Category: Interlitq Editors

“Oraremos” por Arzobispo Eric Escala, Editor de Asuntos Cristianos de Interlitq

Arzobispo Eric Escala

Arzobispo Eric Escala escribe:

Oraremos

Hoy en día se ha sobre estimado el poder del acompañamiento, la tecnología ha reemplazado el estar con el necesitado,  es cierto a veces la distancia es mucha y no se puede sortear, pero cuando es posible estar no hay excusas para faltar.

Es más nuestra ausencia se convierte en pecado.

Pensemos en una situación crítica, donde necesitemos la ayuda de otra persona, no solo la necesitamos, la hemos buscado; esta persona nos escucha y nos dice oraremos, “veras que todo se va solucionar”.

¿Cuándo esas palabras me pueden ayudar?

Cuando son ciertas, las palabras tienen valor dependiendo de quien las exprese.

Si nos las dice alguien que cree en el poder de la oración entonces me van ayudar.

La oración es esa conversación personal con nuestro Padre Dios, hablar con él, donde me escucha, atiende mi suplica y alivia mi corazón.

Solo el que cree ora, le es agradable, lo busca, lo añora, quien no tiene fe, ve esto como algo molesto, rutinario, un compromiso social, algo que me aburre.

Cuando una persona que vive su fe se compromete a orar por mí, puede mover montañas.

Porque no solo las dice, las siente, las vive y él está convencido que Dios me va ayudar; Su fe es tan fuerte en tiempos de adversidad que en tiempos de abundancia ayuda al necesitado, cree en el evangelio “Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber”…

Las acciones hablan del corazón y lo que está en nuestro interior sale a flote en nuestro actuar, una persona feliz no se pone a criticar a otros, por el contrario les tolera y hasta ayuda aunque no esté de acuerdo, en cambio alguien que esta celoso del otro siempre va hablar mal, su alma no está tranquila y busca que todos estén mal, solo así estará tranquilo.

Cuando una persona de fe nos dice, Dios te va ayudar y voy a orar por ti, es todo lo que necesitamos, sus palabras son el bálsamo que estamos buscando, no hace falta ningún tipo de ayuda material, en sus palabras esta la promesa de Dios y aquello que promete lo cumplirá.

En cambio cuando alguien que no tiene fe o es dudosa, nos dice que va orar por nosotros no buscara ayudarnos, nos dirá como puedo hacer, donde puedo  encontrar ayuda, nos dará una palmada en la espalda y dirá orare por ti, veras que Dios te va ayudar.

Palabras vacías, sin fe, sin valor, como dijo mi amigo Manuel Castro “se lava las manos y desecha el problema”, sabemos que no va orar y que tampoco le intereso el problema.

¿Qué cambio?

El amor, esto es el centro de todo, si yo no tengo amor nada soy, aunque hable la lengua de los Ángeles si no tengo amor, nada soy, el amor es comprensivo, es servicial, no tiene envidia y no busca el mal, así dicen los hermanos cuando cantamos en el servicio dominical y es cierto, debo amar a mi hermano, debo tener una empatía con él para poder ver más allá y saber que está sufriendo, por esa razón me ha buscado.

Ha buscado mi apoyo, la fe debe dar frutos, no puedo decir que amo a Dios que no veo, si desecho a mi hermano que me pide ayuda.

La fe sin frutos nos es nada; Su fruto es el amor, si todos nos respetáramos y amaramos no tendríamos que esperar a que nos pidan ayuda en momento de necesidad, nos ofreceríamos porque el que sufre es parte de mi familia.

Orar por mi hermano no solo es una necesidad es una máxima a la cual todos deberíamos responder, pero también debemos ayudar mientras Dios da su respuesta.

Tal vez tú seas la respuesta al problema de tu hermano y no estas queriendo responder; recordemos que nuestro Padre escribe recto en líneas torcidas.

Pidamos al Señor fuerza para orar por nuestros hermanos y también medios para ayudarles.

Padre nuestro,

Que estás en el cielo,

Santificado sea tu Nombre;

Venga a nosotros tu reino;

Hágase tu voluntad

En la tierra como en el cielo.

 

Danos hoy nuestro pan de cada día;

Perdona nuestras ofensas,

Como también nosotros perdonamos

A los que nos ofenden;

No nos dejes caer en la tentación,

Y líbranos del mal. Amén.

 

Acerca de Arzobispo Eric Escala, Editor de Asuntos Cristianos (Christian Affairs Editor) de Interlitq:

Su Excelencia Reverendisima Eric Escala

Nacio el 15 de junio de 1973 en la ciudad de La Chorrera; Panama, hijo de Alexis Escala y Francisca Maria Gonzalez, menor de tres hermanos Alex y Carlos.

Casado con Silvina Indelicato, padre de Joselyn y Valentino.

Realizo sus estudios primarios en la escuela Leopoldo Castillo Guevara, los secunadarios en el colegio Pedro Pablo Sanchez y obtuvo su bachillerato en letras en el Instituto Justo Arosemena.

Sus estudios universitarios los realizo en la Universidad Nacional de Panama, obteniendo la licenciatura en Humanidades con especialidad en Filosofia e Historia.

Sus estudios teologicos los realizo en la Fundacion San Alberto en la ciudad de Bogota, Colombia y en el Moore College.

Es Doctor en Filosofia y en Teologia.

“La Filosofía” por Arzobispo Eric Escala, Editor de Asuntos Cristianos de Interlitq

Arzobispo Eric Escala

Arzobispo Eric Escala escribe:

La Filosofía

Cuando hablamos de Filosofía mucho se nos puede venir a la cabeza, existen muchos términos para definir esta palabra, estos van desde amor a la sabiduría hasta la búsqueda de la verdad a través de la razón; todos pueden  ser  ciertos, no todos podemos asimilar el mismo tipo de conocimiento, tenemos inteligencias diferentes y es por ello que existen tantas corrientes de pensamiento;  Cada una se adapta a su interlocutor.

Nuestro comportamiento lo define nuestro tipo de personalidad y esta define la forma en que me relaciono con el mundo; es decir que toda filosofía es subjetiva y todos creamos nuestra corriente filosófica sin saberlo a veces.

¿Cómo surge la filosofía?

Esta va iniciar su camino en la antigua Grecia, cuando el hombre como siempre quiere explicar el origen del mundo, le quiere dar el sentido a lo que le rodea pero no desde los dioses sino a partir de una materia puntual,  entonces dirá que es el agua, el aire, el fuego, porque son elementos que conoce; hasta dirá que es lo desconocido, después buscara la matemática como fuente de iluminación aunque no era del todo exacta  les faltaba el cero, hasta la llegada de los filósofos árabes y judíos no llega a su perfección,  pero empiezan a crear teorías para aliviar su sufrimiento, como la reencarnación, si no eres feliz en esta vida tal vez en la siguiente.

Se dice que en Filosofía todo está dicho o no, pero lo cierto es que siempre volvemos  a los autores clásicos, terminamos dando nuestra aprobación a lo que dijeron, ejemplo de esto lo son Parménides y Heráclito, llamados los contrarios uno dice que somos estáticos que nuestra esencia es la misma desde el día en que nacemos hasta que morimos, pero el otro nos dice que siempre estamos en constante cambio; expresa su postulado simple pero conciso; nadie se puede bañar dos veces en el mismo rio, porque el agua corre desde el momento en que entre hasta que salí, el mismo estuvo en constante movimiento sin darme cuenta.

Otro de los autores clásicos que siempre vemos es Protágoras, “El hombre es la medida de todas las cosas”,  somos producto de nuestra vida y si cambiamos el mínimo hecho dejamos de ser quien somos.  Somos quienes somos por las decisiones que hemos tomado.

Podríamos hablar mucho sobre filosofía clásica pero hay tres autores de los que todos hemos escuchado hablar pero pocos han leído, Sócrates, Platón y Aristóteles,  aunque se ha puesto de moda poner  frases célebres y darle autoría a quien no lo hizo.  El ejemplo más claro es cuando Albert Einstein de niño le da lecciones a un profesor, quien lo dijo nunca conoció a este científico de niño, el pobre no pasaba de tercer grado y sus maestros dudaban de su capacidad intelectual.

Pues bien de esta triada se ha dicho mucho, el primero de estos es Sócrates, el mismo no escribió nada,  todo lo que conocemos de la filosofía antigua hasta este momento se lo debemos a Platón quien hizo una recopilación de autores, teorías y escuelas.  El Oráculo de Delfos le califico como el hombre más inteligente de su tiempo, lo cual lo puso en el centro del huracán de celos y envidias,  su teoría era la mayéutica en español parir ideas, el hacía que usted llegara a la misma conclusión que este tenía en mente desde que le abordo e hizo la pregunta con la cual inicio su debate.  Va ser llevado a juicio y termina siendo envenenado, su crimen pervertir a los jóvenes, por muy adelantado que se crea el hombre siempre es un delito dudar de Dios, en el fondo este autor  enseñaba que los dioses no existían, por lo tanto iba en contra de la ley.

Platón y Aristóteles, maestro y alumno, son contrarios mientras que Platón habla de la idea Aristóteles habla de la experiencia, muy interesante ya que el filósofo no solo debe pensar en una teoría innovadora que abarque todo, sino que debe saber cómo transmitirla.

Podríamos decir que la Filosofía es el arte de enamorar a través del conocimiento, buscando que la otra persona no solo comparta mi idea sino que la pueda asimilar.

Luego de esto existirán muchas corrientes de pensamiento pero siempre teniendo como base a estos dos autores; quien diga lo contrario jamás leyó sus ensayos y habla a través de otro.

Desde los griegos hasta ahora la filosofía nos ha dado un gran abanico de autores, escuelas, textos y nos ha hecho creer o dudar en sus postulados, pero siempre ha tenido la misma máxima, poder entender a Dios.

“I Philosophia sit servus Dei” podemos decir que la filosofía siempre nos ha servido para entender a Dios, ya que para entender a nuestro creador debemos primero conocer cómo Piensa el hombre y de allí como se relaciona el hombre con su Creador.

“Ad primum hominem intelligere Deum intelligo”

El filósofo debe ser sencillo en su forma de expresarse para que su pensamiento pueda ser entendido y asimilado, poder aprender es el sentido de expresar nuestro pensamiento; en lenguaje filosófico significa tomar para sí, apoderarse de ese pensamiento y entenderlo.

Es importante poder conocer a los autores desde sus textos y no a través de interpretaciones que se les da del mismo, podríamos pensar algo que jamás fue expresado;  San Anselmo quien nos dice que la prueba de la existencia de Dios es la biblia, o Descartes quien nos dice que a través de la duda metódica podemos demostrar que Dios es real, diciendo que no lo puede demostrar  ya que si lo pudiese hacer dejaría de ser Dios; Kant marca su  pensamiento en la juventud desde el absoluto, su crítica de la razón pura es una joya de la literatura, tal vez para entenderla se necesiten varias lecturas pero nos saca de la mediocridad y abre nuestros ojos a la realidad, de la misma manera que lo presento  Platón en sus diálogos.

Tomemos nuestro tiempo para cultivar nuestro intelecto y sobre todo para releer algo de filosofía por algo es la madre de las ciencias.

Pidamos a Dios que nos ayude a respetar la forma de pensar del otro, sin atacar a quien piensa distinto a mí, pero con la suficiente sabiduría para encaminar a quien este errado.

Señor dame la inteligencia que necesito para expresar lo que puede edificar a mi hermano, hazme tan sabio como Salomón pero a la vez humilde y paciente como tu sirvo Job. Que tenga en mi boca palabras de esperanza para el que necesite entenderte a través de la ciencia. Amen.

 

Acerca de Arzobispo Eric Escala, Editor de Asuntos Cristianos (Christian Affairs Editor) de Interlitq:

Su Excelencia Reverendisima Eric Escala

Nacio el 15 de junio de 1973 en la ciudad de La Chorrera; Panama, hijo de Alexis Escala y Francisca Maria Gonzalez, menor de tres hermanos Alex y Carlos.

Casado con Silvina Indelicato, padre de Joselyn y Valentino.

Realizo sus estudios primarios en la escuela Leopoldo Castillo Guevara, los secunadarios en el colegio Pedro Pablo Sanchez y obtuvo su bachillerato en letras en el Instituto Justo Arosemena.

Sus estudios universitarios los realizo en la Universidad Nacional de Panama, obteniendo la licenciatura en Humanidades con especialidad en Filosofia e Historia.

Sus estudios teologicos los realizo en la Fundacion San Alberto en la ciudad de Bogota, Colombia y en el Moore College.

Es Doctor en Filosofia y en Teologia.