Category: Coronavirus

“Desde la Trinchera” con Ignacio Montes de Oca, periodista y escritor


Ignacio Montes de Oca

12/07/2020

Entrevistado por Yamila Musa

 

¿Cómo vivís estos días de aislamiento social? 

Con una creciente angustia por percibir, cada día más, que no solo se trata de una cuestión sanitaria sino que por detrás se esconde tanto un avance sobre las libertades individuales con la excusa del coronavirus, y queda claro que las medidas tomadas abren el camino a un abismo económico y social sin precedentes.

Desde un principio, el nuevo gobierno no tuvo planes de ninguna naturaleza, excepto el de tomar el poder y garantizar la impunidad de algunos integrantes de la alianza electoral, y debilitar los controles institucionales para reiniciar el ciclo de corrupción que caracterizó a la administración terminada en diciembre de 2015.

Por otro lado, veo las consecuencias personales en mí y en mi entorno. El aislamiento tal como está planteado, sin un fin ni un objetivo concreto a la vista, se asemeja más a un confinamiento forzado, con efectos devastadores en la psiquis y las relaciones interpersonales. 

 Frente a esta situación de incertidumbre y #YoMeQuedoEnCasa ¿pensás que estamos perdiendo nuestros  derechos individuales?

Si, el gobierno propuso un ambiente de miedo con la excusa de la pandemia que reforzó la urgencia económica con que asumió. La concentración de poder en el Ejecutivo y la domesticación de los otros poderes fueron la plataforma para limitar muchas libertades individuales. 

Para empezar, el derecho constitucional de circular con un programa que nunca se basó en datos creíbles. Las cifras de infectados y muertos por la pandemia siguen una lógica política y la ausencia de testeos es un arma para justificar una cuarentena que supera toda lógica sanitaria y económica. Y ese es el segundo derecho cercenado, el de trabajar y ganar el sustento. Se lo reemplazó por una política de subsidios que somete al individuo a la dádiva estatal por un lado y al endeudamiento y la quiebra por el otro. El Estado convertido en el gran tutor de una sociedad crecientemente empobrecida, es el paso previo a la instalación de un sistema económico autoritario en donde el sujeto es considerado un menor de edad productivo. 

Y al mismo tiempo, con la excusa de la pandemia, avanzan en la persecución a la opinión disidente, ya sea que se trate de la prensa o del individuo que duda de la verdad estatal o se anima a formular alguna forma de protesta. La detención y procesamiento de individuos en todo el país por organizar protestas o difundir información “errada” es solo una muestra de esta política de domesticación de la opinión pública. 

 ¿Qué opinás de las medidas que está tomando el Gobierno? 

El gobierno tomó medidas tardías y desordenadas. Aunque recibió alertas en enero, tardó hasta abril para avanzar en un programa sanitario. La declaración del presidente Fernández respecto a que el virus se prevenía “tomando un té caliente” y del ministro de salud afirmando que el covid 19 no vendría porque “era verano”, hablan de la seriedad de su enfoque inicial y de su desgano para tomar en serio la tarea que se les encomendó. 

Y en medio quedó demostrado que los funcionarios eran capaces de usar la pandemia para negocios personales como en el caso de los productos comprados con sobreprecios por el Ministerio de Acción Social o la compra apresurada de insumos médicos en China, a precios por encima de los que pagan otros países. 

Y el confinamiento obligatorio se acompañó con un cierre productivo que ya destruyó un millón de empleos, cerró 20.000 industrias y expulsó a grandes industrias que decidieron instalarse en otros países o cerrar. 

Si la salud es un concepto amplio que tiene que ver con el bienestar integral, las medidas tomadas por el gobierno han creado un horizonte en donde el virus puede ser controlado, pero la economía y por lo tanto el bienestar general se va a ver severamente dañado. 

 En estos momentos ¿pensaste más de lo habitual sobre la posibilidad de tu mortalidad?

Sí, cuando presenté síntomas del coronavirus en abril. Pasar cuatro días en el hospital Pirovano me enseñó las condiciones en que son atendidos la mayor parte de los argentinos. Y si bien el test me dio negativo, la idea de la finitud frente a una pandemia me hizo reconsiderar cuestiones básicas en mis planes futuros y los objetivos que uno cree importantes. 

 La sociedad se está comportando con mucho frenesí y paranoia ¿considerás que los medios y las grandes corporaciones se aprovechan de esta situación para sus fines personales? 

Creo que los medios sufren la crisis económica agudizada por la pandemia y por ende se volvieron más débiles frente  a la pauta estatal. Y por eso han alineado su discurso de miedo irreflexivo en su deseo de obtener alguna parte de las migajas del dinero gubernamental. 

No hay cuestionamiento a las cifras y planes oficiales en los grandes medios, no hay preguntas ni investigaciones para corroborar las versiones oficiales. Hay un letargo que se corresponde con el beneficio que recibieron de seguir trabajando y cobrando como trabajadores esenciales, quebrando su rol de representar e interpretar también a los sectores que reciben el impacto más fuerte de las medidas que se tomaron.

Pero están las redes que compiten y ganan a tanto acomodo y de esta pandemia surgirá un nuevo periodismo purgado de los que optan por la comodidad económica por sobre la profesión periodística. 

 ¿Tenés alguna anécdota que hayas vivenciado en estos días y que te interese compartir?

Cuando llamé al servicio de emergencia por presentar síntomas de coronavirus, creí que iba a ser hisopado y debía esperar el resultado en mi casa, aislado preventivamente. Fui subido a una ambulancia y pasé tres días privado de salir de un cubículo de tres metros por tres metros. Con la misma ropa, sin elementos de higiene y usando un recipiente como baño. Los médicos me dijeron que todo eso sucedía porque nadie estaba preparado para lo que venía. Creí que hablaban de los elementos de protección y los tests que confesaron eran escasos. Ahora entiendo que hablaban de la improvisación general que caracteriza a la Argentina. Estamos presos por la improvisación, no por el coronavirus.

 

Acerca de Ignacio Montes de Oca

 

Yamila Musa

BIOGRAFÍA 

Yamila Musa nació en Villa María, ciudad de la provincia de Córdoba. Con sólo tres años, comenzó su formación en Declamación y Arte Escénico. Esto la llevó a proyectarse en la comunicación integral, por lo cual concretó sus estudios de Licenciada en Comunicación en la Universidad Nacional de Córdoba. Al finalizar su carrera universitaria se trasladó a la Capital Federal en búsqueda de nuevas oportunidades. Realizó diversos trabajos relacionados al sector de la cultura, entre ellos como Directora de Producción de la Película “La Invención de Borges” del Director francés Nicolás Azalbert. Actualmente es Periodista & editora de la revista The International Literary Quarterly,  y colaboradora de la Fundación Cineteca Vida.

“Desde la trinchera” escuchemos a Daniel Santoro, artista plástico (por Yamila Musa)

04/07/2020

Entrevistado por Yamila Musa

Biografía

Daniel Santoro: Nació en Buenos Aires en 1954. Estudió en la Escuela de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón. Concurrió al taller de Osvaldo Attila. Trabajó como realizador escenógrafo en el Teatro Colón entre 1980 y 1991. En 1985 realizó numerosos viajes por Oriente exponiendo en diversos museos y galerías de arte.

 

Yamila Musa

BIOGRAFÍA 

Yamila Musa nació en Villa María, ciudad de la provincia de Córdoba. Con sólo tres años, comenzó su formación en Declamación y Arte Escénico. Esto la llevó a proyectarse en la comunicación integral, por lo cual concretó sus estudios de Licenciada en Comunicación en la Universidad Nacional de Córdoba. Al finalizar su carrera universitaria se trasladó a la Capital Federal en búsqueda de nuevas oportunidades. Realizó diversos trabajos relacionados al sector de la cultura, entre ellos como Directora de Producción de la Película “La Invención de Borges” del Director francés Nicolás Azalbert. Actualmente es Periodista & editora de la revista The International Literary Quarterly,  y colaboradora de la Fundación Cineteca Vida.

“Desde la trinchera” compartiendo con Gustavo Gandara, artista plástico ecuatoriano (por Yamila Musa)


(Gustavo Gandara Espinosa)

06/06/2020

Entrevistado por Yamila Musa

 

“Desde la trinchera” compartiendo con Gustavo Gandara, artista plástico ecuatoriano

 

¿Cómo vivís estos días de aislamiento social? 

Estos días de confinamiento los he aprovechado tratando de desarrollar nuevas actividades y realmente las he logrado: como sembrar en el jardín de mi casa un huerto, también profundizando en muchas otras cosas que antes no tenía tiempo, como la meditación y el yoga. Lo malo es que necesitamos vivir de algo y esto realmente ha sido un estancamiento muy duro.

Frente a esta situación de incertidumbre y #YoMeQuedoEnCasa ¿pensás que estamos perdiendo nuestros  derechos individuales?

No, si es que esta pandemia no tiene más responsables que la de quienes no cuidaron el aseo en el mercado de China. Pero si no es así, porque se habla de muchas teorías, sería mucho peor ya que nos estarían negando el derecho al trabajo.

Oportunidades laborales. Es en esta situación se ve como son de inútiles los gobiernos.

¿Qué opinas de las medidas que está tomando el Gobierno? 

 Han tardado en tomar las medidas correspondientes, y se los nota más preocupados de otras cosas que de lo necesario. También, exigen que la gente se quede en casa, pero en mi país dada la situación de pobreza, conviven varias personas en un mismo cuarto, entonces se nota lo poco realista que es el gobierno. Hay una gran desigualdad social, el gobierno no está preparado para afrontar esta situación y ayudar como dice.

En estos momentos ¿pensaste más de lo habitual sobre la posibilidad de tu mortalidad?

No. Siempre pienso en eso.

La sociedad se está comportando con mucho frenesí y paranoia ¿considerás que los medios y las grandes corporaciones se aprovechan de esta situación para sus fines personales? 

Pienso que debe haber quienes se aprovechan de toda situación, pero se escucha mucho de que los medios están solo para sacar tajada. Estoy seguro que sí, pero no se en que nivel e intensidad.

¿Tenés alguna anécdota que hayas vivenciado en estos días y que te interese compartir?

 No en particular. Podría decir que el estar encerrado con mis padres hizo que nos entendamos más mutuamente. A esto le sacamos provecho y llegamos a una conexión distinta, luego de haber estado tan separados, cada cuál en su mundo y con sus cosas.

También me di cuenta que estamos abocados al mundo laboral de manera mecánica, alejándonos de las cosas más orgánicas, por decirlo de alguna manera.

El encierro me hizo ver como robótico y maquinizado el mundo del progreso, y nuestra interioridad olvidada.

 

Biografia – Gustavo Gandara Espinosa

Nací en Quito, Ecuador, un 18 de julio de 1989 después de mi hermana María José. Desde niño aprendí a dibujar lo que me gustaba, por mi padre. Más adelante me interesé por la música y aprendí a tocar el violín cuando tenía 8 años. Pase por tres colegios diferentes.

Luego abandoné la carrera de Picología, para abocarme en las Artes Plásticas en la universidad estatal de mi país. En esta etapa de mi vida, me encuentro cursando los semestres finales, empapándome de mucho cine y literatura. El escritor que más me ha impactado es Dostoievski y el cineasta con el que más me identifico es Julio Medem.

 

Yamila Musa

BIOGRAFÍA 

Yamila Musa nació en Villa María, ciudad de la provincia de Córdoba. Con sólo tres años, comenzó su formación en Declamación y Arte Escénico. Esto la llevó a proyectarse en la comunicación integral, por lo cual concretó sus estudios de Licenciada en Comunicación en la Universidad Nacional de Córdoba. Al finalizar su carrera universitaria se trasladó a la Capital Federal en búsqueda de nuevas oportunidades. Realizó diversos trabajos relacionados al sector de la cultura, entre ellos como Directora de Producción de la Película “La Invención de Borges” del Director francés Nicolás Azalbert. Actualmente es Periodista & editora de la revista The International Literary Quarterly,  y colaboradora de la Fundación Cineteca Vida.

“Desde la Trinchera” con Nora Cortiñas. Madre de Plaza de Mayo línea fundadora (por Yamila Musa)

04/06/2020

Entrevistado por Yamila Musa

Biografia https://es.wikipedia.org/wiki/Nora_Cortiñas

 

Yamila Musa

BIOGRAFÍA 

Yamila Musa nació en Villa María, ciudad de la provincia de Córdoba. Con sólo tres años, comenzó su formación en Declamación y Arte Escénico. Esto la llevó a proyectarse en la comunicación integral, por lo cual concretó sus estudios de Licenciada en Comunicación en la Universidad Nacional de Córdoba. Al finalizar su carrera universitaria se trasladó a la Capital Federal en búsqueda de nuevas oportunidades. Realizó diversos trabajos relacionados al sector de la cultura, entre ellos como Directora de Producción de la Película “La Invención de Borges” del Director francés Nicolás Azalbert. Actualmente es Periodista & editora de la revista The International Literary Quarterly,  y colaboradora de la Fundación Cineteca Vida.