in an upper division literature course. We read books I’d never even touched: Milton’s Paradise Lost, Gibbons’ Decline and Fall of the Roman Empire, Thucydides’ Peloponnesian Wars. I was a long ways from the small Southern  California  town where I had grown up and I loved these books. I was the earnest kid in the back of the room. This was a fascinating adventure. I didn’t talk much, but I got involved with Milton and I could feel the swirling energy in Paradise Lost.

The professor, a cheerful, caring sort of man, asked, “Why did Milton write this poem?” I raised my hand. I knew why I liked the poem and I was sure Milton wrote it for the same reason. I answered, “The conflict between good and evil is ongoing. It’s part of life and Milton was laying it out for us.” The professor smiled. “Well, that’s a good answer. But not the answer I’m looking for.” Milton was quarreling with the King of England, the professor explained, and the King becomes God in the poem, and Milton identified with Satan. Milton thereby gave the conflict somewhat equal antagonists and garnered sympathy for the devil.

I wasn’t comfortable with that thinking. It didn’t speak to my heart. The professor had shown me the specialist’s awareness one needs in order to “join the club” – the academic club. I liked my answer better than his and this was a turning point. I didn’t do anything with it, I just noticed it. And I felt sad. The perception that I was on my own was reinforced.

I read in Milton the honesty and passion of the verse itself. The passion seemed an extension of the primal feeling I had when lounging under the manzanita tree. It was one iteration of the magical world where we live. Academic literary society was teaching me, by negative example, to avoid it and to feel my way to places where I could find nurturance. Where I felt involved and where I felt inspired. I was on my own and instinct was my guide.

Interviewer: When did you decide to become a Beatnik—not in the superficial sense of joining a movement or meeting one specific individual, but having the courage to become the person and poet you always wanted to be?

Matson: My development wasn’t so much a decision as it was, over time, an accumulation of modest changes. I was following my sense of connection. The same feeling that had grown around writing my first poem, about the wind, had stayed primary. Reading Milton and the discussion of Milton, together, were a significant step. Equally significant was the book we were carrying around in our back pockets in 1959.

Ferlinghetti’s Coney Island of the Mind was that book and the poem that intrigued me was “Christ Climbed Down.” [2] To come down from the cross and view the material world through a spiritual eye, as Christ does in the poem, was startling. To dare write with the awareness of a mythic figure, or simply with one’s personal awareness, either one, was a challenge. Nothing requires our minds to follow a prescribed path!

With a single poem, Ferlinghetti brought poetry out of the ivory tower and gave it to us as an everyday event. A magical event, true, but in ways we could fully imagine happening today. Presented in our own spoken language and with a recognizable sensibility. This path felt harmonious with my urge to be real and to be connected with primal feeling. And in the poem Christ, by turning a critical eye on a typical materialistic Christmas, also spoke plainly to a widespread, underlying unease in American society.

My schoolmates were studying T.S. Eliot. Together we read “Prufrock” and The Four Quartets. My friends Tony Berracoso and Phil Broemmel and I struggled over images in “The Wasteland”; Phil and Tony called the poet “Tough Shit Eliot.” I memorized much of “The Dry Salvages”: “I do not know much about gods, but I think that the river is a strong, brown god, sullen, untamed, intractable….” These words were parallel to my feelings under the manzanita bush. They showed an uncluttered mind looking fresh at the world, just as Jesus did in Ferlinghetti’s poem. Exploring the vision of The Four Quartets, also, was a delight.

The first stanza of “Prufrock,” however, is what stayed with me: “Let us go then, you and I, / when the evening is spread out against the sky / like a patient etherized upon a table.” These lines stirred my psyche with a dark insistence. Our conversations allowed that they show Eliot’s disenchantment with nineteenth-century poetry and with received wisdom on how poems should be written. It wasn’t until years later that I recognized their full import: the lines are a Modernist challenge to all who follow.

My friend Eliot knew something was brewing with the Chicago Review in early 1959. [3] There was a reading of Beat poets featured in Big Table at the North Dearborn Street music hall “Gate of Horn” and we attended. More than a hundred people were there and Allen Ginsberg orchestrated the show. The audience urged him to read his iconic Beat poem Howl and he kept us in suspense. He waited until the end of the event and read Howl as the finale.

Mostly what I felt, even when the Beat poems were dark and critical, was joy of life. This was not the academy. This was full engagement of body, heart, and mind. These were artists speaking their truth. They fit John Clellon Holmes’s formulation, “To be Beat is to be at the bottom of your personality looking up.” [4]
I stood at the back of the room where someone gave an analysis of the Beats. “They’re Communists. They found they couldn’t influence the political process, so they turned to poetry.” Really? Poetry was more effective than demonstrating or organizing or working with the Party? I loved this. I had no idea whether it were true, but the thought amused me. The quote is a crack-up even now, sixty-plus years later. Indeed poetry can influence our political process: by raising consciousness.

The audience asked questions and Beat poet Gregory Corso was quizzed about his influences. I was interested. His writing displayed a tone akin to my primal feelings. But Corso listed the canon and I thought, he’s lying. These aren’t personal influences, this is a recital of great literature. He started with Homer and Sappho and went through Shakespeare, Milton, Dante, Keats, Shelley, Whitman, Dickinson, Rilke, Dostoyevsky – almost everyone well-known.

Later I realized that, in the context of the times, Corso was providing a crucial insight. The Beats were listening to the pulse of literature. What makes it strong, what makes it speak to us, what makes it relevant. The professor, who said Milton’s quarrel with the King was the poem’s pivotal strategy, had revealed the motivation that prompted Milton’s full engagement. But full engagement is the point, full engagement of body, heart, and mind. Not the royal quarrel that brought Milton there. Corso had answered well for the Beats as a whole.

I gathered the Chicago Review had been thrown off campus by the University because of its Beat content. The editor, Irving Rosenthal, had launched Big Table [5] with the writing he’d collected, with help and prodding from Allen Ginsberg. I had no connection with Rosenthal or his staff. But the Gate of Horn reading impressed me deeply. I carried the range of personal, radical honesty of those writers – sensitive, crude, sexy, joyful, angry – as an ideal.

After a year at Chicago I dropped out and went home to the avocado ranch in Vista, San Diego County. My folks were unhappy and insisted I enroll in University of California at Riverside. The school seemed like child’s play compared to Chicago. I took a geology class because I liked minerals and had collected rocks as a youngster.

But the professor described the seasons inaccurately: He said the earth’s orbit is elliptical and when our planet is closer to the sun it’s summer, and when it’s farther away it’s winter. A student at the back of the class said no, it’s because the axis of the earth is tilted. The professor didn’t understand. He held up a piece of chalk and said, to his credit, “Come to the blackboard and explain.”

Gary Jurberg did just that. We became friends.

There was a group of student writers and I visited their meeting. It seemed banal. Someone did know contemporary writing and mentioned poets were using lines like “gray ashtray room.” I liked that line, though it wasn’t close to what I heard at Gate of Horn. It wasn’t anything like Ginsberg’s “I saw the best minds of my generation destroyed by madness….” It didn’t reveal much of body, heart, or mind. My instincts measured what I was feeling. “Gray ashtray room” was strong, but cerebral and dry. It didn’t connect with what I felt, not with my yearning nor with my sense of a larger, magical world. I dropped out and returned to the ranch.

My father made a deal: I could work four hours a day for my room and board; the rest of the time was mine. Mom was working at the local library and I began catching up on my reading. I wanted at least to equal the students at Chicago. The local library was integrated with the San Diego County system and I could check out a wide variety of books. Every week I came home with another five volumes – the limit for one person.

It’s no accident that Joyce’s Portrait of the Artist attracted me. And it’s no accident that the opening – with “moo-cow” and the smell of urine – stayed vivid for me, even more than Molly’s soliloquy. Why obsess with society’s madness, and with relatives’ and with teachers’ madness? The connection, the child-like, pure, lyrical connection, is guileless and obvious on the first page.

Much later, at Ginsberg’s memorial in 1996 in San Francisco, Robert Hass made a similar, extravagant assessment of the first lines of Howl. I’d been making judgments like that for years, and to hear an accomplished writer – even if one in a limiting tradition – do the same thing made it seem legitimate. The first lines of a piece do reveal its soul or, at least, point to its core. I had meandered for a long while, in my reading, to find first lines that spoke to me. Now I see that poets, generally, aim to climb into a literary elite, and the impulse is usually displayed in the first lines. You couldn’t turn me off faster by pulling the pin on a hand grenade.

I worked all spring at the ranch and read books and wrote. I got a call from Bob Gonzales, a smart, sensitive drifter who hung out with students in Chicago. He had come to the West Coast and wanted to travel together. The world was calling and I answered. I was tired of working on the farm. Bob stayed with my family one night and early the next morning we took half a ham Mom had prepared and hit the road. We spent a week in Northern California and I truly enjoyed the traveling and exploring.

When I returned to the farm my parents, again, were not happy. Dad threw a rare tantrum. Mostly he kept control and only occasional grunts and mutterings and sneers indicated that, inside, he was frequently raging. He said, if I wanted to be a writer, “What are you working on? Where are your notebooks?” He predicted, “You’ll be in the snake pit within a year” – his sobriquet for a mental institution.

I was living in the guest room and I’d filled the bottom drawer of the dresser with notebooks and sheets of paper. Covered mostly by one paragraph that I was trying to perfect, the same paragraph, over and over! This helped me, eventually, to become wary of my own wish for perfection. But I wasn’t going to show this writing to my father. He might read it and take the repetitions as evidence that something was seriously wrong.

I did reveal I wanted to go to Northern California and get a job. Dad allowed me that freedom, provided I consented to psychological testing. The thought, at the time, was if you didn’t conform to society or to your parent’s wishes, you might be schizophrenic. Indeed, that’s what the tests showed. This was a gift in disguise. Several years later, in 1963 when the draft for the Vietnam War was ramping up, I referred to the tests and received the designation “4-F.”This saved me from going to war.

I came to Northern California and stayed with Gary Jurberg, the student in geology class who had explained the seasons. I drove a truck for an electrical contracting company and continued my reading and writing. I was becoming a guy who hangs around universities and makes friends with students. One was Roberto Epperson, who would smoke marijuana with me and we experimented getting drunk on bromide cough syrup. I remember tossing a can of soda up high and delightedly watching it spin and spin, in slow motion, as it fell.

Interviewer: I mentioned the development of your own authenticity came from the nature which surrounded you. But clearly it also came from your relationships.

Matson: Yes, one evening I started ragging on other writers, complaining about their work, and Roberto looked me in the eye and handed me a pen. “Time to get writing,” he said. How likely is it that a casual friend would make a gesture with such insight? I’ve never felt special. Any gifts I have are well-contested by my challenges. Roberto’s thought directed me in a simple direction: get working.

A reviewer recently criticized the reissued Mainline to the Heart (1966) because “everything worked out too well.” [6] The reviewer thus implied that this made the book suspect. It’s not easy to accept that legitimate forces may be at play here. Everyone must have buoyant moments when an event shows there’s more intelligent caring in the universe than we realize. It could even be divine dispensation simply to notice when our guides do appear.

I met Erin Black, who was a painter and four years my senior. She was friends with Gary Jurberg’s roommate and the buzz between us was intense. Erin saw me as an attractive bad boy and I was along for the ride. We planned a tour of Europe; she had enough money to make that happen. I’d heard you could ship out from the East Coast on freighters and earn passage to Europe. I hitchhiked to New York and found that such jobs were available in Montreal.

I started hitchhiking north and Fred Helmers picked me up. He taught at Briarcliff College and his sister was married to Beat poet Ed Dorn. [7] Fred offered me a place for a few days and invited me to attend a reading of Dorn’s that weekend. It must have been early spring 1961 and his brother-in-law was coming to the 12th Street Coffeehouse in New York City. How likely was that? Those guardian angels were helping me continue to find the Beats – they weren’t going to let me escape.

I met Ginsberg, James Warring the dancer, Irving Rosenthal, and Diane di Prima at the reading and got their phone numbers. I tried to be interested in Dorn. I liked some of his lines: “I know that peace is soon coming, and love of common object, and of woman and all the natural things I groom …” and his poem “Rick of Green Wood.” [8] But mostly his poetry didn’t take hold with me. He was, nevertheless, part of this group. These were the people who had the honest energy, passion and joy of life on display at the Gate of Horn. I planned, after traveling in Europe, to return to the City and look them up.

Europe was eye-opening and Erin was an enlightening and valuable companion. She appreciated my adventurousness and my openness in exploring Europe and its art with her. We visited churches and museums. She loved going to cathedrals and I absorbed their beauty and learned something of their history. She was thinking about her own painting as we went along and we had many discussions about art. And, as Erin was older and moved more easily among people, I saw how she did this and I gained some confidence. We spent time in Greece with the family of the ship’s captain who had brought me to Europe. We also visited Morocco.

I came back from Europe and stayed with Irving Rosenthal in New York City. He honored me by taking me under his wing and introducing me to the Beat writing he admired. He was especially effective when reading John Wieners. It’s easy for a young person to slide over the surface, not noticing Wieners’ depth. It may be that we see through a personal lens and, having expectations already too well-defined, we miss what’s in the words. Irving would read from Hotel Wentley (1958) [9] and repeat the lines slowly. He insisted I take in the words and he’d roll his eyes, appreciating their layers and their intensity. I had been gliding by Wieners’ conversational words too smoothly and Irving, in essence, showed me how to read contemporary poetry. He taught me to slow down and pay close attention. That was a gift.

But it was a mixed gift. A month or so afterwards I wrote a poem, showing my background and my passion, giving the ocean the mystique the wind held in my first poem. “The sea is alive” was a repeated refrain and Irving said the poem was a failure. When I said McClure had inspired me, he said, “No. It’s Wieners.” He spoke with a hurt intensity, as if I’d betrayed him.

I was friends with Marian Zazeela, one of underground filmmaker Jack Smith’s [10] actresses who was close to Ira Cohen. She read the poem. She liked it and asked, deferring to Irving, what he had said and I told her. She commented that he was probably correct, and added, “But don’t feel you can’t write about mythic figures!”

Zazeela lent an encouraging note. What Irving did was not teaching, it was something else. It was dictating. And I had a healthy response to Irving: I discounted him. I continued to develop my writing and to accept McClure’s influence. To Wieners’ credit, and also to Rosenthal’s, Wieners did eventually become a primary influence. The writing in The Hotel Wentley Poems was, for a while, my highest ideal.

What Irving did was eerily familiar. My father maintained a similar passive abuse. If I wouldn’t be a scientist, I was not his son. And if I couldn’t love Wieners the way Irving did, on the spot, I was beyond hope.

That year the young poet Elise Cowen committed suicide. Irving was deeply upset; he loved Elise. And he warned me severely, around the same time, against Herbert Huncke. [11] One might suspect he was letting grief exaggerate his opinion of Huncke’s danger. He was nevertheless consistent in his warning. “There are some people on the scene who are bad news. Huncke is one of them. Stay away from Huncke.” He listed people who had become addicts, or were in jail, or had their lives otherwise ruined – because of Huncke.

Still, Irving was inspiring. He repeated, in various ways, that great art “often contains something childlike.” [12] An excellent litmus for a young writer! Especially since we’re prone to inflate ourselves. And especially when viewed as a marker for when we’re “present to what is.” [13] A complete human being includes an abundance of the child. Irving’s remark echoes Carl Jung’s pronouncement: “The debt we owe to the play of imagination is incalculable.” [14] Once, when we were out walking, Irving noticed someone a half block away and said, “Look, there’s one of us!” Something about their hair and outfit stood out from the gray, uniform streets. They weren’t following the given pattern of conformity. They were living counter to the culture.

Erin went back to her family on the West Coast, with plans to return to New York City. Three months later she came to the Lower East Side, where she and I lived through the 1960s. Rosenthal had helped find our apartment; he knew the landlord. It was 48 dollars a month at St. Mark’s Place and Avenue A, now gentrified.

My evolving appreciation of literature came into play when I read pages from Naked Lunch to Erin. Irving had edited the book for Grove Press and was proud of his work. I laughed at the bizarre humor and surreal twists in Burroughs’ writing and Erin was aghast. But she was also curious. She kept coming back to the writing and listening to me talk. In a few weeks she was there, too, appreciating Burroughs as a rebel with immense power, working outside traditional story-telling.

Erin was, for me, comfort and stability and sanity. She was sociable and talked companionably with people. And she painted well. She used oils with a quirky flare for colors and shapes, as if bringing a hidden story to the surface. Her website erinmatsonart.com and a Facebook page display her work, considerably influenced by Chagall, whimsical fantasies and surreal landscapes and several gorgeous portraits. One of me, which I love, one of herself as an innocent, which I also love, and one of “Bear,” not so innocent, the man she left me for.

My favorites are clouds behind the side view of a house with a curving porch; trees with white blossoms and curling, dancing limbs; mythic faces with flames for hair mashing cheeks in the sky; a tumbling melee of flowers and cats and fabrics; a simple, repetitive portrayal of flowers on a windowsill. Her deliberately gauche style has, at the same time, a flamboyant, uniquely expressionist feel.

Interviewer: You had the privilege of knowing and studying with Allen Ginsberg. You met and worked with many other writers from that period, too. Who was one person you really admire?

Matson: Huncke was a surprise, the more so since Irving had judged him with such severity. That judgment, though, could have served to make Huncke attractive. Who was this calm older man, showing me the favor of his eyes, and treating me with understanding and kindness? I have a vague memory of my new friend and poet Ceely – John (nee Ceely) Paige [15] – introducing me to Huncke on the street.

But my soon-to-be wife Erin Black [16] may have established the connection that worked. I wish I could remember and there’s no one I can ask. These people have passed on. Remember, I was still a shy kid from the avocado farm. I was experiencing a rich tumble of thoughts and imagination but I hadn’t learned how to talk easily with people.

Huncke, however it came about, became a regular at our apartment on St. Mark’s Place. And Huncke and I had an arrangement: I liked sandwiches and so did he. When Huncke came over, out came the sandwich makings. We’d enjoy a meal of rye bread and cheese and sliced meat sandwiches and he’d start talking. He could see I needed tutoring and he’d supply some, discretely, here and there.

Huncke shined for Erin. She was fascinated with him and with his stories, and he would wait for her to join us, mulling over what story he would tell. She was his adoring audience. They’d smoke a joint and Huncke would drape a scarf over the lamp, casting a warm, welcoming glow throughout the room. He’d begin to talk. I heard, first hand, most of the stories that were later printed. I listened, enthralled.

One afternoon Huncke dropped by after a visit from John Wieners, who often stayed with Huncke on his sojourns from Boston. Huncke read, with an amused twinkle in his eye, a short poem John had composed the day before: “Huncke in the kitchen making a sandwich. / I hate him and he hates me.”

I was delighted. There was general excitement around this time about haiku, and I hadn’t joined. The form seemed too finicky. And few writers seemed able to wed an American sensibility with haiku’s traditional elements – nature, humanity, and time. But Wieners’ poem grabbed me. He showed how much can be done with a simple couplet. I began writing poems like his, which I called “Shorts.” And I noticed, along the way, that much of Wieners’ work is composed of couplets.

I heard that Ginsberg was writing “American sentences.” I imagined he reacted to the overly refined allure of haiku, as I had, and was doing take-offs in English. I felt the warmth for Ginsberg one feels for a common mind. The magic of poetry displays itself in surprising ways! I learned later that Ginsberg composed his sentences with the same number of syllables that haiku uses: seventeen. [17] This conflicted with my studies, as if magic relied on the number of syllables, not on the images! Did he imagine poetry requires a specific number? That was a disappointment.

After a while Huncke and I started walking the streets. Huncke would run into someone he knew, or someone he’d heard of, or someone he’d never seen before, and in a minute or so he would establish some intimacy. He’d move on to a cup of coffee, a meal, a score of drugs, a place to stay overnight, or a meeting the next day. Watching and listening to Huncke was an education.

At bottom his success was simply that he loved people. And he appreciated people. He was curious what they do – religion, work, meditation, art, relationships, drugs, whatever – to make their way through the day. He had seen most all variations and he made almost no negative judgments.

Interviewer: Herbert Huncke, of course, was well known in bohemian literary circles in the 1960s. And his life was celebrated, or mythologized, in Kerouac’s, Burroughs’, and John Clellon Holmes’ writing. Was Herbert Huncke really the reason you began using heroin, or was it someone/something else?

Matson: I wake up most mornings with an immense yearning, coupled with a penetrating helplessness or powerlessness. At bottom is an ocean of sadness. These emotions are acute now, and more so when I was young. I wanted that feeling under the manzanita to endure and merge with a sense of belonging. My family offered none of that – they supplied shame and critical disappointment. But the Beats frequently displayed a passion I connected with, as if I had returned to the manzanita.

Huncke was not interested in my taking drugs. I got into drugs through David Rattray and Ceely. Drugs were plentiful on the Lower East Side and so was the abuse of drugs. I had sniffed cocaine and liked it, and Rattray offered me a shot. I accepted. But I couldn’t find the sensation – perhaps because it wasn’t cocaine! It was heroin.

Are you kidding me? Just because the Beats ignored conventional mores, is this how you treat people? Behavior like this I never saw even a hint of in Huncke. But many indulged. The saving grace was that Rattray’s shot was so small I didn’t feel anything. True, I was expecting a different sensation, and perhaps Rattray’s conscience limited the quantity he prepared. Or he wanted the remainder of the bag for himself.

A while later I went with Rattray to his connection in Harlem and sniffed some of the drug. It worked. I was stoned all night.

Heroin makes you feel loved. That’s the simple, unacknowledged gift of the drug. Heroin takes away anxiety and paranoia and you can be yourself. It’s safe [18] and comfortable. One young addict attests, with authority, that heroin is “like a warm bath. [19] Heroin supplies the feeling of being accepted by your lover, by your family, and embraced by the community.

Every child comes into this world with a gift. Having that gift accepted is a birthright, but acceptance very rarely happens. It’s very rarely even moderately respected. Even more rarely nurtured! The poet’s job may be to uncover the gift and to develop it. Show it to the culture and show the path to its discovery. No matter how difficult the path might be.

Huncke knew that some people were convinced he turned youngsters into addicts and, from there, into derelicts. He didn’t want to be seen as that person. He also knew, of course, that the drug is a mixed challenge. He didn’t like my taking the drug. I used heroin for four years, and after the first few months we started shooting up together. He was extremely careful. He’d taste the drug with his tongue or put a smear on his gum and then he’d inject the tiniest amount in his vein. All this to check its purity and strength. If it passed these tests, then, and only then, would he proceed to shoot up.

Interviewer: If you could take any drug, without it being dangerous, addictive, or against the law, which, out of the ones you’ve tried, would best complement your writing and which the least? 

Matson: For me psychedelics were most important, and are so today, in my writing. Their influence is direct. I do feel heroin is equally valuable, though heroin is in no way psychedelic. It’s very different. I aspire to recreate its feeling in psyche and body in how I live every day.

People do assume that I, like some others, were seduced into taking heroin by Herb Huncke. I recall having a discussion to this point while sitting behind Allen Ginsberg in court in lower Manhattan at a parole hearing for Beat poet Ray Bremser. We were supporting an artist in our community. The topic of Bremser’s addiction came to the court’s attention, and how he had gotten involved in heroin.

Under my breath I said, “Every addict is a pusher.” And Ginsberg was quick to admonish me. “Not literally,” he said firmly. Of course he was correct.

But Huncke did make the drug seem attractive, without his being a pusher himself. My friends and I would discuss if the drug helped Huncke become the beautiful man he was, or whether it spoiled him some way. The issue was never decided. He did show, in his caring and in his interactions, that the drug does not take away one’s humanity. When, under the eerie guidance of David Rattray, I started taking heroin, Huncke was disappointed. He may have been fearful that he would be thought responsible.

I discovered the many benefits of the drug. Heroin doesn’t need pushers. On its own it does a good job, making one feel loved. All paranoia and self-doubt disappears. You become yourself, if a quiet, slow-moving self. The relief and inspiration is palpable. It becomes another tool, whether used at the time or remembered, in staying healthy and optimistic as we go forward. And health of body and mind is much needed.

How valuable was Huncke’s mentoring? In this era of hysteria around drugs and the availability of much more dangerous drugs, fentanyl and carfentanil among them, I pass the information on to my son and to his friends who take drugs. They should know the precautions that Huncke took and that generations of addicts who survive would often take. There are fentanyl detection sticks available now that test for the drug and that’s a help. Still, we must make those precautions known. To everyone.

My other main love was psychedelics. “Expand your consciousness” was the call throughout the1960s. Drugs did provoke and enhance that effort! The intricate layers that LSD and other psychedelics revealed, and the activity of those layers, fits the world we’re in now. As well as the world when I first took acid. Psychedelics let vastly more material into the brain than we’re used to. We felt that we were seeing the world as it actually is. In its fullest. This is the primary effect of the drug.

Of course, psychedelics are not for everyone. For those who are sympathetic, in body and psyche and mind, it’s hard not to recommend them. For writing and for thinking and for living. I think of acid almost every day. Every day something shows a hint of the intricacies and interrelatedness of things, all of which is tangible and visible on acid. Acid informs how I live, even if I haven’t taken it in forty years. Insights gained from its expanded view can be valuable for anyone trying to navigate today’s world.

Interviewer: In 1966, Diane di Prima’s Poets Press published your collection Mainline to the Heart, and the very first lines of this collection are the following: “Fuck you, Huncke / Leave me / hung up for junk, waiting.” You’ve also gone on record saying that “Fuck you, Huncke” were the very first words you uttered at your debut poetry reading.

Matson: I wrote the opening poem in Mainline, “Teardrop in My Eye,” in 1963. The next year I read it at my first public reading, at Le Metro on Second Avenue in lower New York. My hands were shaking so much it was fortunate I had rehearsed with Ceely, and rehearsed more than once. We had challenged each other to sign up and read before an audience – firsts for both of us. I knew what my words were, even when I couldn’t make them out on the trembling page.

It’s difficult to conceive, if you weren’t there, how wild and boundary-less and bizarre was the freedom of those times for a writer. The Beats had blown down the barriers. An immense new territory was open. And our own selves, authentic or not, were prominent in that territory! We could write about ourselves and it was news. We felt seen and welcomed. Even the funkiest parts of ourselves were welcomed. When else, in history, has a rebellious segment of the writing community been given such deep and thorough appreciation?

The culture at large was hungry for freedom like ours. Hungry for our honesty, our partying impulse, our unabashed sexuality, even for our swear words. And ephemeral magazines, along with established counter-culture publications, were flooded with writing that catered to that hunger. I, too, appealed directly to the hunger with the first words of Mainline. The audience wanted honesty and, when they heard the words “Fuck you,” they responded with spontaneous applause.

Life without one’s birthright is an aching. Life is an aching anyway, of course, but the aching is amplified without some hint of a birthright. I was writing by instinct. I was writing a lot and I read with appreciation writers who showed a similar connection – a primitive, innocent, complete connection – to one’s own feelings and to people and to nature. And to the streets. Ginsberg, once in a while, writes a wonderful line from a like mentality. I was more drawn, though, to Wiener’s “When green was the bed my love / and I laid down upon” [20] and Michael McClure’s “Oh awkward Love awkward” [21] and Diane di Prima’s “The sidewalk is crumbling into diamonds” [22] – early lines from these poets. And to the frequent extreme honesty in Van Buskirk, as “What does she mean to me?”

My model for Mainline was Alden Van Buskirk’s LAMI (1965), [23] a manuscript I typed from raw notes. Van Buskirk had been tight with Ceely, Rattray, and Martha Muhs and, after Van Buskirk’s death in 1961, Rattray became custodian of his writing. He knew I’d been typing Huncke’s stories from hand-written notebooks and in 1963 he recruited me to do the same for Van Buskirk. I read his work on scraps of paper and notebooks that Rattray brought me. We puzzled out Van Buskirk’s writing and I typed the poems.

The power of LAMI comes from Van Buskirk’s vision. He saw the world that Huncke saw, the world that I saw and that Ceely saw. And he articulated it with insight and precision. He created a mythic friend, “Lami,” a savvy, intuitive hustler and street person, and followed him day and night through East St Louis. By the time I arrived in New York City, Ceely, Muhs, and Rattray had already established themselves. Van Buskirk had been and left and had died. The Beats, from our vantage, were caught up in celebrity-hood and we contributed our admiration. They were new celebrities, true, but celebrities nonetheless. They were living in the sky. [24]
The Beats had moved emphatically away from conformity. They ignored conventional boundaries and opened up a world suddenly without fences. This was wildly exciting. Our acclaimed Beat writers seemed swept away by the feeling and why not? A breeze of exhilaration was still blowing through the Lower East Side in the early 1960s. It was stimulating. It was life-affirming. The Beats envisioned and celebrated a world that was wonderful, many-layered, and glamorous.

In contrast, Van Buskirk and Ceely and I recognized the streets as they are: painful. Not pretty. There are interesting aspects – even intriguing aspects – but they are not glamorous. Or when they appear glamorous, it’s a reverse, gritty sort of glamour. And that glamour is fleeting, or a gloss on the surface. My visionary ideal was Van Buskirk, with Wieners’, di Prima’s, and McClure’s emotional acuity and clarity in the background. I’d already finished most of the poems in Mainline to the Heart. I organized the poems and wrote a few more.

I wanted to convey as authentic a vision as had Van Buskirk. Did I write some to fit? Yes. Most, though, were already written. They affirmed my connection with life and with people and with the streets. Not the same as the Beats’ connection! Very little of the glamorizing we read in Kerouac and in Ginsberg. “We know so much more than they do,” was poet Andrew Heath’s summary, as he observed the Beats from the sidelines.

Diane di Prima knew me as the typist for Huncke’s journals a year or two in advance of her offer to print my work. Eila Kokkinen had recruited me to type those journals; she had been art director for the Chicago Review in the crisis years and I met her through Irving. Huncke himself would never have asked me to type his journals. He didn’t think of himself as an established, professional writer, and he likely assumed that to ask for help would be an imposition.

I spent many hours on his writing. The manuscripts were hand-written, in Huncke’s looping, slanted script, across pages of a variety of notebooks. Often his choice was a miniscule spiral notebook, one that would fit in a shirt pocket. There’s nothing cool about Huncke’s style. About the material, yes. The people he writes about, the curiosity, the intelligence, and the encompassing love he has for them, the compassion and the vision of humanity behind his relationships – these are hip in the best sense. They’re inspiring. But his writing was careful, leisurely, even Victorian, and typing the journals taught me about language. I learned what can be accomplished in a style that’s not written through a hip lens. Writing that’s not cool.

If I could articulate the core of Huncke’s writing, I’d offer that his words open us to our shared love for each other, whoever we are. The learning is subtle. We begin to appreciate and love people with backgrounds and creative impulses very different from ours. He inspires what has become known as “radical acceptance.” How we get there is intangible, but the journey is enriched by the vividness and accuracy of Huncke’s portraits. The typescripts became the Poets Press Huncke’s Journal (1964) and, eventually, The Herbert Huncke Reader (1997). [25]
When Diane asked me for a manuscript, I was thrilled. She and Alan Marlow were Poets Press. They had printed A.B. Spellman’s The Beautiful Days (1965) and I appreciated the grounded, everyday expressions and observations in his writing. “Love doesn’t grow on trees,” he proclaimed one day in the basement bookstore where we both worked. And we celebrated everything Poets Press did of Huncke’s. We all knew that Huncke was a superb storyteller and Diane had the foresight to publish him.

We found inspiration—new, exciting Beat writing—in Yugen, [26] the magazine edited by LeRoi Jones, later Imamu Amiri Baraka, and his wife Hettie Jones during the early 1960s. The Floating Bear, a casual newsletter, edited by both LeRoi Jones and di Prima, also attracted interesting and magical work. We read other Poets Press selections with interest, but I wasn’t much drawn to them. The holy grail for us was The Auerhahn Press in San Francisco. Auerhahn had printed Wieners and early McClure, and they printed Van Biuskirk’s LAMI (1965). They were the press we watched.

Writers postured, taking on Beat attitudes, showing their funkiness, and they were more than accepted. They were praised along with authentic examples of many developing movements, as the New York School poets, the surrealists, the Language poets, concrete poets, minimalists, even the objectivists. Di Prima did have an eye for emerging writers from the various schools, and some appeared as Poets Press volumes. Her roster provides a broad view of 1960s counterculture writing.

Some of us were looking for writing that felt authentic. Were the people we loved not posturing? Yes, to an extent, they were posturing: Wieners was the tragic gay lover, McClure the obsessed emotional male, Van Buskirk the ultimate cool hipster, di Prima the free-thinking, feminist alchemist. But these postures served their visions. What a relief to read, scribbled on notepaper, Van Buskirk’s assessment: “Fuck Olson and the crowd. For me only Ginsb., McClure, and Wieners.”

Diane was not at the Le Metro café when Ceely and I read. Did Huncke tell her what I was writing? Probably not. I think we have to credit di Prima’s intuition for soliciting a manuscript. We knew each other, I had visited her several times and talked about Wieners and Huncke and about what I was writing. A.B. Spellman, my boss when I worked downstairs at the Eighth Street Bookstore, had looked at me and said, “Diane makes a good mother.” [27]. But I hadn’t shown her any of my poems.

I was honored and flattered when Diane offered to print my book. I had not thought of a career. I was simply writing by instinct, influenced by an uneducated, sensory vision of the world. “I’m a leftover primitive” states one of our poets, Carol Lee Sanchez, [28] brilliantly, referring to her indigenous background. All humans have a Paleolithic core we may hardly be aware of, especially those of us who share nothing of the culture and the struggles of indigenous people.

Was I writing from this core? Not likely. I was listening, though, in that direction. The axis of Mainline contains the lines, “I’ve a dis-ease called life / and its aching, what to / do with it.” You don’t have to reach far to realize that’s the question Huncke saw in the back of everyone’s mind. No doubt it was on Huncke’s mind, too. Answering that question informs the path we take, and my hearing the question as fundamental speaks to how open Huncke was. I don’t remember his using those exact words, ever, but the question was on the air. Huncke sought to answer it for himself, probably constantly. And to hear how others answer it.

What was most flattering about Mainline was that Diane knew my love of John Wieners. She knew I was close to John, too, and she invited John to write the introduction. I was on a cloud. I felt as I had on earning the scholarship to University of Chicago. I had put in seven or eight years in earnest as a writer, reading the Beats and classics and writing almost every day. With Diane’s offer I felt in my element. I was getting what I had earned. I remember thinking, this is how it’s supposed to be! My gift is being honored.

After Diane gave John the manuscript, he came to my apartment and sat down at the same modest kitchen table where Huncke would sit. He started leafing through the pages. This was in 1965 and, through my relationships with Erin, Ceely, Huncke, and Eila Kokkinen, I was no longer so shy. I had become knowledgeable in the ways of the world and of how people treat each other – especially in the counterculture. Wieners focused on an early poem that ends with “creep away from the slinking hand.” I was twenty-three years old when I wrote those words and I’d sweated blood to come up with an image that emphatic. Wieners read the line and said, “I wonder how we can make this more dramatic.”

I took the manuscript and slid it across the table away from him. I knew, by then, that there are people who – I’d watched them operate – have an unerring sense for your most tender spot and want to play with it. Or to squash it! And that’s who John showed himself to be. I was not letting him tell me how to write – much as I loved his work.

Wieners’ introduction is not flattering. But one can feel in Wiener’s words his struggle with the power of Mainline. Not that he acknowledged it – he didn’t – but the reader can sense John grappling. He states baldly that he still carries “the wand and the fleece,” implying that I may not. Is he thinking Mainline might be of another genre? Or is a debased version of poetry? Or of Beat poetry? He writes, “One wonders about the nature of love in these poems. Are they vicious or not? … Human vermin inhabit the world … The ‘angel headed hipster’ … That dream is lost, as these poems testify.”

John was way ahead of me. I had no idea such an ideal existed or that my writing could indicate its demise. I was interested in being honest. “Angel-headed hipster,” while Kerouac’s writing and Ginsberg’s Howl had placed it firmly in the literature, [29] was not a familiar icon for me until later, with the advent of the Hippies. For us, for Ross Perez who drew the cover for Mainline, and for my friends, a “hipster” was someone who could successfully navigate relationships and the streets and the drug world. Huncke was a hipster – though the moniker usually applied to younger people. The “angel-headed hipster,” the visionary and all-loving Hippie, had not entered my consciousness. I’m not sure it entered the general conversation until a little later, when Hippies filled in the image.

Wieners also mentions that, in Mainline, “There’s breath and the practice of it. Form is not of the question here.” When I turn his statement one way, Wieners seems oblivious to how much attention we, including younger poets Rattray, Ceely, Goldenberg, and Richkin, were giving to the structure of Wieners’ poems. We were looking for clues on how to improve our own work. Turning his phrase another way, Wieners seems psychic. We would often end our analysis of – and our quandary with – structural intricacies by simply listening to our own breath. Our breath, as taught and referred to by Ginsberg, often gave us the road signs.

John is correct, of course, to say “Form is not of the question,” especially if he means not the single, primary question. We were following Robert Creeley’s dictum, “Form is never more than an extension of content.” [30] The question is whether the words convey the impulse of the poem, whether they capture its reality. This follows the original mantra of “being real.” And this also guides the structuring of the poem. Some lines are breathed, some enjambed, some are paused at the end, some end-stopped, and some words are placed on the page for visual effect.

The poem chooses its structure. Attention to reality comes from the poem itself! As well as from the revising mind. The poem’s impulse is best honored if a range of forms and techniques is available. The origins of voice are instinctive, but they have external influences, of course. I wanted to write like Wieners.

I went to book stalls on 4th Avenue in the City and picked up ephemera – mimeographed journals that published Wieners – and memorized his poems. Each one seemed to have special magic. I memorized most of The Hotel Wentley Poems, too. I tried to write poems like these. Imitating John gave me an ideal I could not attain, though I tried and tried. The template succeeded in showing how different my voice is from John’s. My efforts, deny it as I might, allowed another voice to come through the cracks. The template, in failing, gave me a sense of what was my own.

Interviewer: In 1966, Diane di Prima’s Poets Press published your collection Mainline to the HeartIt’s a book full of personal details and has a raw edge to it. In terms terms of content, it’s all you. In terms of style, who were you channeling?

Matson: Concrete guidance on how to write, a plethora of guidance, really, came from Ginsberg. We were wondering, Paul Greenough, Noah Goldenberg, Ceely, myself and other young writers, where do you end the line? Where to start the next line? And why? “The line is an expression of your breath” [31] was Ginsberg’s reply, which he took from Williams and Olson. We puzzled over this and repeated it endlessly.

And the requirement to be honest was at the foundation of all our conversations. Much later Ginsberg made the formulation, “Make the private world public” [32] and this simple, brilliant statement expressed our need exactly. The impulse was ubiquitous.

Ginsberg was tireless in passing on what he’d learned from Pound and Williams. And, by osmosis, from Eliot. It was Modernism – or, rather, it was the impulse behind Modernism. It was not the school of Modernism, which became overly articulated and fragmented and which, eventually, many artists found oppressive.

But the impulse behind Modernism is inspiring: wipe the lens clear of preconceptions and see what is. The Beats added their strong belief in the physical body and an indulgence in the self as legitimate sources of inspiration. We were familiar with both! They were the legacy of Walt Whitman. The acknowledged precursor to the Beats was Whitman’s Leaves of Grass and, without it being said, the book was required reading.

I’ve always had a stream of words flowing inside, as McClure’s early poems demonstrate in Dark Brown (1958), with their twenty-four-carat honesty and tight focus. But I’ve rarely dipped into that flow very precisely. Listening inward did inform me what was authentic. I’d match, if I could, the accuracy of what I wrote to the internal flow.

This is part of an ongoing dialogue between the poem’s impulse and the assessing mind. Later I wrote many pages of “Crazy Child” exercises – similar, spontaneous words – which became raw material for Squish Boots (2002).

I do edit to fit. I listen to the music of the vowels and consonants and rhythms and accents, and ask whether they’re apt. Is the music consistent? Does this phrasing suit the purpose of the poem? Yes, at times, I do count syllables and bring out rhymes, especially rhymes otherwise hidden. In Hello, Paradise I relish rhyming, or rhyming on a slant, a word at the end of a line with a word at the beginning of the same line.

When he visited our workshops, San Francisco poet and publisher Paul Mariah [33] showed us how he examined his drafts and found a line or two with energy that expressed the poem’s intent. He’d modify the other lines to fit – or reflect or incorporate or build to or match – that energy. I realized I was doing similar revising by instinct and I adopted his strategy. Parts of a rough draft feel right and I’ll work to arrange other parts to support or augment their effect.

I read a lot of Williams along the way and wondered about his “variable foot,” the scheme of line lengths and rhythms that he said determined the shape of his poems. It seemed, though, like rhythms of speech to me and not much more. I didn’t notice anything precise. I couldn’t extract a system that would apply to my voice. That would probably have felt like a forced fit, or a distortion, in any case. It did make sense to listen, openly, to speech – internal and external speech.

In this Williams is a fine guide. He uses conversational language, period. Cummings does too, but cummings employs such cleverness, his language doesn’t feel conversational. It feels artful. Williams would use words you’d hear in conversation and they become his exact building blocks. John Wieners was masterful at this, too. In addition, Wieners often places in the underpinning a double meaning or a pun or a metaphor – developing right along with the flow of common speech. And perfectly disguised – though when you read closely you can feel his thought and energy shaping the poem. He raised making poetry from spoken word into high art.

Williams’ greatest gift is seeing magic in commonplace events. That’s priceless. That’s what I got from Williams, and it’s not basic Modernism – though perhaps it’s a sub-species. Modernism asks us to see what’s before our eyes, and commonplace events qualify. The Beat aesthetic develops this further and asks us to look in particular at the commonplace. At the commonplace and, in line with Beat rebelliousness, at the despised. Trash in a gutter, a leaf blowing across the sidewalk, the hum of the refrigerator, spiritual glints in a drunk’s eye. Modernism makes no such demand.

Breath was always the issue. We’d look to postmodern Beat scholar Charles Olson, who taught poetics at Black Mountain College in North Carolina during the 1950s – and “we” were a changing group, Rattray, Ceely, Erin, Martha Muhs, myself and earlier, before he died, Van Buskirk. The Olson poem we passed around was “The Kingfishers.” [34] It seemed like a good poem, though it was difficult to understand how reading each line as a breath contributed. Poet Robert Creeley, in his writing, did this unerringly. He read each short line in one breath, which created a sort of hyperventilation that suits his material well. [35] It’s an effective writing and performance technique.

I change positions of words in the line, and breaks in the line, to give visual emphasis to the meaning. Is this projective? Not exactly, for breath is not a strict determinant. But the writing can be a loose projection; “casual projective verse” might be a label that fits. The page is a score and I’m making visual projections that are guides to reading the lines. An example is the final sentence of Mainline where I divide the phrase “… words, / words …” so that the second word is on a line of its own. This is a simple visual alteration, not indicating breath, probably more in the manner of Los Angeles poet Stuart Perkoff. [36] It gives emphasis to the final “words.”

Conflating metrics with voice, though, other than in the special cases of Creeley and a few others, seemed indulgent. Years later my friend Noel Sack and I listened to tapes of Olson reading and, at the same time, we followed his words on the page. Olson did indeed use the page as a musical score. And he did this precisely! One word on a line was read in one breath. Twenty on a line, too, was read in one breath. It’s an absorbing enterprise. Noel spent much time observing the nuances and reading analyses of Creeley and Olson on this strategy. But all that seems a cerebral bypass. Ultimately, I’m not sure we can make a scheme that fits our voice.  Or if we could, how would it be useful?

We listen to our heart for our voice. Listen and practice. Practice and listen. Start anew with a new poem. We learn nothing cognitive that we can bring forward. It’s ineffable. Wieners plunges into the depths and comes back with “answers? No. Poems.” [37] We can use statistics to analyze use of words and this might serve to identify authors by style and word choice. But voice? We won’t identify it with surety. We can’t tame it. We cannot make voice comfortable. We won’t make it safe.

Van Buskirk expressed our sentiment, again, with his declaration [38] “Fuck Olson & the crowd. Only Ginsb., McClure, and Wieners for me.” Western culture teaches us to listen to our minds and reap what rewards. Olson, along with others, indulges in a complicated cerebral endeavor that only initiates can follow. That’s a violation of the heart.

A further violation is to quantify voice. Voice comes from somewhere else. Being present to your material requires you to sense what voice and what metrics are fitting. You won’t find options by paging through a book. Or you might! But those pages are jiggering the surface while below, in the depths, the heart makes its choice.

“I’m your leftover primitive,” from Sanchez, comes to mind again! Your cosmogony does the choosing. Listening helps. Van Buskirk says, “Poetry now – 1961 / indolence….” [39] When you’re doing nothing, you are capable of hearing.

Interviewer: In ’69 Croton Press published Space Age (1969). There your style changes, seeming more open and ranging and doesn’t sound quite so street-wise, not so hard-core vernacular. The lines sound more like the ordinary speech of William Carlos Williams, like “The poet carrying his own air around everywhere.”   

Matson: Space Age was inspired by psychedelics and by Bob Dylan. Dylan’s confidence seemed to enable him to carry “his own air around.” As if he’s independent and invulnerable! And he shows how our topics may be as big as the culture. Better if they are! He opened the field. When I embraced the Beat aesthetic, I was not aware of its implicit boundaries. Dylan blew them away.

Lately scholars have noticed that Dylan’s early images are taken from – and probably inspired by – Kerouac’s On the Road. Could Kerouac’s free-wheeling, devil-may-care attitude have inspired Dylan? Or fit his temperament so well that Dylan extended it freely? While my friends and I were reading poetry, we barely noticed Kerouac. Perhaps we thought prose was a lesser art. Interesting that Kerouac’s adventurous spirit may have transmitted to Dylan and then circled back through Dylan’s work to inspire us. Adding magic to the saying, “What goes around, comes around.”

“Seeing” itself was expanded immensely by psychedelics. We started tripping in 1963, when peyote was available by mail from Texas. We’d heard of Gnosticism, the direct perception of God, and some Gnostic texts were passed around. I didn’t understand them fully, but high on peyote I could understand touching and feeling divinity. It’s everywhere.

This receptive mind was amplified by Ginsberg with many images in Howl. And by his love of Blake, who would lie with his wife under the trees in their back yard and talk to God. [40] The power and teaching of this story – this simple scene – was great. Far greater than any exposition! We could imagine doing it and could easily imagine its rewards. Best, of course, if one were high on acid. We took courage and recreated the Blakean scene many times in our apartments on the Lower East Side, with trees integrated with classical art and sounds of the City blending with progressive jazz.

Psychedelics, plus the model of Dylan, gave me artistic freedom. I could name whatever was in view. All the energy I had committed to being a cool hipster was released. I could look out more broadly and write with accuracy whatever I was seeing. No analysis necessary! I was floating, buoyed by psychedelics and buoyed by a feeling of confidence I imagined was like Dylan’s. And buoyed by a young person’s sexual energy and a sexual vision of the world, seeing sexual buzzing everywhere. Not judging the verse! “High on life,” the perennial ideal aided by psychedelics, egotistical to the fullest, naming the things around me.

Reading those poems seems like a journey back in time. It’s both exciting and scary to revisit that frame of mind. Further, as research into psychedelics has recently re-opened, it’s revelatory that science shows psychedelics disable the filtering activity of the brain. We let much more in when we’re tripping – precisely what we experienced in the early 1960s. Research also determines that meditation has a similar effect. Aside from some visionaries in spiritual traditions, we may have been seeing what’s real for the first time.

The signature moment was a free concert by the Grateful Dead at Tompkins Park on the Lower East Side in 1966. They were showcasing their first album and it was mind-blowing. We were dancing in the sunlight, and I took to wearing an ankle bracelet and walking barefoot. A challenge in New York City, but doable. The next year the Hippies were fully in the eye of the mainstream, and a movie producer was searching for actors to portray the Summer of Love – at its advent. I went for an interview and did well. It became clear, though, that the interviewer wanted an innocent, non-thinking, “angel-headed hipster.” I was too much an intellectual.

I kept the vision of LSD alive, nevertheless, and keep it alive today. Through most of the 1970s I took acid once a year, at various spots in the Oakland Hills. Life on the planet is that interesting, that layered, that magical, fully as entrancing as what psychedelics present. I came back from each trip refreshed and reconnected. “Expand your consciousness!” [41] Later I augmented the vision with a meditation practice. I revisit the buzzing in my body and in my psyche – my non-cerebral connection to the planet – for an hour or two every day.

And Dylan cries out for change. Yes, we have Beats railing against the system, [42] Bremser and Ginsberg and Corso waving their Beat creds at the cops. Dylan, by contrast, took on icons and politicians and generals as if face to face. Like an angry youngster! He confronts our adversaries and calls them out: “You!! You masters of war!!” He’s as uppity as he likes and as sarcastic as he wants – and he’s very smart.

Dylan probably had Woodie Guthrie as a guide for language. We had Williams’ wisdom of the body – “The line is an expression of your breath” [43] – extrapolated from Patterson by Ginsberg and Olson. And Williams’ “No ideas but in things,” [44] also extrapolated by Ginsberg. This runs parallel to Eliot’s “objective correlative”: [45] items in the physical world that echo or mirror one’s internal feeling.

For tangible guidance we had Pound’s ABC of Reading, where he presents the three Imagist dictums. [46] The first is “Direct treatment of the topic, whether subjective or objective.” And “To use no word that does not contribute to the presentation.” This one may be prevalent in about every writing class on the globe. Also: “Compose by the music of the phrase, not the metronome.” That fit most everyone in the counter-culture writing community, Williams, all the Beats – until the advent of Rap, HipHop, and Spoken Word.

Those dictums matched my sensibility at the time, too, and the first dictum still does – emphatically. They were part of our conversation. We repeated those ideas to each other while reading our poems. I applied them as best I could in Space Age.

Ezra Pound’s Cantos may require scholarly study, but his madrigal imitations have a song-like beauty and innocence that appeal to primitive instincts. They’re pure song. “Now if no fayre creature followeth me, it is on account of Pity….” [47] Whew! The meaning is horrible and the song is to be adored. I’ve sung and enjoyed and revised those lines for sixty years.

The expanded consciousness in Space Age shows itself in the line “I’m watching the twentieth century on my outside skin.” This was the mode of observation and response throughout the book. It fits the insight Diane di Prima presents in “Rant,” [48] where she observes that we’re born with a cosmogony and the journey of a poet may be to find that cosmogony and to develop it. Superb! An astute conception of the poet’s passage.

Not only of the passage but also of what the passage feels like. You carry your personal vision around – somewhere at the base of your psyche, discovered or not – your whole life. “Rant” opens this territory. To my knowledge, it’s never been opened so clearly before.

“Watching the twentieth century on my outside skin” is, for me, the observing part of this cosmogony – amplified by LSD. “Turn on, tune in, drop out.” [49] Acid separates the user from consensual reality and this may give the tripper true sight. This relates to Eliot’s challenge, of course: what is truly before your eyes? This, in turn, is the impulse behind Modernism.

The line from Space Age is a lighthearted, optimistic summary of the book. As if viewing the century “on [our] outside skin” is an exercise available to everyone. And is informative and enlightening. There’s little sense of being distant from the world. I sometimes bring early lines into my present writing, and I think this one deserves to make that journey.

Today the line would have a sense of despair. Of noticing how our own culture holds us in thrall. And that our own lives – the meaningful parts – are very separate from what this new century manifests. Separate from destroying the forests and oceans and deserts and ice lands, aggravating class and race inequities, eliminating songbirds and animals and insects, and poisoning ourselves and our children.

That di Prima named the poet’s role so clearly speaks to how robust and far-reaching the Beat aesthetic is. And it speaks to di Prima’s brilliance. Her vision fits the impulse behind Modernism, seen with pagan, magical, spiritual, and perhaps psychedelicized eyes. I doubt if she could have developed her insight without Whitman’s belief in the self, either, as augmented by the Beats. She shows us that cosmogony – the origins of the human universe – is a personal prerogative.

“Let us go then, you and I, when the evening is spread out against the sky…” That’s an imitation of the template from the previous century and Eliot begins it perfectly. We expect colorful parrots in lush trees and dancing nymphs and Scheherazade’s veils rippling in the breeze and – whatever is lyrical and lovely. We get, instead, “like a patient etherized upon a table.”

What is on the table? What is in the field of the poem? Is the etherized patient the objective correlative, too? The external object that mirrors the sense in the solar plexus? Or the feeling in the heart of the poet? This thinking thrives alongside Ginsberg’s “making the private world public.” That etherized patient couldn’t be more private.

The meta-message is a challenge to everyone who follows. What do you see with your own eyes? What is spread out across your view? Wonderful to hear an echo of Eliot in Burroughs’ title Naked Lunch: when you pause and see what’s on the end of your fork! The fork you’re bringing up to your mouth at lunch. This confirms that the original impulse of Modernism is at the Beats’ foundation. But the Beats may have been spoiled by the success of their social persona! Did their attractive, unruly locks block sight – and memory – of the need to wipe the lens clear?

According to Abraham Rothberg, [50] Snyder posits that any time sapiens are able to be less reliant on hunting and gathering and start a civilization, there are complications. Like at the Tigris and Euphrates, where some of the various vegetation are always fruiting or flowering. In any season there’s some plant that is edible. And the animals come to the rivers for water. You don’t have to go hunting, you can ambush or trap the animals. And sapiens have the leisure to establish a hierarchy and perform collective socialization. Some of the tide of humanity – at the bottom of the social order – are not pleased with this.

The Beats added a discontent, as indicated by Snyder, to the cerebral vision of Modernism. A rebelliousness. Plus a belief in the person and the body and in mind-altering substances, all of which have been obvious over the years. And further emphasis on impulse, emotion, sexuality, adventurousness, and on youth and vitality.

Interviewer: Heroin (1972) brings in other aspects of Beat life. The poem “Lotus Glow” proclaims, about the drug heroin, that there’s nothing like it: “Each day through a pleasure garden and on brambled ways back through purgatory….” Did the drug help you in your overall evolution as a poet?

Matson: Heroin’s feeling of love suggested that I no longer need to quarrel with whatever I’m thinking. Or whatever I’m feeling. It’s okay the way it is, and that’s huge. I’d had the exhilaration of being published by Poets Press and then I stepped into the freedom and elevated consciousness of Space Age.

Time to come to earth and be grounded! To land on my feet and develop who I am, to take a compass reading on what to do next. My urge was to leave bohemian culture. To run from the Beats. To run from their arrogance and sexual predation and drugs and the social rigidity and be myself – outside the hip world.

I could have relaxed if I had understood “maturing out.” It’s an identified dynamic. [51] The appeal of heroin diminishes when you finally learn what you need to, under the helpful, protective umbrella of the drug. It helps you relax and feel who you are and gives you the time to grow. You don’t need the drug so much anymore. The threat and fear of addiction diminishes. You’ve learned better how to be yourself. You’ve “matured out.”

My early learning let me know I was on my own. I had a sense of how to write, with lounging under the manzanita as the driving metaphor. And I knew well that few would support me. I had to keep the instinct alive by myself.

In New York, even with Erin’s help, I would wake up each day with that same yearning and powerlessness and an ocean of sadness and lethargy. By doing nothing, we let the creative unconscious present itself. Van Buskirk’s “indolence” is likewise a portal to the creative unconscious. Being quiet unlocks the door to a vast, energetic realm.

I would navigate through the day, through the yearning and the powerlessness. The yearning asks for something approximating a birthright. To feel part of family and community and nature. To feel honored – not more than others, but as well as most people – in bringing one’s gift into the world. I could work on poems. Heroin didn’t lessen the helplessness much or lessen my yearning, but it did make those feelings okay. Heroin says you are loved and you have your birthright. You can do what you’re able to do. You don’t have to strive for something extraordinary.

Heroin is a clear window outside societal pressures. I didn’t solve any issues with heroin, but heroin helped me accept my helplessness and write at the same time. At the foundation is love. Love as a tangible force in the community, love as a sensation high on heroin – why not map one onto the other? Transfer the tangible sensation of the drug onto its lack in the community. I had something, connected with others at least on the surface, that I could do. I could write.

This fits well with having a natural voice or a cosmogony at birth. There’s much in the culture – it’s worse now – about how you have to present yourself. You have to be witty, you have to be smart, you have to look good. You have to be fit. Probably there’s so much pressure that those who are immersed aren’t able even to perceive it, let alone respect its immense, subtle power. You have to do all these things today in every corner of society, gangsta language, surfer language, hipster language, all these things in order to be a viable human being. And heroin just says yes. You already are viable.

Sometime in the sixties Phillip Lamantia came to New York, with significant personal caché. He was a surreal poet and talked style and drugs in cool language. Huncke spent some time with him and reported, later, that he was “bogus.” He was a “poser.” He spoke the language but he didn’t walk the walk. He didn’t have the experience he seemed to claim.

Huncke may not have been accurate about Lamantia, who was, among other things, instrumental in bringing City Lights Books into prominence. But Huncke’s summary was the judgment we feared. We wanted to be real – there’s the mantra again. Martha Muhs, who knew the poet David Rattray well, commented on the competitiveness and arrogance of our youthful circle. Rattray made himself into a surreal avatar, and he backed up this image with extensive knowledge of the arcane. Huncke noticed how little heroin I took and called mine a “chippie” habit.

He was correct. I took careful amounts over those years and I had no desire to be a heavy. Some placed me on a pedestal because I was comfortable with heroin and spoke well of the drug. Others put me below the lowest rungs of society for the same reasons. The topic is charged enough to tilt people out of rationality.

We wanted to be authentic. Our models were already so acclaimed that imitating them with veracity was beyond reach. And our admiration pushed them further away. How could we equal the years they’d already put in? Or the special status they had taken in society? We could jostle for position in the lower ranks. But we couldn’t easily become hipster kingpins.

We’d practice our walk and our talk. We’d amp the hip vibes in our writing. Amp up our smoothness in the sexual world – the guys were supposed to be cocksmen and the women cool and unflappable – maybe, I don’t really know. Certainly our astuteness was important when we talked about Beat figures and their writing.

The long poem “Junk Knot Untied” in Heroin (1972) identifies and reviews habits of mind that could hook me back into the drug life. I didn’t want to go back. I wanted to affirm my ability to become my own person and grow, outside of heroin’s aura. The larger issues in the poem are with drug culture. I wanted away from the pressure to be cool and from the need to rise in the Beat hierarchy. And especially I wanted away from the single barometer of getting “high” as life’s pinnacle.

It’s natural that poetry and sensation are linked. And the link is emphasized in much Beat poetry. But this link doesn’t require taking drugs. Being in touch with poetic magic means being in touch with entities beneath or beyond the mind, where our perceptions are not fully sensed. They’re a stirring underneath, or a stirring far above. We know they’re present because they ripple into consciousness every now and then. Not what one might think of as a high or a precise sensation, more like a meditation or a rumbling. Awareness of sensation opens doors so that we can feel the range of what’s going on. Letting in some of its subtlety and some of its many variations.

Heroin did help me be more real. To inquire more thoroughly and more calmly into who I am – and with greater awareness.

Mainline to the Heart showed I was cool and could navigate the same streets that Van Buskirk and Ceely did. Mainline was my credential in the hip world. With Space Age I stepped into a larger arena. I opened to a full range of society and viewed its many characters with their pluses and minuses, sometimes with admiration, sometimes with scorn, often with amusement. With Heroin came a measure of self-reflection, clearing the way for what I might now bring into the world.

The shared element is awareness of personal growth. And of the need for growth. I think it’s commonplace that artists, in their writing, trace their development as people – directly or by implication. Their writing changes over time. Some writers do this fluidly, others not. And there may be no correlation to the quality of the writing. McClure was a high ideal and, at Woodstock in the 1980s, he read some of the early poems I loved. He said they were his “dark night of the soul.” He dissed them himself. He didn’t need a critic.

The finale of Mainline reads “words, / words / someone will take as drug and discover / a friend inside.” There’s daring here – with a tinge of defiance – implying that taking in words is akin to taking drugs. And what the “friend” could be is not specified. But there’s some hope that the idea has validity. In hindsight, I’d say the “friend” is the part of the psyche aware of who we are at bottom and – possibly – that part that’s invested in growth and appreciative of the value of growing.

I probably had a sense that this friend might exist. If the friend is present enough in the words, the reader may relate. Not highly likely, but it’s possible! And there’s some blind faith that this friend could be my guide and protector. Interesting to realize, fifty years later, how well this thinking fits the journey di Prima describes in “Rant.”

The “dark night” McClure identifies goes on our entire lives, to a significant degree. His writing got more cerebral and more elemental over time. While there are occasional resonant and beautiful lines – “We are dancing / in the roar of the car / in the acid rain. No fear” – but overall he turned away from his early work. His writing seemed to apply for entry into the academy as a challenge for scholars to decipher. That’s an avoidance of the heart.

In 1978 I traveled with the emerging poet Michael Daley to Port Townsend in Washington State to give readings. Daley had connections there and we read at coffeehouses. Jack Estes taught at Peninsula State College in the neighboring town, Port Angeles, and he kept tabs on who was reading in the area. He asked me to visit and teach a workshop. I told Jack I had no classroom experience and wouldn’t know how to lead a workshop.

“Oh, it’s easy,” Jack said. “You just do what David Waggoner did last month. You divide the psyche into the same three parts that Transactional Analysis does and give them different names.”

During the late seventies Transactional Analysis was part of the public conversation. The discipline presented the same three parts of the psyche that Freud described and gave them familial names: Parent, Adult, and Child. Waggoner changed these labels to fit the writer’s psyche: Editor, Writer, and Child.

Jack continued, “Waggoner tells his students to have the Editor and Writer go for a walk and let the Child write whatever it wants.”

I was game and led a class, though with some trepidation. The workshop went surprisingly well and everything that was said fit the scheme. If it was critical or analytical, that’s the Editor; if it showed understanding of the process, that’s the Writer; if it was elemental or emotional, that’s the Child.

Teaching that one workshop was a great surprise. In one session I felt myself become the custodian of everyone’s creativity. It’s clear from the scheme that the source of writing, the primal and uneducated source, is the Child. Or, using Freudian nomenclature, the id – the unconscious mind. All the writing done that day was free and energetic. The topics were birthday parties, cotton candy, balloons, and candles on birthday cakes.

I came back to the Bay Area and supplemented my income with teaching workshops. I took over John Oliver Simon’s workshop and, using the same exercise, got the same cotton-candy results. Eventually we revised the scheme. After much experimentation, the Child became the “Crazy Child.” This designation produced the most honest, spontaneous, and energetic writing. The “Crazy Person” produced even stronger writing – when it worked! But often, probably because the phrase evokes serious problems, it stopped any creative activity.

At the same time I started private classes. I had two students for my first year, and then the classes started expanding. I found I had a knack for teaching. And I enjoyed it. Some people in my workshops knew Susan Smith, who was running the writing program at University of California at Berkeley Extension. A short while later she arranged for me to teach a beginning writing class, “Discovering Your Creative Writing Style.”

Interviewer: On the Inside (1982) moved in an explicitly political direction. Economics are brought in, so is the Vietnam War, so are city riots. Friends are named, people who were part of your life and part of the counterculture. You were also teaching at the Bay Area Socialist School. What motivated you to make these changes?

Matson: When I was interviewed for the Summer of Love cinema in 1966, I didn’t disagree with the producer. Perhaps the Hippies were harbingers of a sensitive, natural mind that would bring significant change to people’s consciousness. And, as a person, I didn’t represent that image of Hippies very well. Later, as the Hippies and the culture’s response became clear, I saw what had happened.

The dissing of the Hippies started before they blossomed! Were they too high to develop a political presence? Or a political arm? Too disorganized? Too innocent? Or did the media penetrate our minds so well everyone believed that, for the Hippies, such focus was not possible? The media told us what we thought, and we agreed? [52] Nixon’s “War on Drugs” was implemented in the same period and that, too, probably cast a pall over the Hippies.

Hippies became titillating entertainment and not much more. Their spokes-people, as reported by the media, made zany fun of the media – they, Tom Hayden and others, were plenty sharp and amusing. But the media presented them in a way that reinforced the idea that Hippies were neither serious nor focused.

I felt more comfortable with Hippies than with Beats. I had more political and social empathy with the Hippies. They fit the training I received from my parents – and especially from my grandmother, who was a Communist. If I had been younger, joining the Hippies would have been a greater temptation.

What drove me – and the writing of On The Inside (1982) – was the unfair treatment of Hippies. They were belittled in the media in a much more sophisticated and brutal way than the Beats were. The Beats were made fun of, yes, but they were also given respect. They expressed a raw sexuality and adventurousness that the overall culture had pushed underground for much too long. A powerful, positive response from the culture was ready to erupt. And it did erupt: into fashion, into entertainment, into advertising, into mainstream culture.

To extend the Beats’ passion, as the Hippies did, into more general love and caring for each other and for the planet might seem natural – today. But when the Hippies emerged, the mainstream media reacted as if they’d had enough of rebels. There’d been enough rebellious change with the Beats and more would not be tolerated. Hippies were not to be taken seriously.

Interviewer: Is there a definite connection between “turn on, tune in, drop out” and the fact that you were getting more political? I mean, in one sense, the Hippies were not political. They disavowed political structures, political programs, and there was no discussion of unemployment, racism, or proper housing for the poor. The harsher critics accused them of narcissism. How do you square these contrasting perceptions?

Matson: It’s a good question. And I think it asks us to revise our traditional assumptions. Much of the Hippies’ politics played out on interpersonal levels. At their foundation is idealistic anarchy – belief in the goodness of the human spirit. In the late 1960s, when Ginsberg started his farm in upstate New York, many of us wanted to join and many of us, also, wanted to start our own communities.

When I talked with friends, I found very few who had a clue about what’s required to keep a farm going. I didn’t want to go along and be the only one getting up at 5 a.m. to feed the animals! And I didn’t have the power – or the commitment – to school others.

With the right people, a community in the country is an ideal. Taking care of children, race, gender, employment, the poor, the disabled, animal rights, would be done within the community. From the natural compassion of our hearts. And the community would be off the grid and out of the reach of invasive capitalism.

The traditional mind might not think that’s political. To the contrary, the political issues are starkly present and to be worked out, up close and personal. It’s extremely political.

My father was a frontier Republican. When he fell in love with Mom, she made it her job to straighten him out. She was a red diaper baby. She had become a good liberal and she converted him. Grandma would speak a harder line, but she was good natured and ironic. She told us, her grandchildren, “Oh, don’t worry. Just have fun. Capitalism will fall of its own weight.”

She didn’t seem to be correct, but maybe that’s what’s happening now. The problem may be that capitalism, which has gained immense power and is more pervasive than ever, when it falls it may take the planet down and all the animals and plants – and us – down with it.

Whatever else the climate of my family’s home, the political foundation was caring for people and caring for the planet. I found nothing to criticize in the Hippies’ stance. All my buried political thought and idealism came burbling to the surface. The Hippies were my cause. On the Inside meant inside of prison. The book is a delineation of righteous political actions being taken at the time, right then. Actions generally dismissed or not reported. To list them in one place, and show their compassionate foundation, was giving them credit. To show the rest of us their power and their usefulness.

Can poetry influence how we think? That was my presumption. From today’s perspective, having written Hello Paradise. Paradise, Goodbye, it’s obvious that the Hippies were correct. They had the substance to become a prominent voice in our culture. They seem to have gotten lost in a not-very-productive dance, a dance between how forcefully they presented their views and the belittling lens of the media. A non-productive dance? More like a war between different ways of being. A winnable war if the transformative power of Hippie ideals were generally appreciated.

Interviewer: The charge has gone up that for all of their “realness,” the Hippies and the Beats were very white middle-class. None of it was as real as the black streets or the Latino barrio. In the 60s you met Amiri Baraka, who, at least in my view, was neither a Beatnik nor Hippie. In Issue #22 of the Progressive Librarian, released in the Summer of 2003, there is an article “Poetry Matters! On the Media Persecution of Amiri Baraka,” defending the publication of his controversial poem, “Somebody Blew Up America.” It is a statement which you and many other reputable writers and scholars signed. What were things you admired about Baraka, and do you think his voice remains relevant today?

Matson: It’s a cliché, it’s happened so often in history. Our revolutionaries are middle class or upper middle class and often white – Lenin, Marx, Che Guevara, Fidel, Mao, Marcuse, Malcolm X, Martin Luther King, Jr., and most of the rest. It may be that no one else has the time or energy or freedom to develop political thought. And perhaps no one else is free enough – from immediate oppression – to see clearly.

Amiri Baraka has my respect. Through the sixties, regarding politics, we all talked a good line. And we went to demonstrations. But work in a community? Baraka went to Cuba, [53] saw what was happening, and heard the criticism that he needed to come back to the States and work in his own community. And he did just that. No one else had the balls. And no one else had a defined community.

I faced a parallel problem in writing On the Inside. The work felt like personal indulgence when compared to direct action. I had no community, other than a few writers, and few people knew me on the West Coast. I was writing in a near vacuum. I justified my choice to continue writing as developing and playing to my strengths. No one else was taking my position supporting the Hippies,  and this needed to be part of the conversation. On the dedication page I wrote, “This book is to be used.” It may never have garnered enough attention to be noticed, let alone used productively!

Amiri Baraka had our attention, however. He already had a track record. When I scanned the people who signed their names in support of Baraka and his poem Somebody Blew Up America, I found Diane di Prima and Gary Snyder from Beat circles, David Meltzer and Adrienne Rich among the politically-aware, and Archie Shepp from the jazz world.

Recognizing so few names does not signify that few people supported Baraka. It may  signify, instead, how thoroughly the media discredited Baraka and how deeply they buried the controversy. Baraka’s friends may not have been generally aware that a platform existed where they could express support.

Somebody Blew Up America is a fine poem. It’s complete and vigorous. And it’s brilliant that Baraka doesn’t answer his own question, “Who blew up America?” He asks, “Who? Who? Who?” in the poem and recites these words as a refrain, as recorded on YouTube, in rhythm with saxophone accompaniment. He lets the answers percolate up as the poem proceeds. And he gives plenty of examples of American ideals being blown up. And destroyed quietly, too. Plenty of examples that beg the question.

That he did his research is obvious, and he should be honored for that. I have no doubt he followed political oppression all his life, and I’ll wager he’d done the study in the flow of his life, as a politically aware Black, long before he wrote the poem. I know a fifth, more or less, of the incidents he lists.

The poem was widely read and Baraka performed many times to enthusiastic audiences across the country. It’s in the established tradition of much of Langston Hughes’ work, especially “Let America Be America Again,” and its influence is in the background of my “Hello, Paradise. Paradise, Goodbye.”

But the media persecuted Baraka? Let it not be a surprise, the media have their agenda. The media are not much in touch with “we the people” in any respectful or viable way. The media know we like the poem but chose to deny its value, probably in direct proportion to how much we like it.

Baraka could add so many names and incidents today. Besides George Floyd and Brianna Taylor and Ferguson and Julian Assange and the CIA operative who on his deathbed confessed planting thermite explosives in the Twin Towers and Building Seven the week before 9/11. The heartbeat of the past, basketball avatar Bill Russell notes, “beats on into the present.” Of course, and that’s no longer news.

What’s news is that the veils are down. The curtain has dropped. Not only is the heartbeat palpable, a myriad of institutions have revealed their classist, racist, and privileged basis and intent. We know who destroyed America. And who perpetuates that destruction today.

The curtain’s dropped

and everything’s bare.

There’s nothing in the closet,

there’s nothing on the stair.

The wind whispers words

and nothing’s blurred.

Black smoke hanging in air

shows us nothing’s fair.

 

America, look at yourself from the grave

Look at yourself from the lynching tree.

Look at yourself from the bottom

rung of the marketplace.

From the garbage. From the dirt.

 

America, look at yourself.

Guilty of murder verdict for Chauvin

could polish the brass plaque

of a just and fair country.

But that burnishing rag’s stained

with old blood, plantation

bones, despise and fear of slaves.

 

Shake out that rag

over the forgiving grass.

 

High rise steel and glass

built on profit, white privilege, class,

race, slavery, misogyny, homophobia,

gender-phobia, genocide, murder.

 

You ask, was Amiri Baraka a Beat? That question needs parsing. Amiri never, to my knowledge, adopted Beat manners and social ethics. Was he a typical Beatnik, with a joint in his hand or a bottle of cheap wine in his back pocket and ready to party? No. Nothing about him hinted of the Beat social persona.

LeRoi Jones, as I knew him, was carefully present, soft-spoken, empathic, and intelligent. Was he of like mind as the Beats, intellectually? Yes. His summary of the Beats shows how thoroughly: “The Beats,” and I paraphrase, “are a collection of people of all classes and races and positions in life who agree that society sucks.”

Baraka spoke to the rebelliousness that the Beats expressed passionately, even vehemently. They were “anti-establishment.” Was Baraka sympathetic to their rebelliousness? Obviously. He proclaimed, “I love America, I hate the system.”

What we’ve found in setting up our writers’ foundation, the nonprofit WordSwell, is that a declaration of, or wish for, diversity isn’t enough. We need to learn the language, go into diverse communities, and propose what we might do together. Hippie ideals won’t be transmitted by themselves. We need to put them on the table – and on everyone else’s table.

We’re in a place similar to where the Hippies were. There’s plenty of energy for a general strike and for real change. But our political system has stymied us. There’s nowhere we can vote to support our ideas, other than on comparatively minor propositions. There’s no single, effective platform. Major platforms are taken away. The “Black Lives Matter” movement needs a powerful arm. It needs a coherent plan – along with a political identity – that promotes the ideas that so inflame us. That President Biden is doing as well as he has, is a blessing.

But Biden has entrenched, vicious opposition in the more conservative party. Preserving voting rights and the right to abortion, and curtailing assault weapon violence require every bit of energy we have, but these are defensive battles. We are defending rights against hostile attacks. There is so much more that needs direct, aggressive, positive, cooperative change.

The root problem may be classism. It seems similar to Herbert Huncke’s lack of recognition among Beat scholars. How can a street person, with no formal education, contribute to the sophisticated strategies set out by Ginsberg? But without Huncke, Ginsberg may have had no strategy whatsoever. [54] To acknowledge this would be to acknowledge that sometimes, just sometimes, street wisdom may be utterly crucial to effective action.

How could the Hippies, already labeled as non-thinkers – partying in the streets and on farms, albeit ecologically sound ones, in the country – without regard to position or ascension into intellectual circles – possibly have something to contribute? They’re not high enough in society. Could this be a similar problem for Black Lives Matter? Even though Black scholars and activists vigorously support the movement.

Snyder’s essay is a dynamic one: people on lower rungs of the culture don’t like the hierarchy. And people on top don’t like the people underneath – they’re disrupting things. Though of course entrepreneurs found ways to co-opt attractive Hippie styles into their products and make profits! Weren’t corn row hair styles in Whites a celebration of a Black style? Or were they a colonial annexation? Or both?

I know only that there was – and is – general validity in what the Hippies were doing. I resonated with them. Look, there’s good stuff happening and we’re not getting it together. My job was to lay out what I saw happening. From the inside, as from the inside of prison.

Interviewer: How does the collection Equal in Desire (1982) come into the reckoning in these respects?

Matson: In the 1970s feminism was coming to the fore. Women’s issues had already been more than a token part of conversations in the sixties. Why were Denise Levertov, Helen Adam, Madeline Gleason, and Barbara Guest the only women in Don Allen’s The NewAmerican Poetry anthology? [55] Were Diane di Prima and Lenore Kandel and Joanne Kyger not visible when Beat work was collected? That seems like pure sexism. It’s understandable that younger women, Elise Cowen, Bonnie Bremser, and Janine Pommy Vega were not included, because they hadn’t emerged when the anthology was put together.

“Our women,” that is, hipsters’ women – note the possessive – needed to be cool. And we men needed to train them. How to use hip language, how to avoid the stigma of being seen as bourgeois or middle class, how to maneuver through the conversations and verbal banter of the times. “Follow the dharma,” was the unspoken, and spoken, demand. It had many variations on the same theme: follow the flow of what’s happening in this male-dominated world and don’t make waves!

Deborah C. Segal, in her drama Natalie’s Story: A Raincheck for Jack Kerouac, gives a true-pitch depiction of the Beat’s repressive sexism. Well-known Beats push Natalie to “follow the dharma” in contradiction to her own interest and in contradiction to her emotions. This after the Beats exploited her gender and clean-cut manners to procure a bank loan! Segal’s dialogue displays the men’s absolute, unwavering belief in the correctness of their demands. Which they voiced with supreme arrogance! The blind arrogance of a presumed enlightened position.

I tried at various times to coach Erin in her language and in her style. Why ever would I want her to be different? Somehow, if her bearing in the art world were more hip, that would give me more stature. It was about me! Erin had heard my dharma lectures in enough variations that she could see them coming. Finally she called me out.

“Stop that!” she said. “I’m a person.”

She spoke with some force. I was used to her, an older woman, commanding my respect. She needed only that one statement. She had a wealth of feeling and ways of thinking that were hers and, moreover, were correct for her. She expressed her sovereignty.

A loving relationship, including sex, had been an aspiration for me for a while. The feeling paralleled that sense of connection with the manzanita of my young years. You could, without argument, present this topic as part of the development of my muse. How was I to keep some of that loving feeling in my life? In the rightful presence of feminism? And in the rightful presence of our nation’s ideal, revised: “All [people] are created equal”?

How could I write about it? It seemed obvious that a relationship – one that was respectful and consensual – was a safe container for the primal, raw emotions that often arise in men. And that Beat men were expected to express forcefully.

I followed the conversations of friends, especially women, after moving back to the West Coast. And I read the feminists: Robin Morgan, Marge Piercy, Estes’ Women Who Run with the Wolves, The Hite Report, Susan Griffin – “even the air is political.” I didn’t need gross behavior to feel the warmth and satisfaction of a good relationship.

But how to capture such respectful caring in a poem? In order to help myself feel and honor the mutuality of a loving relationship, I needed to use language that was not sexist – or was genderless or at least equally respectful of genders. Anything that smacked of cool language was tainted! The Beats had been sexist for too long.

Language was a challenge. I wanted to be real – there’s the mantra again – and use words avoiding the rasp of sexism. And our language is chock full of embedded sexism! The basis of Language Poetry shows its profound applicability here, in its firm strategy to avoid biases embedded, and hidden, in the language.

I had heard the term “Neo-Beat” and the label sounded attractive. Did it signal that others were revising the Beat social persona? And were on a journey similar to mine? I checked around and found the Café Barbar readings in San Francisco were called “Neo-Beat.” But the venue seemed mostly to celebrate writing that relished and amped the roughness and rebelliousness of the Beats. Not for me.

I moved further away from the Beat Generation. I started writing poems for the collection Equal in Desire (1982) which called for language that did not trigger sexual issues. Equally important was to discover and describe scenes that show the sacred mutuality of attraction and love. So much had been interpreted about – and argued about – men’s and women’s every gesture that it seemed an impossible task. This was underlined by a woman friend who knew my dating patterns. She said that I, in our discussions, “…sounded like an expert but, if you’re that good, why can’t you maintain a relationship with a steady girlfriend?”

The quest to be real entails, periodically, a portal that opens to unknown territory. My friend had nailed the personal issue. I needed to become an explorer, giving full respect to what’s observed – disregarding any injuries to my pride. Little by little I realized that, in looking at relationships, one’s stance toward commonplace events is pivotal.

Our habit of focusing on the ordinary, learned from Williams, comes into play. You could sometimes resolve a tilt in love-making by noticing what one’s partner is feeling. Of course! Mutuality may be present, or attainable – and sacred and equal – in the undercurrents. There are layers and layers of interaction in a relationship, as a matter of course. They are present and ordinary. The selection of what aspect of those layers to bring into focus becomes as important as “being real.”

Dealing with conflicts between feminist women and our early training as men was the intellectual – and psychological – ferment of the times. Discussions were everywhere, especially at work. I drove for Taxi Unlimited, a producers’ cooperative in Berkeley. The role of women needed equitable and concrete designation in the company. At the same time I was solidifying thoughts and images for On the Inside (1982). The poem was spread out on the desk of the little house on Sixth Street in Berkeley where I lived. I pored over the pages, revising, adding, and shifted the sheets around – for several years. A friend called it my “desk poem.” [56] During that same period I developed an interest in letterpress printing. I was given a hand-lever letterpress by Harold Adler, of the Art House in Berkeley. I printed issue number four of the Berkeley Poets Cooperative – I had joined the group in 1971. And there, too, the role of women, and male attitudes toward women, and the similar issues in On the Inside were kicked around quite a lot. How do you run a cooperative? How do we set up equal positions for all writers? Of whatever gender? It was a living laboratory. And it ran parallel to the thinking in the desk poem. Life was feeding poetry in a dynamic way – scary, exciting, and productive.

In printing I was coached by Clifford Burke. On weekends he opened his Cranium Press shop in San Francisco for people to learn the craft. Amazingly, at the same time as I looked for a larger press, Irving Rosenthal was switching to an offset press for his Kaliflower Commune in San Francisco. He was looking to give away his foot-treadle letterpress. I applied to him, and Irving gave me the press.

I started a small shop, “Neon Sun,” in the basement of the little Sixth Street house. I mostly printed letterheads and business cards, with occasional broadsides and poetry chapbooks. Along the way I developed a relationship with Paul Mariah. I produced letterpress editions for his ManRoot Press and printed camera-ready copy for his trade editions.

As a politically savvy man in the gay community, Paul was thoroughly aware of sexism in mainstream culture. He took on Equal in Desire as one of his list. It was an honor on par with being printed by Poets Press. He didn’t have the stature or the celebrity aura that Diane di Prima had but, in the gay community, he was a pillar. ManRoot was prominent. And, as if validating his choice, Equal in Desire became Mariah’s best-selling book.

I also published Heroin (1972) and John Ceely’s The Country is Not Frightening (1974). It was a gift to a friend and an honor for us both to have well-printed books. Ceely and I shared many experiences and had similar world views, having come up just after the Beats. What attracted us was the Beats’ passionate reality and their distrust of conventional wisdom. Both Heroin and The Country expanded on real visions. What more was needed? Ginsberg and McClure and di Prima and Wieners were real, and we paid attention.

But we had no sense of how the Beats were marketed, or how timing contributed to their success. The crucial ingredient is capturing the public imagination. And the Beats did this well! They played to a culture that had suppressed its sexuality and was hungry for freedom of expression. Ginsberg’s vision and energy was on point. We felt, on the other hand, that when something is real, it’s a magnet that gets people interested. With some reason, at least.

Interviewer: Hourglass (1987) alternates poetry and prose. The preface states, “I want to be free from responding to the world and its artifacts automatically, like a robot, and free from needing to follow or dispute my inner thoughts.” In the prose sections, like travelogues to the poems, there’s mention of meditative techniques, yoga, Zen, and psychotherapy, often as aids to awakening consciousness. And, along the way, poetry is identified as a vehicle for consciousness.  

Matson: In 1978 a basketball friend, Jack Litewka, offered as a birthday present to me a session with a hypnotherapist. He could see I was stressing: I kept catching the same cold over and over, a surefire sign I was out of touch with my body! The therapist, Elaine Chernoff, taught me self-relaxation and self-hypnosis which, as I practiced them, evolved into vipassana meditation. I didn’t do more than glance at other disciplines mentioned in Hourglass (1987) – yoga, Zen, traditional Buddhism. But I was fascinated to watch thoughts come into consciousness and disappear. I’ve meditated every morning since then, more than forty years.

This morning I meditated for an hour and a half. It’s a way of feeling who I am, separate from the chatter in one’s mind. The ideal is to be free from responding “automatically, like a robot” and free from arguing with thoughts and free from rejecting them. Who we are is not that conversation in our heads! The spiritual being is underneath – and separate from – the machinations of our brains.

I had a girlfriend, Annie, [57] during that period. We would occasionally smoke marijuana, and the combination of meditation plus marijuana produced visual snapshots. These may have gained their vividness from the marijuana we used – powerful “Thai sticks,” imported from Thailand. The snapshots were signature moments in meditation. Some were wholly imaginary, others were places we had visited or things we had seen – a cave in Baja California Norte, a winged Hindi sculpture in a textbook – that, in some way, mirrored the meditation. This recalls both Eliot’s “objective correlative” and Williams “no ideas but in things.”

I would endeavor to capture the snapshots with words. The snapshots, to my surprise, seemed suited to sonnet-length poems. The possibility of writing in forms had teased me for a long time and I was ready for the challenge. I indulged in a rigorous form – the Italian sonnet with eight-syllable lines. I would find some phrase, in my voice, that fit the subject and the form and I would design the poem around it. Often the scheme became sticky and I’d re-examine that first phrase. The metrics and rhythms – after I did some revising – would sometimes fall into place gracefully. As if the original phrase had devolved, after providing its valuable, initial stimulation, into a roadblock.

After many of the poems were written, I realized they were arcane. No one would understand them who didn’t also meditate as we did – and perhaps smoke the same marijuana. “Making the private world public,” and doing this clearly, was the challenge. It occurred to me that a prose travelogue for each poem would be useful for readers not on our exact journey. A map guiding them into the territory. They could join us, at least in imagination.

I felt satisfied with poetry as a “vehicle for consciousness.” For a while I believed it totally. These poems are, after all, about consciousness – or at least about the doors to consciousness. As they clatter back and forth! Now I think poetry is a vehicle for much more. Finding the “much more” may be a lengthy adventure. I do recognize that these poems are a step in growth – from hipster to psychedelic to recovering user to political thinker to pro-feminist to – hopefully – more clear awareness of self. The part of the psyche invested in growth is engaged. How well this process fits the poet’s journey, as described by di Prima in “Rant,” is uncanny.

How, too, one might wonder, did the Beat aesthetic help this enterprise? On the surface, not a whit. Closer examination, though, reveals several ways: first, Beat curiosity about Eastern religions and philosophy served to elevate meditation as a legitimate topic. And second, to use language designed to communicate to ordinary people, not to an elite class, fits the Beat sense of justice and democracy.

Far more important than either, though, is the Beat value of being present to the topic and present to one’s response. Was this learned from Whitman? It’s certainly expressed in his writing, and it also has a more recent, vigorous iteration in progressive jazz. The musician must be supremely present to hear a phrase evolving from a previous phrase. And to stay authentically in focus, without sidetracking. If a scholar were there in the 1960s, listening to the alert improvisations of Ornette Coleman or of John Coltrane, this strategy could be heard in their music, demonstrating itself with precision.

Catching images that meditation reveals asks for such alertness, too, and it’s akin to hyper-awareness. The subtle and fleeting images require instant, accurate photography by the poet’s eye. On one chasm to the side of the visuals are sloppy clichés and, on the other side, disbelief and disdain. “Wiping the lens clear of preconceptions” is thus key, too. One presumes scholars could expand, with fruitful results, on these aspects of the Beat aesthetic.

Was my understanding mitigated by my teaching? By appreciating the power of writing that comes from the unconscious? I thought myself an experienced writer who didn’t need the Crazy Child exercise. There I was, having taught for ten years and having meditated, in my personal life, about the same amount of time. And both practices cross and re-cross the border between the conscious and the unconscious. Meditating, I’m watching what comes up from the unconscious as evidence of the authentic self – or of the inauthentic self. Teaching, I’m watching how, in the Crazy Child exercise, when the unconscious moves into the writing as a dominant player, the writing is enlivened.

The exercise is simple: let the editorial and writerly voices take a walk while the Crazy Child expresses whatever it wants. Most people crack open a window to the creative unconscious and reach through, pulling in shards and stringers of Crazy Child energy. Once in a while, though, for some people – at mention of the moniker “Crazy Child” – the walls fall down. A torrent of images and scenes comes screaming through. The problem is not keeping up with one’s writing – no chance of that! The problem is keeping one’s balance. I did the exercise one day and, surprise, the walls fell down. I was one of those people.

I wrote volumes of the exercise. I had no idea what was coming through my psyche. It was so energetic I felt compelled to save the drafts and it was three years before I grasped what was happening. Three bewildering years! I was receiving unfamiliar material from childhood – as if the child had words, and the feelings and insights were a baby’s or an inarticulate boy’s. These rough drafts became raw material for Squish Boots (2002).

Interviewer: Squish Boots displays an immediacy of expression that comes out strongly in most of the poems. They seem to be first hand. They seem “on the pulse,” conveying raw experience, following the organic logic of the topic or event. There appears to be no containing or supporting structure, either, and no judgment or interpretation. 

Matson: In my working life, in the same period that I was drafting Squish Boots, I could see the writing on the wall. My income had been augmented by teaching at Cal Extension but, since I did not have a degree, I would eventually be dropped from the roster. A Masters degree was preferred.

I applied to schools for an MFA and learned that, while many graduate schools do not require a BA, they prefer their students to have demonstrated the ability to be successful. That means they came close to graduating. And Columbia accepted me by accident!

My file had not gone to the education committee, who would have noticed I dropped out of Chicago after one year. Rather than reverse their decision, Columbia accepted me as a “special student.” I would do the normal course work and write a qualifying essay at the end of my first year. If, in their judgment, I acquitted myself well, I’d be accepted as a regular student and a legitimate degree candidate. That’s what happened.

I was happy with Columbia partly because I knew Sharon Olds would be there. But I was not comfortable with Columbia’s unspoken belief in poetry as an elite enterprise – which could best be understood by people with a special education. This became obvious in the first classes. Anything I had to contribute ran counter to that belief.

I didn’t want to be silent, though. I challenged myself to say one thing during every class. Often I designed my remarks to help the class and the teacher. By then, after all, I’d been teaching for ten years and I was familiar with classroom dynamics. Sometimes my remarks would be well-received, sometimes the students would mutter, “That’s so California!” I’d have done well to wear a t-shirt emblazoned “I’m so California.” But it might have been more accurate to proclaim, “That’s so Beat!” Except, by then, the Beat influence was not perceptible beyond some distant, well-worn bricks at my foundation. Maybe “That’s so pre-Modern!” would have been accurate, and I would understand this now. But not at that time, before I’d developed the thought.

Once, during a Robert Hass’ “Intensive,” discussion came to involve gender issues, and the atmosphere became tense. I thought it helpful to offer, “Received wisdom suggests women are more comfortable with emotion than men are.” And I got an inflamed response. “That’s not true!” Hass was shouting. “What about lust? What about anger?”

My jaw dropped. Had he not taken part in a conversation with a feminist? A respectful conversation? Strange how words of the patriarchy can slip into our mouths automatically and become proclamations. When we parse the words and understand their defensive agenda and their history, we begin a soulful process of learning about gender issues that’s vastly enrichening. Hass has plenty of fully aware women around him. I expect he’s done the good work since that time.

Early on I was astounded at how poorly Sharon Olds taught. She did recognize edgy lines similar to her own, which she praised. But she displayed no interest in what students were trying to achieve. None whatsoever. And I had enlisted her as my thesis advisor!

I showed her drafts of Squish Boots and interviewed her. As she fingered the poems, she gave a preamble about how pieces need a beginning, a middle, and an end. “These are all middle, middle, middle,” she proclaimed.

What the bleep? She had read these carefully evolved drafts and she didn’t respect the writing enough to engage her mind? I must have flinched or made a face. Olds looked contrite and said, “Oh, I see I’ve offended you.” As if the offense were my doing.

She was triggered by something in my work. And she’s far too intelligent to believe  “Middle, middle, middle” was the problem. Triggering comes from unconscious sources and they’re elusive and much more difficult to grasp than, say, an irritated response from the patriarchy. But the patriarchy may relate, nonetheless. The patriarchy might be judging, on subliminal levels, that direct, vulnerable emotions are distasteful in the extreme.

Even worse was the professor who took issue with the preposition “across” in “Motion Grasshoppers” from my thesis draft of Squish Boots. I replied that the grasshoppers were “moving across my shoulders, right to left,” and that the preposition identified their path. With accuracy. This is one function of a preposition: to show the physical relations of actions in the sentence.

This did not satisfy the professor.

The discussion was laughable and so inappropriate it suggests that a different issue had been triggered. One that’s also not acknowledged. The professor wasn’t doing instruction of any kind. What he did seemed more like hazing, and his blunt tools were about on level with third grade. Though I see nothing obvious about the patriarchy here, it’s tempting to infer that academic culture is phobic about childlike emotion. About real emotion and radical honesty.

One friend laughed and dismissed the incident, saying the prof probably had some problem with his toddler that morning. And the conflict got mapped onto my poem. I took her words to mean I should downplay the incident. Then I remembered many similar reactions, without any observable basis. I could not resist adding, “If academic society hadn’t shown such evidence in abundance already, I couldn’t have made that statement about phobias.”

The institution is culpable, though, not so much the individuals. Institutions have frailties. To accept thought that might change their culture is threatening. Keeping the discourse going fluidly inside safe boundaries, boundaries which may be very strong, whether or not articulated, is more crucial than risking the influence of truth. Unfortunately.

We saw similar safety measures come into play with the first draft of this interview. Pace University declined to observe the Beat aesthetic as it evolved through my work; instead the editors chose to convey the beginnings of my journey in a twenty-page excerpt in Journal of Beat Studies #9 (2021). Those pages convey the excitement we young writers felt for the Beat aesthetic, and they enhance Pace’s identity as a singular authority on the Beat experiment in the mid-1960s. That seems to be their agenda.

But to follow the evolution of the Beat aesthetic? Pace didn’t take one step in that direction. Was their hesitation that, after some evolution over the years, the aesthetic would appear weak? That it would become so watered down as to be unrecognizable? The reverse is true. Distillations of the Beat aesthetic, which I and other artists made, became essential for writers not living the Beat life. This speaks, instead, to the strength and resilience of the aesthetic. Many of us follow the Beat aesthetic today, and these times demand that we employ it to the fullest extent that we can. No other aesthetic, it appears, has the strength to stand up to what confronts us in the 2000s.

Ceely and I and other young poets were looking for an aesthetic that was durable. “Wiping the lens free of preconceptions and see what is before your eyes.” Though we didn’t use this pre-Modernist phrase, the concept was crucial to our investigations. “Being present to your material and present to your response” is an extension of the same precept. In the foreground was our requirement to be real and to be honest.

We knew about the wisdom of the body, too. Whitman started us in that direction and the idea was on the air and developed fully with psychedelics and meditation and alternative medicine and psychology. I carry the image, also, of the Gate of Horn reading, of the Beats’ full engagement of body, heart, and mind. You can’t work with these elements, “full engagement” and “wiping the lens free” and “wisdom of the body” without embracing a high level of honesty. Our nonprofit foundation WordSwell calls it “deep honesty” or “primal honesty” or “radical honesty.”

These precepts are so effective we can use them to escape the restrictions of the Beat aesthetic and the Beat social persona. And develop freely on our own. Radical honesty both confines and explodes what we do. Combine these precepts with the Beats’ disdain of conventional wisdom – and the rebelliousness that infers – and you have literary dynamite. Along with Pound’s imagist precepts and Williams’ “paying attention to the breath” and “no ideas but in things,” you can create a body of writing without showing much of its Beat origins. Even though logically – and ironically – these precepts come clearly into light in a vigorous exploration of the Beats’ foundation.

Emotion and passion influenced our evolution dramatically, and they are not safe. Especially when they course freely outside accepted boundaries. The academies might think these elements together undercut the Beat aesthetic but, again, close examination shows they do not. They stand in praise of that aesthetic. They show its immense power. They are what we need today, and need desperately, in order to deal with anything even remotely as devious and complicated as modern life.

The careful restraint of universities not only keeps truth away from students and scholars, it has the effect of creating a closed society. A closed society that, in this era, is very like the literary society the Beats reacted against seventy years ago. The academies seem most interested in maintaining their stature and their good image within an elite world. We must venture outside that world to learn. The original Beats faced a similar closed, incurious, and fearful academia.

You might complain, well, it’s literary society. It’s a fluid culture, not hard science. It’s nuanced thinking and fashion and opinion and intelligent conjecture from comparisons of texts. Issues that are large, highly charged, and barely recognizable come into conflict with each other. They are difficult to identify and they require careful discussion. What do you expect?

But to those of us involved in writing, it is science. Perhaps soft rather than hard science, but it’s science nonetheless.

We’re observing what’s happening. That’s science.

This issue gets more interesting when viewed through the lens of race. One early reviewer of Mainline was surprised when he learned that I’m not Black. I took that as praise. I had early on developed a love of Black culture: its songs, its jazz, its language. And since then, on the basketball courts, in the workplace, and living in Oakland in a racially mixed neighborhood, my love has grown. I’ve seen many incidents where Blacks are clearly more fluid and more comfortable with big emotions than Whites are. It’s become a truism. It’s indisputable.

The specter of a penalizing Puritanism is haunting Whites. Maybe every second, maybe every minute, maybe every hour. The Puritans toned down the fire and brimstone of gut-level religion, but that’s only on the surface. Carefully hidden, behind ironed robes and good grooming, is an orange-hot scepter that breeds in historical memory and flashes unseen through our psyches. It will singe your gonads and cut your neck precisely at the carotid artery.

No wonder we flinch! No wonder we have to think twice while holding our faces stiff and numb. No wonder we have to run every feeling through a brutal, multi-faceted assessment before we speak. I was happy to be identified as Black. Happy to be identified as someone who might not go through all the over-thinking, or double-thinking, that Whites do.

We don’t need to be attacked to reveal our “White fragility.” The source of the disease is already full-blown. It’s in our bones, our blood, our lymph system. It’s in our history. You’re damned to hell forever if you let some unruly feeling show, even a hint of one. But, well, I am all unruly emotions – or something like eighty-nine percent. I should expect exactly the response I am getting.

I had maintained my distance from the Beats for more than twenty years, and Columbia University was a turning point. I turned back toward the Beats. Nowhere in the poetry classes at Columbia was there anything of value. There were several other well-known poets – who offered nothing. I did find substance in Frank McShane’s nonfiction class, in Williams’ General Studies fiction workshop, and in George Montgomery’s playwriting class.

It dawned on me that the Beats, and my study of McClure, Wieners, di Prima, and Van Buskirk, had provided a solid foundation. One glace at the depth of my involvement proved the point: a less durable aesthetic would have found ways, on its own, to show ineptitude. Academic society has no way to contest or devalue the Beats or, certainly, no legitimate way. That gives them one choice. A student at Columbia identified the option when he remarked, “The academies are just waiting for the Beats to die.”

Later I realized that my foundation rested on the impulse behind Modernism: to see clearly what is before our eyes. However much I evolved away from the Beat social persona, I had developed an identity informed by the Beat aesthetic, an identity true to myself. Wipe the lens clear of preconceptions, and see what is before my eyes. My realization was not articulated then, however. I had only a vague feeling of unease and loss. I knew I was on my own – this was familiar. The unease stayed with me and fueled my desire to look more closely at what the Beats offer.

Modernism seemed in full contrast to what was available at Columbia; Modernism seemed not present at all. Are our institutions developing an aesthetic of puzzles with oblique physical scenes, a meditative voice, edgy or dissonant music, and a prideful flavor? Elegant puzzles that have a special history and a language all their own? One that invites essays and careful, nuanced discussion? That only a specialized education can prepare you for?

Do scholars think this is moving forward? It seems like their poetry is going backwards. And becoming remote. If it can, legitimately, even be called poetry.

The splurge of writing several years of Crazy Child exercises became, after much editing, my thesis: a first draft of Squish Boots. I kept one file for myself and a watered-down version for Columbia. There was no one I could trust to read my work with understanding. I enlisted an amiable basketball player who taught there and a Joyce scholar to be my advisors, finally, knowing they’d approve of what I was doing – without knowing what it was. I didn’t need to deal with whatever Olds and her colleagues might think.

I kept struggling with Squish Boots. The poems were difficult to organize, but over time I became familiar enough with them to recognize they offer internal clues to an organic order. One small realization adds to another and then to another, all stringing along on a learning curve. Together they build, eventually, a self with a very child-like interior.

I had no problem staying connected with my passion, my heart, and my history – disregarding judgments of the academy. The poems are emblems of vulnerability. What this might feel like, underneath conflicts with family, with society, and with fruitless dialogues with one’s intellect. Purely the experience of the childlike heart and of a young, uneducated mind.

Perhaps it could be called the primal psyche. “I’m your leftover primitive,” to paraphrase Sanchez again. Extend her statement one short stride into paganism and animism and we are, indeed, in primitive, childlike territory. That’s where small animals seem to invade the body. Grasshoppers are guiding one’s tendons across joints and bones, and molecules form a bridge one could fall through, at the splash of a single cosmic ray.

Interviewer: Wasn’t the anthology An Eye for an Eye put together during this period?

Matson: Yes, the anthology was a relief and strangely welcome. An Eye for an Eye was Alan Cohen’s project. He enlisted me to gather the poems and it was a pleasure, looking for engaged and insightful writing in a period of confusion.

The times immediately after 9/11 were so chaotic that any writing with awareness and honesty stood out in stark relief. And Cohen’s title is on target. It refers, naturally, to the Old Testament where “An eye for an eye” is justice. But, and we have this as an urban myth, Gandhi corrected that: “An eye for an eye makes the whole world blind.” [58] Exactly. Continuing this behavior brings us toward nuclear holocaust. Brings us autocrats like Trump and like Putin who brandish modern weapons as if it’s their job to put out as many eyes as they can. And brings us to pollution out the wa-zoo. Toxins at every level, filling the graveyards.

Interviewer: The “Chalcedony” poems were your next project, and you found it expedient to opt for a woman’s voice and a woman’s persona, in the poems and songs. Tell us how this came about? And how did you choose “Chalcedony” for the woman’s name? It’s a mineral name, and I presume it came from your interest in crystals.

Matson: The only explicit evidence of mineralogy in those poems is the name “Chalcedony.” I thought I’d chosen the name at random, or by feel only. When I finally looked it up, I saw that, spiritually, the word means the “clear, blue, feminine light of truth.”

If I’d searched for a good title it could have taken six months to find one as fitting as that. This speaks to the intuition that guardian angels work through the unconscious. Or perhaps the angels are part of the unconscious? Chalcedony (2007, 2009) came in a natural sequence, I think, after Squish Boots and Hourglass – as a step in the journey to feel and be who I am at root. This recalls the importance of one’s cosmogony, again, as delineated by di Prima in “Rant.”

I had the uncomfortable feeling that who I was in relationship did not invoke what I truly felt. The thought was aggravated by awareness that my marriage was more than fraying, and that at bottom were communication problems, probably by both parties. I thought to try seeing relationships from a woman’s point of view. That expanded my voice. I became aware of an arena I hadn’t known existed. Being male but speaking in a woman’s voice allowed access, little by little, to large, little-known parts of myself.

I can’t pretend to know a woman’s voice. But I can present what my psyche thinks I would feel in a woman’s position. That was my guiding strategy. Having some homosexual experience gave me daring in the enterprise – and it’s mostly a matter of daring. Trying to attain psychological accuracy gave me the drive to work. But to be accurate to another gender, truly?

John Ceely Paige, who has since passed, was my poetry buddy from 1962 on, a 50-plus year relationship. He asked repeatedly, “Where’s the man in these poems?” I didn’t have an answer. It’s one thing to say, for instance about George Sand, that writing as another gender can be done accurately. That’s not for me to judge about my own writing – or whether a male is needed.

I judged the lines by whether they felt authentic to me, as part of my psyche. That was attainable. Reading the poems aloud, repeatedly, helped the voice to feel gender-fluid and one-hundred-percent mine. They feel like human passion. That fit my wish.

Interviewer: Your discussion reminds one that developing a new voice is an art. And doing it well means the writing, in a way, enters the very persona that’s being assumed. We have many examples of how to use the monologue, which is what the Chalcedony poems are – dramatic monologues. The voice is clearly one that you take from a feminine perspective.  

Matson: The Chalcedony poems definitely are dramatic monologues. I don’t recall having a model, though. I think first of “Prufrock,” certainly it’s a monologue, but Eliot’s tone is uniquely droll and despairing. This does not fit Chalcedony. What comes to mind, perhaps more aptly, is John Donne’s work – the absolute surety and range of his voice, and its engaging quality. “Do not ask for whom the bell tolls.” Perhaps his influence was working, unacknowledged, in the background.

Another source might be geology, again. The text I studied was Palache, Berman, and Frondel’s 1950s’ editions of Dana’s System of Mineralogy . The physical descriptions are models of accuracy, focusing on color, shape, texture, and luster. There’s no drama in the descriptions, and many of the mineral subjects are pedestrian. Driving the descriptions, nevertheless, is supreme confidence in close observation: that the results are invaluable. Even to the point of revealing internal atomic structure! That belief is one I adopted early on.

Nature and minerals enthralled me as a youngster. Any excursion in geology is an exercise in observing – both as a youngster and, now, as an experienced adult. What is before your eyes? Where are there seams, what signs are there of crystals – or not of crystals? When writing the Chalcedony poems, likewise, I’m in unknown territory. I can’t simply look at what’s before my eyes. I must engage in more adventurous and more nuanced ways of seeing. I need to become conversant with images and emotions in an arena where I have no conscious experience. Territory that is at first quite strange to me.

The influence of the Beat aesthetic in this enterprise may not be apparent. The lesson of Ferlinghetti’s “Christ came down,” though, does come into play, as I encountered images with mythic flavors. Small and large events that seem to be acted out by mythological beings. I needed to open my eyes wider and with more appreciation, seeing beyond boundaries I had assumed were real for me. This made the writing, for one used to dealing mostly with facts, an adventure into the imagination. Tuning the imagination to fit physical and emotionally-charged events in a relationship was an eye-opening challenge. At the pinnacle of the poems, perhaps their most rewarding achievement, is a joining of extreme passion and extreme vulnerability.

The practice of observing geology no doubt helped my ability to look and accept what I see. For many years, in New York City and involved with the Beats, I lost the inclination to study geology. The Natural History museum was appealing, though, and I made frequent visits. I may have kept my eye sharp by observing crystals under glass. But I didn’t fully recover my interest in minerals until the nineteen-seventies, after returning to the West Coast. At a flea market in Alameda an attractive rock was on sale for fifty cents and I had no idea what it was. I made the purchase.

There are fascinating crystals around the Bay Area. I started to look for them and Jack Litewka, the friend who connected me with the hypnotherapist, introduced me to a mineralogist, Dr. Francis Jones. I learned an immense amount from him, and from Bay Area Mineralogists, the organization Jones belonged to. The interest became an excellent complement to writing. I worked for a furniture mover, I worked with the printing press, I spent a lot of time in the classroom – and more time with a notebook and a pen, writing. It was a relief, a refreshing and energizing activity, to go to the seashore or along country roads or to the mountains with a bar and a hammer, looking for crystals. I started backpacking and bringing along my tools. I found I loved camping in the mountains.

One favorite place is the Dinkey Lakes area in the southern Sierra. There are crystals hidden high in the ridges. Behind me, as I sit at my desk, is a cabinet with a glass front. It’s a display case of crystals from a pocket in the Sierra. The specimens are from about ten thousand feet in elevation and I went there several years in a row.

On my journey to the area in 2015 the lakes were lower than usual and scum had accumulated around their edges. A lot of trees were dying – there’d been drought for several years and the trees were vulnerable to disease. The mountains up past ten thousand feet had no snow pack. There was brown haze on the horizon from a distant fire.

Probably this was the result of a few difficult years in the southern Sierra. But, if things were to continue as they had, in ten years the lakes might not be recognizable. And there I am, with thirty pounds of tools in my pack! Observing the deterioration. In my chest I felt the Western template that was despoiling nature. Let’s use the planet however we like, without awareness and without regard to consequences.

That first night I got out my notebook and pen. And I fell into an ocean of grief! Many phrases came to mind for easing the pain and managing grief. But no, no! I was going to express the grief in my body – and I was going to express it fully. Refrains were going through my mind, distortions of commonplace sayings, of ads, of quotes from literature, all applying to legitimate topics. I got busy bending and twisting the words to fit what was before my eyes. I had been following environmental thought and problems casually. I had the basic knowledge of what’s happening on the planet, in the sixth mass extinction, that most everyone has.

The outpouring did not surprise me. It fulfilled the Beat requirement to be honest, especially to one’s passion, of whatever kind. To be real. I spent most of that week writing – and not looking for crystals. The flow felt natural. I was connecting with emotions and with history and with the natural world. And with grief!

The images probably have their strength from my having gained freedom and insight in writing Chalcedony in a woman’s voice. And from writing Squish Boots in a child’s voice. Both enterprises brought me to frontiers of awareness that required observing with alertness and to expand the arena of my images. Required my being present to the material and present to my responses.

Is the voice in Hello, Paradise the full range I can have? I aspire to attain what I observed at the Beats’ Gate of Horn reading in 1959: full engagement of body, heart, and mind. The range of voice in this work does feel more vital and powerful than anything I’ve done before.

Interviewer: Your most recent work, Hello Paradise. Paradise, Goodbye, strikes me as in many ways a summa for you. Length comes into the equation: we’re used to talking about the American Long Poem and the epic nature of Whitman. The poem overall draws together the threads you’ve developed, issues of creative self, the sense of a political world, a corporate world, a climate world, a citizen world. To an extent it’s a Jeremiad.

Matson: The foundation of the poem is grief – with a heavy dose of guilt. Grief and guilt over our destroyed future. Yes, it is a Jeremiad, but not from on high! I’m not above the criticism. I stand before you, bar and hammer in my hands, turning lustful eyes toward the geology, in the shadow of brown and dying trees. Wondering where on the lake I can pump water that won’t clog the water filter.

I’m an emblem of the Western culture that’s destroying the biosphere. And all evidence suggests the culture is not about to change. We seem bent on driving faster and faster toward disaster.

Interviewer: Well, that’s very palpable, not least because there are theories even now that say climate change and our degradation of the planet is intimately connected to this corona virus.  That may well be right, who knows. What would be the Beats response to the virus?

Matson: I think the Beats would not have a more enlightened view of the virus than we do. The positions probably would be changed, though. Beats who took the vaccine would likely need to defend their actions, quite the opposite of the general disagreement now.

It’s certainly true we’ve made ourselves vulnerable to the virus. Not only with the poor overall response at the highest levels, but with flawed healthcare systems, degraded and polluted air and soil and food and water. We have weakened immune systems. We are vulnerable, since our bodies now carry an immense number of toxins – in our nervous system, in our bones, in our bloodstream, in our cells. There is plenty to grieve and plenty that warrants guilt.

I remember a conversation in the mid-1970s with Daniel Moore, the founder [59] of San Francisco’s Floating Lotus Opera Company. He mentioned guilt as a suspect emotion. Guilt could write a lot of poems, he said, but they would not be good ones. We can’t absolve guilt by writing about it.

I agree wholeheartedly that we cannot absolve guilt by writing. But I disagree that it’s a flawed drive. It’s crucial. At bottom the guilt is societal. And we carry the full load of guilt and grief in our bodies! Every one of us, with even a shred of Western civilization. I need to feel the grief and the guilt thoroughly, with rage in my voice and tears streaming down my cheeks. When those sensations overtake me, I’m in the authentic flow. I’m expressing our common grief – or some of it! And if we don’t bring grief and guilt fully into the light, these emotions may direct our behavior, either in a straightforward manner or in contrary reactions, from the shadows. Lew Welch perceives this emotion as litmus for how deeply he is taken in by the spirit of a poem. He calls it, “The gift of tears.”

My basic hope is to bring the emotions in our bodies to the surface and help them become part of the conversation. Yes, this will involve accepting how very far we’ve gone wrong. Most everywhere!

We’re wrong especially in the illusion of who we think we are. Including our emotions in the discourse, including the shape of our mindscape – and of the landscape – will suggest approaches for bringing our planet back to health. And our species forward toward health.

Interviewer: It’s hard to sustain a long narrative poem. We know that from the Cantos or Williams’ Paterson. Was it difficult to pull off Hello, Paradise. Paradise, Goodbye? Or do you have a special way of sustaining the poem’s interest, and also of sustaining the effort of doing the writing?

Matson: I enjoy writing the poem. Even as I’m weeping – I require those tears! It’s the sign of full engagement. At the same time, it’s fun to rhyme words like “faster” and “disaster,” no matter the tragic meaning. And it’s exultant, righteous play to create rhymes that are neither traditional nor lyrical nor poetic, rhymes with names of radioactive ions and names of chemicals in dyes and names of psychoactive drugs. That stuff is a riot to put together.

A friend [60] pointed out that the poem similar to Charles Ives’ music: he took clichés from all around the culture and stacked them together. That’s what I’m doing. It’s all nonfiction, too, it’s a “nonfiction poem.” I’m pulling in stuff from everywhere, all the way from hard science to casual clichés, hammering and sawing and chopping till the words fit the problem.

What sustains the poem are the refrains. This is my strategy and I trust it works. The refrains pop up here and there in a rhythm and then they change, and change back again, as the poem proceeds. Wheelbarrows full of glorious phrases that show the beauty of our planet or exult our power or relish our self-fulfillment or have zero positive effect on the current crises, and phrases that embody the destruction. The whole range of our beauty and of our disaster. The phrases keep drawing the reader in, hopefully, and the reader won’t know the tone of the next refrain until it arrives.

I don’t want the reader gloss over the topic. One refrain is “Zero. Zilch. Nada. Nothing. None chance.” Pointing to some underlying structures that don’t contribute to our health. Or to strategies, or to grief, or to the feeling in our bodies, or to the sense of coming disaster. Coming faster. That we’re doing our fruitless best to avoid.

I got into many quarrels with John Paige, my poetry buddy. He quoted lines and showed me how they failed. He said I had too many swear words and he was right. I pulled a lot of swear words out and then put a few back in. Some were crucial. Another friend said it would be obscene not to include swear words. The discussion was ongoing – and continues in my mind today.

John loved nursery rhymes and he showed me their value. I found many that fit the poem and add humor and pathos. Many jump-rope songs, too, and many pithy youthful and adolescent sayings as well, like “Roll over, Red rover …” and “Liar, liar, pants on fire.” These bring delight in their music and playfulness and, at the same time, turn my core inside out, at a child’s level, with grief and rage. Rage at our species destroying the planet’s birthright. Yes, yes, our planet has a destiny, too, and a birthright. A birthright that is circling the drain.

And our conversations covered other ground. One item was the lines “Stand in the hurricane and stare it in the eye. / Contrails write our obituary across the sky.” John wanted “an” obituary, not “our” obituary. What needs be said here? What fits what’s happening, what fits the trauma we feel? Is the obituary for all of us? And could John’s version be too hopeful? Indicating that many more positive alternatives exist, ones that should be investigated?

This planet is an amazing and beautiful and spectacular and nurturing place. It’s paradise for us. We evolved with it. This world speaks to us in many ways – many more ways than we can imagine. I want lines expressing such beauty and intricacy throughout and scattered about in rhythms. The poem goes back and forth, from glorious appreciation to ugly pessimism. From grim decay to hopeful insight. Seeing paradise and seeing destruction! They’re both here, in aces.

Paige’s son Michael Ceely tells me the poem will never end. It does have an ending, though, which I wrote that first week in the mountains. A mourning. A full-on dirge. Michael notices, however, the flood of new material coming in every day. A constant avalanche. And it’s on topic! Dorothy Parker asks, when the phone rings, “What fresh hell is this?” Whatever variety it might be will likely point to our self-created mess. We cannot go back to normal. “Normal” was a disaster waiting to happen. And it did.

If we go back, we’d be going back to abnormal. [61] And that would be, well, yet another disaster waiting to happen.

Interviewer: Teaching has been a large part of your life, which is obvious in the insight and thoroughness of your tutorial Let the Crazy Child Write! How have you squared that vocation with the time and effort needed to be a practicing poet?

Matson: The blessing of teaching is that students teach the teacher.

And the foundation of my teaching is appreciation. I recognize and appreciate students’ writing that has power and brings in deep, raw honesty from the creative unconscious. I have enough experience in the several fashions of contemporary literature not to judge one over another. Any judging would skew the adventure of finding a student’s honesty and skew the clarity of mirroring or showing that talent to the student. I need to keep my mind clear as I read what my students are writing.

I now easily recognize the honesty of the creative unconscious. I appreciate such honesty. And students challenge me to honor the same in my own writing. Encourage me, really by natural course, whether they’re aware of it or not. By natural course they demonstrate the value of radical honesty, since it gives their work power.

I especially need to heed this advice as I work on Hello, Paradise. Paradise, Goodbye. I need, as has been pointed out, to be present to my material and present to my personal response. I don’t have much corona virus in the poem. I need more, but not so much that attention is deflected. The pandemic has brought the failings of Western culture into stark focus. That focus needs to stay on the failings and not shift to the virus.

I often remember Trungpa Rinpoche’s mantra, as I’m examining stanzas that need work: “First thought, best thought.” We heard it in the 1960s, frequently from Ginsberg, and we repeated it among ourselves. I say it to my classes today, as well! It’s wrong, of course – first thought is not best thought. But it is a highly effective prompt. “First thought” is a door opening to the creative unconscious. It pitches us hip-deep into honest, native, primitive thought.

Frequently, while writing the poem, I’m captivated by a flurry of images. Is this part of our classist apparatus? Maybe, maybe not. I might ask, what do I really want here? The more productive question might be, what was my first thought? I hear myself saying it to my students – and I prod myself to hear it as well. It’s another case of students teaching the teacher: keeping the teacher alert on how best to write.

Of course, I can’t teach a simple, strategic plan to students! All I can do is point in the general direction, point to where the student’s energy seems to be strongest. The student’s internal world, their cosmogony, will teach them how to proceed. And I repeat this often, meaning to follow it myself. The poem teaches the poet how to write.

One day I discovered that Let the Crazy Child Write! fits what Ginsberg did and what Kerouac and Burroughs did often: automatic writing. What a surprise! There I was, thirty years away from the Beats in what I imagined was full rebellion – a rebellion against the rebels – and for the last few years I’d wholeheartedly embraced their aesthetic, without knowing I had done so. I’d been playing in their playpen!

Their “automatic writing” came into the literary world through Yeats and his wife. Automatic writing was – and is – the spiritualists’ way of being in touch with the dead. You write, automatically, whatever the dead say. This requires ignoring one’s agenda and one’s thoughts and getting rid of any analysis, then going into a semi-trance or a full-on trance that appears to connect with the spirit world. Then you simply write what the spirits say.

The Crazy Child is dead center in this tradition. We even use similar language: ignore the critical and writerly thoughts and write only what comes up from the darkness, from the unknown – from the creative unconscious. For the Beats, Kerouac gave the process its name “automatic writing” and showed its efficacy by typing On the Road on a continuous scroll of butcher paper that was trimmed to fit his typewriter. He didn’t have to stop and insert fresh pieces of paper! He could keep typing, following his spontaneous thought. The paper would continue rolling through his machine.

That this process is followed by very different writers doesn’t imply that the quality of their writing is comparable. The Yeats version in Vision, so our scholars report, was mostly done by his wife Georgiana, who drew Yeats into their seances. But Yeats put his name on the book and didn’t give her credit! Similar pieces of misogyny have happened so frequently in the literary world it’s become an ugly cliché.

Interviewer: We’ve covered much of the span of your career. What are you looking to do now? What is captivating your attention in this strange COVID period? Do you have a project in mind?

Matson: This interview is an honor and a challenge. It’s thoroughly absorbing. How to describe my journey with poetry? What were my influences? And what events were transformative?

As I came to the finale of Hello, Paradise, I thought to write one-page or two-page poems from the same mind. I wrote one about walking to the polling place and voting. Another on driving the I-80 corridor on a sunny day in the sixth mass extinction. Another on going to market in the first days of corona virus. My videographer friend, Vic Owens, made videos of two of the poems. He posted them at https://youtu.be/1iy6DOQqPpE and https://youtu.be/ZFcvfu6dMFc.

These poems are interesting to write. I look for what’s in our hearts in this current decade. “Occupy” and the “Me, Too” movements were raging and, about when they eased, our society was shocked by the murder of George Floyd. “Black Lives Matter” came to the fore and tension skyrocketed. Then more spikes of COVID-19! Vic asked me to write about these new times. Everything appears to be collapsing. And collapsing rapidly. Some friends were astonished that “Black Lives Matter” developed so fast and became so widespread and so deep.

No issue! It must be because, in combination with “Occupy” and “Me, Too,” and now with gun violence, the reversal of Roe versus Wade, and the effort to limit and distort voting, the Black Lives Matter movement echoes through all society and all history – straight from historical foundations of racism, slavery, misogyny, and murder. The tide of these systemic atrocities is running under the surface of American life and is ready to erupt. Has already erupted, really, in Donald Trump’s presidency and – note the court’s ease in overturning Roe versus Wade – continues to develop in political rip tides since. One commentator suggests that Trump did not change the Republican Party, he revealed its core. The Civil War has not ended. And the Republican Party is on wrong side.

The system is due for revision. Complete revision.

Then came the Russian invasion of Ukraine. And the specter of nuclear destruction and World War III, along with a milder designation, a “Soft World War III,” which has become a war of information and a war of finance. Our media may be much more accurate than Russia’s in depicting destruction in Ukraine, but it’s equally obfuscating about the real issues. Issues and broken agreements involving NATO. How Biden has been fighting the Russians and avoiding the diplomacy previously set up for Ukraine to become neutral. And for civil unrest in Eastern Ukraine to be brought to the negotiating table.

I have no idea how to handle the current material. It’s happening so fast, echoing through such depths of history and illusion. Where do we find tools to grasp this? We have little accurate idea what is happening. And no idea what will happen next. Has our species ever – outside of the biblical flood – been in a position so dire? Or so pervasive? Or so persuasive!

We don’t have a vocabulary for this, and neither do we have a set of images. Not outside of apocalyptic religions – but these are themselves destructive forces. We need a story that is fresh, comprehensive, loving, and effective.

We know, in our hearts, that life is sacred. The sanctity of all life! How do we combine this with images that fit what’s happening today? How do we make this knowledge operative? That’s a tall order. The Crazy Child allows unknown material to appear, and what’s effective might be unknown. Give the unknown a chance to appear, I will say in class. I need to tell myself what I tell my students. Take the freedom to be wild, to reach into strange, unlit territory, and pull words into the flow. The freedom and courage to hear what our own hearts are saying.

The trance we’re in is supported by a general mindset that is attractive and difficult to resist. “Are even my personal motivations commodities?” Kaira Loving laments, and adds, “This internal propaganda is exhausting.” [62] That many young students have the propaganda fully developed is disheartening. They came to my class “The Beat Aesthetic and Why We Need it Today” with a sophisticated apparatus in their minds on how to decipher poetry. “Wrong from the start.” [63] Poetry doesn’t need deciphering. Good writing is obvious. Stuff that needs deciphering is probably not poetry.

Carol Lee Sanchez acknowledged, “I’m a leftover primitive.” At the level of our primitive heart, the Paleolithic heart, we are all leftover primitives. And poetry speaks from, and speaks to, this bottom, primal level. We understand it by instinct. The educated apparatus students learn was created and is sustained by the pressure, or the urge, to rise in class. Marx was right. Poets want to rise into the upper-middle class intelligentsia.

That impulse needs to get flushed. So does the apparatus. I need, as well, to flush the apparatus from myself! Can the impulse to rise in stature be a sticky, limiting sort of glue? Yes. Our first effort should be to get that junk out of our minds and clear the way for language and impulse that’s honest and real. Clear the way for deep, primal honesty.

“Make the private world public” is key. But Ginsberg’s mantra is demanding. It has two arms: one, to bring awareness to the private world, so we’re cognizant of what exactly is in our hearts and on our minds. Two, to write so well that our private world is clear to the outside world, to the public. This clarity makes real connections possible.

What we’re seeing is the intersection of many worlds. “Black Lives Matter” added to the “Me, Too” movement added to “Occupy” added to the attack on Roe versus Wade and gun violence added to the general fight to preserve and extend voting rights gives our social unrest huge energy. All six issues shine light on inequities of race and gender and class. These plus the climate crisis and reactive trends toward authoritarian governments – if not fascism – require us to examine the entire structure.

Gaps in society link to race link to gender link to class link to production methods link to planetary destruction link to species extinction. This is not a surprise! Everyone knows this.

We can’t address these issues if our goal is to rise in class. Or to rise in affluence! We need cooperative effort, instead. Across all boundaries. We need to pull together. The current unrest has energy vast enough for a general strike and plenty enough to set up a coordinated approach to our looming destruction. A single, broad platform is necessary. Involving both political parties and involving a full spectrum of the general population.

But our political system may have betrayed us. Democrats chose a candidate who was good for ousting Trump and has already ushered in significant change, with support for those troubled by the pandemic and by bringing Ketanji Brown Jackson firmly into the Supreme Court.      The enduring issues, though, need to be addressed clearly and energetically. The tides of racism and white supremacy from the Civil War are still running strong. Can one party muster sufficient energy and strength of vision to make systemic change? To make systemic change possible? Bernie Sanders is speaking truth, and he’s put his effort into supporting individual candidates with progressive agendas – which is fine.

But the larger issues? We seem not to have a forum.

Our fledgling organization, WordSwell, seeks to affirm the joy of writing and to restore honesty to writing – following the precepts of Let the Crazy Child Write! The presumption is that only radical honesty can be successful in addressing what confronts us. The difficulties of setting up WordSwell became obvious early on. The initial group agreed we wanted plurality and youth and the tide of insight and inspiration coming up through the generations.

But when we included people outside our small group, the white elders in our community quailed. They wanted the organization to suit themselves – and not be influenced or overtaken by emerging culture. More, they displayed how fractious our community is and how incapable of cooperating. Cooperating is difficult even in a community of poets! Who appear to be enlightened, but are not.

Today’s complexity could shake down to a few images. Images containing our grief, our horror, our love, our challenges. As an example, we might look over the Sierra landscape, or follow the curve of a Pacific beach at low tide, and proclaim “How beautiful!” Then take a photo, pleased with the photo and with ourselves. Good enough!

But how different to look at the same landscape, invite the earth’s energy and the biosphere’s energy into our bodies and affirm, “This is part of me. I come from this. I’m subservient to this. I am beholden to this.” And from this foundation, “What are my thoughts now? What am I required to do now?”

Does this same insight apply to the blatant inequity all around us? Of course it does. As a luxury car drives up from the beach toward a summer home over the next ridge, supported by – who knows what – disasters and exploitation. Environmental problems and social problems link inextricably. The car runs on tires made from rubber, dollars, cheap labor, sweat, and the destruction of jungles.

We need stark simplicity in order to foster a rise in global consciousness. The human soul is crying out for such effort, everywhere. Sound familiar? It’s our old friend speaking: the impulse behind Modernism – in new dress. Or in no dress! Just what is before our eyes? What patient is etherized upon the table? Does radical honesty provide a response? A response of any kind?

And how do we start a productive conversation? We need what we saw blossoming at Gate of Horn in 1959: full engagement of body, heart, and mind.

Of course we know, in our hearts, that all life is sacred. The sanctity of all life is the understanding that needs to be operative. The conversation leading in this direction needs to be discovered, ignited, and pursued so vigorously that it produces change.

The primitive heart still believes that a few words thrown into the mix, like Vonnegut’s “ice nine,” will crystallize all thinking, globally, in an instant. Or in two instants! And our consciousness will change. Astrology sees the current cataclysm in the stars, and predicts that consciousness will rise to the challenge. And, in rising to the challenge, we will change. We will change completely as we deal with our disaster. Many of our enlightened, encouraging New Age thinkers speak from the same template. Our minds and hearts will change focus as we confront the disaster that is taking over our planet.

But we might need to grow by slow accretion of insight. Or through the abrasion of falsehoods, until generation by generation the illusions are worn away, and we see the truth. And then we’ll see what we must do? We’re captivated by the allure of our own culture. But, hidden beneath current obsessions and impractical, destructive drives, like rising in class or making money or becoming an adored hipster, are positives. Our species has wisdom and god-like capabilities.

We need stark simplicity in general. I need stark simplicity, personally, for my videographer. Images so clear he’ll know what photos to employ. To take our thought a step further, to become a help in the rise of global consciousness. The human soul is crying out for such general effort, everywhere.

What’s happened with Marcuse’s prediction, made decades ago: “Now begins a long march through the institutions”? Many marches have begun and results are not generally conclusive. Things may have even become more slippery than they were, when Marcuse’s insight had force. Institutions are now adept at sliding around crucial, system-changing questions and continuing on, with their images refined and polished. They look more attractive and more political. But their foundations may remain intact. Are they as exploitative and destructive as ever? And they’re strengthening? Probably. They have more tools. And it’s their job to create profit.

Jonathan Haidt posits in a recent Atlantic that social media have “made America stupid.” Trust, respect, and sense of decency have been eroded from the social fabric. Haidt calls these the social “mortar” and his argument is convincing. The media are more than forgiving when their users express negative thoughts.

They’re paired with what a political friend calls the general “Conscience-ectomy.”The media don’t mind and won’t care. Capitalism thrives on a population devoid of conscience. As with institutions, capitalism has a job: to accumulate users and consumers. The attention of users is their commodity, and nothing else matters. That’s short-term profit.

The effects of this strategy are probably not intended. They’re a natural outgrowth of free marketing in open ground with no restrictions, ground kept open with the lever of free speech. The decay we feel is widespread and operates at a level deeper than where money is exchanged. At a level more fundamental than Haidt, or almost anyone, considers.

Media and email leave out nonverbal communication. And science informs us that seventy-percent or so of communication is nonverbal. None of the honest material we consider in our writing workshops, in WordSwell, comes through in digital media. It’s invisible to media.

Has the macrocosm of our national “stupidity” infiltrated the microcosm? “As above, so below”? If this is so, then the deep, primal honesty in our workshops reveals itself as three or four of the unnamed and unacknowledged cornerstones in the equation for survival. And they’re under attack.

Or, conversely, has our deteriorated microcosm infiltrated the macrocosm? “As below, so above”? Perhaps the decay in personal relations has spread outward and upward and become universal. And holds us now on the blunt edge of extinction.

We are so used to lying and misinformation we don’t even recognize they’re unusual. Even though we’re dealing with such distortions every day. What else is new? We know politicians stretch the truth, sure. So does marketing. So do performers. So do hipsters. So do clerks. Whenever we enter a store, we adjust to the lies. Automatically. Adjust and re-adjust.

Lies are all around us. Beautiful images on the packages do not much resemble the contents. If at all! Though, maybe, when you spend twenty thousand dollars and six months in gourmet cooking school and add the ingredients just right, you can create something like the picture.

Even the names are distortions! In the interest of having allure. “Safeway” must mean safe. But safe from what? Everything unsafe? There’s no tangible content in the word and likewise none in its use as a brand. Only an appeal to emotion. “Continual intrusive mistrust” fueled by ads and lies and misinformation from all sides. Maybe that’s the psychological diagnosis of our dysfunction! Code CIM.

No wonder our difficulty, in understanding what we see, is ingrained. There’s a Puritan history of four hundred years pushing up the pressure of our culture. Even the Beats, who usually embrace impulse and passion, have a scholarly arm that stays sequestered in their minds. As we stated, “Western culture teaches us to listen to our minds and reap what rewards.”

This leaves out the nonverbal stuff. What’s in the creative unconscious is love and compassion. They’re not in social media or in email, or it takes great awareness and insight to find them. We’re brought into the conversation without agreeing that human discourse is founded on cooperation and compassion.

If global change is about to happen, leaving it to governments might mean, fearfully, leaving it to laws imposing change. That’s frightening. That seems a lose/lose proposition. That brings to mind propositions that would necessarily spread and strengthen the swing to autocracies across the globe. Difficult to envision such autocracies enhancing social justice or bringing on real environmental solutions to the crisis.

What else could we have? There are hopeful proposals by astrology, by new Age readings of Tarot decks, by spiritual leaders, in whatever predictive traditions we have. We’ve mentioned the template earlier, that humans will change in response to what confronts us. The lure of this thought is that the change happens automatically.

But would it truly be automatic? History doesn’t provide many examples. The horror of Hitler, instead of changing our consciousness, finds itself repeated to a frightening extent by Putin and in the treatment of Palestinians and Somalians and Yemenis. The U.S government is worsening the mess in these last three countries, in case you’re of a mind to believe our government’s promotion of itself as a proponent of democracy. Is there any time in history where our consciousness changed and that in itself solved a difficult problem?

I think our eyes are veiled in a way that doesn’t let us see these simple truths. My awareness is mostly inchoate but, nevertheless, I sense there are strict, unacknowledged boundaries on how to live. We’re in a trance. And it’s an artificial trance, with very little understanding of what a healthy human being might be. When writing Hello, Paradise I bumped into boundaries so many times the message indicates the trance is universal. We’re living a lie. And spreading the lie across the planet.

What we’re facing is a huge challenge. Humanity is continuing a destructive trance and, once you see it, it’s obvious. The terror of 9/11 established a foundation for conformity and oppression worse than what prevailed in the 1940s and 1950s. We think we’re more aware now and the trance should be easy to see and to slough off.

But it’s not.

What’s missing in our conversation is compassion. Marcuse, again, noticed that compassion is the foundation of social justice. We do not have to look further. But we should look far enough to see it. Far enough to see it in each other’s eyes. Compassion is in my eyes, and in yours, whenever we see each other. It’s born from the understanding that we are on this planet together and we share a common fate. We will leave the planet.

My pet cat, your pet dog, has the same understanding. Look into their eyes! Look into the eyes of a bird, of a possum, of a coyote, into the eyes of a cow or of a horse. The same fate and the same understanding. Your neighbor has the same understanding. So does the family across the street. So does the family whose skin is a different color from mine or yours. So does your child.

Compassion is at the root of our conversations. Deny it however you like and next morning you wake up and look into the eyes of your partner or your child or into the eyes of your pet and it’s there. You don’t need to impose anything or do some special magic to see it. It’s there. On its own.

And it’s what email and social media leave out. Compassion is in the unconscious and that’s seventy or ninety-some percent of the brain’s activity. We need to acknowledge compassion. We need to nurture it and to acknowledge its power. It needs to rise up from where it’s been simmering, without words, all this while. In our unconscious.

We don’t know what will happen. We’re in unknown territory and we’ve been improvising. We don’t know what tide is streaming toward us and what tide will come crashing around the corner in the next few hours. Spraying memes and slogans onto the walls and sound bites into our minds. We don’t know how the conversation about compassion will serve us. Or whether it can be successful. There’s no way to tell in advance.

We do know nothing else will work.

We’ve considered the other stuff. The new age hypothesis that consciousness will change globally in a short time is tempting. It’s obvious it should happen. The need cannot be denied. The microcosm confirms the need. The walk by our local underpass homeless shelter confirms the need. Scammers and hackers confirm the need. Cold calls confirm the need. The worn-down welcome mat on my porch confirms the need. And the macrocosm presents a huge obstacle.

We don’t know what awaits us. If we continue in the same way, we’ll face familiar problems. Build sea walls. Flee to the interior. Cut your losses. On alert. On alert. No way to live. No way to die.

We are walking the planet in worn-out shoes. They’re designed for striding through paradise. The moon still shines on us like a loving mother. Trees still bear fruit, flowers blossom, butterflies still find their host plants. And it’s all sliding toward oblivion. Quickly. Along with bees and insects. Along with ice at the poles and in the glaciers. Along with us.

We need to search for a conversation. We don’t know where it is! The news, week to week, searches, too. The conversation needs to be discovered, started, and participated in generally. And pursued so vigorously that it produces change. Pursued so vigorously and kindly that it involves everyone.

Interviewer: You’ve already said much about Allen Ginsberg, but do you think he would have been a good leader for this generation?

Matson: Marx himself said that history is not driven by dominant personalities. Social movements already exist and have their engines running. Rebecca Slotnik echoes this thought in saying that solutions will come out of darkness or from the margins of society. And any movement will pick its own leaders. Notice who has agency here! The movement will do the choosing.

The situation that faced Ginsberg seems, in retrospect, very simple. The urge to be free of a restrictive conformity, established during World War II, was ubiquitous. That was the engine running the general discontent. It may have taken very little for Ginsberg to give literary society a push in the direction of the freewheeling, partying Beats.

What we have now is immensely more complicated. Though our strict conformity, if we could boil it down to components, might explain the complications. Assuming the components are simple! They aren’t easy to grasp, since the engines are covered by layers and layers of misinformation and seductive social media. On top of which layers and layers of society have either co-opted, or have conspired to join, the conformity. Largely without knowing that’s what we’re doing.

Yes, we’re living in prison. And it’s a self-made prison: we’ve been complicit in constructing it. The song “Hotel California” puts it well: “We are all prisoners here, of our own device.”

We can’t say, “You’re a square,” to our neighbors and be persuasive. The moniker won’t prompt a productive conversation. “You’re a hipster” might be a phrase that fits our time. But it means something different from what it meant to young artists in New York City. Then, it was high praise. And spoken with admiration.

Now it’s said with envy, irony, and suspicion. Even though there’s nothing wrong with hipsters! Though we could complain the lifestyle is expensive and doesn’t lend itself easily to compassion.

It’s counter-intuitive to ask a writing teacher, today, whether we need a leader like Allen Ginsberg. How could our workshops inform us on this issue, one way or another? On second thought, we may have something to offer. Our writing workshops do not show people how to write so well they rise in the literary community. Instead we teach accurate, soulful communication, “radical honesty.” Without such honesty it’s difficult to imagine any productive conversation. It’s difficult to imagine any change, or any negotiation for change. Difficult to imagine any change to be successful.

The best we might do is bring the conversation into the foreground. And, with the conversation, bring along compassion as the one single, necessary, vital component. We aren’t solving a problem by doing this. We are building the foundation for a movement of compassion. We know the movement will choose its own leaders.

The movement needs a broad foundation. It needs to include everyone or, if not to include everyone, to appeal to everyone. We’re not trying to start a war. We’re working to eliminate war.

Our feet are grounded in compassion. Know it or not! We are capable of carrying light into an increasingly dark world. We can make the conversation public. We can help the conversation become vigorous and visible. We can start spreading the conversation and refining it and at the same time we spread awareness of the need for compassion. Any conversation with anyone in any venue is an opportunity. “As below, so above” applies. We are the “below” and anything we say has nowhere to go except to spread upward.

Start the conversation. Start the conversation and keep it going. Keep it going.

 

References

[1] Started at Vista High School, Vista, San Diego County circa 1956 and continued for two years.

[2] Ferlinghetti, Lawrence. “Christ Climbed Down.” Coney Island of the Mind. San Francisco, City Lights Books, 1958.

[3] February 1, 1959, at the Gate of Horn, a folk music club in the basement of the Rice Hotel at 755 N. Dearborn Street, corner of Chicago Avenue, Chicago, Illinois.

[4] The New York Times, Nov. 16, 1952. Section SM, p. 10.

[5] Big Table 1, ed. Rosenthal, Irving and Paul Carroll. Chicago, Big Table Inc., 1959.

[6] Ring, Kevin. Jacket Magazine, No. 37, early 2009,  http://jacketmagazine.com/37/r-matson-rb-ring.shtml

[7] Edward Dorn, 1929-1999, Black Mountain poet, author of Gunslinger and numerous other collections, taught at a variety of schools and eventually became director of the Creative Writing Program at the University of Colorado at Boulder.

[8] Dorn, Edward. “Rick of Green Wood.” The New American Poetry 1945-1960, ed. Donald Allen. New York, Grove Press, 1960.

[9] Wieners, John. The Hotel Wentley Poems. San Francisco, Auerhahn Press, 1958.

[10] Jack Smith was an independent filmmaker who produced the avant-garde Flaming Creatures in 1963. He used Ira Cohen’s loft as a studio for the film and invited many artists from the Lower East Side to participate as impromptu actors.

[11] Herbert Huncke (1915-1996) was a brilliant storyteller and accomplished writer, “the charismatic street hustler, petty thief and perennial drug addict who enthralled and inspired a galaxy of acclaimed writers and gave the Beat generation its name.” From his obituary in The New York Times, August 9, 1996.

[12] Rosenthal, Irving. Personal communication. New York, circa 1961.

[13] Matson, Clive. “The Beat Aesthetic and Why We Need It Today.” Caveat Lector, Spring 2020, Vol. 30, No. 2. https://www.caveat-lector.org/3002/pdf/3002_essay_matson.pdf

[14] Jung, Carl. “Without … playing with fantasy no creative work has ever yet come to birth. The debt we owe to the play of imagination is incalculable.” Psychological Types, Collected Works of C.G. Jung. Volume 6. Princeton, Princeton University Press, 1971, p. 63.

[15] We often called John by his last name, Ceely. He changed his name later, after coming to the West Coast in the 1980s, to John Paige, honoring his mother’s lineage.

[16] Erin and Clive married in 1963 in a Buddhist church in San Diego, during a visit to the Matson family.

[17] At a reading of very short poems at the Belvedere Social Club in downtown Oakland, in 2012, I went over the history of these poems with Jack Foley, a Ginsberg aficionado. He was familiar with Ginsberg’s “American Sentences” and informed me that Ginsberg designed his sentences to have exactly seventeen syllables. The kinship I felt with Ginsberg vanished. His process suggests that the number of syllables were the source of magic. He was fitting his sensibility into a restrictive form, rather than allowing the poem to choose. How is that different from my interest in sonnets? It may not be different. The sonnet is larger, has flexibility, and demonstrated early in my drafts how well they frame the meditative visions that make up Hourglass. A brief study of “American Sentences” should reveal how well Ginsberg’s sensibility fits those seventeen syllables.

[18] This image was supplied by poet Lori Lynne Armstrong, p.c., May 2020.

[19] Lyon, Banning. Jennifer in The Stolen Year, manuscript copyright 2020, p. 178.

[20] Wieners, John. Op. cit. “A Poem for Painters,”p. 11.

[21] McClure, Michael. “OH WHY OH WHY THE BLASTED LOVE.” Dark Brown. San Francisco, The Auerhahn Press, 1961, p. 7.

[22] From a short lyric in The Floating Bear, a poetry newsletter edited by Diane di Prima and LeRoi Jones in New York City, circa 1963.

[23] Van Buskirk, Alden. LAMI. San Francisco, The Auerhahn Society, 1965.

[24] Kokkinen, Eila. P.c. Fall 2019, commenting on McClure’s, Snyder’s and Ferlinghetti’s inability to supply a political line, when asked for a quote to augment my essay, “The Beat Aesthetic and Why We Need It Today,” presented at the 2019 European Beat Studies Network Conference in Cyprus, October 2019.

[25] Huncke, Herbert. The Herbert Huncke Reader. Schafer, Benjamin, ed. New York, William Morrow and Company, Inc., 1997.

[26] Yugen ran for eight issues from 1958-1962, co-edited with Jones’s wife, Hettie Cohen Jones.

[27] Spellman, A.B. P.c. circa 1963. A.B. Spellman ran the paperback section in the basement of the bookstore. He was six years older than I and treated me with respect but, at the same time, like the young person I was. Spellman is a master of pithy statements. He became an active member of the Black Arts movement and later held several positions with National Endowment for the Arts.

[28] Sanchez, Carol Lee. Conversations from the Nightmare. San Francisco, Casa Editorial, 1974, reprinted in From Spirit to Matter: New and Selected Poems, 1969-1996. San Francisco, Taurean Horn Press, 1997, pp. 24-25. “They have disappeared me as they have done to all my ancestors before me.” She describes the ceremonial costume which may appear, to uneducated eyes, as if it’s from another century. “But it is real! Look close. I may vanish before your eyes.” Then a closer look at how the costume is put together. “Are you watching? I may be disappearing right now …. I’m a left over primitive and you’re supposed to feel sorry for me …. You see how it happens? … You disappear us every day!”

[29] “Angel-headed hipster” was linked so often with Jack Kerouac and On the Road that his biographer, Steve Turner, used that phrase in the title of his book. Turner, Steve. Jack Kerouac, Angelheaded Hipster. New York, Viking Adult, 1996. The phrase also appears in Ginsberg’s Howl (1956): “Angelheaded hipsters burning for the ancient heavenly connection to the starry dynamo in the machinery of night.”

[30] Olson, Charles. “Projective Verse.” Poetry New York. Vol. 3, 1950.

[31] Allen, Donald M., ed. The New American Poetry, 1945-1960. New York, Grove Press, 1960, p. 386

[32] Ginsberg, Allen. “Poetry is not an expression of the party line. It’s that time of night, lying in bed, thinking what you really think, making the private world public, that’s what the poet does.”

[33] Paul Mariah was a pioneer of the gay literary scene in San Francisco during the 1960s and 1970s. He founded ManRoot press, and was the author of Personae Non Gratae (ManRoot, 1971) and This Light Will Spread (ManRoot, 1978).

[34] Olson, Charles. “The Kingfishers.” In Cold Hell, in Thicket. San Francisco, Four Seasons Foundation, 1967.

[35] For examples of Creeley reading, a wide selection is available at the Penn State archives. http://writing.upenn.edu/pennsound/x/Creeley.php

[36] A Los Angeles poet, Stuart Perkoff earned admiration and intrigue for spewing his words all over the page – which then becomes a record of intense thoughts and emotions, words sent out like a shotgun blast. These were poems we saw in small journals out of Los Angeles. The Perkoff poems in Donald Allen’s anthology op. cit. are earlier and more nearly conventional in form.

[37] A journal entry quoted in the appendix of The New American Poetry 1945-1960 op. cit., page 425. “… [B]ecause it has been given me the means to plunge into the depths and come up with answers? No. Poems.”

[38] Van Buskirk. Op. cit., p. 38.

[39] Ibid.

[40] Ginsberg, Allen. Personal communication, circa 1965.

[41] “Expand your consciousness” was commonly used to describe many activities, including taking psychedelics. The phrase may first have been used by Timothy Leary and Richard Alpert at Harvard while researching LSD, as reported by Ralph Metzner in his essay “Consciousness Expansion and Counterculture in the 1960s and Beyond.” Maps Bulletin, Vol. xix, No. 1, p. 16.

[42] Allen, op. cit. A quintessential example of political confrontation is Ray Bremser’s “Poem of Holy Madness, Part IV,” p. 352.

[43] “Projective Verse,” Allen, op. cit., p. 386. The line is also referred to by Ginsberg as “ONE SPEECH BREATH” in a letter to John Hollander. The Letters of Allen Ginsberg. Morgan, Bill, ed. Philadelphia, Da Capo Press, p. 208.

[44] Williams, William Carlos. “Paterson.” The Dial, Vol. 80, No. 2, 1927. First usage by Williams of a phrase that he used multiple times: The Wedge, 1944, and in various versions of his later epic poem Paterson 1946-1958.

[45] Eliot, T.S. “Hamlet and His Problems.” The Sacred Wood. London, Methuen & Co., 1921.

[46] Pound, Ezra. ABC of Reading. London, George Routledge, 1934.

[47] Pound, Ezra. The Pisan Cantos. From Canto XXX.

[48] Di Prima, Diane. “Rant” in Pieces of a Song: Selected Poems, City Lights, San Francisco, 2001.

[49] Spoken by Leary in 1967 at the Human Be-In, a gathering of 30,000 hippies in Golden Gate Park in San Francisco.

[50] Rothberg, Abraham. “A Passage to More Than India.” Southwest Review. Vol. 61, No. 1, Early Winter, 1968.

[51] Maddux, J.F. and D.P. Desmond. “New light on the maturing out hypothesis in opioid dependence.” Bulletin on Narcotics. New York, United Nations Office on Drugs and Crime, January 1, 1980, p. 18. The authors paraphrase the original researcher, C. Winick, writing that he “speculated that the addicts begin taking heroin as a method of coping with the challenges and problems of early adulthood. Then, some years later, as a result of some process of emotional homeostasis, the stresses and strains of life become sufficiently stabilized so that the addict can face them without the support provided by narcotics.” See also C. Winick. “Maturing out of narcotic addiction.” Bulletin on Narcotics, Vol. 14, No. 1, 01-01-1962, pp. 1-7.

[52] Idea ascribed to George Orwell as “The people will believe what the media tells them they believe.” There is, however, no evidence that Orwell ever expressed this sentiment. The use of the word “media” is a clue, since it was not in use during Orwell’s lifetime. See the Powell’s Books’ blog, “The Ministry of Truth” by Dorian Lynskey, June 5, 2019. https://www.powells.com/post/original-essays/the-ministry-of-truth

[53] Holiday, Harmony. “The Last Black Radical: How Cuba Turned LeRoi Jones into Amiri Baraka.” Chicago, Poetry Foundation, Dec. 10, 2018. https://www.poetryfoundation.org/harriet/2018/12/the-last-black-radical

[54] Holladay, Hilary. Herbert Huncke, The Times Square Hustler Who Inspired Jack Kerouac and the Beat Generation. New York, Schaffner Press, 2015, p.305. “… [W]ithout Huncke there in the beginning to push him out of his middle-class myopia, prod his conscience, and puncture his ego, Ginsberg would have lacked the impetus to craft a movement.”

[55] Allen. Op. cit.

[56] Weissman, Peter, p.c., circa 1973.

[57] In the poems “Annie” is code for all the people who provided input, whether intentional or not, as if they are one person. The inspiration for the process and the poems came largely from Judy Quinlisk, p.c. circa 1983 to 1985.

[58] The quote should more accurately read “An eye for an eye will leave the whole world blind.” While attributed to M.K. Gandhi, the Indian independence leader and pacifist, there has been no documented evidence that Gandhi ever said or wrote it. Quartz https://qz.com/

[59] Daniel Moore. https://1960sdaysofrage.wordpress.com/2019/01/19/floating-lotus-magic-opera-company/

[60] Novelist Deborah Janke of Lafayette, California.

[61] Mattis, Kristine. P.c.i, January 2020. Mattis repeatedly points out that twentieth century life in Western cultures had gone far beyond what should be considered “normal,” or healthy, or viable – or respectful of the biosphere.

[62] Loving, Kaira. “Lady Moth.” Dogma of the Inflorescence. Arcata, California, Bag Lady Books, 2018, p. 18.

[63] Pound, Ezra. “Ode pour l’election de son sepulchre.” Hugh Selwyn Mauberley. London, Ovid Press, 1920.

 

 

About Clive Matson

As a young poet I hung in New York City in the 1960s with Beat Generation writers. My second father was Herb Huncke, who taught me how to buy a pair of pants and how to talk to people. My love of John Wieners and Alden Van Buskirk immersed me in streams of passionate intensity that run through us all. I write from the itch in my body and, as best I can, with full engagement of body, heart, and mind. I bow to the creative unconscious, as defined in the tutorial Let the Crazy Child Write! (1998) and presented in our web site WordSwell, currently under construction.

That itch is a ceanothus bush on the banks of the creative unconscious, whose torrential flow and unpredictability is hardly contained anywhere. I returned to school in 1987 to earn an MFA at Columbia University, which offered two priceless gifts. One, irrefutable evidence that poetry has lost its moorings in the labyrinths of elite, intellectual fashion. And two, that my background in pre-Modernism, as taught by di Prima and Ginsberg, is more than enough: wipe the lens clear and begin from there.

I taught creative writing at U.C. Berkeley Extension from 1985 to 2018 and, over time, I’ve given more than 3,000 workshops in the States and internationally. I was honored with the PEN Oakland Josephine Miles National Literary Award in 2003, the City of Berkeley Lifetime Achievement Award in Poetry in 2012, and a Lifetime Beat Poet Laureate award in 2021 by the National Beat Poetry Foundation. Of nine volumes of poetry, amazingly my seventh, Squish Boots (2002), was placed in John Wieners’ coffin.

A 2015 backpacking trip into the southern Sierra plunged me into grief and guilt over the dying of our planet – scum-rimmed lakes, drought-stricken trees, a layer of wildfire smoke on the horizon, and no snow pack even at thirteen thousand feet. I began writing Hello, Paradise. Paradise, Goodbye, a record of what attitudes further destruction and a tearful, gritty litany of what, in Paradise, we must do.

Today I aspire to find images that identify and convey what we, as a people, are experiencing. I am challenged to read the climate of our corroding times, challenged by my own writing and by a revisioning of di Prima’s “The only war that matters is the war to [reclaim] our imagination.” And to reclaim our honor as human beings.

Visit Clive at www.matsonpoet.com and Wikipedia.

 

 

Interlitq’s Californian Poets Interview Series: Gary Young, Poet, Editor, Printer, and Translator, interviewed by David Ga...


Gary Young (photo credit: Jim MacKenzie)

December 11th, 2021

Interlitq’s Californian Poets Interview Series:

Gary Young, Poet, Editor, Printer, and Translator

interviewed by David Garyan

 

Gary Young’s poems appear in Interlitq’s California Poets Feature

 

DG: In 2018, the Santa Cruz Sentinel ran an article about you, and the first sentence of it was “Gary Young may be one man, but he is several artists.” Indeed, you’re very well known as a poet and editor, but your work as an essayist, translator, and visual artist has received less attention. Can you talk about some of the projects you’ve done in this capacity, and how visual art, translation, and non-fiction ultimately affect the writing of your poetry?

GY: I was almost fifty when I first started teaching full time. Before that, I made my living as a visual artist selling prints and artist’s books and enjoying the occasional poetry prize or fellowship. My work is represented in collections around the country and throughout the world: The Museum of Modern Art, The Getty Museum, The Beinecke Rare Book & Manuscript Library at Yale, the The Bibliothèque Littéraire Jacques-Doucet in Paris to name just a few. For years, most institutions and private collectors interested in my print work were completely disinterested in my efforts as a poet, and the same can be said of those interested in my poetry: most were indifferent to my work as an artist. It may seem to outsiders that my creative life has been bifurcated, but in truth my work as an artist has informed my work as a poet, and my poetry drives my efforts to create books, broadsides, and other typographic efforts that synthesize these two sides of my artistic practice. The Geography of Home, an early artist’s book of relief prints inspired me to adopt the prose poem as my primary form when I printed a poetic essay in a single line for almost 100 pages on the backs of the prints. My edition of D. J. Waldie’s translation of Stéphane Mallarmé’s A Throw of the Dice made me acutely aware of the need for silence around my poems. This list could go on; I don’t think that I’ve printed a single book that didn’t influence my poems in one way or another.

I have published many essays over the years—investigations of fine printing and book arts, essays on prose poetry, and innumerable essays and reviews of books of poetry and essays on various poets. My translation work grew out of my own poetry practice, my interest in Zen Buddhism, and in the poetry of China and Japan. They’re all of a piece.

DG: One of your biggest inspirations is the San Francisco Renaissance poet William Everson, who, aside from being a poet, was also a literary critic and small press printer; indeed, he saw the latter skill as the ultimate realization of what it means to be poet—in the most complete sense. Everson wrote the following in The Poem as Icon—Reflections on Printing as a Fine Art: “My whole attempt in a pluralistic age is to give the book a sacral, holistic character, to recover time with it.” Along with a discussion of how Everson influenced your work, how do you see the future of printmaking in an increasingly digital age, and how, in your view, will this affect the creative psyche of poets?

GY: I arrived at UC Santa Cruz as a student in 1969, and Bill Everson showed up around a year later and served as poet-in-residence at Kresge College. Bill started up his Lime Kiln Press in the University Library, and he taught a remarkable class titled “Birth of a Poet.” Bill stalked the stage, lecturing extemporaneously, occasionally bellowing exhortations, and often falling into uneasy and prolonged silences. The class dealt with poetic vocation, and it had a profound influence on me. It’s interesting in retrospect that I did not study with Bill at the press but came to printing in my own circuitous way. I had started a literary magazine while a graduate student at UC Irvine, and I took a night class at the high school to learn how to print when I returned to Santa Cruz after receiving my degree. I quickly learned the ins-and-outs of offset printing, then I started playing with an old Chandler and Price platen press. Fifty years later I’m still printing letterpress, and teaching others to print as well. My students are drawn to printmaking and to letterpress printing in part because it is a haptic enterprise as opposed to a virtual, digital experience. It’s impossible to ignore digital production (I’ve designed dozens of books on the computer), but the smell of ink and solvent, and the touch of metal type or a carved woodblock rings bells in the psyches of young artists that virtual production can’t hope to duplicate.

I didn’t consciously use Bill as a model, but we became good friends, and I’ve somehow taken on his role as printer and poet at UCSC. I feel his spirit always in my work. Twenty-five years ago, I published an essay, “The Books That Should Be Written,” that addresses in detail my debt to Everson. Here are two paragraphs that give a taste:

“Everson believed that a poem is fundamentally for the ear, and that fine printing creates a poetry for the eye. As an aesthetic creation, the printed poem does sing on the page like a poem in recitation, but it is the body of the poem that concerns me. Incarnation is my true design. Each time I set a poem in type and feel the weight of it in my hand, I realize a consubstantiation, the word made flesh.

As a poet and a printer, I am challenged to integrate contemplation and action. My efforts have been no more than a search for equivalence—poetic utterance and printed page, image and text, body and soul. I approach each book as I would a poem, a sublime articulation.” (Quarry West 32, 1995.)

DG: What’s one achievement you’re particularly proud of as a printer, and one as a poet?

GY: It’s hard to know how to answer your question; pride is an emotion that rarely visits me. I do experience great satisfaction when I’ve created something that I think is working well, or better yet, something that surprises me. The greatest pleasure for me as an artist is when I look at an image that I’ve made, or read a poem that I’ve written, and I ask myself, where did that come from? Who did that? Ego is useful for remembering to put on our pants before leaving the house in the morning, but I think it’s generally a trap for any artist.

The printed book that I’m most fond of is The Geography of Home, which I’ve already mentioned. As for my books of poetry, Days is the one that will always be my favorite. It was my third book, but my first book of prose poems. Most significantly, it was the first book I’d written that felt totally mine; a book that no one else could have written, for better or worse. For that, I feel more gratitude than pride.

DG: You’re well-versed in writers and poets of the Western Canon: Philip Levine, Czesław Miłosz, Elizabeth Bishop, Walt Whitman, Rainer Maria Rilke, Stephen Crane, Arthur Rimbaud, and so on; the work of these poets is special and wildly diverging, but nevertheless uniquely Western. At the same time, you also have an affinity for Japanese and Chinese writers. In 2017, Ninja Press published your collection In Japan, written, according to this UC Santa Cruz article, when you were “working on a book of translations of the calligraphy of the Zen priest Kobun Chino Otogawa.” With Yanwen Xu, you’ve also translated Chinese poets of the Song and Tang dynasties that were published in The American Journal of Poetry. In this respect, how do the sensibilities and structure of Eastern poetry fundamentally differ from those of the West, but also how are they similar, and what can each respective culture learn from being exposed to each other’s poetry?

GY: Perhaps naïvely, I think that the impulse to poetry is universal, and though every age, every language, and every culture spices the soup according to their particular tastes, we’re all sipping from the same cup.

For me, the biggest distinction between the sensibilities of Eastern and Western poetry involves the relative position of the self in relation to the world and to others. Beginning with Homer and manifested later in early English poems such as Beowolf and Gawain and the Green Knight, the individual is paramount. We see this later in the Romantics and again with the Beats. In the East, the individual takes a back seat to society and family, to the landscape, and to history. These different sensibilities are surely a reflection of the differences between Christianity in the West, and Buddhism and Daoism in the East. These distinctions may be breaking down a bit as cultures mix and merge in our own times, but I think they are still manifested in the way that poets position themselves in their poems.

Structurally, the poetry of the East and the West are only superficially different. The West has the sonnet; the Chinese have the shih; the Japanese the haiku and tanka. Each culture has its urtexts and preferred forms, but each tries to capture in language what most moves them.

DG: Chinese and Japanese poets have an affinity for nature and their descriptions of it are poignant, subtle, and powerful. As a California writer living in Santa Cruz, can you talk about one Chinese writer, for example, whose sensibilities you feel would’ve been particularly well suited to the landscape and character of California?

GY: As someone who’s lived for over forty years in the Santa Cruz Mountains, I often think of the Chinese poets who retreated to the mountains to live and to write. Han Shan is probably the most well-known to Americans, but Yang Wanli wrote wonderful poems that celebrate nature and landscape, and no doubt he would have felt at home here. Li Bai certainly would have enjoyed the laid-back Californian attitude (to say nothing of the wineries and brew pubs), but I think the Tang poet Du Mu would have found life here most convivial. Du wrote shih, but also sensual fu—poetic prose—, and though his poems are tinged with melancholy, I think he would have fit in quite well:

Traveling Through the Mountains

by Du Mu

Climbing a cold, stone path in the mountains,
Houses can be seen faintly through the clouds.
Late in the evening, I stop my cart to look at the maples,
More brilliant than any flower in spring.

(from Taken to Heart—70 Poems from the Chinese, White Pine Press, 2022.)

DG: Which poem about California would you say has affected you most profoundly, both personally and creatively, and why?

GY: There are so many wonderful poems about California—picking just one would be like picking my favorite child, so I’ll give you two. ‘Meditation at Lagunitas’ by Robert Hass captures beautifully the physical glories of California, but it also taps into the philosophical and eschatological pressure that comes from living at the edge of a continent, the edge of the world. The other poem that has always affected me greatly is ‘Carmel Point’ by Robinson Jeffers. He also extols the wild beauty of California, then reflects on our human intrusion and suggests that “We must uncenter our minds from ourselves; / We must unhumanize our views a little. . .” Jeffers allows for our participation in the beauty of our environment, but he puts us in our place.

DG: In your 2012 collection, Even So: New and Selected Poems, there’s a powerful poem which starts in the following way: “This tumor is smaller than the last one, he said. I’m going to cut it out, and then do my best to stitch you back together.” The work is highly personal—indeed autobiographical—as you’ve stated in another interview. How did this near-death experience affect you creatively, and did your writing habits/sensibilities change as a result? Do you find, also, that in terms of volume, you wrote more, less, or just about the same afterwards?

GY: My appearance was altered quite a bit by the extensive surgery required to remove my first tumor and the surrounding muscle, skin, and flesh, so not only was I forced to confront my own mortality, but I also had to accept that I was not the person that I had been before the surgery. In Waiting for God, Simone Weil says, “A beautiful woman looking at her image in the mirror may very well believe the image is herself. An ugly woman knows it is not.” Without warning, I had become that ugly woman, and I was forced to discover and accept who I really was. It turned out to be a gift, one that I would have turned down if I’d had the opportunity, but a gift, nonetheless.

Naturally, this experience changed my perspective on life. I had to confront life’s brevity and its tenuousness, and I was also forced to make choices about how I would spend the little time I might have left. I decided to simply continue with the things that moved me most: writing poems, and printing books. I have never written on any set schedule, and in fact, I seem to work in spurts that have no real pattern. My wife says that I complain about not writing when I’m busy with a printing project, and that I complain that I’m not making art when I’m busy writing poems. That’s a character flaw, I confess, but a modest one.

DG: Your two sons, Jake and Cooper, have both published their own collections of poetry. In a Good Times article you say the following about their work: “They don’t have similar styles, except insofar as they both adhere to the belief that poems should not be puzzles, and that you should be able to understand a poem. I’m sure they’ve heard me rail against the ‘put it in a blender and throw it against the wall’ school of poetry their whole lives. So, they have that aesthetic in common.” Two questions: Along with discussing how they ultimately arrived at poetry, do you find yourself often seeking their advice on a poem, and, likewise, do they sometimes ask you to look at something now and then?

GY: My oldest son, Jake, has always been interested in writing. Even before he started school, he wrote and illustrated stories in my studio while I worked. He even published a book with Chronical Books when he was still in kindergarten. Later, he studied literature and philosophy in college, received an MFA in poetry, and completed his PhD in English and Poetry. He is an extraordinarily good poet and critic, and if I can take any credit for his talent, I’m happy to do so. He just published his third book of poems, All I Wanted. Jake’s younger brother, Cooper, is a mathematician, but he started getting curious about what Jake and I were up to when he was in high school, and so asked me for a few poetry books to read. I gave him books by Rexroth, Snyder, Dickinson, and others, and he got hooked. He received a certificate in poetry at Princeton where he majored in math, spent two months following Bashō’s route through Japan as described in Bashō’s Journey to the Deep North, and published the book he wrote on that trip, Sacred Grounds. He’s finished another manuscript and seems to have no problem combining his mathematics with his poetry.

We do look at each other’s work, and I’m always grateful when the boys give me the benefit of their wisdom.

DG: What are you reading or working on at the moment?

GY: I’m currently working on a new book of poems, American Analects. Loosely inspired by The Analects of Confucius, the book revolves around my dear friend and mentor, Gene Holtan, who died about five years ago. I’m preparing a book of translations, Taken to Heart—70 Poems from the Chinese, which White Pine Press will publish next year. I’m also at work printing a few broadsides, and I am putting the final touches on Brad Crenshaw’s Memphis Shoals, an epic poem that I’ll send off to the printers in just a few days.

 

About Gary Young

Gary Young is the author of several collections of poetry. His most recent books are That’s What I Thought, winner of the Lexi Rudnitsky Editor’s Choice Award from Persea Booksand Precious Mirror, translations from the Japanese. His books include Even So: New and Selected Poems; Pleasure; No Other Life, winner of the William Carlos Williams Award; Braver Deeds, winner of the Peregrine Smith Poetry PrizeThe Dream of a Moral Life which won the James D. Phelan Award; and Hands. He has received a Pushcart Prize, and grants from the National Endowment for the Humanities, National Endowment for the Arts, the California Arts Council, and the Vogelstein Foundation among others. In 2009 he received the Shelley Memorial Award from the Poetry Society of America. He teaches creative writing and directs the Cowell Press at UC Santa Cruz.

 

Zazen y Generosidad por Soren Alejandra Martinez

30/07/2020

Soren Alejandra Martinez

 

Zazen y Generosidad. 

Dos prácticas, infinitos beneficios.

Zazen, “shikantaza”, que significa: simplemente estar sentado; es la práctica del Budismo Soto Zen transmitida de manera ininterrumpida, de maestro a estudiante desde Buda Shakyamuni, en India, hace aproximadamente 2600 años hasta la actualidad.

El Maestro Saikawa Roshi dice: Zazen es la forma de convertirnos en nosotros mismos. Ser lo que de verdad somos más allá de la dualidad, desarrollando el potencial búdico que todos los seres humanos poseemos: joto, en japonés: (alcanzar el estado de iluminación).

Aliviar tensiones, aumentar la flexibilidad y disminuir el estrés causado por diferentes circunstancias de nuestra realidad relativa, son algunos de los beneficios que nos aporta en el ámbito cotidiano la práctica de zazen. La postura de zazen “reordena” favorablemente nuestra existencia equilibrando de manera natural nuestro cuerpo, respiración y mente = (cuerporespiraciónmente), como un todo en armonía, mejorando la calidad de vida y favoreciendo así aspectos positivos en nuestro día a día.

El punto de vista budista entiende la realidad relativa como una interconexión e interdependencia entre todos los seres, entonces, de acuerdo a esta comprensión cuando estamos en armonía también podemos beneficiar cualquier actividad que hagamos, y a su vez directa o indirectamente nuestro propio bienestar armoniza e incrementa beneficios en el entorno  que nos rodea.

En este tiempo de cuarentena, nuestro lugar de práctica de zazen, Jikaku Zendo, pasó a ser un Zendo virtual. De manera regular por medio de Instagram en Vivo y una vez al mes realizamos una práctica intensiva de zazen llamada Zazenkai a través de Facebook Live de la Fundación Hampatu, y, en enlace con ellos nos sumamos a la campaña #YoDonoUnPlatoDeComida; para llevarles un plato de comida caliente a las personas que viven en situación de calle en la Villa 31 y Retiro, de la Ciudad de Buenos Aires. 

Gracias a esta campaña tenemos la posibilidad de poner en acción de manera simultánea, la práctica de zazen y la práctica de la generosidad. Dentro de la enseñanza budista, una de las Seis Virtudes Trascendentales o Seis Paramitas que literalmente quiere decir “alcanzar la otra orilla”; es Dhana Paramita o el don o perfección de la generosidad. Esta capacidad que poseemos los seres humanos y que al desarrollarla podemos  profundizar nuestro entendimiento de la Vía, al mismo tiempo de mejorar nuestra vida y la de los demás. Al poner en acción esta cualidad, además de permitirnos dar nos libera de obstáculos que nos creamos erróneamente y el liberarnos de ciertos obstáculos nos aporta claridad a la comprensión de nuestro propio ser.

La acción de la generosidad desinteresada, con la intención de dar ayuda, brinda beneficio al que recibe el acto y al que lo realiza. Al aliviar el sufrimiento de ese otro estamos también aliviando nuestro propio sufrimiento, al compartir un don material para aliviar una situación determinada sin el fin de obtener nada a cambio estamos  comunicåndonos sin palabras con alguien desconocido que está en una situación de vulnerabilidad y recibe un pequeño respiro. Así se despierta un efecto dominó de situaciones positivas que transforman la realidad para el bien común, como la imagen de arrojar una pequeña piedra a un lago en calma, formando una expansión de círculos que se abren solo por el golpe de esa piedrita en el agua.

Zazen y generosidad potencian nuestra vida de una manera favorable. Son prácticas que todos podemos realizar, desarrollar y comprobar sus beneficios en nuestra propia vida de manera experiencial. Sin ir a ningún lugar y más allá de nuestra condición, debajo mismo de los propios pies se esconde el tesoro de despertar el potencial de la budeidad, y desarrollar la felicidad verdadera que puede cambiar nuestra vida de manera auspiciosa para siempre.

Si cuando tenemos un pensamiento, por ejemplo una intención de dar, la concretamos en la acción y nos sentimos contentos por haberlo hecho, se abre una puerta de oportunidades infinitas para al menos dos seres, que se multiplica como los círculos en el lago calmo cuando tiramos la piedrita al agua, para el beneficio de todos los seres innumerables. 

Gasshō

Soren Alejandra Martínez
Monja Budista Zen

 

BIOGRAFIA 

Nació en Buenos Aires, Argentina.

Monja budista de la Escuela Soto Zen, ordenada por el Maestro Saikawa Roshi.

Se inició en el budismo con la práctica zazen en la década del 90. Estudió budismo con maestros tibetanos, viajó a India y otros países de Asia, Europa y Sudamérica realizando sesshines y retiros.

Vive en Buenos Aires. Practica ZaZen en Jikaku Zendo y concurre regularmente al Templo Busshinji en San Pablo, Brasil, principal Templo Soto Zen de América Latina y el Caribe.