Pablo Katchadjian, el hombre que doblegó a María Kodama